[Fotos] Palos pa’ que apren­dan: Vio­len­ta repre­sión con­tra estu­dian­tes chilenos

na01fo01Por Chris­tian Palma

Las bom­bas lacri­mó­ge­nas se deja­ron sen­tir tem­prano en San­tia­go. En la refrie­ga al menos 552 estu­dian­tes fue­ron dete­ni­dos en todo el país, inclu­yen­do muchos meno­res de edad. Tam­bién hubo dece­nas de heri­dos, entre ellos al menos vein­ti­nue­ve cara­bi­ne­ros, infor­ma­ron fuen­tes oficiales.

A eso de las diez de la maña­na, diver­sos pique­tes de las fuer­zas espe­cia­les de cara­bi­ne­ros se apos­ta­ron en la prin­ci­pal ave­ni­da capi­ta­li­na para eje­cu­tar la tajan­te orden ema­na­da del gobierno: “Los estu­dian­tes no podrán mar­char por la Alameda”.

Si bien la Inten­den­cia metro­po­li­ta­na no auto­ri­zó las dos mani­fes­ta­cio­nes masi­vas con­vo­ca­das en dis­tin­tos hora­rios por los secun­da­rios y uni­ver­si­ta­rios, fue­ron los “pin­güi­nos” (estu­dian­tes secun­da­rios) los que calen­ta­ron la fría maña­na cuan­do, hacien­do caso omi­so de lo decre­ta­do por la auto­ri­dad, fue­ron lle­gan­do al tra­di­cio­nal pun­to de encuen­tro: la pla­za Ita­lia. Pero ahí esta­ban los pacos, tapa­dos con sus escu­dos, entre medio de los camio­nes hidran­tes, espe­ran­do la voz prin­ci­pal que dije­ra “a repri­mir”. Y así nomás fue. Los mil efec­ti­vos dis­pues­tos por La Mone­da para evi­tar que los jóve­nes lle­ga­ran a sus alre­de­do­res lan­za­ron gases y per­si­guie­ron a los estu­dian­tes por varias horas.

Nadie pasó por la Ala­me­da, pero sí hubo casi 200 dete­ni­dos en el lugar, muchos de ellos meno­res de edad, heri­dos de con­si­de­ra­ción en ambos ban­dos y la des­apro­ba­ción de bue­na par­te de la ciu­da­da­nía que no dudó en com­pa­rar la acción de los poli­cías con los tiem­pos más duros de la dic­ta­du­ra de Pinochet.

Lue­go del inten­to de mar­cha que los secun­da­rios rea­li­za­ron por la maña­na en el cen­tro de San­tia­go, desa­fian­do a las auto­ri­da­des que no per­mi­tie­ron la mani­fes­ta­ción, los diri­gen­tes estu­dian­ti­les rea­li­za­ron un balan­ce, cues­tio­nan­do la labor de la fuer­za públi­ca. Una de las voce­ras de la Fede­ra­ción Metro­po­li­ta­na de Estu­dian­tes Secun­da­rios (Femes), Palo­ma Muñoz, con­fir­mó las deten­cio­nes y frac­tu­ras de varios de sus compañeros.

La nega­ti­va de las auto­ri­da­des a la mani­fes­ta­ción y el res­pal­do otor­ga­do a los cara­bi­ne­ros encen­dió más los áni­mos. El minis­tro secre­ta­rio gene­ral de Gobierno, Andrés Chad­wick, salió al cru­ce de las nume­ro­sas denun­cias de vio­len­cia exce­si­va y decla­ró: “Cara­bi­ne­ros ha actua­do en for­ma abso­lu­ta­men­te res­pon­sa­ble y pru­den­te, con ape­go a la ley y, como corres­pon­de, en for­ma com­ple­ta­men­te pro­fe­sio­nal. Está actuan­do con su res­pon­sa­bi­li­dad pro­fe­sio­nal para cui­dar los dere­chos de todos los ciu­da­da­nos fren­te a un gru­po de jóve­nes que sabía per­fec­ta­men­te que las mar­chas no esta­ban auto­ri­za­das, que no corres­pon­día hacer­las y se les ofre­cie­ron varias alter­na­ti­vas, pero obce­ca­da­men­te insis­tie­ron en hacer­la por la Ala­me­da”, agregó.

Mien­tras el olor a gas y las barri­ca­das se disol­vían en San­tia­go a pun­ta de palos y gol­pes, en las demás regio­nes de Chi­le, espe­cial­men­te en las uni­ver­si­da­des, los enfren­ta­mien­tos continuaban.

Un gru­po de estu­dian­tes tomó la esta­ción de Chi­le­vi­sión duran­te cua­ren­ta minu­tos y gra­bó una pro­cla­ma que sería emi­ti­da hoy. Des­pués de hacer­lo los estu­dian­tes aban­do­na­ron la esta­ción sin que se regis­tra­ran incidentes.

Según los medios loca­les, más de cin­co mil alum­nos pro­tes­ta­ron en Val­pa­raí­so. En mayor o menor gra­do el cua­dro se repi­tió en Tal­ca, Con­cep­ción, Val­di­via, Anto­fa­gas­ta e Iqui­que. Un infor­me pre­li­mi­nar del Minis­te­rio del Inte­rior cifró en 243 los dete­ni­dos fue­ra de San­tia­go. La jor­na­da con­ti­nuó entre rumo­res de que la mar­cha gene­ral de la tar­de se sus­pen­de­ría; sin embar­go, la pre­si­den­ta de la Fede­ra­ción de Estu­dian­tes de la Uni­ver­si­dad de Chi­le (FECH), Cami­la Valle­jo, salió a acla­rar el tema con­fir­man­do el lla­ma­do a mani­fes­tar­se a par­tir de las 18.30 en pla­za Ita­lia y para las 21.00 a un cace­ro­la­zo “con­tra la repre­sión”. Los estu­dian­tes se reagru­pa­ron otra vez camino al cen­tro neu­rál­gi­co de las pro­tes­tas. Pero Cara­bi­ne­ros repi­tió el núme­ro. Camio­nes hidran­tes, palos y gol­pes. Barri­ca­das, pie­dra­zas y molo­tov por par­te de los jóve­nes manifestantes.

La diri­gen­te de la FECH decla­ró que “el gobierno ha tra­ta­do de sepa­rar­se de nues­tro pasa­do oscu­ro que muchos recuer­dan, que no se quie­re vol­ver a repe­tir, sin embar­go hoy día nos hace mucha alu­sión a eso, a cómo era nues­tro país trein­ta años atrás y por más que se diga que hay una nue­va for­ma de gober­nar, pare­ce una for­ma muy añe­ja, dic­ta­to­rial, que se repi­te con los mis­mos que fue­ron auto­res y pro­ta­go­nis­tas de esos hechos de repre­sión”, dijo cali­fi­can­do al cen­tro de San­tia­go como en esta­do de sitio.

En tan­to, el dia­rio La Ter­ce­ra infor­mó que la Con­fe­de­ra­ción de Estu­dian­tes de Chi­le (Con­fech) dio un pla­zo de seis días al gobierno para res­pon­der a las deman­das estu­dian­ti­les, pre­sen­tes en el peti­to­rio entre­ga­do por el movi­mien­to estu­dian­til que inclu­ye edu­ca­ción gra­tui­ta y fin al lucro.

Hace unos días, el gobierno de Sebas­tián Piñe­ra entre­gó un docu­men­to don­de inten­tó dar solu­ción a las deman­das estu­dian­ti­les. La res­pues­ta ofi­cial se dará hoy, pero según lo ade­lan­ta­do por los líde­res uni­ver­si­ta­rios, será rechazado.

“No nos pode­mos dar por noti­fi­ca­dos cuan­do ellos mis­mos, los diri­gen­tes de la Con­fech, se com­pro­me­tie­ron a dar una res­pues­ta maña­na (por hoy). No enten­de­mos como res­pues­ta empla­zar al gobierno en la for­ma como lo han hecho. Al gobierno no se le empla­za de esa mane­ra ni vamos a acep­tar que se nos empla­ce de esa for­ma”, sen­ten­ció el voce­ro de La Moneda.

A su vez, la opo­si­ción, reu­ni­da en la Con­cer­ta­ción, tam­bién recha­zó la fuer­za poli­cial, mien­tras que la dere­cha polí­ti­ca guar­dó silen­cio. Silen­cio oca­sio­na­do tam­bién por otra mala noti­cia para Piñe­ra que se suma a la pési­ma ima­gen inter­na­cio­nal que ha pro­yec­ta­do Chi­le en los últi­mos meses.

El Cen­tro de Estu­dios Públi­cos (CEP) dio a cono­cer su influ­yen­te encues­ta semes­tral, don­de reve­ló que Sebas­tián Piñe­ra sólo tie­ne un 26 por cien­to de apro­ba­ción a su ges­tión, la cifra más baja que reci­be un jefe de Esta­do des­de que se rea­li­za esta medi­ción des­de hace varios lustros.

Ade­más un 53 por cien­to recha­za su tarea, lo que sig­ni­fi­ca un alza de 19 pun­tos con res­pec­to a la encues­ta ante­rior, corres­pon­dien­te a noviem­bre-diciem­bre de 2010. Has­ta ayer, Eduar­do Frei era el pre­si­den­te que mos­tra­ba los peo­res núme­ros de res­pal­do en este estu­dio de opi­nión, con un 28 por cien­to a fines de 1999.

El gol­pe fue duro y fue atri­bui­do a la cri­sis estu­dian­til, el recien­te cam­bio de gabi­ne­te (inclui­do el minis­tro de Edu­ca­ción) y a pro­me­sas de cam­pa­ñas no cumplidas.

Ade­más, un 25 por cien­to con­si­de­ró que la cali­dad de la edu­ca­ción ha mejo­ra­do, no obs­tan­te un 80 por cien­to expre­só su recha­zo al lucro en cole­gios y uni­ver­si­da­des, lo que dio más fuer­za a los líde­res estu­dian­ti­les para levan­tar su voz.

Al final del día, poco antes de las 21 y en varios pun­tos de San­tia­go, comen­zó el “cace­ro­la­zo”. Los más vie­jos lo vol­vie­ron a com­pa­rar con las pro­tes­tas anó­ni­mas que a media­dos de los ochen­ta se escu­cha­ban con­tra Pino­chet, para los más jóve­nes es un nue­vo hito en pos de lograr una edu­ca­ción gra­tui­ta, de cali­dad y equi­ta­ti­va para todos por igual, no sólo para los que tie­nen dinero.

(Con infor­ma­ción de Pági­na 12)

detencion

tacle

arq-u

lacrimogeno1

ciudad-sitiada

manifestaciones-chile8

manifestaciones-chile6

Lo dice La pupi­la insomne

Sema­nas atrás, el pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano, Barack Oba­ma, dic­ta­ba lec­cio­nes de demo­cra­cia para Cuba des­de San­tia­go de Chi­le, un país don­de no cesan las pro­tes­tas por­que se cam­bie el mode­lo eco­nó­mi­co y social here­da­do de la dic­ta­du­ra de Augus­to Pinochet.

A ver si este video, que refle­ja cómo tra­tan allí a los perio­dis­tas, hace que el pre­si­den­te del cam­bio cam­bie de opi­nión, que su voce­ro ‑como hace con todas las inven­cio­nes mediá­ti­cas con­tra Cuba- se pro­nun­cie enér­gi­ca­men­te, y que su Depar­ta­men­to de Esta­do soli­ci­te una reu­nión urgen­te del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.