No a los pea­jes, no al copa­go exclu­si­vo para trans­por­tis­tas – Estitxu Ugar­te López de Arkaute

Des­de que la Dipu­tación de Gipuz­koa abrió la caja de los true­nos, allá por enero de 2010 y deci­dió ela­bo­rar una nor­ma de pea­jes con el fin de poder cobrar a los trans­por­tis­tas por atra­ve­sar la pro­vin­cia en Etxe­ga­ra­te y en Des­kar­ga, el deba­te sobre la con­ve­nien­cia de que los pro­fe­sio­na­les del trans­por­te asu­man casi en exclu­si­va la finan­cia­ción de la red via­ria vas­ca se ha ins­ta­la­do en la socie­dad. Al melón abier­to por el PNV en Gipuz­koa se le ha suma­do hace esca­sas sema­nas el anun­cio por par­te de la Dipu­tación de Biz­kaia de que los trans­por­tis­tas debe­rán abo­nar 6,75 euros para uti­li­zar de for­ma obli­ga­to­ria la Super­sur. En el Esta­do espa­ñol, el PSOE ha cam­bia­do de opi­nión a últi­ma hora y pare­ce deci­di­do a impo­ner la deno­mi­na­da euro­vi­ñe­ta a los trans­por­tis­tas que uti­li­cen las carre­te­ras esta­ta­les a par­tir de 2012, y en el Esta­do fran­cés hace meses que se apro­bó la ins­tau­ra­ción de este copa­go el año que viene.

Los argu­men­tos que hemos escu­cha­do duran­te estos meses a favor de que se impon­gan pea­jes espe­cí­fi­cos para los trans­por­tis­tas son los mis­mos median­te los que las ins­ti­tu­cio­nes euro­peas lle­van años cons­tru­yen­do una gran men­ti­ra para jus­ti­fi­car el esta­ble­ci­mien­to de un pea­je espe­cí­fi­co para trans­por­tis­tas en las prin­ci­pa­les carre­te­ras de la UE. El obje­ti­vo euro­peo ha sido y sigue sien­do anes­te­siar a la socie­dad ase­gu­rán­do­le que la euro­vi­ñe­ta ser­vi­rá para reorien­tar el trá­fi­co de mer­can­cías hacia el tren o el trans­por­te marí­ti­mo, y que va a mode­rar u orde­nar de mane­ra más racio­nal el trán­si­to de vehícu­los pesa­dos por las carre­te­ras euro­peas. Los datos y esta­dís­ti­cas han deja­do en evi­den­cia la fal­se­dad de estas «tran­qui­li­za­do­ras» aseveraciones.

El cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co en Euro­pa es sinó­ni­mo de trans­por­te, el desa­rro­llo eco­nó­mi­co no es otra cosa que la crea­ción de mer­ca­dos glo­ba­li­za­dos inter­co­nec­ta­dos prin­ci­pal­men­te por carre­te­ra. El aumen­to del trans­por­te y el desa­rro­llo eco­nó­mi­co son prác­ti­ca­men­te lo mismo.

Sin embar­go, deri­va­do del con­tex­to eco­nó­mi­co de cri­sis la polí­ti­ca euro­pea ha teni­do que eli­mi­nar muchos de sus dis­fra­ces y ha deja­do en evi­den­cia la orien­ta­ción cla­ra­men­te recau­da­to­ria de los pea­jes para trans­por­tis­tas, tal y como refle­ja la recien­te­men­te apro­ba­da Direc­ti­va de la Euro­vi­ñe­ta III. Euro­pa ha reco­no­ci­do por fin que el pro­ble­ma del trans­por­te no tie­ne solu­ción, y habla direc­ta­men­te de que la euro­vi­ñe­ta es un copa­go por el man­te­ni­mien­to de las infra­es­truc­tu­ras, y que deben ser los trans­por­tis­tas quie­nes lide­ren este copago.

Pues bien, una vez que en Euro­pa se ha des­pe­ja­do cual­quier tipo de duda res­pec­to a la ver­da­de­ra fun­ción de la euro­vi­ñe­ta, las ins­ti­tu­cio­nes y par­ti­dos polí­ti­cos de este país debe­rían dejar de entre­te­ner a la socie­dad vas­ca, y reco­no­cer que el pea­je para trans­por­tis­tas no sir­ve para el con­trol de la con­ta­mi­na­ción ni para evi­tar el colap­so de la cir­cu­la­ción, por­que sen­ci­lla­men­te eso es impo­si­ble en el mode­lo eco­nó­mi­co euro­peo. Debe­rían ser sin­ce­ros y reco­no­cer que el úni­co obje­ti­vo de la euro­vi­ñe­ta es recau­dar para poder seguir cons­tru­yen­do más carre­te­ras, seguir atra­yen­do más trans­por­te y engor­dar el pro­ble­ma del colap­so via­rio mundial.

Así podre­mos empe­zar a hablar de quién y cómo debe asu­mir el pago por la cons­truc­ción y man­te­ni­mien­to de las infra­es­truc­tu­ras. En Hiru esta­mos desean­do poder empe­zar a hablar de que si el copa­go de las infra­es­truc­tu­ras es injus­to, por­que supo­ne expri­mir más aún al ciu­da­dano y hacer­le pagar por un ser­vi­cio que debe­ría finan­ciar­se por medio de impues­tos direc­tos que gra­ven a quie­nes más tie­nen, más injus­to aún es pre­ten­der que sólo una par­te de la cade­na de pro­duc­ción asu­ma en exclu­si­va este copago.

El trans­por­te es sólo un par­te del sis­te­ma pro­duc­ti­vo y tan usua­rio de las infra­es­truc­tu­ras es el que com­pra en el super­mer­ca­do las pata­tas de Nor­man­día, como el que las trans­por­ta has­ta Gas­teiz, o el que las pro­du­ce en Nor­man­día. Por tan­to, si la socie­dad actual ha deci­di­do cre­cer eco­nó­mi­ca­men­te a base de ampliar mer­ca­dos, inter­na­cio­na­li­zar empre­sas, y con­su­mir pro­duc­tos cada vez más leja­nos, debe­rá asu­mir el cos­te en trans­por­te que ese mode­lo supo­ne, y debe­rá asu­mir el cos­te en infra­es­truc­tu­ras que ese mode­lo supone.

. * Estitxu Ugar­te López de Arkaute

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.