Can­cio­nes des­de la cár­cel de Julián Con­ra­do- Mar­que­ta­lia

¡Mori­ré can­tan­do!
Cama­ra­da Alí Pri­me­ra
escu­chan­do tu can­ción
se encen­dió en mi cora­zón
para que por siem­pre ardie­ra
una lla­ma jus­ti­cie­ra
que es la luz de mi razón.
Tu que de todo te ente­ras
ya ten­drás la infor­ma­ción
que me tie­nen en pri­sión
¡lo más tris­te en Vene­zue­la!
¡Hay dios mío quien lo cre­ye­ra!
¡mi pro­pia revo­lu­ción!
Coro
No, no me calla­ré, siem­pre can­ta­ré
la ver­dad es mi can­to
No, no me ren­di­ré, no trai­cio­na­ré
mori­ré can­tan­do
can­tan­do, can­tan­do, can­tan­do por la paz
can­tan­do, can­tan­do, por el bien de la huma­ni­dad. Cama­ra­da Aí Pri­me­ra
quie­ro que con Lina Ron
vayan a don­de Simón
para que pon­gan las que­jas
que me tie­nen tras las rejas
y no hay jus­ti­fi­ca­ción.
Dígan­le que no me dejan
no me dejan ver el sol
y aumen­ta más mi dolor.
¡ay hom­be! que ni siquie­ra
ni siquie­ra, ni siquie­ra
pue­do saber de mi amor.
Coro
No, no me calla­ré, siem­pre can­ta­ré
la ver­dad es mi can­to
No, no me ren­di­ré, no trai­cio­na­ré
mori­ré can­tan­do
can­tan­do, can­tan­do, can­tan­do por la paz
can­tan­do, can­tan­do, por el bien de la huma­ni­dad.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *