El Mosad, la CIA y la OTAN ata­can a la demo­cra­cia en Oslo, Norue­ga – Saman Moham­ma­di

Como sue­le suce­der, acer­ca de los ata­ques terro­ris­tas come­ti­dos el 22 de julio en Oslo en Norue­ga están apa­re­cien­do infor­ma­cio­nes y evi­den­cias nue­vas que des­pier­tan sos­pe­chas de que el suce­so ha esta­do orques­ta­do por fuer­zas secre­tas del Mosad, la CIA y la OTAN. Yo las lla­mo a las tres «la coa­li­ción de la muer­te».

Way­ne Mad­sen, un perio­dis­ta de inves­ti­ga­ción, infor­mó el domin­go 24 de julio de que Anders Beh­ring Brei­vik, el res­pon­sa­ble de los ata­ques til­da­do de pis­to­le­ro soli­ta­rio, tie­ne víncu­los con la franc­ma­so­ne­ría y defien­de el pro­gra­ma sio­nis­ta. Mad­sen ha escri­to lo siguien­te:

Por sí solo, el hecho no sig­ni­fi­ca que deba­mos depo­si­tar la cul­pa direc­ta­men­te ante las puer­tas del Mosad. Pero es una pie­za más de un puz­le que esta­mos resol­vien­do a oscu­ras, y hará fal­ta algún tiem­po para que todas las pie­zas enca­jen.

El otro día me equi­vo­qué cuan­do dije que el Mosad esta­ba detrás de los ata­ques de Oslo. Olvi­dé men­cio­nar a la astu­ta CIA y a la OTAN como sos­pe­cho­sas de los ase­si­na­tos.

No es úni­ca­men­te un deli­to sio­nis­ta. Es un deli­to del con­jun­to del eje del mal que ha apre­sa­do a las demo­cra­cias occi­den­ta­les: la astu­ta CIA, el delin­cuen­te Mosad y la ile­gal OTAN. Todos sus intere­ses esta­ban ame­na­za­dos por el gobierno demo­crá­ti­co de Norue­ga.

El perio­dis­ta de inves­ti­ga­ción Webs­ter G. Tar­pley cuen­ta en su artícu­lo «Nor­way Terror Attacks a Fal­se Flag» («El terro­ris­mo norue­go rea­li­za una ope­ra­ción de ban­de­ra fal­sa») que Norue­ga esta­ba lis­ta para can­ce­lar en el mes de agos­to sus misio­nes de bom­bar­deo en Libia y poner fin a su par­ti­ci­pa­ción en ese cri­men de gue­rra en cur­so.

Tar­pley tam­bién men­cio­na el hecho de que hay tes­ti­gos que infor­ma­ron de que había dos pis­to­le­ros en la esce­na del cri­men, lo que siem­bra dudas de que este sea otro gol­pe terro­ris­ta de un «ase­sino soli­ta­rio». Tar­pley pro­si­gue:

  • La pre­sen­cia de un segun­do pis­to­le­ro es sin duda muy inopor­tu­na para la teo­ría del ase­sino soli­ta­rio, ya que cons­ti­tu­ye una prue­ba incon­tro­ver­ti­ble de cons­pi­ra­ción cri­mi­nal, algo que los medios de comu­ni­ca­ción sue­len preo­cu­par­se de evi­tar. En el caso norue­go, las infor­ma­cio­nes de la exis­ten­cia de un segun­do hom­bre arma­do pare­cían seguir sien­do bas­tan­te per­sis­ten­tes 36 horas des­pués de los suce­sos, has­ta el extre­mo de sopor­tar que se pue­da derri­bar la tota­li­dad de la ver­sión ofi­cial sobre el par­ti­cu­lar.

Así pues, Norue­ga hizo de sí mis­ma un enemi­go demo­crá­ti­co de Israel por apo­yar el esfuer­zo pales­tino de adqui­rir la con­di­ción de Esta­do en Nacio­nes Uni­das el pró­xi­mo mes de sep­tiem­bre, y un enemi­go demo­crá­ti­co de la CIA y la OTAN por­que ya no que­ría tomar par­te algu­na en la con­quis­ta de los cam­pos petro­lí­fe­ros de Libia.

Para obte­ner más infor­ma­ción sobre la deci­sión de Norue­ga de aban­do­nar la gue­rra de Libia, véa­se este artícu­lo del día 10 de junio: «Nor­way to quit Lybia ope­ra­tion by August» («Libia aban­do­na­rá la ope­ra­ción de Libia en agos­to»)

Norue­ga fue ata­ca­da por las fuer­zas secre­tas y corrup­tas que se escon­den tras la CIA, la OTAN y el Mosad, por negar­se a secun­dar sus agen­das glo­ba­les. Se ima­gi­na­ban que podrían matar a dos pája­ros de un tiro vol­vien­do a meter en cin­tu­ra a Norue­ga en las cues­tio­nes de Israel y Pales­ti­na y Libia. De lo que esta­mos sien­do tes­ti­gos es de la estra­te­gia de ten­sión que se libra en Norue­ga.

II. El regre­so de los villa­nos de «Gla­dio»

Duran­te la Gue­rra Fría, las redes secre­tas «Gla­dio» de la OTAN lle­va­ban a cabo en ciu­da­des euro­peas lo que se deno­mi­na «ata­ques de ban­de­ra fal­sa», ope­ra­cio­nes encu­bier­tas de las que se cul­pa­ba en fal­so a gru­pos izquier­dis­tas y con las que se pre­ten­día crear un cli­ma de mie­do.

Los prin­ci­pa­les bene­fi­cia­rios de los ata­ques terro­ris­tas eran las fuer­zas de segu­ri­dad del gobierno, los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia y las coa­li­cio­nes polí­ti­cas gober­nan­tes.

Pero la vio­len­cia y el terro­ris­mo de Esta­do no aca­lla­rán la voz del pue­blo de Norue­ga y su gobierno demo­crá­ti­co. Des­pués de los ata­ques, el pri­mer minis­tro norue­go, Jens Stol­ten­berg, ha decla­ra­do:

  • «Nadie nos hará callar con bom­bas. Nadie nos hará callar con dis­pa­ros. Nadie nos impe­di­rá a base de mie­do ser Norue­ga. No vais a des­truir­nos. No vais a des­truir nues­tra demo­cra­cia ni nues­tros idea­les de un mun­do mejor.» (En una con­fe­ren­cia de pren­sa ofre­ci­da en Oslo. La cita pro­ce­de del la noti­cia de la BBC «As it hap­pe­ned: Nor­way attacks» [«Tal como suce­dió: los ata­ques con­tra Norue­ga»].)

Dios ben­di­ga a Norue­ga y Dios ben­di­ga a la liber­tad. Los cri­mi­na­les de la CIA, el Mosad y la OTAN tie­nen que pagar por su deli­to con­tra seres huma­nos ino­cen­tes y con­tra la voz del pue­blo.

Y hay un modo de salir de esta era oscu­ra de terro­ris­mo de Esta­do. Tene­mos que cavar has­ta encon­trar la ver­dad y, lue­go, con­tar­la, escri­bir­la, gri­tar­la. No esta­mos con­de­na­dos a ser rehe­nes de los terro­ris­tas de Esta­do.

No pode­mos ceder al mie­do que arti­fi­cial­men­te pre­ten­den indu­cir­nos, ni a la pre­sión de unos con­gé­ne­res igno­ran­tes, ni a la men­ta­li­dad cie­ga de la mana­da que dice «eso es dejar­se lle­var por la teo­ría de la cons­pi­ra­ción, no tenéis prue­bas, no tenéis nin­gu­na prue­ba de que el Mosad y la CIA estén diri­gi­das por cri­mi­na­les». Mier­da.

Tene­mos todas las prue­bas del mun­do de que los mayo­res terro­ris­tas del pla­ne­ta están en el Mosad, en la CIA, en el MI6 y en otros ser­vi­cios de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les. Están ani­qui­lan­do el auto­go­bierno, la liber­tad de expre­sión y nues­tra huma­ni­dad más ele­men­tal.

Mad­sen escri­be:

  • Con tan­tas evi­den­cias de la par­ti­ci­pa­ción del Mosad en los suce­sos de Oslo, cual­quie­ra de noso­tros pue­de refe­rir has­ta el enési­mo gra­do cual­quier con­tac­to sos­pe­cho­so con israe­líes o sim­pa­ti­zan­tes israe­líes.

Con­tar la ver­dad es una tarea que todos debe­mos sus­cri­bir. Para expli­car unos ase­si­na­tos y unos ata­ques terro­ris­tas con moti­va­ción polí­ti­ca tene­mos que sepul­tar la absur­da teo­ría del «pis­to­le­ro loco y soli­ta­rio»; sen­ci­lla­men­te por­que no es cier­ta. Los cons­pi­ra­do­res polí­ti­cos de los Esta­dos son res­pon­sa­bles de los ata­ques de Oslo y de otros ata­ques terro­ris­tas en Esta­dos Uni­dos y el mun­do occi­den­tal.

No pode­mos dejar que los gra­nu­jas y demo­nios del Mosad y de la CIA se esca­pen impu­ne­men­te con el ase­si­na­to de gen­te ino­cen­te. Para hacer jus­ti­cia se debe con­tar la ver­dad sobre los ata­ques terro­ris­tas pues­tos en esce­na por el Esta­do… y hay que hacer­lo cuan­to antes, en voz lo más alta posi­ble y todo lo que se pue­da.

*Saman Moham­ma­di es estu­dian­te uni­ver­si­ta­rio de Toron­to (Cana­dá) y acti­vis­ta de la gue­rra de la infor­ma­ción.

