Avan­zan Bra­sil, Rusia, India y Chi­na al pri­mer pues­to mun­dial, según Ins­ti­tu­to de Eco­no­mía de Ale­ma­nia

Des­de hace años en la eco­no­mía glo­bal se regis­tran ‘cam­bios tec­tó­ni­cos’, de mane­ra que Bra­sil, Rusia, India y Chi­na podrían ocu­par en un futu­ro el pri­mer pues­to mun­dial dejan­do atrás a Esta­dos Uni­dos y a la región euro, infor­mó hoy un estu­dio.

Este lunes el Ins­ti­tu­to de la Eco­no­mía Ale­ma­na, con sede en Colo­nia, (IW) dio a cono­cer el estu­dio titu­la­do ‘Eco­no­mía mun­dial y mer­ca­dos de capi­tal bajo el signo de la cri­sis de la deu­da públi­ca, debi­li­ta­mien­to de la eco­no­mía de Esta­dos Uni­dos y for­ta­le­za de paí­ses BRIC’.

En el estu­dio se resal­tó el inter­cam­bio comer­cial entre Ale­ma­nia y el gru­po de paí­ses BRIC (Bra­sil, Rusia, India y Chi­na), al tiem­po que se sub­ra­yó el fuer­te incre­men­to de expor­ta­cio­nes ale­ma­nas hacia esos mer­ca­dos.

El pre­si­den­te de IW, Michael Huther, se refi­rió por otra par­te duran­te la pre­sen­ta­ción de dicho estu­dio a la dis­cu­sión en torno a la even­tual intro­duc­ción de ‘euro­bo­nos’ y advir­tió con­tra esa medi­da.

En el aná­li­sis del Ins­ti­tu­to de la Eco­no­mía Ale­ma­na se des­ta­có que los paí­ses BRIC regis­tra­ron duran­te los últi­mos años una mar­ca­da ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca, al tiem­po que su par­ti­ci­pa­ción en la eco­no­mía glo­bal ha sido cla­ra­men­te supe­rior a la de los paí­ses de euro.

Se sub­ra­yó que entre 2002 y 2010 los BRIC con­tri­bu­ye­ron a entre un 12 y un 21 por cien­to del cre­ci­mien­to mun­dial de las expor­ta­cio­nes, y con ello supe­ra­ron, a excep­ción de 2004 y 2005, el nivel de impor­ta­cio­nes de Esta­dos Uni­dos.

Se resal­tó que el empre­sa­ria­do ale­mán apro­ve­chó por su par­te las opor­tu­ni­da­des que ofre­cen los paí­ses BRIC.

Se pre­ci­só que ‘mien­tras que las expor­ta­cio­nes de mer­can­cías ale­ma­nas se incre­men­ta­ron entre 2005 y 2010 un 21 por cien­to, los envíos hacia Bra­sil, Rusia, la India y Chi­na cre­cie­ron en ese perio­do un 107 por cien­to’.

En el estu­dio se seña­ló que ‘la supera­ción de la cri­sis de deu­da públi­ca y los pro­ble­mas estruc­tu­ra­les en algu­nas gran­des eco­no­mías, sobre todo en Esta­dos Uni­dos, refle­jan una sobre­car­ga. La baja de la cali­fi­ca­ción de ries­go para ese país es una señal des­ta­ca­da’.

Se indi­có que la inte­rro­gan­te sobre la posi­bi­li­dad de que pue­da tener lugar una nue­va cri­sis mun­dial depen­de­rá en gran medi­da de la robus­tez de las gran­des ten­den­cias en el cam­bio de estruc­tu­ra glo­bal, y de la fuer­za del auge de inver­sio­nes en los mer­ca­dos emer­gen­tes, y sobre todo los BRIC.

Los exper­tos de IW resal­ta­ron en su infor­me que pre­vén un ‘gran futu­ro para el gru­po de paí­ses BRIC’, y se indi­có que en caso de que ésos logren evi­tar gran­des cri­sis eco­nó­mi­cas, ‘enton­ces se con­ver­ti­rán en los gigan­tes del futu­ro’.

En ese mar­co se pre­ci­só que Bra­sil, Rusia, la India y Chi­na, arro­ja­rán en 2015 un 30 por cien­to de la pro­duc­ción glo­bal.

‘Los paí­ses del euro abar­ca­rán por su par­te sólo un 13 por cien­to, lue­go de que en 1995 habían alcan­za­do casi un 20 por cien­to’, se pre­ci­só en el estu­dio del Ins­ti­tu­to de la Eco­no­mía Ale­ma­na.

Se sub­ra­yó que en el caso de Ale­ma­nia, los paí­ses BRIC repre­sen­tan un enor­me poten­cial de cre­ci­mien­to, pese a que un 40 por cien­to de las expor­ta­cio­nes de Ale­ma­nia se diri­ge hacia los paí­ses del euro.

Se recal­có que sin embar­go a fina­les de 2010, es decir duran­te la eta­pa de recu­pe­ra­ción tras la cri­sis finan­cie­ra y eco­nó­mi­ca, las expor­ta­cio­nes ale­ma­nas a esos paí­ses cre­cie­ron un 12 por cien­to fren­te a 2005.

En el estu­dio del IW se indi­có que otros datos mues­tran la rela­ti­va pér­di­da de impor­tan­cia de Esta­dos Uni­dos.

‘Si bien ese país con­ti­núa sien­do la segun­da región más impor­tan­te para mer­can­cías ale­ma­nas, en 2010 regis­tró una baja de un 5.0 por cien­to de sus impor­ta­cio­nes ale­ma­na s fren­te a 2005′, se sos­tu­vo.

Se des­ta­có que el volu­men de expor­ta­cio­nes ale­ma­nas a paí­ses BRIC ascen­dió el año ante­rior a 100 mil millo­nes de euros, al tiem­po que en el caso de Esta­dos Uni­dos ése se ubi­có en 66 mil millo­nes de euros.

Se pre­ci­só que un 30 por cien­to de las mer­can­cías ale­ma­nas que se diri­gen a paí­ses BRIC son del sec­tor de cons­truc­ción de maqui­na­ria, segui­das por el ámbi­to de cons­truc­ción de auto­mó­vi­les (un 22 por cien­to), mer­can­cías de la indus­tria elec­tró­ni­ca (17 por cien­to) y del sec­tor quí­mi­co (15 por cien­to).

En el infor­me de IW se resal­tó por otra par­te que pese al ner­vio­sis­mo que se obser­va en los mer­ca­dos, el auge de las inver­sio­nes glo­ba­les se man­tie­ne ‘intac­to’, y que ‘así per­ma­ne­ce­rá’.

Se sub­ra­yó que la cri­sis de 2009 afec­tó sobre todo la acti­vi­dad inver­sio­nis­ta en los paí­ses indus­tria­li­za­dos, y no a los paí­ses emer­gen­tes o en vías de desa­rro­llo.

Los exper­tos del Ins­ti­tu­to de Eco­no­mía Ale­ma­na en Colo­nia pre­ci­sa­ron que en 2012 el volu­men de las inver­sio­nes de los paí­ses emer­gen­tes y en vías de desa­rro­llo alcan­za­rá casi el nivel del de los paí­ses indus­tria­li­za­dos.

Se recor­dó que en 2001 el volu­men de inver­sio­nes de los paí­ses indus­tria­li­za­dos era cua­tro veces mayor al de los paí­ses emer­gen­tes o en vías de desa­rro­llo.

El pre­si­den­te de IW des­ta­có por otra par­te res­pec­to al tema de euro­bo­nos que ‘un camino tal con­du­ce a la con­fu­sión’, y agre­gó que ‘el gobierno ale­mán debe abs­te­ner­se de seguir dicho cur­so, ya que para asu­mir deu­da de for­ma con­jun­ta debe antes renun­ciar­se a la polí­ti­ca finan­cie­ra nacio­nal’.

Agre­gó que los euro­bo­nos sólo son reco­men­da­bles en casos deter­mi­na­dos, como para el finan­cia­mien­to de cier­tos sec­to­res, como infra­es­truc­tu­ra o defen­sa.

Michael Huther aten­dió con ello las pre­gun­tas de la pren­sa ale­ma­na, al tiem­po que en el país euro­peo se inten­si­fi­có la dis­cu­sión en torno a la even­tual intro­duc­ción de euro­bo­nos, una medi­da que has­ta aho­ra recha­zó la can­ci­ller fede­ral ale­ma­na, Ange­la Mer­kel.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *