El 20 – N, por San­ti, Josu y por la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria ¡a las urnas!

Edi­to­ria­la

Boltxe Kolek­ti­boa

La fecha ele­gi­da por Zapa­te­ro para con­vo­car las elec­cio­nes esta­ta­les ade­lan­ta­das ha deja­do hela­do al per­so­nal, ni más ni menos que el 20 ‑N. En esa fecha murió en su cama, ‑desgraciadamente‑, Fran­cis­co Fran­co, el car­ni­ce­ro de Ferrol. Aquel geno­ci­da no qui­so irse solo, antes man­dó fusi­lar a Txi­ki, Otae­gi, Gar­cia Sanz, San­chez Bra­vo y Bae­na. Mili­tan­tes de ETA y del FRAP, fue su des­pe­di­da san­grien­ta, pero antes de morir tuvo la des­agra­da­ble sor­pre­sa del naci­mien­to de los GRAPO, si qui­so aho­gar en san­gre al pue­blo tra­ba­ja­dor, no lo con­si­guió del todo.

Des­de enton­ces aquí han pasa­do 36 lar­gos años de trai­cio­nes y clau­di­ca­cio­nes por par­te de los nacio­na­lis­mos de dere­cha y de la izquier­da espa­ño­la, repre­sen­ta­da por el PSOE y por el PCE. Ni un solo año ha fal­ta­do la izquier­da aber­tza­le a su cita del 20 N en Bil­bo. A la maña­na, cien­tos de per­so­nas nos hemos dado cita en Rekal­de pri­me­ro y en Ametzo­la, tras del mono­li­to eri­gi­do a San­ti Brouard más tar­de. A la tar­de colum­nas pro­ce­den­tes de Deus­tu, Rekal­de o Bil­bi hemos avan­za­do has­ta el lugar en que San­ti tra­ba­jó y fue ase­si­na­do por orden de los jefes de los GAL , allí recor­da­mos duran­te trein­ta y cin­co años a estas dos víc­ti­mas del terror de esta­do y en ellos, a todas y a todos los ase­si­na­dos, sin excep­ción miles de per­so­nas lo hemos hecho así.

El año 2011 brin­da a Eus­kal Herria la posi­bi­li­dad de ofre­cer a todas las víc­ti­mas del terror de esta­do espa­ñol y fran­cés el mejor de los home­na­jes median­te una movi­li­za­ción sin pre­ce­den­tes de todo el elec­to­ra­do aber­tza­le y demo­crá­ti­co en favor de las can­di­da­tu­ras popu­la­res e inde­pen­den­tis­tas de las for­ma­cio­nes que con­for­man Bil­du en las que pre­vi­si­ble­men­te pue­de haber sor­pre­sas con nue­vas incor­po­ra­cio­nes a este Fren­te Demo­crá­ti­co Vas­co, con par­ti­ci­pa­ción de inde­pen­den­tis­tas socia­lis­tas, social­de­mó­cra­tas e inclu­so algún sec­tor social­men­te más tibio pero no menos independentista.

Eus­kal Herria tie­ne en su mano la juga­da de la uni­dad, des­gra­cia­da­men­te la cor­te­dad de miras de Na- bai y Ara­lar y el habi­tual sec­ta­ris­mo del PNV ha atra­sa­do sus­tan­cial­men­te el pri­mer gran avan­ce cua­li­ta­ti­vo des­de el ini­cio de la refor­ma espa­ño­la en Naba­rra y ha men­gua­do lige­ra­men­te su efec­to en la deno­mi­na­da CAV.

Lo hecho no tie­ne reme­dio y solo pode­mos mirar hacia ade­lan­te así que, en manos del PNV que­da la penúl­ti­ma pala­bra, la últi­ma la tie­ne el elec­to­ra­do vas­co, que no lo olvi­den los guar­dia­nes de la refor­ma espa­ño­la en Hego Eus­kal Herria como no podrán olvi­dar los fra­ca­sa­dos sec­ta­rios auto­no­mis­tas de Hamai­ka 1., los votos son del elec­to­ra­do, no del EBB. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.