El Mosad, la CIA y la OTAN ata­can a la demo­cra­cia en Oslo, Norue­ga – Saman Mohammadi

Como sue­le suce­der, acer­ca de los ata­ques terro­ris­tas come­ti­dos el 22 de julio en Oslo en Norue­ga están apa­re­cien­do infor­ma­cio­nes y evi­den­cias nue­vas que des­pier­tan sos­pe­chas de que el suce­so ha esta­do orques­ta­do por fuer­zas secre­tas del Mosad, la CIA y la OTAN. Yo las lla­mo a las tres «la coa­li­ción de la muerte».

Way­ne Mad­sen, un perio­dis­ta de inves­ti­ga­ción, infor­mó el domin­go 24 de julio de que Anders Beh­ring Brei­vik, el res­pon­sa­ble de los ata­ques til­da­do de pis­to­le­ro soli­ta­rio, tie­ne víncu­los con la franc­ma­so­ne­ría y defien­de el pro­gra­ma sio­nis­ta. Mad­sen ha escri­to lo siguien­te:

Por sí solo, el hecho no sig­ni­fi­ca que deba­mos depo­si­tar la cul­pa direc­ta­men­te ante las puer­tas del Mosad. Pero es una pie­za más de un puz­le que esta­mos resol­vien­do a oscu­ras, y hará fal­ta algún tiem­po para que todas las pie­zas encajen.

El otro día me equi­vo­qué cuan­do dije que el Mosad esta­ba detrás de los ata­ques de Oslo. Olvi­dé men­cio­nar a la astu­ta CIA y a la OTAN como sos­pe­cho­sas de los asesinatos.

No es úni­ca­men­te un deli­to sio­nis­ta. Es un deli­to del con­jun­to del eje del mal que ha apre­sa­do a las demo­cra­cias occi­den­ta­les: la astu­ta CIA, el delin­cuen­te Mosad y la ile­gal OTAN. Todos sus intere­ses esta­ban ame­na­za­dos por el gobierno demo­crá­ti­co de Noruega.

El perio­dis­ta de inves­ti­ga­ción Webs­ter G. Tar­pley cuen­ta en su artícu­lo «Nor­way Terror Attacks a Fal­se Flag» («El terro­ris­mo norue­go rea­li­za una ope­ra­ción de ban­de­ra fal­sa») que Norue­ga esta­ba lis­ta para can­ce­lar en el mes de agos­to sus misio­nes de bom­bar­deo en Libia y poner fin a su par­ti­ci­pa­ción en ese cri­men de gue­rra en curso.

Tar­pley tam­bién men­cio­na el hecho de que hay tes­ti­gos que infor­ma­ron de que había dos pis­to­le­ros en la esce­na del cri­men, lo que siem­bra dudas de que este sea otro gol­pe terro­ris­ta de un «ase­sino soli­ta­rio». Tar­pley prosigue:

  • La pre­sen­cia de un segun­do pis­to­le­ro es sin duda muy inopor­tu­na para la teo­ría del ase­sino soli­ta­rio, ya que cons­ti­tu­ye una prue­ba incon­tro­ver­ti­ble de cons­pi­ra­ción cri­mi­nal, algo que los medios de comu­ni­ca­ción sue­len preo­cu­par­se de evi­tar. En el caso norue­go, las infor­ma­cio­nes de la exis­ten­cia de un segun­do hom­bre arma­do pare­cían seguir sien­do bas­tan­te per­sis­ten­tes 36 horas des­pués de los suce­sos, has­ta el extre­mo de sopor­tar que se pue­da derri­bar la tota­li­dad de la ver­sión ofi­cial sobre el particular.

Así pues, Norue­ga hizo de sí mis­ma un enemi­go demo­crá­ti­co de Israel por apo­yar el esfuer­zo pales­tino de adqui­rir la con­di­ción de Esta­do en Nacio­nes Uni­das el pró­xi­mo mes de sep­tiem­bre, y un enemi­go demo­crá­ti­co de la CIA y la OTAN por­que ya no que­ría tomar par­te algu­na en la con­quis­ta de los cam­pos petro­lí­fe­ros de Libia.

Para obte­ner más infor­ma­ción sobre la deci­sión de Norue­ga de aban­do­nar la gue­rra de Libia, véa­se este artícu­lo del día 10 de junio: «Nor­way to quit Lybia ope­ra­tion by August» («Libia aban­do­na­rá la ope­ra­ción de Libia en agosto»)

Norue­ga fue ata­ca­da por las fuer­zas secre­tas y corrup­tas que se escon­den tras la CIA, la OTAN y el Mosad, por negar­se a secun­dar sus agen­das glo­ba­les. Se ima­gi­na­ban que podrían matar a dos pája­ros de un tiro vol­vien­do a meter en cin­tu­ra a Norue­ga en las cues­tio­nes de Israel y Pales­ti­na y Libia. De lo que esta­mos sien­do tes­ti­gos es de la estra­te­gia de ten­sión que se libra en Noruega.

II. El regre­so de los villa­nos de «Gla­dio»

Duran­te la Gue­rra Fría, las redes secre­tas «Gla­dio» de la OTAN lle­va­ban a cabo en ciu­da­des euro­peas lo que se deno­mi­na «ata­ques de ban­de­ra fal­sa», ope­ra­cio­nes encu­bier­tas de las que se cul­pa­ba en fal­so a gru­pos izquier­dis­tas y con las que se pre­ten­día crear un cli­ma de miedo.

Los prin­ci­pa­les bene­fi­cia­rios de los ata­ques terro­ris­tas eran las fuer­zas de segu­ri­dad del gobierno, los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia y las coa­li­cio­nes polí­ti­cas gobernantes.

Pero la vio­len­cia y el terro­ris­mo de Esta­do no aca­lla­rán la voz del pue­blo de Norue­ga y su gobierno demo­crá­ti­co. Des­pués de los ata­ques, el pri­mer minis­tro norue­go, Jens Stol­ten­berg, ha declarado:

  • «Nadie nos hará callar con bom­bas. Nadie nos hará callar con dis­pa­ros. Nadie nos impe­di­rá a base de mie­do ser Norue­ga. No vais a des­truir­nos. No vais a des­truir nues­tra demo­cra­cia ni nues­tros idea­les de un mun­do mejor.» (En una con­fe­ren­cia de pren­sa ofre­ci­da en Oslo. La cita pro­ce­de del la noti­cia de la BBC «As it hap­pe­ned: Nor­way attacks» [«Tal como suce­dió: los ata­ques con­tra Noruega»].)

Dios ben­di­ga a Norue­ga y Dios ben­di­ga a la liber­tad. Los cri­mi­na­les de la CIA, el Mosad y la OTAN tie­nen que pagar por su deli­to con­tra seres huma­nos ino­cen­tes y con­tra la voz del pueblo.

Y hay un modo de salir de esta era oscu­ra de terro­ris­mo de Esta­do. Tene­mos que cavar has­ta encon­trar la ver­dad y, lue­go, con­tar­la, escri­bir­la, gri­tar­la. No esta­mos con­de­na­dos a ser rehe­nes de los terro­ris­tas de Estado.

No pode­mos ceder al mie­do que arti­fi­cial­men­te pre­ten­den indu­cir­nos, ni a la pre­sión de unos con­gé­ne­res igno­ran­tes, ni a la men­ta­li­dad cie­ga de la mana­da que dice «eso es dejar­se lle­var por la teo­ría de la cons­pi­ra­ción, no tenéis prue­bas, no tenéis nin­gu­na prue­ba de que el Mosad y la CIA estén diri­gi­das por cri­mi­na­les». Mierda.

Tene­mos todas las prue­bas del mun­do de que los mayo­res terro­ris­tas del pla­ne­ta están en el Mosad, en la CIA, en el MI6 y en otros ser­vi­cios de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les. Están ani­qui­lan­do el auto­go­bierno, la liber­tad de expre­sión y nues­tra huma­ni­dad más elemental.

Mad­sen escribe:

  • Con tan­tas evi­den­cias de la par­ti­ci­pa­ción del Mosad en los suce­sos de Oslo, cual­quie­ra de noso­tros pue­de refe­rir has­ta el enési­mo gra­do cual­quier con­tac­to sos­pe­cho­so con israe­líes o sim­pa­ti­zan­tes israelíes.

Con­tar la ver­dad es una tarea que todos debe­mos sus­cri­bir. Para expli­car unos ase­si­na­tos y unos ata­ques terro­ris­tas con moti­va­ción polí­ti­ca tene­mos que sepul­tar la absur­da teo­ría del «pis­to­le­ro loco y soli­ta­rio»; sen­ci­lla­men­te por­que no es cier­ta. Los cons­pi­ra­do­res polí­ti­cos de los Esta­dos son res­pon­sa­bles de los ata­ques de Oslo y de otros ata­ques terro­ris­tas en Esta­dos Uni­dos y el mun­do occidental.

No pode­mos dejar que los gra­nu­jas y demo­nios del Mosad y de la CIA se esca­pen impu­ne­men­te con el ase­si­na­to de gen­te ino­cen­te. Para hacer jus­ti­cia se debe con­tar la ver­dad sobre los ata­ques terro­ris­tas pues­tos en esce­na por el Esta­do… y hay que hacer­lo cuan­to antes, en voz lo más alta posi­ble y todo lo que se pueda.

*Saman Moham­ma­di es estu­dian­te uni­ver­si­ta­rio de Toron­to (Cana­dá) y acti­vis­ta de la gue­rra de la información.

Fuen­te: http://​thein​telhub​.com/​2​0​1​1​/​0​7​/​2​4​/​m​o​s​s​a​d​-​c​i​a​-​a​n​d​-​n​a​t​o​-​a​t​t​a​c​k​-​d​e​m​o​c​r​a​c​y​-​i​n​-​o​s​l​o​-​n​o​r​w​ay/

Como sue­le suce­der, acer­ca de los ata­ques terro­ris­tas come­ti­dos el 22 de julio en Oslo en Norue­ga están apa­re­cien­do infor­ma­cio­nes y evi­den­cias nue­vas que des­pier­tan sos­pe­chas de que el suce­so ha esta­do orques­ta­do por fuer­zas secre­tas del Mosad, la CIA y la OTAN.

Yo las lla­mo a las tres «la coa­li­ción de la muerte».

Way­ne Mad­sen, un perio­dis­ta de inves­ti­ga­ción, infor­mó el domin­go 24 de julio de que Anders Beh­ring Brei­vik, el res­pon­sa­ble de los ata­ques til­da­do de pis­to­le­ro soli­ta­rio, tie­ne víncu­los con la franc­ma­so­ne­ría y defien­de el pro­gra­ma sio­nis­ta. Mad­sen ha escri­to lo siguien­te:

Por sí solo, el hecho no sig­ni­fi­ca que deba­mos depo­si­tar la cul­pa direc­ta­men­te ante las puer­tas del Mosad. Pero es una pie­za más de un puz­le que esta­mos resol­vien­do a oscu­ras, y hará fal­ta algún tiem­po para que todas las pie­zas encajen.

El otro día me equi­vo­qué cuan­do dije que el Mosad esta­ba detrás de los ata­ques de Oslo. Olvi­dé men­cio­nar a la astu­ta CIA y a la OTAN como sos­pe­cho­sas de los asesinatos.

No es úni­ca­men­te un deli­to sio­nis­ta. Es un deli­to del con­jun­to del eje del mal que ha apre­sa­do a las demo­cra­cias occi­den­ta­les: la astu­ta CIA, el delin­cuen­te Mosad y la ile­gal OTAN. Todos sus intere­ses esta­ban ame­na­za­dos por el gobierno demo­crá­ti­co de Noruega.

El perio­dis­ta de inves­ti­ga­ción Webs­ter G. Tar­pley cuen­ta en su artícu­lo «Nor­way Terror Attacks a Fal­se Flag» («El terro­ris­mo norue­go rea­li­za una ope­ra­ción de ban­de­ra fal­sa») que Norue­ga esta­ba lis­ta para can­ce­lar en el mes de agos­to sus misio­nes de bom­bar­deo en Libia y poner fin a su par­ti­ci­pa­ción en ese cri­men de gue­rra en curso.

Tar­pley tam­bién men­cio­na el hecho de que hay tes­ti­gos que infor­ma­ron de que había dos pis­to­le­ros en la esce­na del cri­men, lo que siem­bra dudas de que este sea otro gol­pe terro­ris­ta de un «ase­sino soli­ta­rio». Tar­pley prosigue:

    • La pre­sen­cia de un segun­do pis­to­le­ro es sin duda muy inopor­tu­na para la teo­ría del ase­sino soli­ta­rio, ya que cons­ti­tu­ye una prue­ba incon­tro­ver­ti­ble de cons­pi­ra­ción cri­mi­nal, algo que los medios de comu­ni­ca­ción sue­len preo­cu­par­se de evi­tar. En el caso norue­go, las infor­ma­cio­nes de la exis­ten­cia de un segun­do hom­bre arma­do pare­cían seguir sien­do bas­tan­te per­sis­ten­tes 36 horas des­pués de los suce­sos, has­ta el extre­mo de sopor­tar que se pue­da derri­bar la tota­li­dad de la ver­sión ofi­cial sobre el particular.

Así pues, Norue­ga hizo de sí mis­ma un enemi­go demo­crá­ti­co de Israel por apo­yar el esfuer­zo pales­tino de adqui­rir la con­di­ción de Esta­do en Nacio­nes Uni­das el pró­xi­mo mes de sep­tiem­bre, y un enemi­go demo­crá­ti­co de la CIA y la OTAN por­que ya no que­ría tomar par­te algu­na en la con­quis­ta de los cam­pos petro­lí­fe­ros de Libia.

Para obte­ner más infor­ma­ción sobre la deci­sión de Norue­ga de aban­do­nar la gue­rra de Libia, véa­se este artícu­lo del día 10 de junio: «Nor­way to quit Lybia ope­ra­tion by August» («Libia aban­do­na­rá la ope­ra­ción de Libia en agosto»)

Norue­ga fue ata­ca­da por las fuer­zas secre­tas y corrup­tas que se escon­den tras la CIA, la OTAN y el Mosad, por negar­se a secun­dar sus agen­das glo­ba­les. Se ima­gi­na­ban que podrían matar a dos pája­ros de un tiro vol­vien­do a meter en cin­tu­ra a Norue­ga en las cues­tio­nes de Israel y Pales­ti­na y Libia. De lo que esta­mos sien­do tes­ti­gos es de la estra­te­gia de ten­sión que se libra en Noruega.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.