Car­ta de sobre­vi­vien­te de aten­ta­dos de Oslo: Brei­vik has «fra­ca­sa­do»

Ivar Ben­ja­min Østebø.
Foto: Reproducción/​Expresse

OSLO.- Ivar Ben­ja­min Øste­bø, un norue­go de 16 años que sobre­vi­vió los aten­ta­dos del 22 de julio, difun­dió hoy una car­ta abier­ta al autor con­fe­so de los ata­ques, el ultra­de­re­chis­ta Anders Beh­ring Brei­vik, ase­gu­rán­do­le que ha logra­do jus­to lo con­tra­rio de lo que pretendía.

«Tie­nes que saber que has fra­ca­sa­do», afir­ma el ado­les­cen­te, que sobre­vi­vió «por pura suer­te» al tiro­teo en el cam­pa­men­to de las juven­tu­des social­de­mó­cra­tas, en una misi­va que han difun­di­do el rota­ti­vo «Dag­bla­det» y varias pági­nas de internet.

«Qui­zá pien­ses que has gana­do. Que has des­tro­za­do al par­ti­do social­de­mó­cra­ta y a la gen­te de todo el mun­do que abo­ga por la socie­dad mul­ti­cul­tu­ral al matar a mis ami­gos y cama­ra­das», arran­ca Østebø.

Pero a con­ti­nua­ción, le expli­ca a Brei­vik, el des­ti­na­ta­rio de la car­ta pese a estar en una cel­da de ais­la­mien­to, que con sus aten­ta­dos ha con­se­gui­do «unir al mun­do» aho­ra «más que nun­ca» y con­ver­tir en «héroes» a los jóve­nes de las juven­tu­des socialdemócratas.

«Si una per­so­na sola ha logra­do mos­trar al mun­do todo ese odio, ima­gi­na cuan­to amor pode­mos demos­trar todos noso­tros jun­tos», le dice este ado­les­cen­te al agresor.

«Has mata­do a mis ami­gos, pero no has aca­ba­do con nues­tra cau­sa, nues­tras opi­nio­nes y nues­tro dere­cho a expre­sar­nos. ¿Tu obje­ti­vo era pro­te­ger a Euro­pa del islam? Tus actos han juga­do a su favor. Hemos crea­do una comu­ni­dad», argumenta.

«Mere­ces saber cómo resul­tó tu plan. No nos pue­des tocar, somos más gran­des que tú. No res­pon­de­mos al mal con mal, como harías tú. Com­ba­ti­mos el mal con el bien. Y gana­mos», con­clu­ye Østebø.

Su car­ta se ha publi­ca­do el mis­mo día en que el pri­mer minis­tro, Jens Stol­ten­berg, aplau­día en un acto de Esta­do en recuer­do a los dam­ni­fi­ca­dos la valen­tía de «toda Norue­ga», por defen­der la demo­cra­cia y sus valo­res tras el doble atentado.

El país ente­ro ha demos­tra­do su capa­ci­dad de «encon­trar el camino correc­to» en medio de la tra­ge­dia, enfa­ti­zó Stoltenberg.

En línea con esa aper­tu­ra y res­pe­to, el pri­mer minis­tro abo­gó por evi­tar aho­ra una «caza de bru­jas» ideo­ló­gi­ca y reite­ró que todas las opi­nio­nes tie­nen cabi­da en una demo­cra­cia, pero no la violencia.

Ade­más, Stol­ten­berg decla­ró el 21 de agos­to día nacio­nal para con­me­mo­rar a las víc­ti­mas del doble atentado.

El pasa­do 22 de julio Brei­vik hizo explo­tar un poten­te coche bom­ba en el dis­tri­to guber­na­men­tal de Oslo ‑matan­do a ocho per­so­nas- y lue­go irrum­pió a tiros en la acam­pa­da de la isla de Utø­ya, don­de ase­si­nó a otras 69 per­so­nas, en su mayo­ría jóve­nes y adolescentes.

Según rela­tó el autor con­fe­so en su «mani­fies­to», los ata­ques iban diri­gi­dos con­tra el Par­ti­do Labo­ris­ta (AP) norue­go por haber «trai­cio­na­do» al país «impor­tan­do musul­ma­nes de for­ma masiva.

Para col­mo de des­gra­cias para Brei­vik y el impe­ria­lis­mo, hoy mis­mo Norue­ga ha aban­do­na­do su par­ti­ci­pa­ción en la agre­sión impe­ria­lis­ta fran­co – ingle­sa, secun­da­da por Qatar y Ara­bia Sau­dí des­ai­ran­do pro­fun­da­men­te a la OTAN… que ya cono­cía la fecha antes de la masa­cre pro­du­ci­da por el nazi sio­nis­ta católico.

Los pro­ble­mas psi­co­ló­gi­cos de la ultra dere­cha euro­pea hacen posi­bles estas excen­tri­ci­da­des y mace­do­nias polí­ti­co – ideológicas. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.