Un padre de fami­lia a pun­to de ser desahu­cia­do se ahor­ca en ple­na calle, los medios lo silen­cian

M.P, vecino de Hos­pi­ta­let de Llo­bre­gat, vivía des­de hacía nue­ve meses ocu­pan­do «de pata­da» un piso vacío de pro­tec­ción ofi­cial con su mujer y su hija menor de edad. Se con­vir­tió en oku­pa des­pués de haber ago­ta­do el paro y no poder pagar el piso de alqui­ler don­de vivía. Pero hace una sema­na reci­bió una orden de desahu­cio anun­cián­do­le que tenía que aban­do­nar la vivien­da de mane­ra inmi­nen­te. Final­men­te, ayer por la tar­de deci­dió ahor­car­se en ple­na calle, en un par­que de la calle Juan de Jua­nes en el barrio del Gor­nal en l’Hos­pi­ta­let.

Según ha infor­ma­do el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Veci­nos Car­men Ama­ya, Juan Álva­rez, M.P, de 45 años de edad, se per­so­nó esta sema­na en el Ayun­ta­mien­to de la loca­li­dad para pedir que realo­ja­ran a su fami­lia en un alber­gue «por­que hacía mucho frío para que­dar­se tira­do en la calle con su fami­lia». Pero, según Álva­rez, los ser­vi­cios socia­les del con­sis­to­rio dene­ga­ron su peti­ción. La mis­ma fuen­te apun­ta que, como últi­mo recur­so, el falle­ci­do se per­so­nó en dos oca­sio­nes, la últi­ma el mis­mo día del sui­ci­dio, para recla­mar una demo­ra de un mes en la eje­cu­ción del desahu­cio. Al no obte­ner una res­pues­ta satis­fac­to­ria, a las cin­co de esta tar­de «ha sali­do con una cuer­da de la vivien­da que ocu­pa­ba» y ha deci­di­do ahor­car­se en el par­que de las Setas, a pocos metros del piso que en pocas horas iba a tener que aban­do­nar por la fuer­za.

La víc­ti­ma era elec­tri­cis­ta has­ta que lle­gó la cri­sis, dice pudi­ca­men­te la pren­sa del régi­men …la que lo dice, otros lo ocul­tan.

Una vez ago­ta­da la pres­ta­ción por des­em­pleo, pasó a cobrar una pen­sión de unos 300 euros «debi­do a la depre­sión que sufría a raíz de no encon­trar tra­ba­jo», según Álva­rez. Ade­más de tener que hacer fren­te a un jui­cio por ocu­pa­ción ile­gal, Adig­sa recla­ma­ba a la fami­lia 9.000 euros por haber entra­do «de pata­da» al piso. El pre­si­den­te de la aso­cia­ción de veci­nos del barrio ase­gu­ra que, poco antes de sui­ci­dar­se, la víc­ti­ma le lla­mó por telé­fono para trans­mi­tir­le su deses­pe­ra­ción: «Esta­ba muy ner­vio­so, me dijo que se había toma­do unas pas­ti­llas, yo inten­té cal­mar­le y le dije que me espe­ra­ra en la pla­za para hablar sobre su situa­ción e inten­tar encon­trar una solu­ción al pro­ble­ma, pero lle­gué dema­sia­do tar­de».

Lo más terri­ble, es la sole­dad en que el sis­te­ma ha ase­si­na­do estran­gu­lán­do­lo eco­no­mi­ca­men­te a este com­pa­ñe­ro. Este hecho no pue­de pasar­se por alto y debe mar­car un antes y un des­pués en la resis­ten­cia con­tra el tre­rro­ris­mo del capi­tal.

Des­pués del trá­gi­co suce­so, los res­pon­sa­bles de los ser­vi­cios socia­les del Ayun­ta­mien­to se pre­sen­ta­ron en casa de los fami­lia­res para ofre­cer su apo­yo …y ni siquie­ra se han pues­to colo­ra­dos.

Esta noti­cia está sien­do escon­di­da, omi­ti­da en los media del capi­tal, es nece­sa­rio difun­dir­la con todas nues­tras fuer­zas, por todos los medios y suce­de en vís­pe­ras de los 100 millo­nes de euros que se van a gas­tar los papaos­tias en Madrid, con todo ese dine­ro para el sarao y los ban­cos y gran­des empre­sas finan­cian­do el tin­gla­do, no ha habi­do ni una deci­sión admi­nis­tra­ti­va muni­ci­pal, ni el apo­yo pri­va­do, solo con su dolor, ha opta­do por qui­tar­se la vida para que en medio de la tra­ge­dia, su fami­lia ten­ga una opor­tu­ni­dad, aho­ra sí, habrá uno de los cien­tos de miles de pisos embar­ga­dos por los ban­cos o cerra­dos a cal y can­to a la espe­ra de la ven­ta espe­cu­la­ti­va para una fami­lia obre­ra des­tro­za­da, otra más, gra­cias al sacri­fi­cio de un padre que no vol­ve­rá más.

Que quie­nes nos léen des­de Cuba, Vene­zue­la, Ecua­dor, Boli­via, Perú, des­de cual­quier lugar ajeno al occi­den­te omni­po­ten­te valo­ren a don­de con­du­ce el capi­ta­lis­mo de dise­ño publi­ci­ta­rio a las cla­ses popu­la­res: a la tum­ba. Y a quie­nes vivi­mos en este pri­mer mun­do que se des­mo­ro­na, un lla­ma­mien­to fir­me ¡a luchar, a orga­ni­zar­se! con­tra el capi­tal y por la Inde­pen­den­cia y el Socia­lis­mo de nues­tros pue­blos o por la rei­vin­di­ca­ción demo­crá­ti­ca y popu­lar que cada cual esti­me.

Con­clu­ya­mos con un últi­mo ejer­ci­cio de agu­de­za per­cep­ti­va: todas las per­so­nas que lean esta noti­cia saben que hay una jor­na­da de huel­ga en el fút­bol esta­tal, ¿ cuán­tos de quie­nes léen estas líneas cono­cían este nue­vo hecho cri­mi­nal del sis­te­ma capi­ta­lis­ta, ya abier­ta­men­te mori­bun­do?.. Refle­xio­ne­mos, orga­ni­cé­mo­nos y actué­mos, es la con­clu­sión de Boltxe Kolek­ti­boa.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *