A lxs com­pa­ñerxs y amigxs de Red Roja (del esta­do espa­ñol)- Nes­tor Kohan

2011 – 08-10-abpno­ti­cias-Nés­tor Kohan

Ban­de­ra, el ove­rall agu­je­rea­do,
espec­tro del cora­je el tra­po comu­ne­ro.
Detrás del vien­to entre car­bón y escar­cha
vie­ne el invierno con el ham­bre.
Vie­ne el invierno fusi­lan­do muer­tos,
decre­tan­do osa­men­ta,
per­si­guien­do a los hijos de los muer­tos
don­de madu­ra el gri­to de los muer­tos,
don­de la dig­ni­dad va madu­ran­do.

Va madu­ran­do sobre la derro­ta
don­de se jun­ta el aire con el humo
y un sol de vidrio opa­co, foras­te­ro,
ve des­fi­lar hacia el túnel sono­ro
mine­ros y mine­ros y mine­ros.

Don­de todo ter­mi­na.

Raúl Gon­zá­lez Tuñón, poe­ta argen­tino

(Del libro de poe­mas «La Rosa Blin­da­da», 1936, escri­to en home­na­je a la insu­rrec­ción mine­ra de Astu­rias)

Nos lle­gan noti­cias des­de el otro lado del océano. Nace una nue­va agru­pa­ción, la Red Roja, here­de­ra de Corrien­te Roja. La salu­da­mos con todas nues­tras espe­ran­zas y nues­tra soli­da­ri­dad inter­na­cio­na­lis­ta.

La Red Roja (http://​www​.redro​ja​.net/) no es, no debe ser, no será, un tes­ti­mo­nio nos­tál­gi­co de “los tiem­pos rebel­des de la revo­lu­ción y gue­rra civil espa­ño­la” de los años 30. No. Recu­pe­ran­do y reac­tua­li­zan­do aque­lla heroi­ca his­to­ria de resis­ten­cia popu­lar, la Red Roja nace en el siglo XXI en medio de una cri­sis capi­ta­lis­ta galo­pan­te, en momen­tos en que tam­bién en Euro­pa occi­den­tal hay lucha de calles, incen­dios, rebel­días popu­la­res y cho­ques con las fuer­zas anti­mo­ti­nes… enfren­ta­mien­tos que ya no per­te­ne­cen sola­men­te a los esce­na­rios habi­tua­les de Amé­ri­ca Lati­na y el Ter­cer Mun­do. Esta noche, mien­tras escri­bi­mos estas líneas, en Lon­dres y en Ingla­te­rra las fuer­zas anti­mo­ti­nes toman por asal­to la ciu­dad, reple­ta de incen­dios y de con­fron­ta­ción calle­je­ra… mien­tras en el esta­do espa­ñol la movi­li­za­ción no decre­ce, a pesar de la repre­sión. Esa movi­li­za­ción de los “indig­na­dos” en el esta­do espa­ñol se con­ju­ga con el des­ta­ca­do apo­yo popu­lar a las pro­pues­tas de Inde­pen­den­cia y Socia­lis­mo de Bil­du en Eus­kal Herria… Lejos, bien lejos, que­dó la esta­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal espa­ño­la de otras déca­das. Inclu­so con un hipo­té­ti­co futu­ro “triun­fo” en el tram­po­so sis­te­ma elec­to­ral par­la­men­ta­rio de gobier­nos de extre­ma dere­cha neo­fran­quis­tas, la ines­ta­bi­li­dad se sigue expan­dien­do por el esta­do espa­ñol y por toda Euro­pa.

En ese con­tex­to con­vul­sio­na­do nace la Red Roja. Pro­duc­to de un avan­ce popu­lar gene­ral y al mis­mo tiem­po de una rup­tu­ra inter­na de la fami­lia de las izquier­das. CON TODO RESPETO (ya que no cono­ce­mos en pro­fun­di­dad las cir­cuns­tan­cias pun­tua­les, las anéc­do­tas y los deta­lles), lamen­ta­mos la rup­tu­ra de Corrien­te Roja, pero en Argen­ti­na cono­ce­mos bas­tan­te bien la com­ple­ja y muchas veces nega­ti­va heren­cia teó­ri­ca y polí­ti­ca de Nahuel Moreno (esa repe­ti­da com­bi­na­ción de retó­ri­ca ver­bal encen­di­da, pura­men­te dis­cur­si­va; refor­mis­mo prác­ti­co; opor­tu­nis­mo terre­nal y mun­dano; ins­ti­tu­cio­na­lis­mo paci­fi­cis­ta a ultran­za y hege­mo­nis­mo apa­ra­tis­ta y buro­crá­ti­co sobre otras corrien­tes her­ma­nas). Pasan los años y las expe­rien­cias nega­ti­vas de ese tipo lamen­ta­ble­men­te se repi­ten, en dis­tin­tos paí­ses, qui­zás por­que el para­dig­ma y la for­ma de hacer polí­ti­ca es la mis­ma y cues­ta mucho hacer un bene­fi­cio de inven­ta­rio.

Pero a pesar de ese obs­tácu­lo, la mili­tan­cia ori­gi­na­ria­men­te fun­da­do­ra de Corrien­te Roja no bajó los bra­zos ni se fue depri­mi­da a su casa a mirar la TV. Supo supe­rar la des­mo­ra­li­za­ción o el des­áni­mo y siguió hacia ade­lan­te. Una bue­na deci­sión. Nues­tra lucha, mun­dial, es a lar­go pla­zo y los sin­sa­bo­res —que lle­va­mos en la espal­da pero que no nos impi­den con­ti­nuar la mar­cha— no son abso­lu­tos ni eter­nos.

Qui­zás aho­ra, con el pano­ra­ma y el hori­zon­te polí­ti­co estra­té­gi­co un poco más cla­ro, la Red Roja pue­da reto­mar el anti­im­pe­ria­lis­mo a esca­la mun­dial, ya no redu­ci­do ni limi­ta­do a la retó­ri­ca. Anti­im­pe­ria­lis­mo que se suma a lo que siem­pre carac­te­ri­zó al gru­po fun­da­dor de Corrien­te Roja: la crí­ti­ca a todo el anda­mia­je ins­ti­tu­cio­nal de la “tran­si­ción” espa­ño­la pos­fran­quis­ta, no a un gobierno de turno o a dos o tres minis­tros, sino a todo un régi­men polí­ti­co. Crí­ti­ca com­bi­na­da con el plu­ra­lis­mo —nos refe­ri­mos al plu­ra­lis­mo al inte­rior de las izquier­das revo­lu­cio­na­rias, no al eclec­ti­cis­mo con las corrien­tes ideo­ló­gi­cas de la bur­gue­sía— y el inter­na­cio­na­lis­mo mili­tan­te.

No es casual que como par­te de este inten­to por con­for­mar una nue­va orga­ni­za­ción y dotar­la de un rear­me polí­ti­co e ideo­ló­gi­co reapa­rez­ca la rei­vin­di­ca­ción del gue­va­ris­mo [por ejem­plo en el pró­lo­go de la com­pa­ñe­ra y her­ma­na Nines Maes­tro al libro En la sel­va (Los estu­dios des­co­no­ci­dos del Che Gue­va­ra. A pro­pó­si­to de sus Cua­der­nos de lec­tu­ra de Boli­via)].

Como par­te de ese rear­me para la lucha, para relan­zar el reagru­pa­mien­to de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria en el esta­do espa­ñol, la defen­sa de la cues­tión vas­ca y el dere­cho de todos los pue­blos opri­mi­dos a la auto­de­ter­mi­na­ción —una de las obse­sio­nes de Lenin y los bol­che­vi­ques— resur­ge como pro­ble­má­ti­ca cen­tral, jun­to a la defen­sa acti­va y mili­tan­te de las luchas del ter­cer mun­do. Una defen­sa impos­ter­ga­ble que toda­vía se encuen­tra pen­dien­te en gran par­te del aba­ni­co de recla­mos de los “indig­na­dos”, por lo menos has­ta don­de nos han lle­ga­do las noti­cias en Amé­ri­ca lati­na.

Es por todo eso que salu­da­mos la con­for­ma­ción de la Red Roja y apro­ve­cha­mos este salu­do fra­ter­nal y soli­da­rio para reite­rar la invi­ta­ción a que se sumen con entu­sias­mo al Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano-MCB (don­de ya par­ti­ci­pan acti­va­men­te los comu­nis­tas inde­pen­den­tis­tas de Gali­za y la izquier­da revo­lu­cio­na­ria aber­tza­le, que lucha por la Inde­pen­den­cia y el Socia­lis­mo en Eus­kal Herria, ambas orga­ni­za­cio­nes euro­peas).

Abra­zo gran­de des­de el otro lado del agua, a no bajar los bra­zos y a seguir luchan­do en todo el pla­ne­ta por un mun­do mejor, con­tra todas las for­mas de capi­ta­lis­mo e impe­ria­lis­mo, con­tra sus ins­ti­tu­cio­nes y por la revo­lu­ción socia­lis­ta inter­na­cio­nal.

Miér­co­les 10 de agos­to de 2011
Nés­tor Kohan
(Des­de Argen­ti­na)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *