Anony­mous ata­ca 70 pági­nas web de las fuer­zas de segu­ri­dad bri­tá­ni­cas y esta­dou­ni­den­ses

Una persona lleva la característica careta del grupo Anonymous. Foto: El PaísUna per­so­na lle­va la carac­te­rís­ti­ca care­ta del gru­po Anony­mous. Foto: El País

El gru­po Anony­mous recla­ma en un comu­ni­ca­do que ha logra­do aden­trar­se en los sis­te­mas infor­má­ti­cos de unas 70 pági­nas web vin­cu­la­das con las fuer­zas de segu­ri­dad en Esta­dos Uni­dos y Rei­no Uni­do.

Según la infor­ma­ción obte­ni­da por Asso­cia­ted Press, el gru­po habría roba­do 10 giga­bi­tes de datos que inclu­yen direc­cio­nes de correo elec­tró­ni­co, núme­ros de tar­je­tas de cré­di­to y otra infor­ma­ción de agen­tes loca­les.

“Vamos a publi­car una can­ti­dad masi­va de infor­ma­ción con­fi­den­cial que segu­ra­men­te humi­lla­rá, des­acre­di­ta­rá e inci­mi­na­rá a agen­tes de poli­cía en todo Esta­dos Uni­dos”, dice el comu­ni­ca­do. “Que­re­mos demos­trar la cul­tu­ra corrup­ta inhe­ren­te a las fuer­zas poli­cia­les emplean­do sus pro­pias pala­bras”, ade­más de “inte­rrum­pir y sabo­tear su abi­li­dad para comu­ni­car­se y ate­rro­ri­zar a otras comu­ni­da­des”.

Anony­mous es una orga­ni­za­ción que sur­gió en inter­net, tie­ne miem­bros en varios paí­ses y care­ce de estruc­tu­ra o por­ta­vo­ces. El movi­mien­to afir­ma luchar por la trans­pa­ren­cia, la liber­tad de expre­sión y los dere­chos huma­nos. Duran­te los últi­mos años han diri­gi­do varios ata­ques a ban­cos, empre­sas mul­ti­na­cio­na­les y Gobier­nos.

La agen­cia Asso­cia­ted Press ase­gu­ra que no han podi­do com­pro­bar la vera­ci­dad de las afir­ma­cio­nes de Anony­mous, pero las pági­nas webs de la poli­cía en varias loca­li­da­des del sur de Esta­dos Uni­dos, don­de el gru­po dice haber cen­tra­do esta últi­ma ope­ra­ción, pare­cen caí­das. Dos ofi­ci­nas de she­riffs loca­les sí lo con­fir­ma­ron.

El comu­ni­ca­do aña­de que esta últi­ma ofen­si­va es una ven­gan­za por las deten­cio­nes a miem­bros de Anony­mous en Esta­dos Uni­dos y Euro­pa en los últi­mos meses. Hace tres sema­nas, el FBI orga­ni­zó varias reda­das que ter­mi­na­ron con la deten­ción de 16 supues­tos miem­bros de Anony­mous en Cali­for­nia, Flo­ri­da y Nue­va Jer­sey. La agen­cia nor­te­ame­ri­ca­na había emi­ti­do 40 órde­nes de bús­que­da a prin­ci­pios de año duran­te la inves­ti­ga­ción de diver­sas ope­ra­cio­nes en defen­sa de Wiki­leaks.

Si bien las pri­me­ras ope­ra­cio­nes atri­buí­das a Anony­mous se cen­tra­ron en las pági­nas web de Visa y Pay­Pal, des­pués han boi­co­tea­do los ser­vi­do­res de orga­ni­za­cio­nes tan dis­tin­tas como la Igle­sia de la Cien­cio­lo­gía, Sony ‑aun­que el gru­po lo nega­ría des­pués- o la Aso­cia­ción Cine­ma­to­grá­fi­ca de Esta­dos Uni­dos. Los ata­ques con­sis­ten en robar con­te­ni­do con­fi­den­cial de las pági­nas web o blo­quear su acce­so satu­rán­do­las de trá­fi­co.

Estas ope­ra­cio­nes han con­ver­ti­do a Anony­mous en uno de los obje­ti­vos de la poli­cía y el FBI en los últi­mos meses. En cola­bo­ra­ción con las fuer­zas de segu­ri­dad bri­tá­ni­cas detu­vie­ron a 21 per­so­nas vin­cu­la­das con los ata­ques al ser­vi­cio de pagos por inter­net Pay­Pal, que ges­tio­na­ba las dona­cio­nes a Wiki­leaks.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *