Glo­ria La Riva: tene­mos mucho que hacer y debe­mos hacer mucho más por los Cin­co cuba­nos- Ida Garberi

«Con­me­mo­rar una fecha, aun­que hayan trans­cu­rri­do muchos años, no ten­dría sen­ti­do si la fecha que se recuer­da no se guar­da en las ideas y en el cora­zón de los pueblos»

Fidel Cas­tro Ruz

En estos días tene­mos muchos ani­ver­sa­rios que recor­dar y cele­brar, noso­tros, los irre­du­ci­bles revo­lu­cio­na­rios ena­mo­ra­dos de Cuba: el 26 de julio, el ata­que al Cuar­tel Mon­ca­da y la fun­da­ción en los Esta­dos Uni­dos del Comi­té Nacio­nal para la Libe­ra­ción de los Cin­co Cuba­nos, cuya coor­di­na­do­ra es Glo­ria La Riva; el 13 de agos­to, día del cum­plea­ños de tres per­so­nas que yo con­si­de­ro para­dig­mas eman­ci­pa­to­rios: Fidel Cas­tro (el hom­bre del siglo XX que sigue ilu­mi­nán­do­nos con su sabi­du­ría en el siglo XXI); René Gon­zá­lez (un héroe encar­ce­la­do quien nos ense­ñó jun­to con sus cua­tro her­ma­nos, que no pode­mos ren­dir­nos nun­ca jamás) y Glo­ria La Riva (lucha­do­ra social, con un cora­zón y una resis­ten­cia enor­me); el 18 de agos­to, el naci­mien­to de otro héroe que con sus cua­tro her­ma­nos escri­bió par­te de la his­to­ria de Cuba, Fer­nan­do González.

En esta oca­sión, apro­ve­cho la opor­tu­ni­dad para feli­ci­tar a los home­na­jea­dos y recuer­do una con­ver­sa­ción muy intere­san­te que tuve con Glo­ria La Riva, la últi­ma vez que estu­vo en Cuba a prin­ci­pios del mes de mayo. Ella par­ti­ci­pó en muchas acti­vi­da­des, aun­que la más impor­tan­te, para mí, fue la del 2 de mayo, don­de reci­bió la Meda­lla de la Amis­tad, otor­ga­da por el Con­se­jo de Esta­do, a pro­pues­ta del Ins­ti­tu­to Cubano de Amis­tad con los Pue­blos. ¿Cómo no reco­no­cer ofi­cial­men­te la ardua labor de esta mujer en favor de Cuba? Glo­ria es muy sen­si­ble y modes­ta, y sobre el tema, con una son­ri­sa, me dice que es ella quien se sien­te agra­de­ci­da por la gene­ro­si­dad de la pobla­ción de la mayor de las Anti­llas, «si no fue­ra por Cuba no podría­mos apren­der a cómo luchar por la jus­ti­cia con tan­ta resis­ten­cia, has­ta vencer».

Hay un argu­men­to que Glo­ria qui­so des­ta­car, y es la recien­te publi­ca­ción de 2200 pági­nas que demues­tran que el pro­ce­so de los Cin­co Cuba­nos se lle­vó a cabo en un ambien­te total­men­te hos­til, en una «tor­men­ta per­fec­ta», crea­da por el gobierno de EE.UU. para con­de­nar a cin­co inocentes.

«Cuan­do, noso­tros, los del Comi­té Nacio­nal logra­mos expli­car­le al pue­blo nor­te­ame­ri­cano lo que suce­dió en Mia­mi duran­te el pro­ce­so de los Cin­co, la gen­te se eno­ja y recha­za por com­ple­to el hecho de que el sis­te­ma de los EE.UU. no haya esta­do intere­sa­do en reco­no­cer la jus­ti­cia y la ino­cen­cia y de que haya per­mi­ti­do a una mino­ría fas­cis­ta mani­pu­lar, inti­mi­dar y ame­na­zar a la corte».

Esta mino­ría fas­cis­ta de Mia­mi, que apo­ya públi­ca­men­te la colo­ca­ción de bom­bas en La Haba­na para dañar la ima­gen del turis­mo en Cuba, son un gru­po de perio­dis­tas de El Nue­vo Herald, Dia­rio Las Amé­ri­cas, Radio y TV Mar­tí, que fue­ron paga­dos por el Buró de Gober­na­do­res de Trans­mi­sio­nes (BBG) y su Ofi­ci­na de Trans­mi­sio­nes hacia Cuba (OCB) que en el pro­ce­so de los Cin­co, crea­ron un ambien­te total­men­te hos­til hacia los acu­sa­dos, median­te la publi­ca­ción de artícu­los basu­ra, exa­ge­ra­dos y fan­tás­ti­cos acer­ca de los cubanos.

El BBG fue crea­do des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial para admi­nis­trar el pre­su­pues­to de las agen­cias de infor­ma­ción de EE.UU., que se dedi­ca­ban y se dedi­can a des­es­ta­bi­li­zar a los gobier­nos pro­gre­sis­tas y socia­lis­tas; la res­pon­sa­ble de estas ofi­ci­nas es la secre­ta­ria de Esta­do, Hillary Clinton.

Radio y Tele Mar­tí for­man par­te de estas agen­cias de noti­cias, se crea­ron bajo el gobierno de Reagan con sede en Washing­ton y lue­go se tras­la­da­ron a Mia­mi en 1997, for­man par­te de la «diplo­ma­cia públi­ca» del gobierno de EE.UU. y con­tra­ta­ron de for­ma muy secre­ta a los supues­tos perio­dis­tas inde­pen­dien­tes para ata­car a los Cin­co Cuba­nos. El Comi­té Nacio­nal tra­tó, duran­te mucho tiem­po, en nom­bre de la trans­pa­ren­cia del uso del dine­ro de los con­tri­bu­yen­tes, de ape­lar al «Free­dom Of Infor­ma­cion Act» (FOIA, liber­tad de pren­sa) para saber cuá­les perio­dis­tas de Mia­mi fue­ron paga­dos por las ofi­ci­nas del gobierno y cuán­to le habían entre­ga­do para sem­brar el terror con­tra los Cin­co. Sólo recien­te­men­te, gra­cias tam­bién al apo­yo de la Orga­ni­za­ción de dere­chos civi­les lega­les, la Socie­dad Civil para la Fun­da­ción para la Jus­ti­cia y el perió­di­co Libe­ra­ción, las ofi­ci­nas esta­ta­les han deci­di­do per­mi­tir la publi­ca­ción de las prue­bas de que se paga­ron a más de 25 perio­dis­tas cen­te­nas de miles de millo­nes de dólares.

«Este des­cu­bri­mien­to fue muy impor­tan­te por­que pue­de pro­por­cio­nar un fuer­te argu­men­to para la ape­la­ción y la deman­da de la inme­dia­ta liber­tad de los cuba­nos, o al menos soli­ci­tar la can­ce­la­ción del pro­ce­so de los Cin­co, que no fue en nin­gún momen­to impar­cial y jus­to. Por otra par­te, de acuer­do con la ley que rige la “diplo­ma­cia públi­ca” en los EE.UU., está prohi­bi­do por el gobierno finan­ciar las acti­vi­da­des que se dedi­can a la des­es­ta­bi­li­za­ción de gobier­nos extran­je­ros», me dice, Glo­ria, muy animada.

«Por ejem­plo, en el affi­da­vit de Gerar­do Her­nán­dez, el impu­tado dijo que no tenía nada que ver con el derrum­be de los avio­nes del gru­po terro­ris­ta Her­ma­nos al Res­ca­te; en ese momen­to Gerar­do se encon­tra­ba en Mia­mi. Y para esto, Gerar­do requie­re que el car­go III sea can­ce­la­do, es decir, lo que defi­nen como “cons­pi­ra­ción para come­ter asesinato” ».

Glo­ria me recuer­da que Gerar­do no pre­sen­tó, antes, este affi­da­vid por­que no sabía de la posi­bi­li­dad de sepa­rar los diver­sos car­gos de la sen­ten­cia, su abo­ga­do, nom­bra­do por la cor­te, no se lo había infor­ma­do, y ade­más, antes, no exis­tían, tal vez, ni siquie­ra las con­di­cio­nes actua­les, en que el esta­do de EE.UU. se ve pre­sio­na­do por el des­cu­bri­mien­to de estos pagos ile­ga­les a periodistas.

«Un paso ade­lan­te podría ser la cele­bra­ción de una audien­cia para pre­sen­tar toda la evi­den­cia una vez más, escu­char a los nue­vos tes­ti­gos y lue­go deci­dir qué hacer con las ape­la­cio­nes que requie­ren la anu­la­ción del jui­cio. Gerar­do no es el úni­co que soli­ci­ta una ape­la­ción, los otros lo segui­rán y la de Anto­nio Gue­rre­ro ya ha sido entregada».

«Quie­ro dejar cla­ro que en el peor de los casos, si no acep­tan la ape­la­ción, no tene­mos que des­ani­mar­nos, la lucha segui­rá en todas par­tes del mundo».

«Y la lucha de la soli­da­ri­dad es esen­cial e indis­pen­sa­ble, no debe­mos sub­es­ti­mar cual­quier camino posi­ble para la liber­tad de los Cin­co, ya que inclu­so la solu­ción polí­ti­ca pue­de ser la exi­to­sa. El tra­ba­jo impor­tan­te por hacer en los EE.UU. es que se conoz­ca lo de los pagos inde­bi­dos a los perio­dis­tas, debe­mos hacer todo lo posi­ble para rom­per el muro de silen­cio y dejar que la gen­te entien­da cómo los medios de comu­ni­ca­ción pue­den afec­tar el buen fun­cio­na­mien­to de un pro­ce­so legal», dice Gloria.

«Soy muy apa­sio­na­da, cuan­do hablo de los Cin­co cuba­nos por­que me sien­to como si mi cora­zón estu­vie­ra ence­rra­do en una cel­da con ellos, no pue­do ima­gi­nar­me estar secues­tra­da casi 13 años en la cár­cel sin siquie­ra poder ver a mi fami­lia, los árbo­les, los pája­ros, la natu­ra­le­za, sin ser capaz de sen­tir la bri­sa sobre mi piel, inte­rio­ri­zar las con­di­cio­nes tan difí­ci­les de los Cin­co es una moti­va­ción indis­pen­sa­ble para inver­tir todo el tiem­po que ten­go para recla­mar su liber­tad», con­clu­yó Gloria.

Y yo, ponien­do mi gra­ni­to de are­na en la lucha, deseo con todo mi cora­zón y dedi­ca­ré todas mis fuer­zas para que el rega­lo del pró­xi­mo cum­plea­ños de Glo­ria y del Coman­dan­te en Jefe sean cin­co abra­zos reales de mis Cin­co her­ma­nos pri­sio­ne­ros polí­ti­cos del impe­rio y no sólo su gran amor vir­tual que saben enviar­nos perió­di­ca­men­te en sus men­sa­jes de resis­ten­cia infinita.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.