Fuen­te: http://​thein​telhub​.com/​2​0​1​1​/​0​7​/​2​4​/​m​o​s​s​a​d​-​c​i​a​-​a​n​d​-​n​a​t​o​-​a​t​t​a​c​k​-​d​e​m​o​c​r​a​c​y​-​i​n​-​o​s​l​o​-​n​o​r​w​ay/

Como sue­le suce­der, acer­ca de los ata­ques terro­ris­tas come­ti­dos el 22 de julio en Oslo en Norue­ga están apa­re­cien­do infor­ma­cio­nes y evi­den­cias nue­vas que des­pier­tan sos­pe­chas de que el suce­so ha esta­do orques­ta­do por fuer­zas secre­tas del Mosad, la CIA y la OTAN.

Yo las lla­mo a las tres «la coa­li­ción de la muer­te».

Way­ne Mad­sen, un perio­dis­ta de inves­ti­ga­ción, infor­mó el domin­go 24 de julio de que Anders Beh­ring Brei­vik, el res­pon­sa­ble de los ata­ques til­da­do de pis­to­le­ro soli­ta­rio, tie­ne víncu­los con la franc­ma­so­ne­ría y defien­de el pro­gra­ma sio­nis­ta. Mad­sen ha escri­to lo siguien­te:

Por sí solo, el hecho no sig­ni­fi­ca que deba­mos depo­si­tar la cul­pa direc­ta­men­te ante las puer­tas del Mosad. Pero es una pie­za más de un puz­le que esta­mos resol­vien­do a oscu­ras, y hará fal­ta algún tiem­po para que todas las pie­zas enca­jen.

El otro día me equi­vo­qué cuan­do dije que el Mosad esta­ba detrás de los ata­ques de Oslo. Olvi­dé men­cio­nar a la astu­ta CIA y a la OTAN como sos­pe­cho­sas de los ase­si­na­tos.

No es úni­ca­men­te un deli­to sio­nis­ta. Es un deli­to del con­jun­to del eje del mal que ha apre­sa­do a las demo­cra­cias occi­den­ta­les: la astu­ta CIA, el delin­cuen­te Mosad y la ile­gal OTAN. Todos sus intere­ses esta­ban ame­na­za­dos por el gobierno demo­crá­ti­co de Norue­ga.

El perio­dis­ta de inves­ti­ga­ción Webs­ter G. Tar­pley cuen­ta en su artícu­lo «Nor­way Terror Attacks a Fal­se Flag» («El terro­ris­mo norue­go rea­li­za una ope­ra­ción de ban­de­ra fal­sa») que Norue­ga esta­ba lis­ta para can­ce­lar en el mes de agos­to sus misio­nes de bom­bar­deo en Libia y poner fin a su par­ti­ci­pa­ción en ese cri­men de gue­rra en cur­so.

Tar­pley tam­bién men­cio­na el hecho de que hay tes­ti­gos que infor­ma­ron de que había dos pis­to­le­ros en la esce­na del cri­men, lo que siem­bra dudas de que este sea otro gol­pe terro­ris­ta de un «ase­sino soli­ta­rio». Tar­pley pro­si­gue:

    • La pre­sen­cia de un segun­do pis­to­le­ro es sin duda muy inopor­tu­na para la teo­ría del ase­sino soli­ta­rio, ya que cons­ti­tu­ye una prue­ba incon­tro­ver­ti­ble de cons­pi­ra­ción cri­mi­nal, algo que los medios de comu­ni­ca­ción sue­len preo­cu­par­se de evi­tar. En el caso norue­go, las infor­ma­cio­nes de la exis­ten­cia de un segun­do hom­bre arma­do pare­cían seguir sien­do bas­tan­te per­sis­ten­tes 36 horas des­pués de los suce­sos, has­ta el extre­mo de sopor­tar que se pue­da derri­bar la tota­li­dad de la ver­sión ofi­cial sobre el par­ti­cu­lar.

Así pues, Norue­ga hizo de sí mis­ma un enemi­go demo­crá­ti­co de Israel por apo­yar el esfuer­zo pales­tino de adqui­rir la con­di­ción de Esta­do en Nacio­nes Uni­das el pró­xi­mo mes de sep­tiem­bre, y un enemi­go demo­crá­ti­co de la CIA y la OTAN por­que ya no que­ría tomar par­te algu­na en la con­quis­ta de los cam­pos petro­lí­fe­ros de Libia.

Para obte­ner más infor­ma­ción sobre la deci­sión de Norue­ga de aban­do­nar la gue­rra de Libia, véa­se este artícu­lo del día 10 de junio: «Nor­way to quit Lybia ope­ra­tion by August» («Libia aban­do­na­rá la ope­ra­ción de Libia en agos­to»)

Norue­ga fue ata­ca­da por las fuer­zas secre­tas y corrup­tas que se escon­den tras la CIA, la OTAN y el Mosad, por negar­se a secun­dar sus agen­das glo­ba­les. Se ima­gi­na­ban que podrían matar a dos pája­ros de un tiro vol­vien­do a meter en cin­tu­ra a Norue­ga en las cues­tio­nes de Israel y Pales­ti­na y Libia. De lo que esta­mos sien­do tes­ti­gos es de la estra­te­gia de ten­sión que se libra en Norue­ga.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *