Car­ta des­de Tot­tenham, ¡no les creáis! – Luis Miel­go

Soy vecino de Tot­tenham y bue­na par­te de los saqueos y los fue­gos pro­vo­ca­dos de Tot­tenham High Road se pro­du­je­ron a cua­tro man­za­nas de mi casa.

El domin­go estu­ve cami­nan­do por el barrio y pare­cía una zona de gue­rra (auto­bu­ses, coches y casas car­bo­ni­za­dos y res­tos de cris­ta­les por todas par­tes. Uno de los luga­res afec­ta­dos fue el Com­mu­nity Cen­tre don­de doy cla­se, ya que reven­ta­ron las cris­ta­le­ras e inten­ta­ron saquear­lo.

La ver­dad es que cuan­do pasa algo así, un estre­me­ci­mien­to irra­cio­nal te obli­ga a pre­gun­tar­te;

Por que aquí?

Al día siguien­te, sales de casa atro­pe­lla­da­men­te, deman­dan­do res­pues­tas que en tu inte­rior ya cono­ces. Hablas con veci­nos cega­dos y atur­di­dos por un sin­nú­me­ro de decla­ra­cio­nes, car­gan­do con la cul­pa de quien a par­tir de aho­ra se pen­sa­ra dos veces decir

!Soy de Tot­tenham!

Lees los perió­di­cos; “Hay racis­mo”, dice el Tele­graph.; “son bro­tes de xeno­fo­bia”, ase­gu­ra el Times. En la tele mas de lo mis­mo. Polí­ti­cos sor­pren­di­dos que hablan de “la des­orien­ta­ción de los jove­nes, “la per­di­da de los valo­res tra­di­cio­na­les”… y demás basu­ra.

Des­pués de escu­char­los, vuel­ves a salir a la calle, obser­vas a tu alre­de­dor y ves otro mun­do muy dife­ren­te al que te cuen­tan. Gen­te que te abra­za y te abre la puer­ta. Gen­te que hace mucho tiem­po apren­dió a mirar mas allá del color de la piel o de papel de una par­ti­da de naci­mien­to.

Gen­te como tu y como yo. Per­so­nas que no acep­tan ser estig­ma­ti­za­das por vivir aquí.

No os dejeis enga­nar. Es algo tan anti­guo como el mie­do: se lla­ma ter­gi­ver­sa­ción, mani­pu­la­ción y men­ti­ra.

Men­ti­ras para des­viar la aten­ción del cen­tro del pro­ble­ma: HARTAZGO, PRECARIEDAD, EXPLOTACION Y RABIA.

Des­pués de haber tra­ba­ja­do en Tot­tenham como pro­fe­sor y en ONG’s duran­te mucho tiem­po y ver como los Tories recor­ta­ban en 15 meses a 0 la mayor par­te de los pro­gra­mas socia­les de la comu­ni­dad.. que no se sor­pren­dan aho­ra y pro­me­tan solu­cio­nes.

Por des­gra­cia, en este barrio ya sabe­mos su res­pues­ta : “un guet­to más que impor­ta al mun­do”.

Un salu­do

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *