El 20 – N, por San­ti, Josu y por la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria ¡a las urnas!

Edi­to­ria­la

Boltxe Kolek­ti­boa

La fecha ele­gi­da por Zapa­te­ro para con­vo­car las elec­cio­nes esta­ta­les ade­lan­ta­das ha deja­do hela­do al per­so­nal, ni más ni menos que el 20 ‑N. En esa fecha murió en su cama, ‑desgraciadamente‑, Fran­cis­co Fran­co, el car­ni­ce­ro de Ferrol. Aquel geno­ci­da no qui­so irse solo, antes man­dó fusi­lar a Txi­ki, Otae­gi, Gar­cia Sanz, San­chez Bra­vo y Bae­na. Mili­tan­tes de ETA y del FRAP, fue su des­pe­di­da san­grien­ta, pero antes de morir tuvo la des­agra­da­ble sor­pre­sa del naci­mien­to de los GRAPO, si qui­so aho­gar en san­gre al pue­blo tra­ba­ja­dor, no lo con­si­guió del todo.

Des­de enton­ces aquí han pasa­do 36 lar­gos años de trai­cio­nes y clau­di­ca­cio­nes por par­te de los nacio­na­lis­mos de dere­cha y de la izquier­da espa­ño­la, repre­sen­ta­da por el PSOE y por el PCE. Ni un solo año ha fal­ta­do la izquier­da aber­tza­le a su cita del 20 N en Bil­bo. A la maña­na, cien­tos de per­so­nas nos hemos dado cita en Rekal­de pri­me­ro y en Ametzo­la, tras del mono­li­to eri­gi­do a San­ti Brouard más tar­de. A la tar­de colum­nas pro­ce­den­tes de Deus­tu, Rekal­de o Bil­bi hemos avan­za­do has­ta el lugar en que San­ti tra­ba­jó y fue ase­si­na­do por orden de los jefes de los GAL , allí recor­da­mos duran­te trein­ta y cin­co años a estas dos víc­ti­mas del terror de esta­do y en ellos, a todas y a todos los ase­si­na­dos, sin excep­ción miles de per­so­nas lo hemos hecho así.

El año 2011 brin­da a Eus­kal Herria la posi­bi­li­dad de ofre­cer a todas las víc­ti­mas del terror de esta­do espa­ñol y fran­cés el mejor de los home­na­jes median­te una movi­li­za­ción sin pre­ce­den­tes de todo el elec­to­ra­do aber­tza­le y demo­crá­ti­co en favor de las can­di­da­tu­ras popu­la­res e inde­pen­den­tis­tas de las for­ma­cio­nes que con­for­man Bil­du en las que pre­vi­si­ble­men­te pue­de haber sor­pre­sas con nue­vas incor­po­ra­cio­nes a este Fren­te Demo­crá­ti­co Vas­co, con par­ti­ci­pa­ción de inde­pen­den­tis­tas socia­lis­tas, social­de­mó­cra­tas e inclu­so algún sec­tor social­men­te más tibio pero no menos inde­pen­den­tis­ta.

Eus­kal Herria tie­ne en su mano la juga­da de la uni­dad, des­gra­cia­da­men­te la cor­te­dad de miras de Na- bai y Ara­lar y el habi­tual sec­ta­ris­mo del PNV ha atra­sa­do sus­tan­cial­men­te el pri­mer gran avan­ce cua­li­ta­ti­vo des­de el ini­cio de la refor­ma espa­ño­la en Naba­rra y ha men­gua­do lige­ra­men­te su efec­to en la deno­mi­na­da CAV.

Lo hecho no tie­ne reme­dio y solo pode­mos mirar hacia ade­lan­te así que, en manos del PNV que­da la penúl­ti­ma pala­bra, la últi­ma la tie­ne el elec­to­ra­do vas­co, que no lo olvi­den los guar­dia­nes de la refor­ma espa­ño­la en Hego Eus­kal Herria como no podrán olvi­dar los fra­ca­sa­dos sec­ta­rios auto­no­mis­tas de Hamai­ka 1., los votos son del elec­to­ra­do, no del EBB. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *