Masa­cres en Norue­ga, ¿avi­so sio­nis­ta a los alia­dos de Palestina?

La cruz es el emble­ma Tem­pla­rio, par­te de la mito­lo­gía ultra dere­chis­ta cris­tia­na euro­pea. Boltxe​.Info

ISAAC RABIN, ASESINADO POR EL MOSSAD, EN EL RECUERDO. VÍDEO

El 4 de noviem­bre de 1995, tras con­vo­car a miles de israe­líes en una mani­fes­ta­ción por la paz, Isaac Rabin (Pri­mer Minis­tro labo­ris­ta israe­lí) era ase­si­na­do por un terro­ris­ta judío de extre­ma dere­cha, tras del ase­si­na­to el Par­ti­do Labo­ris­ta pasó a mejor vida, abrien­do­se el ake­la­rre ultra dere­chis­ta, nazi y neocon.
El Mos­sad es sos­pe­cho­so, des­pués del cri­men lle­gó la gue­rra. Fue «un aten­ta­do indi­vi­dual» per­mi­ti­do por el Mos­sad de mane­ra evi­den­te, obser­ve­se el vídeo sobre aquel cri­men subi­do a You Tube de la radio israelí.
Siem­pre son «lobos soli­ta­rios» y eso no es casual, este ha con­fe­sa­do que lle­va­ba dos años pre­pa­ran­do el cri­men. ¿Quién le ense­ñó a tirar así, con esta segu­ri­dad y frial­dad? ¿quien y dón­de le ha pre­pa­ra­do para ase­si­nar?. ¿Quien pre­pa­ró los explo­si­vos para aten­tar con esta pre­ci­sión?, tan seme­jan­tes a otras explo­sio­nes pro­du­ci­das en Beirut.

No era un nazi norue­go, es un agen­te sio­nis­ta fana­ti­za­do. El mis­mo que pre­pa­ró al ase­sino de Rabin, sin duda pre­pa­ró a este cri­mi­nal con simi­la­res pro­gra­mas ideo­ló­gi­cos y lo ha hecho con otros en Tehe­rán o cual­quier otro lugar del mundo.

Por cier­to, por aso­cia­cio­nes como las que anda­ba este suje­to, se mue­ven Aznar, Pilar Raho­la y algu­nos del PNV, PP, PSOE y sus res­pec­ti­vas juventudes.


La masa­cre come­ti­da el 22 de julio en Norue­ga se desa­rro­lló en un con­tex­to al que mere­ce la pena pres­tar aten­ción. Ha habi­do dos aten­ta­dos, uno con­tra la sede del gobierno y otro en la isla de Utø­ya, con una dife­ren­cia de dos horas entre ambos.En la isla de Utø­ya se cele­bra­ba una reu­nión-cam­pa­men­to de la Liga Juve­nil de Tra­ba­ja­do­res del Par­ti­do Labo­ris­ta (Arbei­da­ra­nes Ung­domsfyl­king, AUF, por sus siglas en norue­go) cuyo repre­sen­tan­te, Eskil Peder­sen, es uno de los defen­so­res más impor­tan­tes del boi­cot a Israel en Euro­pa, y con posi­cio­na­mien­tos de gran importancia.

Boi­cot a Israel

La impli­ca­ción de Norue­ga en el boi­cot a Israel es fun­da­men­tal y hie­re sen­si­bi­li­da­des. El boi­cot uni­ver­si­ta­rio fue lide­ra­do por una de las ins­ti­tu­cio­nes aca­dé­mi­cas más impor­tan­tes de Norue­ga, la Uni­ver­si­dad de Ber­gen, que tie­ne inten­ción de impo­ner un boi­cot aca­dé­mi­co con­tra Israel por un com­por­ta­mien­to que cali­fi­ca de simi­lar al del apartheid (YNET, 24 de enero de 2010); la acom­pa­ñó la jun­ta rec­to­ra de la Uni­ver­si­dad de Trondheim, don­de se dis­cu­tió y votó si unir­se o no al boi­cot aca­dé­mi­co con­tra Israel.

Hace solo unos meses, en abril, este boi­cot uni­ver­si­ta­rio dio sus fru­tos y el pro­pio Alan M. Dersho­witz estu­vo en Norue­ga y se ofre­ció a impar­tir con­fe­ren­cias sobre Israel en las tres uni­ver­si­da­des más impor­tan­tes, si bien todas recha­za­ron su ofer­ta, aun­que sí habían sido invi­ta­dos allí Ilan Pap­pé, o a Stephen Walt. La que­ja de Desrho­witz con­tra el «boi­cot de Norue­ga a los ora­do­res pro-israe­líes» se pue­de leer en el siguien­te enla­ce: http://​soy​sio​nis​ta​.blogs​pot​.com/​2​0​1​1​/​0​4​/​e​l​-​b​o​i​c​o​t​-​d​e​-​n​o​r​u​e​g​a​-​l​o​s​-​o​r​a​d​o​r​e​s​-​p​r​o​.​h​tml.

El Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Norue­ga, Jonas Gahr Stø­re, dijo lo siguien­te el día ante­rior a la masa­cre: «La ocu­pa­ción debe ter­mi­nar, el muro se debe demo­ler y hay que hacer­lo ya»… y lo hizo en el mis­mo cam­pa­men­to don­de se pro­du­jo la matan­za (fuen­te: http://​tin​yurl​.com/​3​z​h​s​j4w).

Anders Behring Breivik.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Pie de foto: La AUF pide boi­co­tear a Israel. Jonas Gahr Sto­re, Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Norue­ga, fue reci­bi­do el jue­ves en el cam­pa­men­to de verano de la AUF que se desa­rro­lla en Utø­ya, don­de escu­chó la peti­ción de que Norue­ga reco­noz­ca al Esta­do pales­tino. Allí el minis­tro reco­rrió el cam­pa­men­to orga­ni­za­do por Eskil Peder­sen, diri­gen­te de la AUF (Reuters).

El miér­co­les pasa­do, Eskil Peder­sen afir­mó que la Liga Juve­nil de Tra­ba­ja­do­res (AUF) quie­re que Norue­ga impon­ga un embar­go eco­nó­mi­co uni­la­te­ral a Israel.

«La Liga Juve­nil de Tra­ba­ja­do­res ten­drá una polí­ti­ca más acti­va en Orien­te Pró­xi­mo y tene­mos que reco­no­cer a Pales­ti­na. “El dine­ro solo es dine­ro”, aho­ra tene­mos que impul­sar el pro­ce­so de paz hacia otra sen­da», decla­ró Pedersen.

Las accio­nes de BDS (boi­cot, des­in­ver­sión y san­cio­nes) fue­ron apo­ya­das en enero de 2006 por la Minis­tra de Eco­no­mía (http://​www​.elre​loj​.com/​a​r​t​i​c​l​e​.​p​h​p​?​i​d​=​1​6​385) y se han hecho efec­ti­vas en reti­ra­da de inver­sio­nes. Con­cre­ta­men­te, el 23 de agos­to de 2010 Norue­ga comu­ni­có que el Fon­do de Petró­leo Norue­go (Nor­way Oil Fund) reti­ra­ba sus inver­sio­nes de la com­pa­ñía cons­truc­to­ra inter­na­cio­nal Dan­ya Cebus, que per­te­ne­ce al fon­do de inver­sio­nes Afri­ca-Israel. En pala­bras de la Minis­tra de Eco­no­mía « “El Con­se­jo de Éti­ca enfa­ti­za que la cons­truc­ción en los asen­ta­mien­tos de los terri­to­rios ocu­pa­dos cons­ti­tu­ye una vio­la­ción de la Con­ven­cion de Gine­bra rela­ti­va a la Pro­tec­ción de Civi­les en Tiem­po de Gue­rra,” seña­ló. “Varias reso­lu­cio­nes del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das y opi­nio­nes del Tri­bu­nal Inter­na­cio­nal de Jus­ti­cia han con­clui­do que la cons­truc­ción en los asen­ta­mien­tos israe­líes en los terri­to­rios ocu­pa­dos pales­ti­nos está prohi­bi­da bajo esta Con­ven­ción,” dijo el minis­tro de Eco­no­mía Sigb­joern John­sen en una decla­ra­ción ». (http://​www​.noc​tur​nar​.com/​f​o​r​u​m​/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​4​2​7​2​1​6​-​f​o​n​d​o​-​n​o​r​u​e​g​o​-​r​e​t​i​r​a​-​i​n​v​e​r​s​i​o​n​e​s​-​d​e​-​c​o​m​p​a​n​i​a​s​-​i​s​r​a​e​l​i​e​s​.​h​tml)

La reti­ra­da de inver­sio­nes tam­bién se ha exten­di­do al nego­cio de armas, y en sep­tiem­bre de 2009 se can­ce­ló la inver­sión en Elbit, empre­sa arma­men­tís­ti­ca israe­lí (http://www.haaretz.com/news/israel-summons-norway-envoy-to-protest-divestment-from-arms-firm‑1.8535). Y no sólo han veta­do la ven­ta de armas a Israel, sino que en junio de 2010 la Minis­tra de Euca­ción norue­ga hizo un lla­ma­mien­to inter­na­cio­nal para que esta pos­tu­ra de boi­cot a las empre­sas arma­men­tís­ti­cas israe­líes fue­se com­par­ti­da por el res­to de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal (http://​www​.swe​dish​wi​re​.com/​n​o​r​d​i​c​/​4​8​0​9​-​n​o​r​w​a​y​-​c​a​l​l​s​-​f​o​r​-​b​o​y​c​o​t​t​-​o​n​-​a​r​m​s​-​t​o​-​i​s​r​ael), ante el ase­si­na­to por par­te de Israel de nue­ve acti­vis­tas tur­cos en el ata­que a la Flotilla.

El boi­cot norue­go está apo­ya­do masi­va­men­te por la pobla­ción y, según fuen­tes israe­líes, en el año 2010 el 40 por cien­to de los norue­gos y norue­gas se nega­ban a com­prar pro­duc­tos israe­líes (http://www.ynetnews.com/articles/0.7340.L‑3898052.00.html)

Apo­yo al pue­blo palestino

Si Norue­ga ha des­ta­ca­do en el boi­cot a Israel, tam­bién lo ha hecho en decla­rar y reco­no­cer a al Esta­do pales­tino. El 19 de Julio el pre­si­den­te pales­tino Mah­moud Abbas visi­tó Norue­ga y el Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res norue­go, Jonas Gahr Stø­re, decla­ró al infor­ma­ti­vo de TV2 que Norue­ga está dis­pues­ta a reco­no­cer al Esta­do pales­tino. Esas pala­bras son las que repi­tió duran­te la char­la de Utø­ya: «Esta­mos dis­pues­tos a reco­no­cer al Esta­do pales­tino. Estoy a la espe­ra del tex­to con­cre­to de la reso­lu­ción que los pales­ti­nos van a pre­sen­tar ante la Asam­blea Gene­ral de Nacio­nes Uni­das en el mes de Sep­tiem­bre» (fuen­te: http://​english​.ruvr​.ru/​2​0​1​1​/​0​7​/​1​9​/​5​3​4​0​8​5​5​7​.​h​tml).

En oto­ño se espe­ra que el pre­si­den­te pales­tino Mah­mound Abbas expon­ga la cues­tión ante Nacio­nes Uni­das, don­de pedi­rá el ingre­so en la orga­ni­za­ción y el reco­no­ci­mien­to del Esta­do pales­tino según las fron­te­ras ante­rio­res a la gue­rra de 1967 y con capi­tal en Jeru­sa­lén Este. Ni Esta­dos Uni­dos ni Euro­pa apo­yan la crea­ción de un Esta­do pales­tino independiente.

Ade­más, al ex Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res, Kare Willoch, le han rega­la­do hace poco un pasa­por­te pales­tino y expre­só su apo­yo a los pales­ti­nos y su situa­ción: «Me he dado cuen­ta de la muy gra­ve injus­ti­cia a la que ha sido some­ti­do el pue­blo pales­tino y que real­men­te todo el mun­do occi­den­tal tie­ne su res­pon­sa­bi­li­dad en ello» (fuen­te: http://​the​fo​reig​ner​.no/​p​a​g​e​s​/​n​e​w​s​/​a​b​b​a​s​-​t​o​-​m​e​e​t​-​n​o​r​w​e​g​i​a​n​-​f​o​r​e​i​g​n​-​m​i​n​i​s​t​er/).

Reac­cio­nes de Israel

Israel no igno­ra estas accio­nes. De hecho, el 15 de noviem­bre de 2010 la pren­sa israe­lí publi­có que «Norue­ga inci­ta al odio con­tra noso­tros» (fuen­te: ynet​news​.com), lo que dio lugar a un gra­ve con­flic­to diplo­má­ti­co. Israel acu­só al gobierno norue­go de finan­ciar y fomen­tar la ins­ti­ga­ción des­ca­ra­da con­tra Israel. En ese caso la que­ja era por la finan­cia­ción y par­ti­ci­pa­ción de Norue­ga en la difu­sión de obras que infor­man del sufri­mien­to de la infan­cia en Gaza.

Este era el tex­to com­ple­to de la noticia:

    Según infor­mes reci­bi­dos por el Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res en Jeru­sa­lén, el muni­ci­pio de Trondheim finan­cia un via­je a Nue­va York para los estu­dian­tes que inter­vie­nen en la obra Monó­lo­gos de Gaza, «que tra­ta del sufri­mien­to de los niños de Gaza como con­se­cuen­cia de la ocu­pa­ción israelí».
    La obra, escri­ta por un pales­tino de Gaza, se pre­sen­ta­rá en la sede de Nacio­nes Uni­das. La fun­ción se suma a una expo­si­ción de un artis­ta norue­go exhi­bi­da en Damas­co, Bei­rut y Amán con la cola­bo­ra­ción de las emba­ja­das de Norue­ga en Siria, LíbanoJor­da­nia.
    La expo­si­ción mues­tra a bebés pales­ti­nos muer­tos jun­to a cas­cos del Ejér­ci­to de Israel que recuer­dan a los cas­cos de los sol­da­dos nazis y una ban­de­ra israe­lí empa­pa­da en sangre.
    Los norue­gos tam­bién con­tri­bu­yen a dis­tri­buir en fes­ti­va­les de cine de todo el mun­do un docu­men­tal titu­la­do Tears of Gaza («Lágri­mas de Gaza»). Según el Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res, la pelí­cu­la tam­bién tra­ta del sufri­mien­to de los niños de Gaza sin men­cio­nar a Hamas, los cohe­tes dis­pa­ra­dos en Israel y el dere­cho de este últi­mo a defenderse.
    En la pelí­cu­la apa­re­cen habi­tan­tes de Gaza can­tan­do Itbah al-Yahud, pero la tra­duc­ción norue­ga dice «masa­crad a los israe­líes» en lugar de «masa­crad a los judíos».
    Ade­más, se ha publi­ca­do hace poco un libro escri­to por dos médi­cos norue­gos que fue­ron los úni­cos extran­je­ros en Gaza que con­ce­die­ron entre­vis­tas duran­te la Ope­ra­ción Plo­mo Fun­di­do. El libro, que acu­sa a los sol­da­dos del Ejér­ci­to de Israel de matar deli­be­ra­da­men­te a muje­res y niños, es un éxi­to de ven­tas en Norue­ga y ha sido calu­ro­sa­men­te reco­men­da­do nada menos que por el minis­tro norue­go de Asun­tos Exte­rio­res, Jonas Gahr Støre.
    La emba­ja­da israe­lí en Norue­ga ha pro­tes­ta­do enér­gi­ca­men­te con­tra la impli­ca­ción de las auto­ri­da­des en la demo­ni­za­ción de Israel. «La polí­ti­ca ofi­cial y mani­fies­ta de Norue­ga habla de com­pren­sión y recon­ci­lia­ción –dijo el domin­go por la noche una auto­ri­dad israe­lí – , pero des­de la gue­rra de Gaza, Norue­ga se ha con­ver­ti­do en una super­po­ten­cia en lo que se refie­re a expor­tar mate­rial mul­ti­me­dia orien­ta­do a des­le­gi­ti­mar a Israel mien­tras emplea el dine­ro de los con­tri­bu­yen­tes norue­gos a pro­du­cir y difun­dir esos materiales».
    Daniel Ava­lon, vice-minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res, ha decla­ra­do en una reu­nión con miem­bros del par­la­men­to norue­go que «este tipo de acti­vi­dad ale­ja las posi­bi­li­da­des de recon­ci­lia­ción y favo­re­ce una radi­ca­li­za­ción de la posi­ción pales­ti­na que les impi­de negociar».
    Los norue­gos han res­pon­di­do a las crí­ti­cas israe­líes dicien­do que el gobierno apo­ya la liber­tad de expre­sión y que no inter­ven­drá para alte­rar el con­te­ni­do de obras de arte.

Fuen­te; http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L‑3984621,00.html

La pren­sa israe­lí ha publi­ca­do más artícu­los des­ta­can­do que las rela­cio­nes entre ambos Esta­dos no pasan defi­ni­ti­va­men­te por su mejor momen­to. Hay que aña­dir que Norue­ga siem­pre ha man­te­ni­do con­ver­sa­cio­nes con Hamas des­de que se for­mó un gobierno de uni­dad en 2007, dis­tan­cián­do­se así de la pos­tu­ra esta­dou­ni­den­se y euro­pea (http://www.norway.org.ps/News_and_events/Press_Release/Facts_about_Norway%E2%80%99s_position_with_regard_to_Hamas/) y moles­tan­do pro­fun­da­men­te a Israel, como era de espe­rar (http://​news​.bbc​.co​.uk/​2​/​h​i​/​6​4​7​0​6​6​9​.​stm).

Las malas rela­cio­nes se vuel­ven a poner de mani­fies­to en las decla­ra­cio­nes del pro­pio Pre­si­den­te de Israel, Simon Peres, quien en mayo de 2011 dijo que dia­lo­gar con Hamas es apo­yar a esta orga­ni­za­ción terro­ris­ta, a lo que Jonas Gahr Stø­re ‑Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res norue­go- res­pon­dió: «con­de­na­mos a las orga­ni­za­cio­nes que están impli­ca­das en el terro­ris­mo, pero Norue­ga con­si­de­ra que tener unas lis­tas en las que incluir a una orga­ni­za­ción para cali­fi­car­la de terro­ris­ta no sir­ve a nues­tros obje­ti­vos» (http://​www​.new​si​nen​glish​.no/​2​0​1​1​/​0​5​/​0​6​/​p​e​r​e​s​-​c​r​i​t​i​c​i​z​e​s​-​n​o​r​w​a​y​-​o​n​-​h​a​m​as/).

Pare­ce que son los norue­gos quié­nes están ponien­do sobre la mesa la «defi­ni­ción de terro­ris­mo», una sim­ple eti­que­ta que da nom­bre a unas lis­tas y con­de­na inme­dia­ta­men­te a millo­nes de per­so­nas a un blo­queo geno­ci­da o a un ata­que mortífero.

Curio­sa­men­te, el «terro­ris­ta» norue­go acu­sa­do de esta masa­cre, Anders Beh­ring Brei­vik, está sien­do seña­la­do como titu­lar de un blog lla­ma­do «Fjord­man» y sus men­sa­jes lle­van tiem­po apa­re­cien­do con enla­ces en Jihad Watch y Gates of Vien­na http://​www​.wakeup​from​yours​lum​ber​.com/​b​l​o​g​/​j​o​e​b​l​o​w​/​z​i​o​n​i​s​t​s​-​a​d​m​i​t​-​b​r​e​i​v​i​k​-​f​j​o​r​d​m​a​n​-​b​r​e​i​v​i​k​-​r​i​g​h​t​i​s​t​-​m​a​s​s​-​m​u​r​d​e​r​e​r​-​a​t​l​a​s​-​s​h​r​u​g​g​e​d​-​c​o​n​t​r​i​but). Si esto es así, el blog de Fjord­man mues­tra que Brei­vic sería un extre­mis­ta neo­con que odia a los inmi­gran­tes y espe­cial­men­te a los musul­ma­nes y, ade­más pro-israe­lí; véa­se el blog, «por qué la lucha de Israel tam­bién es nues­tra lucha» (http://​vlad​te​pes​blog​.com/​?​p​=​2​1​434).

Podría ser que, al final, los ten­tácu­los del Esta­do de Israel no estén tan lejos de esta matan­za; al fin y al cabo no habría sido la pri­me­ra que come­ten ni, lamen­ta­ble­men­te, será la últi­ma. Eso sí, la Liga Juve­nil de Tra­ba­ja­do­res Norue­ga (AUF), el Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res norue­go y su gobierno al com­ple­to han reci­bi­do un tre­men­do golpe.

Jus­ta­men­te quie­nes más se han posi­cio­na­do en el recha­zo a la polí­ti­ca geno­ci­da de Israel hacia el pue­blo pales­tino son quié­nes más sufren, pre­via­men­te adver­ti­dos por Israel de su «tre­men­da osa­día»… algo que en el len­gua­je israe­lí sig­ni­fi­ca que se pagan las consecuencias.

*María José Lera es pro­fe­so­ra de la Uni­ver­si­dad de Sevi­lla y Ricar­do Gar­cía Pérez es traductor. 

Rebe­lión ha publi­ca­do este artícu­lo con el per­mi­so del autor median­te una licen­cia de Crea­ti­ve Com­mons, res­pe­tan­do su liber­tad para publi­car­lo en otras fuentes.

La visión del mun­do de Anders Brei­vik, el ase­sino de 85 jóve­nes en la isla de Uto­ya, se fun­da según múl­ti­ples indi­cios en la isla­mo­fo­bia, el anti mar­xis­mo y el racismo. 

El canal TV2 de Ber­gen ase­gu­ra­ba ano­che tener con­fir­ma­ción poli­cial de que Brei­vik es el autor de un mani­fies­to de 1.500 pági­nas publi­ca­do en Inter­net, con el pseu­dó­ni­mo Andrew Ber­wik, poco antes de la explo­sión de la bom­ba que el vier­nes mató en Oslo a sie­te personas.

Según TV2, Brei­vik es tam­bién autor de un vídeo de 12 minu­tos ya reti­ra­do del por­tal You​Tu​be​.com en el que ilus­tra la his­to­ria de los tem­pla­rios y denun­cia una supues­ta inva­sión de Euro­pa por par­te de cre­yen­tes musul­ma­nes. La poli­cía de la capi­tal norue­ga se nega­ba ayer a comen­tar si el mamo­tre­to pre­sun­ta­men­te escri­to por Brei­vik y titu­la­do 2082, una decla­ra­ción de inde­pen­den­cia euro­pea fue una de las prue­bas encon­tra­das por los agen­tes duran­te su regis­tro de la gran­ja del dete­ni­do. Los repor­te­ros de TV2 con­sul­ta­dos por este perió­di­co lo sos­te­nían así esta madrugada.

En el vídeo pre­sun­ta­men­te edi­ta­do por el autor de la matan­za se enun­cian una serie de ame­na­zas con­tra los musul­ma­nes y con­tra lo que se des­cri­be como “éli­tes mul­ti­cul­tu­ra­lis­tas de Euro­pa”, que se habrían nega­do a “trans­fe­rir el poder” a la “revo­lu­ción con­ser­va­do­ra”. Así que “la car­ni­ce­ría que se ave­ci­na” hará que la II Gue­rra Mun­dial “parez­ca un pic­nic”. Fir­ma como caba­lle­ro tem­pla­rio y ter­mi­na ponien­do una fecha para lo que con­si­de­ra que será la “últi­ma apor­ta­ción” escri­ta: un par de horas antes de que deto­na­ra la bom­ba que des­tro­zó el cen­tro de Oslo. Según diver­sos medios norue­gos, el abo­ga­do de Brei­vik, Geir Lip­pes­tad, tam­bién dio cre­di­bi­li­dad a estas publicaciones.

“Los jóve­nes le supli­ca­ban, él disparaba”

No doble­gar­se, man­te­ner­se uni­dos, evi­tar el mie­do. Es pron­to para saber si las con­sig­nas del Gobierno norue­go cala­rán entre los ciu­da­da­nos. Dema­sia­do viva esta­ba ayer la sacu­di­da por los 92 muer­tos. El país ama­ne­ció con el horror de que al menos 85 de sus jóve­nes habían sido ase­si­na­dos a san­gre fría en un cam­pa­men­to de verano en la isla de Utoya.

Tras el bom­ba­zo que mató a sie­te per­so­nas en el cen­tro de Oslo y des­pués de las pri­me­ras noti­cias de que la inusi­ta­da masa­cre había sido per­pe­tra­da por un norue­go, las infor­ma­cio­nes sumie­ron en la estu­pe­fac­ción al país escan­di­na­vo: el ultra­de­re­chis­ta Anders Beh­ring Brei­vik deto­nó la bom­ba de Oslo para ase­si­nar con­ciu­da­da­nos y ata­car al Gobierno, pero sobre todo como manio­bra de dis­trac­ción para eje­cu­tar al mayor núme­ro posi­ble de 700 ado­les­cen­tes con­vo­ca­dos a Uto­ya por el Par­ti­do Labo­ris­ta. Pri­me­ro les reu­nió -”acer­ca­ros ten­go infor­ma­ción impor­tan­te”, les dijo- y lue­go tuvo 90 minu­tos para recrear­se en la matan­za. “Este es vues­tro últi­mo día, os voy a matar a todos, hijos del dia­blo”, gritó.

“Los mata­ba como a perros”, con­ta­ba tem­blan­do Edvard For­nes, de 16 años, uno de los super­vi­vien­tes de la masa­cre, que se encon­tra­ba ayer aco­gi­do jun­to con otros en Sund­vo­llen, el pue­blo situa­do fren­te a la isla del horror.

La cara del mucha­cho al expli­car el espan­to del que fue tes­ti­go se corres­pon­de bien con el apa­ren­te esta­do de Norue­ga. Con los bra­zos caí­dos, la acti­tud cor­tés y la mira­da hun­di­da tras unos pár­pa­dos a media asta, que ape­nas expre­sa­ba otra cosa que abso­lu­to pas­mo, Edvard For­nes fue expli­can­do en un exce­len­te inglés cómo sobre­vi­vió a la matan­za de sus 85 com­pa­ñe­ros de acam­pa­da. El chi­co no vio más que a un pis­to­le­ro y no le cabe duda de que el tipo que le apun­tó con un rifle es el mis­mo cuya foto ha publi­ca­do la poli­cía: Anders Beh­ring Brei­vik. “Solo que aho­ra lle­va el pelo mucho más cor­to”, comentó.

Edvard sal­vó su vida cru­zan­do a nado los 700 metros que sepa­ran Uto­ya de tie­rra fir­me. Pese a su com­ple­xión atlé­ti­ca, pue­de decir­se que tuvo suer­te, por­que el agua está muy fría y el ase­sino siguió dis­pa­ran­do sobre los mucha­chos que huían a nado.

- ¿Cuán­tos ami­gos per­dió en la matanza?

- Toda­vía no los he contado.

For­nes acom­pa­ña esta res­pues­ta de un ges­to estoi­co. Pue­de que vaya a ser el pri­mer paso de la ingen­te labor que tie­ne por delan­te para dige­rir el horror vivi­do. Una labor más com­pli­ca­da aún de la que aguar­da a sus con­ciu­da­da­nos de la pací­fi­ca Norue­ga que no vie­ron la masa­cre con sus pro­pios ojos.

El pis­to­le­ro fue dete­ni­do el mis­mo vier­nes. Según Svei­nung Sponheim, segun­do jefe de la poli­cía de Oslo, Brei­vik, de 32 años, con­fe­só ayer que había esta­do en Uto­ya y que había dis­pa­ra­do. Su abo­ga­do, Geir Lip­pes­tad, decla­ró en varios medios norue­gos, que su clien­te creía que sus accio­nes eran “atro­ces” pero “nece­sa­rias”.

Sobre sus moti­vos no hay más que cába­las. Se sabe, de momen­to, que man­te­nía con­tac­tos con gru­pos de ultra­de­re­cha norue­gos. Tam­bién, que dis­fru­ta­ba de una licen­cia de armas para pis­to­las y rifles auto­má­ti­cos. Ata­via­do con un uni­for­me de poli­cía, se valió de la impos­tu­ra para per­pe­trar la matan­za en Uto­ya. Según expli­ca­ron las auto­ri­da­des, Brei­vik tie­ne una peque­ña empre­sa agrí­co­la para la cual se cree que pudo com­prar el fer­ti­li­zan­te arti­fi­cial del que pro­ba­ble­men­te se sir­vió para fabri­car la bom­ba de Oslo y los arte­fac­tos que se han encon­tra­do en la isla de Utoya.

No está muy cla­ro cómo fue arres­ta­do: según la tele­vi­sión norue­ga NRK, la poli­cía lo redu­jo median­te gases lacri­mó­ge­nos que lan­zó des­de el aire. Otras fuen­tes indi­can que él mis­mo dio por ter­mi­na­da la fae­na y se entre­gó volun­ta­ria­men­te a las fue­zas del orden.

La isla de Uto­ya se encuen­tra muy pró­xi­ma a la carre­te­ra que bor­dea el lago Tyrif­jor­den para unir Oslo con Ber­gen, la segun­da ciu­dad norue­ga. Un gru­po de luga­re­ños comen­ta­ba ayer en Sund­vo­llen que, en cuan­to escu­cha­ron que el aten­ta­do con bom­ba en Oslo tenía un segun­do acto en la peque­ña isla, supie­ron que su autor era un norue­go. No es Uto­ya un des­tino cono­ci­do fue­ra del país. Su minús­cu­la exten­sión y su esca­sa infra­es­truc­tu­ra ‑un puña­do de edi­fi­cios y un embar­ca­de­ro- limi­ta su uso a las acam­pa­das juve­ni­les que cada año cele­bran allí las Juven­tu­des del Par­ti­do Labo­ris­ta (AP), las fuer­za polí­ti­ca que gobier­na Norue­ga des­de 2005. Ayer por la tar­de, las aguas del Tyrif­jor­den refle­ja­ban el gris del cie­lo vis­tas des­de la peque­ña loca­li­dad de Sundvollen.

En este idí­li­co pue­blo jun­to al lago se con­gre­ga­ban los super­vi­vien­tes de la matan­za, que, alo­ja­dos en varios hote­les cus­to­dia­dos estre­cha­men­te por la poli­cía, pres­ta­ban decla­ra­ción y espe­ra­ban a que sus padres los reco­gie­ran para lle­var­los a casa. El pri­mer minis­tro de Norue­ga, Jens Stol­ten­berg, visi­tó la loca­li­dad para reu­nir­se con las víc­ti­mas. Habló de “tra­ge­dia nacio­nal” y de algo nun­ca vis­to des­de la II Gue­rra Mundial.

En Norue­ga actúan gru­pos de ultra­de­re­cha que alcan­za­ron rela­ti­va fuer­za hacia fina­les del siglo pasa­do. Estas orga­ni­za­cio­nes radi­ca­les, sin embar­go, fue­ron per­dien­do apo­yos a medi­da que los gana­ba el popu­lis­ta Par­ti­do del Pro­gre­so, que en 2005 se con­vir­tió en la segun­da fuer­za polí­ti­ca en el Par­la­men­to de Oslo (Stor­ting). Pese a que el ase­sino de Uto­ya com­par­te según diver­sos indi­cios muchos pun­tos de vis­ta con el par­ti­do ‑como el que vin­cu­la al par­ti­do Labo­ris­ta con “el mar­xis­mo inter­na­cio­nal”-, actos como los del vier­nes supo­nen una abso­lu­ta nove­dad en la tran­qui­la Noruega.

Los inves­ti­ga­do­res no des­car­ta­ban ayer que Brei­vik con­ta­ra con algún cóm­pli­ce. Algu­nos tes­ti­gos dije­ron haber vis­to a dos hom­bres en la isla. No así For­nes, que lo tuvo “a diez metros de dis­tan­cia”. Cuan­do los mucha­chos huían des­pa­vo­ri­dos de las balas, el fal­so poli­cía les gri­ta­ba: “Venid a jugar con­mi­go” y “no seáis tími­dos”. Cuan­do des­cu­bría a alguno escon­di­do, Brei­vik lo mata­ba. For­nes con­ta­ba cómo encon­tró a un gru­po de chi­cos para­pe­ta­dos en el cam­po, “que le supli­ca­ron una y otra vez que les deja­ra vivir, pero él dis­pa­ró sobre ellos una y otra vez.”

La casa del joven super­vi­vien­te For­nes, adon­de se lo lle­vó su madre res­ca­tán­do­lo de los repor­te­ros, se encuen­tra en Mo i Rana, muy al nor­te de Uto­ya. En los alre­de­do­res del lago Tyrif­jor­den, toma­do por la pren­sa, no para­ba ayer de llo­ver. La poli­cía mon­ta­ba guar­dia en los hote­les don­de se alo­ja­ban los jóve­nes y alre­de­dor de la isla, que ape­nas se podía vis­lum­brar des­de la ori­lla de Sund­vo­llen. El vivo pai­sa­je ver­de con­tras­ta con el rojo que tra­di­cio­nal­men­te eli­gen los norue­gos para pin­tar sus casas de made­ra con teja­dos a dos aguas.

Oslo esta­ba a su vez toma­da por el Ejér­ci­to. Sus menos de medio millón de habi­tan­tes com­par­ten la per­ple­ji­dad del super­vi­vien­te y obser­van las tareas de recons­truc­ción con una apa­ren­te impa­si­bi­li­dad que les hace pare­cer turis­tas en su pro­pia capi­tal, que des­de el vier­nes ya no es la mis­ma. La zona des­tro­za­da por la bom­ba es de difí­cil acce­so, por­que los ser­vi­cios de res­ca­te siguen bus­can­do cadá­ve­res entre los escom­bros. Así que la gen­te se arre­mo­li­na ante las cin­tas poli­cia­les, des­de don­de sacan fotos y obser­van cómo entran y salen los camio­nes de obras. Hom­bres y muje­res jóve­nes, embu­ti­dos en uni­for­mes mili­ta­res y fuer­te­men­te arma­dos, guar­dan las calles y los edi­fi­cios más impor­tan­tes. No tie­nen aspec­to ame­na­za­dor. Como For­nes, se dejan foto­gra­fiar con estoicismo.

Estas ban­das no se prohi­ben en la Euro­pa del Impe­ria­lis­mo. Como ayer, el mon­truo cre­ce y des­pués solo que­da la vio­len­cia extre­ma, la gue­rra, la muer­te. Es su Euro­pa. Boltxe Kolektiboa


Los aten­ta­dos en Oslo, sin pre­ce­den­tes por la moda­li­dad en la que se lle­va­ron a cabo y cuyos moti­vos has­ta aho­ra no están cla­ros, recuer­dan a otros ata­ques efec­tua­dos por la extre­ma derecha.

Por la inten­si­dad de la defla­gra­ción que des­tru­yó los edi­fi­cios de Oslo y por la incli­na­ción polí­ti­ca de ultra­de­re­cha de sus ata­can­tes, el pri­me­ro que se pue­de recor­dar es el aten­ta­do de Oklaho­ma, el peor ocu­rri­do Esta­dos Uni­dos antes de los ata­ques a las Torres Geme­las el 11 de sep­tiem­bre de 2001.

Una explo­sión des­tru­yó el Edi­fi­cio Federl Alfred P. Murrah en Oklaho­ma City el 19 de abril de 1995, y mató a 168 per­so­nas, entre ellas 19 niños.

Por el aten­ta­do fue seña­la­do como cul­pa­ble un ex com­ba­tien­te de la Gue­rra del Gol­fo, Timothy McVeigh, de 26 años y de extre­ma dere­cha, quien fue con­de­na­do y eje­cu­ta­do en 2001.

Ade­más, las imá­ge­nes de los niños con lágri­mas que sobre­vi­vie­ron a los dis­pa­ros en la isla de Uto­ya recuer­dan los casos de dis­pa­ros y vio­len­cia en las escuelas.

El más famo­so de esos casos fue el del cole­gio secun­da­rio Colum­bi­ne en la loca­li­dad de Colo­ra­do, el 20 de abril de 1999, en el que murie­ron 15 chi­cos, inclui­dos los dos asaltantes.

El ata­que, con­ta­do en el fil­me del direc­tor esta­dou­ni­den­se Michael Moo­re, ins­pi­ró lue­go a Mat­ti Saa­ri, un joven de 22 años que en sep­tiem­bre de 2008 mató a 10 per­so­nas en una escue­la de Finlandia.

En otro con­tex­to polí­ti­co, pero siem­pre con ins­pi­ra­ción ultra­de­re­chis­ta, se pro­du­jo el 25 de febre­ro de 1994 el aten­ta­do de Hebron.

El colono judío Baruch Golds­tein, liga­do al movi­mien­to ultra­na­cio­na­lis­ta y racis­ta “Kach”, apa­re­ció de mane­ra abrup­ta en la Tum­ba de los Patriar­cas, don­de abrió fue­go con­tra los fie­les pales­ti­nos reu­ni­dos para la ora­ción de los vier­nes, lo que cau­só 29 muer­tos y dece­nas de heridas.

Vol­vien­do a Esta­dos Uni­dos, hace sólo seis meses se pro­du­jo un aten­ta­do en Tuc­son, Ari­zo­na, con­tra un gru­po de per­so­nas que asis­tían a un acto de los demó­cra­tas y que cos­tó la vida de seis personas.

Tam­bién en ese caso, el autor fue un joven de 22 años.

Según los últi­mos datos ofi­cia­les, des­de 2000 en Esta­dos Uni­dos el núme­ro de gru­pos de ins­pi­ra­ción xenó­fo­ba y racis­ta aumen­ta­ron en un 60 por cien­to, pasan­do de 600 a más de mil. (Con infor­ma­ción de ANSA)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.