¿Por qué No-Do50 se ha muda­do a Suecia?

Lo urgen­te muchas veces no deja espa­cio a lo impor­tan­te y Nodo50 lle­va 17 años entre urgen­cias y emer­gen­cias. Esta vez, nos ape­te­ce cele­brar el éxi­to de la ope­ra­ción «mudan­za a Sue­cia» expli­can­do sus porqués.

Para un pro­yec­to como Nodo50, una de las deci­sio­nes más impor­tan­tes que tomar es la elec­ción del cen­tro de datos don­de alo­jar sus ser­vi­do­res. Un buen alo­ja­mien­to de nues­tros sis­te­mas es fun­da­men­tal para ofre­cer un buen ser­vi­cio. Los ser­vi­do­res no solo guar­dan los datos públi­cos que las orga­ni­za­cio­nes publi­can en sus webs sino tam­bién los datos con­fi­den­cia­les como men­sa­jes de correo elec­tró­ni­co o el regis­tro de acce­so a servicios.

A la hora de ele­gir nues­tro alo­ja­mien­to, hemos con­si­de­ra­do razo­nes téc­ni­cas, eco­nó­mi­cas y sobre todo políticas.

RAZONES TÉCNICAS.

Es impor­tan­te tener sufi­cien­te ancho de ban­da y unos lími­tes de trá­fi­co amplios para que la infor­ma­ción flu­ya sin pro­ble­mas, y no haya len­ti­tud en las horas pun­ta o duran­te una cam­pa­ña. Tan impor­tan­te como la velo­ci­dad es tener un buen sopor­te téc­ni­co ofre­ci­do por per­so­nas y no por máqui­nas. Un buen alo­ja­mien­to tie­ne que cum­plir los requi­si­tos que se exi­gen a cual­quier cen­tro de datos: redun­dan­cia en la ali­men­ta­ción eléc­tri­ca, en la refri­ge­ra­ción y en la cone­xión a Inter­net; ofre­cer segu­ri­dad físi­ca ante el acce­so de extra­ños, pero a la vez faci­li­dad para poder acce­der a nues­tro arma­rio de ser­vi­do­res cuan­do nece­si­te­mos hacer tra­ba­jos de man­te­ni­mien­to y mejora.

RAZONES ECONÓMICAS.

En la bús­que­da de un cen­tro de datos para alo­jar nues­tros sis­te­mas, hemos bus­ca­mos poder tener bue­nas con­di­cio­nes a un pre­cio asu­mi­ble. Es decir, que poda­mos cubrir el cos­te cobran­do unas cuo­tas que nues­tros [email protected] pue­dan pagar. En Inter­net la liber­tad no es gra­tis, y muchas veces lo gra­tis nos hace menos libres. ¿O alguien pien­sa que Goo­gle, Face­book, Micro­soft, etc. dan ser­vi­cios gra­tis para hacer un mun­do mejor?. Muchas veces, esos ser­vi­cios apa­ren­te­men­te gra­tui­tos los esta­mos pagan­do al dejar que ven­dan nues­tros datos per­so­na­les inclu­yen­do nues­tros hábi­tos, intere­ses e inclu­so el mis­mo con­te­ni­do de nues­tros mensajes.

RAZONES POLÍTICAS.

Pero lo más impor­tan­te son las razo­nes polí­ti­cas. Den­tro de este aspec­to nos impor­ta saber cómo el pro­vee­dor de alo­ja­mien­to va a reac­cio­nar ante un ata­que polí­ti­co eje­cu­ta­do con armas mediá­ti­cas, poli­cia­les y judi­cia­les. ¿Qué van a hacer los res­pon­sa­bles de ese cen­tro de datos cuan­do algún medio de comu­ni­ca­ción ini­cie una cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción con­tra unos de sus clien­tes?. ¿Le van a pedir que se vaya a otro sitio para evi­tar­se pro­ble­mas, van a per­ma­ne­cer neu­tra­les o le van a apo­yar?. Y cuan­do un miem­bro de algún cuer­po de segu­ri­dad del Esta­do inten­te obte­ner datos sin dis­po­ner una orden judi­cial, ¿van a dar­los o se van a negar y ade­más van a avi­sar a la orga­ni­za­ción afec­ta­da?. ¿Cómo van a res­pon­der si un gobierno o una empre­sa ‑inclu­so una gran mul­ti­na­cio­nal o un ban­co- quie­ren que se cie­rre una web crí­ti­ca? En este sen­ti­do, antes de ele­gir, hemos con­si­de­ra­do tam­bién las con­di­cio­nes del país don­de está el cen­tro de datos: su legis­la­ción y cómo de garan­tis­ta es su sis­te­ma judicial.

LA RESPUESTA DEL MERCADO AL CASO WIKILEAKS

La res­pues­ta mun­dial de las empre­sas de Inter­net al caso de Wiki­leaks, cuan­do pro­vee­do­res de ser­vi­cios de Inter­net (Ama­zon, EveryDNS), ban­cos (Post­Fi­nan­ce) y pasa­re­las de pago (Visa, Mas­ter­card, Pay­pal) cerra­ron tan­to sus pági­nas como su cuen­tas ban­ca­rias sin una orden judi­cial, nos vol­vió a demos­trar que la liber­tad de expre­sión no está en abso­lu­to garan­ti­za­da y ade­más no es gra­tis. En medio de todo el escán­da­lo mediá­ti­co y de las ame­na­zas del gobierno de Esta­dos Uni­dos, en diciem­bre de 2010, un ope­ra­dor sue­co deci­dió dar alo­ja­mien­to a Wiki­leaks, mien­tras las auto­ri­da­des judi­cia­les sue­cas no demos­tra­ran que habían come­ti­do un cri­men al fil­trar los docu­men­tos del Pentágono.

Ins­pi­ra­dos por el posi­cio­na­mien­to de Bahnhof, ese ope­ra­dor sue­co, y valo­ran­do la resis­ten­cia de miem­bros del Par­la­men­to de su país a apli­car en su terri­to­rio las polí­ti­cas euro­peas de reten­ción de datos, nos pusi­mos en con­tac­to con sus fun­da­do­res para expli­car­les nues­tro proyecto.

NODO50 SE HA MUDADO A BAHNHOF

Nodo50 ha muda­do su ser­vi­do­res a Bahnhof, el ope­ra­dor inde­pen­dien­te de Inter­net más gran­de y anti­guo de Sue­cia. Por curio­si­da­des de la his­to­ria, Bahnhof se fun­da en el mis­mo año que Nodo50: 1994. No es casua­li­dad que su fun­da­dor, Oscar Swartz, vie­ra en Nodo50 y en su his­to­ria el mis­mo espí­ri­tu de lucha que tuvie­ron los pioneros/​as de Internet.

Des­de su fun­da­ción, Bahnhof tie­ne una lar­ga tra­yec­to­ria de defen­sa de la liber­tad de expre­sión. En la actua­li­dad, Bahnhof ope­ra cin­co cen­tros de datos en Sue­cia, entre los que se encuen­tra el famo­so bún­ker anti­nu­clear Pio­nen en Esto­col­mo, y con­tro­la todo su trá­fi­co de datos den­tro del país median­te su pro­pia red de fibra óptica.

Lo real­men­te impor­tan­te es que ade­más de tomar­se muy seria­men­te la segu­ri­dad físi­ca de los ser­vi­do­res, Bahnhof apues­ta acti­va­men­te por espa­cios de liber­tad en la red, lo que pue­de com­pro­bar­se siguien­do las decla­ra­cio­nes de su direc­tor, Jon Kar­lung, ante casos como el de Wiki­leaks o el de Pira­te Bay fren­te a la Ofi­ci­na Sue­ca Anti-Piratería.

EL RETO DE LA MIGRACIÓN DE DATOS Y HARDWARE

Hay muchas for­mas de lle­var a cabo una mudan­za así. Pro­ba­ble­men­te, una empre­sa con bue­nas reser­vas de dine­ro habría com­pra­do ser­vi­do­res nue­vos para sus­ti­tuir los anti­guos y sólo habría muda­do los datos. Eso habría supues­to una inver­sión de unos 30.000 euros.

Pero el reto no era hacer­lo de la for­ma más bara­ta. Que­ría­mos garan­ti­zar que en todo momen­to los datos de nues­tros [email protected] no estu­vie­ran muy lejos de [email protected] Des­pués de valo­rar todas las opcio­nes, deci­di­mos hacer todo el tras­la­do de los equi­pos en fur­go­ne­ta en lugar de con­tra­tar una empre­sa de trans­por­tes. Uno de los gran­des pro­ble­mas de la migra­ción fue garan­ti­zar que las 1.500 orga­ni­za­cio­nes y per­so­nas que se alo­jan en Nodo50 no sufrie­ran cor­tes lar­gos en los ser­vi­cios. Por esa razón, alqui­la­mos cin­co ser­vi­do­res en Sue­cia para usar­los tem­po­ral­men­te en nues­tro futu­ro cen­tro de datos mien­tras nues­tros equi­pos via­ja­ban con [email protected] Este tras­la­do impli­có que dos gru­pos de ser­vi­do­res, «dos Nodo50», estu­vie­ron acti­vos y tra­ba­jan­do en para­le­lo duran­te mes y medio, mien­tras movía­mos los datos y servicios.

Antes del via­je dedi­ca­mos muchas horas de pla­ni­fi­ca­ción y tra­ba­jo téc­ni­co para mover los datos a los ser­vi­do­res alqui­la­dos. Muchas horas tam­bién se dedi­ca­ron a la pla­ni­fi­ca­ción de los aspec­tos prác­ti­cos del via­je y del roda­je de un documental.

La migra­ción a Sue­cia ha sido la ope­ra­ción téc­ni­ca más com­ple­ja de la his­to­ria de Nodo50, con muchos ele­men­tos depen­dien­do unos de otros. Un fallo en uno de ellos podría haber com­pli­ca­do mucho todo. Solo aho­ra hemos encon­tra­do un poco de cal­ma para com­par­tir estos detalles.

Nos preo­cu­pa­ba el aumen­to de con­tro­les poli­cia­les en la fron­te­ra dane­sa. Aun­que no fué­ra­mos el obje­ti­vo de esos con­tro­les racis­tas, siem­pre podían supo­ner com­pli­ca­cio­nes. Y los ries­gos inhe­ren­tes a un via­je de 7.000 kms por carre­te­ra (y casi nos la pega­mos en la cir­cun­va­la­ción de París por cul­pa de un con­duc­tor impru­den­te). Al final, los úni­cos impre­vis­tos fue­ron la ave­ría de un dis­co duro y cin­co módu­los de memoria.

Apro­ve­chan­do el cam­bio de cen­tro de datos, dimos un paso más en el con­trol de la cade­na de ele­men­tos que nos conec­tan a Inter­net obte­nien­do direc­cio­nes IP pro­pias. De este modo, Nodo50 con­si­gue mas fle­xi­bi­li­dad para poder­se tras­la­dar a cual­quier cen­tro de datos del mun­do si fue­ra nece­sa­rio. Para ges­tio­nar esta tec­no­lo­gía, hemos teni­do que inver­tir en nue­vos equi­pos de ruta­do de redes. Un gas­to más y una res­pon­sa­bi­li­dad más, a cam­bio de tener más liber­tad técnica.

Tam­bién deci­di­mos dar el sal­to al uso de vir­tua­li­za­ción en los ser­vi­do­res, lo que nos per­mi­te no solo apro­ve­char mejor el hard­wa­re sino tam­bién mover mas fácil­men­te los datos y ser­vi­cios entre ser­vi­do­res y cen­tros de datos si fue­se necesario.

UN DOCUMENTAL DE NODO50

Pocas per­so­nas han teni­do la opor­tu­ni­dad de ver la infra­es­truc­tu­ra de Nodo50 y el lugar don­de se alo­jan nues­tros ser­vi­do­res. Aho­ra, apro­ve­chan­do el via­je, hemos vuel­to con mucho mate­rial de vídeo en bru­to y esta­mos pre­pa­ran­do un docu­men­tal sobre Nodo50, que espe­ra­mos pre­sen­tar al final del verano. Con este comu­ni­ca­do publi­ca­mos un pri­mer avan­ce en http://info.nodo50.org/Por-que-Nodo50-se-ha-mudado‑a.html#video

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN NO ES GRATIS

Nodo50 ha apos­ta­do por un mode­lo de inde­pen­den­cia en la red basa­do en las cuo­tas de apo­yo de sus orga­ni­za­cio­nes y [email protected] La apor­ta­ción de cada orga­ni­za­ción o per­so­na no solo cubre unos ser­vi­cios con­cre­tos de carác­ter téc­ni­co sino que tam­bién per­mi­te la crea­ción de un fon­do de soli­da­ri­dad entre orga­ni­za­cio­nes, ade­más de un fon­do para emergencias.

Lejos de lo que muchos pien­san, Nodo50 siem­pre nece­si­ta mas recur­sos para poder ofre­cer más fle­xi­bi­li­dad en sus ser­vi­cios y dar cober­tu­ra a nue­vas cam­pa­ñas. Gra­cias al apo­yo que nos habéis ofre­ci­do estos últi­mos años, hemos sido capa­ces de cre­cer inclu­so ante la ame­na­za cons­tan­te de los ser­vi­cios gratuitos.

La Asam­blea de Nodo50 quie­re agra­de­cer el apo­yo, duran­te este perio­do de evo­lu­ción téc­ni­ca y polí­ti­ca del pro­yec­to, que miem­bros de la anti­gua escue­la de XS4ALL nos han ofre­ci­do duran­te estos últi­mos años y la nue­va soli­da­ri­dad reci­bi­da en nues­tro tras­la­do a Sue­cia. Cada vez son más per­so­nas las que entien­den que son los pro­yec­tos no comer­cia­les e inde­pen­dien­tes los que man­tie­nen el espí­ri­tu trans­for­ma­dor de una red libre y abierta.

La liber­tad y la auto­no­mía no son gratis
¡Úne­te!
http://​www​.nodo50​.org/​a​l​t​as/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.