En nue­va car­ta el revo­lu­cio­na­rio can­tor Julian Con­ra­do soli­ci­ta asi­lo for­mal en Vene­zue­la, don­de está dete­ni­do – Aporrea

Cara­cas, julio 24 – Des­de los cala­bo­zos en Boleí­ta, Cara­cas, nos han hecho lle­gar otra car­ta del tro­va­dor de la mon­ta­ña Julián Con­ra­do, des­apa­re­ci­do des­de hace 53 días en la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Venezuela.

Está en la tapa de un libro, de letra muy apu­ra­da pero con hue­llas dac­ti­la­res incluidas.

La nue­va carta:

Julio 20, 2011

Yo, Gui­ller­mo Enri­que Torres con cédu­la de ciu­da­da­nía: 9.281.852, de Tur­ba­co, Bolí­var, Colombia:

Señor Can­ci­ller Nico­lás Madu­ro, Seño­res ACNUR y a quie­nes compete:

Yo me vine de Colom­bia por­que mi vida corría peli­gro y fui cap­tu­ra­do en Vene­zue­la el 31 de Mayo. No se han reco­no­ci­do mis dere­chos huma­nos, ni siquie­ra ten­go dere­cho a un ale­ga­to para mi defensa.

Estoy enfer­mo de la prós­ta­ta y otras enfermedades.

Soli­ci­to Asi­lo y Refu­gio a la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Venezuela.

(Hue­llas dactilares)

Gui­ller­mo Enri­que Torres Cuéter

Su cap­tu­ra, rea­li­za­da el pasa­do 31 de mayo por cuer­pos de inte­li­gen­cia per­fec­ta­men­te coor­di­na­dos de los Esta­dos colom­biano y vene­zo­lano pre­pa­ran la extra­di­ción a Colom­bia para su entre­ga a los EEUU, como lo ha dicho el cri­mi­nal gene­ral Oscar Naran­jo de la Poli­cía Nacio­nal de Colom­bia al rati­fi­car que: “…He reci­bi­do infor­ma­cio­nes de nues­tros ser­vi­cios de inves­ti­ga­ción cri­mi­nal y de inte­li­gen­cia que se paga­rán varias fuen­tes que cola­bo­ra­ron en el pro­ce­so de loca­li­za­ción de alias ‘Julián Con­ra­do’… este caso en par­ti­cu­lar «Julián Con­ra­do» hace par­te del pro­gra­ma de recom­pen­sas de los Esta­dos Uni­dos de pri­mer nivel…». La recom­pen­sa de 2.5 millo­nes que ofre­ció el sub­se­cre­ta­rio de Esta­do para Lati­noa­mé­ri­ca de los EEUU, Artu­ro Valen­zue­la por su cap­tu­ra, no sabe­mos cómo la dis­tri­bui­rán, ni entre quie­nes. Obvio, supo­ne­mos entre apá­tri­das colom­bia­nos y venezolanos.

Para que esta bar­ba­ri­dad con­tra el Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio no ocu­rra, lo impor­tan­te es que enten­da­mos y haga­mos lo del “Cuen­to del Coli­brí” que nos comen­tó el “Cabo de Tres Soles”, car­te­ro de Julián: “…Mire, me con­ta­ron que en la sel­va había un enor­me incen­dio fores­tal, por una inmen­sa sequía: Muchos ani­ma­les morían. Los que pudie­ron, corrie­ron al lecho del río. Los ani­ma­les que­da­ron atra­pa­dos entre el fue­go y el feroz cau­dal. En la dis­yun­ti­va de que­mar­se o aho­gar­se, el peque­ño coli­brí reco­gía goti­tas de agua de la ori­lla del rio y las echa­ba, con su dimi­to pico, al per­ti­naz fue­go. El león, ele­fan­tes, jira­fas y todas los ani­ma­les se bur­la­ba del coli­brí, has­ta que le gri­ta­ron: “Imbé­cil, ¿Qué crees que haces?…¿acaso vas a apa­gar el incen­dio con tus gotitas?…El coli­brí le res­pon­dió: “Yo hago lo mío…, qué hacen ustedes”.

Si no enten­de­mos la gra­ve­dad de este nue­vo inten­to de con­ver­tir en ley inter­na­cio­nal acep­ta­da, la polí­ti­ca del Plan Cón­dor, con las entre­gas cri­mi­na­les de lucha­do­res socia­les a regí­me­nes terro­ris­ta de Esta­do como cuan­do las espan­to­sas dic­ta­du­ras de Cono Sur, vio­lan­do todo pre­cep­to legal vali­do y huma­ni­ta­rio, esta­mos con­de­nan­do a los pue­blos del mun­do en lucha por su inde­pen­den­cia y liber­tad, a la más abso­lu­ta inde­fen­sión ante la jau­ría fas­cis­ta colom­bia­na-esta­dou­ni­den­se del Plan Colom­bia, con su “voraz incen­dio” en nues­tra ama­da Colom­bia duran­te más de 60 años.

Sabe­mos que la entre­ga a Colom­bia-EEUU del Can­tor, con pala­bras de Julián, sería “…la tor­tu­ra y la muerte…”.

«… la vida es muy peli­gro­sa. No por las per­so­nas que hacen mal,
sino por las que se sien­tan a ver lo que pasa…»

Albert Eins­tein

Coor­di­na­do­ra “Que no calle el cantor”

ASILO POLÍTICO PARA JULIAN CONRADO

AMANDO VENCEREMOS!!!
 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.