Gas­tos sagra­dos- Hugo Ríus

Mien­tras el bipar­ti­dis­mo geme­lo del impe­rio se encres­pa en la polé­mi­ca en torno a la galo­pan­te deu­da, entre sucias manio­bras y zan­ca­di­llas de cor­te elec­to­ra­lis­ta, y sólo se vis­lum­bra con toda cer­te­za un drás­ti­co recor­te de gas­tos públi­cos, resur­ge con ímpe­tu la pre­gun­ta de siem­pre: ¿y qué con las cuan­tio­sas par­ti­das pre­su­pues­ta­les dedi­ca­das a gue­rras inter­ven­cio­nis­tas?

De eso no se oye hablar ni en la Casa Blan­ca ni en el Con­gre­so y nin­guno de los dos par­ti­dos mues­tra el menor inte­rés en cues­tio­nar que Esta­dos Uni­dos osten­ta el 42,8% del gas­to mili­tar del mun­do. Nada de hacer cam­bios pro­fun­dos en los que res­pec­ta a su pode­río béli­co, pese a que la des­ocu­pa­ción labo­ral supera el 9 por cien­to, la más alta en la his­to­ria del país. Tam­po­co aumen­tar los impues­tos a las cla­ses más pudien­tes y sus pode­ro­sos con­glo­me­ra­dos para ali­viar el défi­cit.

Por el con­tra­rio, cuan­do el poder adqui­si­ti­vo de los esta­dou­ni­den­ses se des­plo­ma, en mayo pasa­do Washing­ton lle­va­ba gas­ta­dos 750 millo­nes de dóla­res en la gue­rra de agre­sión con­tra Libia. Y de los impues­tos recau­da­dos, de cada dólar, dos cen­ta­vos van des­ti­na­dos a edu­ca­ción, mien­tras que 26,5 hacia el gas­to mili­tar.

A sim­ple vis­ta pare­ce cosa de locos y cuan­to menos ha con­du­ci­do al tan cer­cano Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI) a recla­mar serie­dad en las nego­cia­cio­nes entre los tibu­ro­nes polí­ti­cos del Capi­to­lio

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *