Ante la sus­pen­sión de 1500 Ren­tas de Garan­tias de Ingre­sos en Biz­kaia- Elkar­tzen

La Dipu­tación de Biz­kaia aca­ba de sus­pen­der a 1500 fami­lias su Ren­ta de Garan­tia de Ingre­sos en base al regla­men­to de bie­nes inmue­bles que impli­ca que no se pue­de tener otro bien inmue­ble dife­ren­te a la resi­den­cia habi­tual. La excep­ción a esta regla es cuan­do no se tie­ne el 100% de la pro­pie­dad del inmue­ble y se hace una revi­sion del valor catas­tral, divi­di­do entre el por­cen­ta­je del que se es pro­pie­ta­rio y se compu­ta esa can­ti­dad como patri­mo­nio apli­can­do­se el tope para cada UECI.

Como habi­tual­men­te hace la Dipu­tacion, sus­pen­den la RGI y des­pues man­dan la car­ta que lo noti­fi­ca, para pos­te­rior­men­te que sean los afectados/​as los que hagan recur­sos para sol­ven­tar la sus­pen­sion, mien­tras tan­to 1500 fami­lias se que­dan sin recur­sos para pagar sus nece­si­da­des basi­cas lle­van­do­les a una situa­ción de exclu­sión gra­vi­si­ma. Pos­te­rior­men­te la Dipu­tacion les dará la razón a quie­nes no superen el tope patri­mo­nial y les devol­ve­rá el dine­ro pero el daño y la angus­tia que sufren estas per­so­nas ya esta­ra hecho.

Ante esto Argi­lan ha deci­di­do poner algu­nos ejem­plos y resal­tar que: No se ha infor­ma­do a los per­cep­to­res dán­do­les pla­zo para ejer­cer su dere­cho a su defen­sa antes de ser san­cio­na­dos.

La incom­pe­ten­cia de tener todos los datos nece­sa­rios y no revi­sar­los antes de sus­pen­der las RGI, así como situa­cio­nes como la siguien­te: una fami­lia cer­ti­fi­ca que ya no tie­ne bien inmue­ble alguno, en la ven­ta­ni­lla ase­gu­ran que tie­nen cons­tan­cia que esa docu­men­ta­ción ha sido entre­ga­da, pero como nadie la ha meti­do en el orde­na­dor se pro­ce­de a la sus­pen­sión.

Cobros inde­bi­dos: se man­da una car­ta pidien­do la devo­lu­ción de dine­ro cobra­do de mas por­que hace años la Dipu­tación no hizo las cuen­tas correc­ta­men­te ni con la dili­gen­cia nece­sa­ria, se pone a dis­po­si­ción de la Dipu­tación un nume­ro de cuen­ta para el pago de la deu­da, más de 2 años des­pués olvi­da­do ya este asun­to, la per­so­na que hace ya años que no cobra pres­ta­ción social algu­na se encuen­tra con un cobro por par­te de hacien­da con recar­go del 20% por no haber paga­do de for­ma volun­ta­ria.

Mas cobros inde­bi­dos: dife­ren­tes per­so­nas reci­ben una car­ta en la que les piden una can­ti­dad por cobros inde­bi­dos, (años atrás no se hicie­ron bien los cálcu­los o dur­mió en los cajo­nes docu­men­ta­ción apor­ta­da por los per­cep­to­res) se hace recla­ma­ción de mas infor­ma­ción acer­ca de dichos cobros y la res­pues­ta un mes des­pués de reci­bir la 1º car­ta es que la deu­da aumen­ta a veces has­ta mas del doble al haber­se hecho de nue­vo las cuen­tas.

Pla­zos: las per­so­nas que soli­ci­tan su RGI tar­dan de media 8 meses en cobrar­la pero si meten el recur­so que ARGILAN tie­ne en su blog cobran al mes siguien­te de haber­lo presentado.¿Acaso las per­so­nas que no lo han pre­sen­ta­do son regi­das por dis­tin­ta ley?

Car­tas sin sen­ti­do: se man­da una car­ta pidien­do que se entre­gue la docu­men­ta­ción para una reno­va­ción de la RGI, al mes siguien­te se man­da otra dicien­do que no tie­ne dere­cho y al mes siguien­te se le admi­te la docu­men­ta­ción para dicha reno­va­ción.

Como dice Argi­lan, podrían seguir así has­ta relle­nar un libro ente­ro de situa­cio­nes en las que la incom­pe­ten­cia del Ser­vi­cio con­tra la exclu­sión es pal­pa­ble pero creen que estos por si solos son moti­vos sufi­cien­tes para que se tomen car­tas en el asun­to y se exi­jan dimi­sio­nes.

Solo que­da por dilu­ci­dar si es incom­pe­ten­cia o un hecho cal­cu­la­do para sacar del sis­te­ma de pres­ta­cio­nes por la puer­ta de atrás a miles de per­so­nas con una polí­ti­ca de ago­ta­mien­to de los ciu­da­da­nos que per­si­gue que desis­tan de ejer­cer sus dere­chos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *