A lxs com­pa­ñerxs y amigxs de Red Roja (del esta­do espa­ñol)- Nes­tor Kohan

2011 – 08-10-abpno­ti­cias-Nés­tor Kohan

Ban­de­ra, el ove­rall agujereado,
espec­tro del cora­je el tra­po comunero.
Detrás del vien­to entre car­bón y escarcha
vie­ne el invierno con el hambre.
Vie­ne el invierno fusi­lan­do muertos,
decre­tan­do osamenta,
per­si­guien­do a los hijos de los muertos
don­de madu­ra el gri­to de los muertos,
don­de la dig­ni­dad va madu­ran­do.

Va madu­ran­do sobre la derrota
don­de se jun­ta el aire con el humo
y un sol de vidrio opa­co, forastero,
ve des­fi­lar hacia el túnel sonoro
mine­ros y mine­ros y mineros.

Don­de todo termina.

Raúl Gon­zá­lez Tuñón, poe­ta argentino

(Del libro de poe­mas «La Rosa Blin­da­da», 1936, escri­to en home­na­je a la insu­rrec­ción mine­ra de Asturias)

Nos lle­gan noti­cias des­de el otro lado del océano. Nace una nue­va agru­pa­ción, la Red Roja, here­de­ra de Corrien­te Roja. La salu­da­mos con todas nues­tras espe­ran­zas y nues­tra soli­da­ri­dad internacionalista.

La Red Roja (http://​www​.redro​ja​.net/) no es, no debe ser, no será, un tes­ti­mo­nio nos­tál­gi­co de “los tiem­pos rebel­des de la revo­lu­ción y gue­rra civil espa­ño­la” de los años 30. No. Recu­pe­ran­do y reac­tua­li­zan­do aque­lla heroi­ca his­to­ria de resis­ten­cia popu­lar, la Red Roja nace en el siglo XXI en medio de una cri­sis capi­ta­lis­ta galo­pan­te, en momen­tos en que tam­bién en Euro­pa occi­den­tal hay lucha de calles, incen­dios, rebel­días popu­la­res y cho­ques con las fuer­zas anti­mo­ti­nes… enfren­ta­mien­tos que ya no per­te­ne­cen sola­men­te a los esce­na­rios habi­tua­les de Amé­ri­ca Lati­na y el Ter­cer Mun­do. Esta noche, mien­tras escri­bi­mos estas líneas, en Lon­dres y en Ingla­te­rra las fuer­zas anti­mo­ti­nes toman por asal­to la ciu­dad, reple­ta de incen­dios y de con­fron­ta­ción calle­je­ra… mien­tras en el esta­do espa­ñol la movi­li­za­ción no decre­ce, a pesar de la repre­sión. Esa movi­li­za­ción de los “indig­na­dos” en el esta­do espa­ñol se con­ju­ga con el des­ta­ca­do apo­yo popu­lar a las pro­pues­tas de Inde­pen­den­cia y Socia­lis­mo de Bil­du en Eus­kal Herria… Lejos, bien lejos, que­dó la esta­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal espa­ño­la de otras déca­das. Inclu­so con un hipo­té­ti­co futu­ro “triun­fo” en el tram­po­so sis­te­ma elec­to­ral par­la­men­ta­rio de gobier­nos de extre­ma dere­cha neo­fran­quis­tas, la ines­ta­bi­li­dad se sigue expan­dien­do por el esta­do espa­ñol y por toda Europa.

En ese con­tex­to con­vul­sio­na­do nace la Red Roja. Pro­duc­to de un avan­ce popu­lar gene­ral y al mis­mo tiem­po de una rup­tu­ra inter­na de la fami­lia de las izquier­das. CON TODO RESPETO (ya que no cono­ce­mos en pro­fun­di­dad las cir­cuns­tan­cias pun­tua­les, las anéc­do­tas y los deta­lles), lamen­ta­mos la rup­tu­ra de Corrien­te Roja, pero en Argen­ti­na cono­ce­mos bas­tan­te bien la com­ple­ja y muchas veces nega­ti­va heren­cia teó­ri­ca y polí­ti­ca de Nahuel Moreno (esa repe­ti­da com­bi­na­ción de retó­ri­ca ver­bal encen­di­da, pura­men­te dis­cur­si­va; refor­mis­mo prác­ti­co; opor­tu­nis­mo terre­nal y mun­dano; ins­ti­tu­cio­na­lis­mo paci­fi­cis­ta a ultran­za y hege­mo­nis­mo apa­ra­tis­ta y buro­crá­ti­co sobre otras corrien­tes her­ma­nas). Pasan los años y las expe­rien­cias nega­ti­vas de ese tipo lamen­ta­ble­men­te se repi­ten, en dis­tin­tos paí­ses, qui­zás por­que el para­dig­ma y la for­ma de hacer polí­ti­ca es la mis­ma y cues­ta mucho hacer un bene­fi­cio de inventario.

Pero a pesar de ese obs­tácu­lo, la mili­tan­cia ori­gi­na­ria­men­te fun­da­do­ra de Corrien­te Roja no bajó los bra­zos ni se fue depri­mi­da a su casa a mirar la TV. Supo supe­rar la des­mo­ra­li­za­ción o el des­áni­mo y siguió hacia ade­lan­te. Una bue­na deci­sión. Nues­tra lucha, mun­dial, es a lar­go pla­zo y los sin­sa­bo­res —que lle­va­mos en la espal­da pero que no nos impi­den con­ti­nuar la mar­cha— no son abso­lu­tos ni eternos.

Qui­zás aho­ra, con el pano­ra­ma y el hori­zon­te polí­ti­co estra­té­gi­co un poco más cla­ro, la Red Roja pue­da reto­mar el anti­im­pe­ria­lis­mo a esca­la mun­dial, ya no redu­ci­do ni limi­ta­do a la retó­ri­ca. Anti­im­pe­ria­lis­mo que se suma a lo que siem­pre carac­te­ri­zó al gru­po fun­da­dor de Corrien­te Roja: la crí­ti­ca a todo el anda­mia­je ins­ti­tu­cio­nal de la “tran­si­ción” espa­ño­la pos­fran­quis­ta, no a un gobierno de turno o a dos o tres minis­tros, sino a todo un régi­men polí­ti­co. Crí­ti­ca com­bi­na­da con el plu­ra­lis­mo —nos refe­ri­mos al plu­ra­lis­mo al inte­rior de las izquier­das revo­lu­cio­na­rias, no al eclec­ti­cis­mo con las corrien­tes ideo­ló­gi­cas de la bur­gue­sía— y el inter­na­cio­na­lis­mo militante.

No es casual que como par­te de este inten­to por con­for­mar una nue­va orga­ni­za­ción y dotar­la de un rear­me polí­ti­co e ideo­ló­gi­co reapa­rez­ca la rei­vin­di­ca­ción del gue­va­ris­mo [por ejem­plo en el pró­lo­go de la com­pa­ñe­ra y her­ma­na Nines Maes­tro al libro En la sel­va (Los estu­dios des­co­no­ci­dos del Che Gue­va­ra. A pro­pó­si­to de sus Cua­der­nos de lec­tu­ra de Bolivia)].

Como par­te de ese rear­me para la lucha, para relan­zar el reagru­pa­mien­to de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria en el esta­do espa­ñol, la defen­sa de la cues­tión vas­ca y el dere­cho de todos los pue­blos opri­mi­dos a la auto­de­ter­mi­na­ción —una de las obse­sio­nes de Lenin y los bol­che­vi­ques— resur­ge como pro­ble­má­ti­ca cen­tral, jun­to a la defen­sa acti­va y mili­tan­te de las luchas del ter­cer mun­do. Una defen­sa impos­ter­ga­ble que toda­vía se encuen­tra pen­dien­te en gran par­te del aba­ni­co de recla­mos de los “indig­na­dos”, por lo menos has­ta don­de nos han lle­ga­do las noti­cias en Amé­ri­ca latina.

Es por todo eso que salu­da­mos la con­for­ma­ción de la Red Roja y apro­ve­cha­mos este salu­do fra­ter­nal y soli­da­rio para reite­rar la invi­ta­ción a que se sumen con entu­sias­mo al Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano-MCB (don­de ya par­ti­ci­pan acti­va­men­te los comu­nis­tas inde­pen­den­tis­tas de Gali­za y la izquier­da revo­lu­cio­na­ria aber­tza­le, que lucha por la Inde­pen­den­cia y el Socia­lis­mo en Eus­kal Herria, ambas orga­ni­za­cio­nes europeas).

Abra­zo gran­de des­de el otro lado del agua, a no bajar los bra­zos y a seguir luchan­do en todo el pla­ne­ta por un mun­do mejor, con­tra todas las for­mas de capi­ta­lis­mo e impe­ria­lis­mo, con­tra sus ins­ti­tu­cio­nes y por la revo­lu­ción socia­lis­ta internacional.

Miér­co­les 10 de agos­to de 2011
Nés­tor Kohan
(Des­de Argentina)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.