Kutxa Bank, ¿es el ban­co del PNV de Biz­kaia? – Juan­jo Bas­te­rra

Los pocos argu­men­tos que se están ofre­cien­do sobre la nece­si­dad de con­ver­tir las cajas de aho­rro vas­cas en un ban­co sitúan al Ban­co de Espa­ña como pre­cur­sor de esa ini­cia­ti­va. Sin embar­go, es fal­sa. Sólo se ven en la nece­si­dad de salir al mun­do pri­va­do de las finan­zas aque­llas cajas que no cuen­tan con fon­dos y sol­ven­cia nece­sa­ria. Lla­man a la puer­ta del capi­tal espe­cu­la­ti­vo. Sí, ese que gene­ró la cri­sis eco­nó­mi­ca y que en este momen­to de debi­li­dad de los gobier­nos está sacan­do enor­mes bene­fi­cios.

Pero las cajas vas­cas Kutxa, BBK y Vital no están en esa situa­ción. Lide­ran la sol­ven­cia del sis­te­ma finan­cie­ro, por enci­ma de ban­cos de la enti­dad de BBVA y San­tan­der. Enton­ces, ¿para qué crear una ban­co pri­va­do ?

Entre las innu­me­ra­bles res­pues­tas que sur­gen en el deba­te una me tie­ne espe­cial­men­te preo­cu­pa­do. Es la que ase­gu­ra que el PNV de Biz­kaia está que­rien­do tener el con­trol del ban­co. No es nue­va la idea, por­que ya antes estu­vo en lo más alto de lo que des­pués resul­tó el BBVA, pero el Gobierno de Aznar en una juga­da por qui­tar poder eco­nó­mi­co y polí­ti­co al par­ti­do, que hoy diri­ge Iñi­go Urku­llu, pro­pi­ció la entra­da de Argen­ta­ria. Fran­cis­co Gon­zá­lez, el actual pre­si­den­te de BBVA, sólo tuvo que hacer un par de movi­mien­tos y que­dar­se con el con­trol de todo el ban­co. El PNV que­dó des­pla­za­do.

De hecho, Mario Fer­nán­dez ocu­pó los pues­tos de alta direc­ción enton­ces, y es cuan­do pro­pi­ció tre­ce com­pras de ban­cos para aña­dir a BBVA.

Ese mis­mo actor fue colo­ca­do al fren­te de BBK para ese pro­pó­si­to. En el mun­do de las finan­zas, del con­trol eco­nó­mi­co y polí­ti­co, nada es casual. Así, Mario Fer­nán­dez bus­có pri­me­ro ampliar la posi­ción de BBK. Com­pró Caja Sur; aho­ra el Ban­co de Espa­ña le ha abier­to otra posi­bi­li­dad de optar a la com­pra de la Caja de Aho­rros del Medi­te­rrá­neo (CAM), dado que fue inter­ve­ni­da por 2.800 millo­nes por el Ban­co de Espa­ña. Segu­ro que estu­dia la entra­da. Todo lle­va el mis­mo des­tino: cap­tar más poder. Por eso, los deba­tes de si el mode­lo social de las cajas es mejor o peor; o si un ban­co pri­va­do dará o no cré­di­to a las pyme, están en segun­do lugar. La ver­dad es que las ansias por aca­pa­rar poder para unos pocos lla­man dema­sia­do la aten­ción.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *