¿Por qué No-Do50 se ha muda­do a Sue­cia?

Lo urgen­te muchas veces no deja espa­cio a lo impor­tan­te y Nodo50 lle­va 17 años entre urgen­cias y emer­gen­cias. Esta vez, nos ape­te­ce cele­brar el éxi­to de la ope­ra­ción «mudan­za a Sue­cia» expli­can­do sus por­qués.

Para un pro­yec­to como Nodo50, una de las deci­sio­nes más impor­tan­tes que tomar es la elec­ción del cen­tro de datos don­de alo­jar sus ser­vi­do­res. Un buen alo­ja­mien­to de nues­tros sis­te­mas es fun­da­men­tal para ofre­cer un buen ser­vi­cio. Los ser­vi­do­res no solo guar­dan los datos públi­cos que las orga­ni­za­cio­nes publi­can en sus webs sino tam­bién los datos con­fi­den­cia­les como men­sa­jes de correo elec­tró­ni­co o el regis­tro de acce­so a ser­vi­cios.

A la hora de ele­gir nues­tro alo­ja­mien­to, hemos con­si­de­ra­do razo­nes téc­ni­cas, eco­nó­mi­cas y sobre todo polí­ti­cas.

RAZONES TÉCNICAS.

Es impor­tan­te tener sufi­cien­te ancho de ban­da y unos lími­tes de trá­fi­co amplios para que la infor­ma­ción flu­ya sin pro­ble­mas, y no haya len­ti­tud en las horas pun­ta o duran­te una cam­pa­ña. Tan impor­tan­te como la velo­ci­dad es tener un buen sopor­te téc­ni­co ofre­ci­do por per­so­nas y no por máqui­nas. Un buen alo­ja­mien­to tie­ne que cum­plir los requi­si­tos que se exi­gen a cual­quier cen­tro de datos: redun­dan­cia en la ali­men­ta­ción eléc­tri­ca, en la refri­ge­ra­ción y en la cone­xión a Inter­net; ofre­cer segu­ri­dad físi­ca ante el acce­so de extra­ños, pero a la vez faci­li­dad para poder acce­der a nues­tro arma­rio de ser­vi­do­res cuan­do nece­si­te­mos hacer tra­ba­jos de man­te­ni­mien­to y mejo­ra.

RAZONES ECONÓMICAS.

En la bús­que­da de un cen­tro de datos para alo­jar nues­tros sis­te­mas, hemos bus­ca­mos poder tener bue­nas con­di­cio­nes a un pre­cio asu­mi­ble. Es decir, que poda­mos cubrir el cos­te cobran­do unas cuo­tas que nues­tros [email protected] pue­dan pagar. En Inter­net la liber­tad no es gra­tis, y muchas veces lo gra­tis nos hace menos libres. ¿O alguien pien­sa que Goo­gle, Face­book, Micro­soft, etc. dan ser­vi­cios gra­tis para hacer un mun­do mejor?. Muchas veces, esos ser­vi­cios apa­ren­te­men­te gra­tui­tos los esta­mos pagan­do al dejar que ven­dan nues­tros datos per­so­na­les inclu­yen­do nues­tros hábi­tos, intere­ses e inclu­so el mis­mo con­te­ni­do de nues­tros men­sa­jes.

RAZONES POLÍTICAS.

Pero lo más impor­tan­te son las razo­nes polí­ti­cas. Den­tro de este aspec­to nos impor­ta saber cómo el pro­vee­dor de alo­ja­mien­to va a reac­cio­nar ante un ata­que polí­ti­co eje­cu­ta­do con armas mediá­ti­cas, poli­cia­les y judi­cia­les. ¿Qué van a hacer los res­pon­sa­bles de ese cen­tro de datos cuan­do algún medio de comu­ni­ca­ción ini­cie una cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción con­tra unos de sus clien­tes?. ¿Le van a pedir que se vaya a otro sitio para evi­tar­se pro­ble­mas, van a per­ma­ne­cer neu­tra­les o le van a apo­yar?. Y cuan­do un miem­bro de algún cuer­po de segu­ri­dad del Esta­do inten­te obte­ner datos sin dis­po­ner una orden judi­cial, ¿van a dar­los o se van a negar y ade­más van a avi­sar a la orga­ni­za­ción afec­ta­da?. ¿Cómo van a res­pon­der si un gobierno o una empre­sa ‑inclu­so una gran mul­ti­na­cio­nal o un ban­co- quie­ren que se cie­rre una web crí­ti­ca? En este sen­ti­do, antes de ele­gir, hemos con­si­de­ra­do tam­bién las con­di­cio­nes del país don­de está el cen­tro de datos: su legis­la­ción y cómo de garan­tis­ta es su sis­te­ma judi­cial.

LA RESPUESTA DEL MERCADO AL CASO WIKILEAKS

La res­pues­ta mun­dial de las empre­sas de Inter­net al caso de Wiki­leaks, cuan­do pro­vee­do­res de ser­vi­cios de Inter­net (Ama­zon, EveryDNS), ban­cos (Post­Fi­nan­ce) y pasa­re­las de pago (Visa, Mas­ter­card, Pay­pal) cerra­ron tan­to sus pági­nas como su cuen­tas ban­ca­rias sin una orden judi­cial, nos vol­vió a demos­trar que la liber­tad de expre­sión no está en abso­lu­to garan­ti­za­da y ade­más no es gra­tis. En medio de todo el escán­da­lo mediá­ti­co y de las ame­na­zas del gobierno de Esta­dos Uni­dos, en diciem­bre de 2010, un ope­ra­dor sue­co deci­dió dar alo­ja­mien­to a Wiki­leaks, mien­tras las auto­ri­da­des judi­cia­les sue­cas no demos­tra­ran que habían come­ti­do un cri­men al fil­trar los docu­men­tos del Pen­tá­gono.

Ins­pi­ra­dos por el posi­cio­na­mien­to de Bahnhof, ese ope­ra­dor sue­co, y valo­ran­do la resis­ten­cia de miem­bros del Par­la­men­to de su país a apli­car en su terri­to­rio las polí­ti­cas euro­peas de reten­ción de datos, nos pusi­mos en con­tac­to con sus fun­da­do­res para expli­car­les nues­tro pro­yec­to.

NODO50 SE HA MUDADO A BAHNHOF

Nodo50 ha muda­do su ser­vi­do­res a Bahnhof, el ope­ra­dor inde­pen­dien­te de Inter­net más gran­de y anti­guo de Sue­cia. Por curio­si­da­des de la his­to­ria, Bahnhof se fun­da en el mis­mo año que Nodo50: 1994. No es casua­li­dad que su fun­da­dor, Oscar Swartz, vie­ra en Nodo50 y en su his­to­ria el mis­mo espí­ri­tu de lucha que tuvie­ron los pioneros/​as de Inter­net.

Des­de su fun­da­ción, Bahnhof tie­ne una lar­ga tra­yec­to­ria de defen­sa de la liber­tad de expre­sión. En la actua­li­dad, Bahnhof ope­ra cin­co cen­tros de datos en Sue­cia, entre los que se encuen­tra el famo­so bún­ker anti­nu­clear Pio­nen en Esto­col­mo, y con­tro­la todo su trá­fi­co de datos den­tro del país median­te su pro­pia red de fibra ópti­ca.

Lo real­men­te impor­tan­te es que ade­más de tomar­se muy seria­men­te la segu­ri­dad físi­ca de los ser­vi­do­res, Bahnhof apues­ta acti­va­men­te por espa­cios de liber­tad en la red, lo que pue­de com­pro­bar­se siguien­do las decla­ra­cio­nes de su direc­tor, Jon Kar­lung, ante casos como el de Wiki­leaks o el de Pira­te Bay fren­te a la Ofi­ci­na Sue­ca Anti-Pira­te­ría.

EL RETO DE LA MIGRACIÓN DE DATOS Y HARDWARE

Hay muchas for­mas de lle­var a cabo una mudan­za así. Pro­ba­ble­men­te, una empre­sa con bue­nas reser­vas de dine­ro habría com­pra­do ser­vi­do­res nue­vos para sus­ti­tuir los anti­guos y sólo habría muda­do los datos. Eso habría supues­to una inver­sión de unos 30.000 euros.

Pero el reto no era hacer­lo de la for­ma más bara­ta. Que­ría­mos garan­ti­zar que en todo momen­to los datos de nues­tros [email protected] no estu­vie­ran muy lejos de [email protected] Des­pués de valo­rar todas las opcio­nes, deci­di­mos hacer todo el tras­la­do de los equi­pos en fur­go­ne­ta en lugar de con­tra­tar una empre­sa de trans­por­tes. Uno de los gran­des pro­ble­mas de la migra­ción fue garan­ti­zar que las 1.500 orga­ni­za­cio­nes y per­so­nas que se alo­jan en Nodo50 no sufrie­ran cor­tes lar­gos en los ser­vi­cios. Por esa razón, alqui­la­mos cin­co ser­vi­do­res en Sue­cia para usar­los tem­po­ral­men­te en nues­tro futu­ro cen­tro de datos mien­tras nues­tros equi­pos via­ja­ban con [email protected] Este tras­la­do impli­có que dos gru­pos de ser­vi­do­res, «dos Nodo50», estu­vie­ron acti­vos y tra­ba­jan­do en para­le­lo duran­te mes y medio, mien­tras movía­mos los datos y ser­vi­cios.

Antes del via­je dedi­ca­mos muchas horas de pla­ni­fi­ca­ción y tra­ba­jo téc­ni­co para mover los datos a los ser­vi­do­res alqui­la­dos. Muchas horas tam­bién se dedi­ca­ron a la pla­ni­fi­ca­ción de los aspec­tos prác­ti­cos del via­je y del roda­je de un docu­men­tal.

La migra­ción a Sue­cia ha sido la ope­ra­ción téc­ni­ca más com­ple­ja de la his­to­ria de Nodo50, con muchos ele­men­tos depen­dien­do unos de otros. Un fallo en uno de ellos podría haber com­pli­ca­do mucho todo. Solo aho­ra hemos encon­tra­do un poco de cal­ma para com­par­tir estos deta­lles.

Nos preo­cu­pa­ba el aumen­to de con­tro­les poli­cia­les en la fron­te­ra dane­sa. Aun­que no fué­ra­mos el obje­ti­vo de esos con­tro­les racis­tas, siem­pre podían supo­ner com­pli­ca­cio­nes. Y los ries­gos inhe­ren­tes a un via­je de 7.000 kms por carre­te­ra (y casi nos la pega­mos en la cir­cun­va­la­ción de París por cul­pa de un con­duc­tor impru­den­te). Al final, los úni­cos impre­vis­tos fue­ron la ave­ría de un dis­co duro y cin­co módu­los de memo­ria.

Apro­ve­chan­do el cam­bio de cen­tro de datos, dimos un paso más en el con­trol de la cade­na de ele­men­tos que nos conec­tan a Inter­net obte­nien­do direc­cio­nes IP pro­pias. De este modo, Nodo50 con­si­gue mas fle­xi­bi­li­dad para poder­se tras­la­dar a cual­quier cen­tro de datos del mun­do si fue­ra nece­sa­rio. Para ges­tio­nar esta tec­no­lo­gía, hemos teni­do que inver­tir en nue­vos equi­pos de ruta­do de redes. Un gas­to más y una res­pon­sa­bi­li­dad más, a cam­bio de tener más liber­tad téc­ni­ca.

Tam­bién deci­di­mos dar el sal­to al uso de vir­tua­li­za­ción en los ser­vi­do­res, lo que nos per­mi­te no solo apro­ve­char mejor el hard­wa­re sino tam­bién mover mas fácil­men­te los datos y ser­vi­cios entre ser­vi­do­res y cen­tros de datos si fue­se nece­sa­rio.

UN DOCUMENTAL DE NODO50

Pocas per­so­nas han teni­do la opor­tu­ni­dad de ver la infra­es­truc­tu­ra de Nodo50 y el lugar don­de se alo­jan nues­tros ser­vi­do­res. Aho­ra, apro­ve­chan­do el via­je, hemos vuel­to con mucho mate­rial de vídeo en bru­to y esta­mos pre­pa­ran­do un docu­men­tal sobre Nodo50, que espe­ra­mos pre­sen­tar al final del verano. Con este comu­ni­ca­do publi­ca­mos un pri­mer avan­ce en http://info.nodo50.org/Por-que-Nodo50-se-ha-mudado‑a.html#video

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN NO ES GRATIS

Nodo50 ha apos­ta­do por un mode­lo de inde­pen­den­cia en la red basa­do en las cuo­tas de apo­yo de sus orga­ni­za­cio­nes y [email protected] La apor­ta­ción de cada orga­ni­za­ción o per­so­na no solo cubre unos ser­vi­cios con­cre­tos de carác­ter téc­ni­co sino que tam­bién per­mi­te la crea­ción de un fon­do de soli­da­ri­dad entre orga­ni­za­cio­nes, ade­más de un fon­do para emer­gen­cias.

Lejos de lo que muchos pien­san, Nodo50 siem­pre nece­si­ta mas recur­sos para poder ofre­cer más fle­xi­bi­li­dad en sus ser­vi­cios y dar cober­tu­ra a nue­vas cam­pa­ñas. Gra­cias al apo­yo que nos habéis ofre­ci­do estos últi­mos años, hemos sido capa­ces de cre­cer inclu­so ante la ame­na­za cons­tan­te de los ser­vi­cios gra­tui­tos.

La Asam­blea de Nodo50 quie­re agra­de­cer el apo­yo, duran­te este perio­do de evo­lu­ción téc­ni­ca y polí­ti­ca del pro­yec­to, que miem­bros de la anti­gua escue­la de XS4ALL nos han ofre­ci­do duran­te estos últi­mos años y la nue­va soli­da­ri­dad reci­bi­da en nues­tro tras­la­do a Sue­cia. Cada vez son más per­so­nas las que entien­den que son los pro­yec­tos no comer­cia­les e inde­pen­dien­tes los que man­tie­nen el espí­ri­tu trans­for­ma­dor de una red libre y abier­ta.

La liber­tad y la auto­no­mía no son gra­tis
¡Úne­te!
http://​www​.nodo50​.org/​a​l​t​as/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *