Pro­tes­ta en con­tra del derri­bo de Kukutza

Dece­nas de per­so­nas se han con­cen­tra­do esta maña­na en el gaz­tetxe bil­baino de Kukutza para evi­tar que emplea­dos de la empre­sa Cabi­sa ins­ta­la­sen un anda­mio en el edi­fi­cio que pre­ten­de derribar.

Vídeo: Con­cen­tra­ción en Kukutza (Gara)

AGENDA cul­tu­ral de esta semana

Empla­za­do en la anti­gua fábri­ca de Cere­zo que lle­va cerra­da des­de hace medio siglo, Kukutza es el ter­cer cen­tro social ocu­pa­do en el barrio bil­baino de Erre­kal­de, don­de la cons­truc­to­ra Cabi­sa SA quie­re des­alo­jar y derri­bar el gaz­tetxe para edi­fi­car un blo­que de seis plan­tas de vivien­da libre.

Los tra­ba­ja­do­res de la mis­ma empre­sa iban a colo­car hoy mis­mo unos anda­mios en el edi­fi­cio para comen­zar con los pri­me­ros trá­mi­tes de la demo­li­ción. Dece­nas de per­so­nas, sin embar­go, se han con­cen­tra­do esta maña­na, a par­tir de las 07.30 en el mis­mo lugar para impe­dir que los tra­ba­jos se lle­va­sen a cabo.

Quie­nes defien­den la per­vi­ven­cia del pro­yec­to auto­ges­tio­na­do esti­man que no está jus­ti­fi­ca­da la edi­fi­ca­ción de un nue­vo blo­que de vivien­das en esa zona de la capi­tal viz­cai­na. En un estu­dio del Ayun­ta­mien­to, de 2009, se advier­te que en Erre­kal­de hay 21.050 vivien­das, de las que 1.937 están vacías, en un barrio en el que de 1987 a 2009 des­cen­dió la pobla­ción en más de 3.800 habi­tan­tes. La pre­gun­ta que se hacen es por qué se ha pre­vis­to cons­truir “en épo­ca de cri­sis, más de diez blo­ques de vivien­das libres en zonas como Arta­za­be­rri, Itu­rri­go­rri o la calle La Paz, si somos menos”

Kukutza alber­ga, entre otras cosas, la úni­ca escue­la de cir­co de Biz­kaia, un come­dor vege­ta­riano que ofre­ce menús a cin­co euros, un aula de dan­za, sir­ve de local de ensa­yo a ban­das loca­les, se fabri­ca cer­ve­za de mane­ra arte­sa­nal o se inter­cam­bia ropa o tam­bién sir­ve de resi­den­cia a diez jóvenes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.