Los hechos están sobre­va­lo­ra­dos – Iñi­go Saenz de ugar­te

No dejes que la his­to­ria de un aten­ta­do te estro­pee tu ver­sión de la His­to­ria, con mayús­cu­las. Los aten­ta­dos de Oslo per­mi­tie­ron a los exper­tos en terro­ris­mo habi­tua­les en tele­vi­sión apun­tar a Al Qae­da o al terro­ris­mo yiha­dis­ta cuan­do no se sabía nada. De hecho, ni la poli­cía cono­cía con exac­ti­tud qué es lo que esta­ba ocu­rrien­do en Uto­ya, más allá de que alguien esta­ba dis­pa­ran­do indis­cri­mi­na­da­men­te.

Para eso están los exper­tos. Para con­tar­nos lo que nece­si­ta­mos saber con inde­pen­den­cia de que ten­ga que ver o no con los hechos.

El edi­to­rial de The Wall Street Jour­nal en su pri­me­ra edi­ción (ima­gen com­ple­ta) lo tenía todo: cari­ca­tu­ras de Maho­ma, cam­pa­ña yiha­dis­ta, Norue­ga miem­bro de la OTAN, Al Zawahi­ri, Al Qae­da, Afga­nis­tán, Ansar al-Islam, Israel, Gaza, Hamás… Sólo fal­ta­ba Bin Laden, que ya no está dis­po­ni­ble.

Tie­ne méri­to incluir todas esas refe­ren­cias en tan poco tex­to. Casi espe­ras que pida el bom­bar­deo de algún país lejano lleno de gen­te con bar­ba y cos­tum­bres exó­ti­cas. Como antes ha fun­cio­na­do tan bien la estra­te­gia, no hay duda de que la mejor for­ma de luchar por la paz en el mun­do es seguir matan­do gen­te.

The Sun no se que­dó atrás, aun­que ¿qué pue­des espe­rar de un tabloi­de como ése? Pre­ci­sa­men­te, lo que ofre­ció: “El 11‑S norue­go” y la refe­ren­cia a Al Qae­da. Era la pri­me­ra edi­ción. Hay que decir que el perió­di­co cam­bió el titu­lar de por­ta­da en edi­cio­nes pos­te­rio­res, que es más de lo que se pue­de decir del WSJ.

Tam­bién cam­bia­ron el edi­to­rial, o qui­zá sea mejor decir que lo reto­ca­ron. En ese momen­to, ya se sabía que el ase­sino era un norue­go rubio sin bar­ba, pero eso era un deta­lle final que no des­men­tía el res­to del edi­to­rial. Han mata­do a un mon­tón de gen­te. Si eres el WSJ, lo tie­nes cla­ro: ¿cómo des­apro­ve­char una opor­tu­ni­dad así?

La pró­xi­ma será decir­nos que los hechos están sobre­va­lo­ra­dos.
—-

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *