Masa­cres en Norue­ga, ¿avi­so sio­nis­ta a los alia­dos de Pales­ti­na?

La cruz es el emble­ma Tem­pla­rio, par­te de la mito­lo­gía ultra dere­chis­ta cris­tia­na euro­pea. Boltxe​.Info

ISAAC RABIN, ASESINADO POR EL MOSSAD, EN EL RECUERDO. VÍDEO

El 4 de noviem­bre de 1995, tras con­vo­car a miles de israe­líes en una mani­fes­ta­ción por la paz, Isaac Rabin (Pri­mer Minis­tro labo­ris­ta israe­lí) era ase­si­na­do por un terro­ris­ta judío de extre­ma dere­cha, tras del ase­si­na­to el Par­ti­do Labo­ris­ta pasó a mejor vida, abrien­do­se el ake­la­rre ultra dere­chis­ta, nazi y neo­con.
El Mos­sad es sos­pe­cho­so, des­pués del cri­men lle­gó la gue­rra. Fue «un aten­ta­do indi­vi­dual» per­mi­ti­do por el Mos­sad de mane­ra evi­den­te, obser­ve­se el vídeo sobre aquel cri­men subi­do a You Tube de la radio israe­lí.
Siem­pre son «lobos soli­ta­rios» y eso no es casual, este ha con­fe­sa­do que lle­va­ba dos años pre­pa­ran­do el cri­men. ¿Quién le ense­ñó a tirar así, con esta segu­ri­dad y frial­dad? ¿quien y dón­de le ha pre­pa­ra­do para ase­si­nar?. ¿Quien pre­pa­ró los explo­si­vos para aten­tar con esta pre­ci­sión?, tan seme­jan­tes a otras explo­sio­nes pro­du­ci­das en Bei­rut.

No era un nazi norue­go, es un agen­te sio­nis­ta fana­ti­za­do. El mis­mo que pre­pa­ró al ase­sino de Rabin, sin duda pre­pa­ró a este cri­mi­nal con simi­la­res pro­gra­mas ideo­ló­gi­cos y lo ha hecho con otros en Tehe­rán o cual­quier otro lugar del mun­do.

Por cier­to, por aso­cia­cio­nes como las que anda­ba este suje­to, se mue­ven Aznar, Pilar Raho­la y algu­nos del PNV, PP, PSOE y sus res­pec­ti­vas juven­tu­des.


La masa­cre come­ti­da el 22 de julio en Norue­ga se desa­rro­lló en un con­tex­to al que mere­ce la pena pres­tar aten­ción. Ha habi­do dos aten­ta­dos, uno con­tra la sede del gobierno y otro en la isla de Utø­ya, con una dife­ren­cia de dos horas entre ambos.En la isla de Utø­ya se cele­bra­ba una reu­nión-cam­pa­men­to de la Liga Juve­nil de Tra­ba­ja­do­res del Par­ti­do Labo­ris­ta (Arbei­da­ra­nes Ung­domsfyl­king, AUF, por sus siglas en norue­go) cuyo repre­sen­tan­te, Eskil Peder­sen, es uno de los defen­so­res más impor­tan­tes del boi­cot a Israel en Euro­pa, y con posi­cio­na­mien­tos de gran impor­tan­cia.

Boi­cot a Israel

La impli­ca­ción de Norue­ga en el boi­cot a Israel es fun­da­men­tal y hie­re sen­si­bi­li­da­des. El boi­cot uni­ver­si­ta­rio fue lide­ra­do por una de las ins­ti­tu­cio­nes aca­dé­mi­cas más impor­tan­tes de Norue­ga, la Uni­ver­si­dad de Ber­gen, que tie­ne inten­ción de impo­ner un boi­cot aca­dé­mi­co con­tra Israel por un com­por­ta­mien­to que cali­fi­ca de simi­lar al del apartheid (YNET, 24 de enero de 2010); la acom­pa­ñó la jun­ta rec­to­ra de la Uni­ver­si­dad de Trondheim, don­de se dis­cu­tió y votó si unir­se o no al boi­cot aca­dé­mi­co con­tra Israel.

Hace solo unos meses, en abril, este boi­cot uni­ver­si­ta­rio dio sus fru­tos y el pro­pio Alan M. Dersho­witz estu­vo en Norue­ga y se ofre­ció a impar­tir con­fe­ren­cias sobre Israel en las tres uni­ver­si­da­des más impor­tan­tes, si bien todas recha­za­ron su ofer­ta, aun­que sí habían sido invi­ta­dos allí Ilan Pap­pé, o a Stephen Walt. La que­ja de Desrho­witz con­tra el «boi­cot de Norue­ga a los ora­do­res pro-israe­líes» se pue­de leer en el siguien­te enla­ce: http://​soy​sio​nis​ta​.blogs​pot​.com/​2​0​1​1​/​0​4​/​e​l​-​b​o​i​c​o​t​-​d​e​-​n​o​r​u​e​g​a​-​l​o​s​-​o​r​a​d​o​r​e​s​-​p​r​o​.​h​tml.

El Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Norue­ga, Jonas Gahr Stø­re, dijo lo siguien­te el día ante­rior a la masa­cre: «La ocu­pa­ción debe ter­mi­nar, el muro se debe demo­ler y hay que hacer­lo ya»… y lo hizo en el mis­mo cam­pa­men­to don­de se pro­du­jo la matan­za (fuen­te: http://​tin​yurl​.com/​3​z​h​s​j4w).

Anders Behring Breivik.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Pie de foto: La AUF pide boi­co­tear a Israel. Jonas Gahr Sto­re, Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Norue­ga, fue reci­bi­do el jue­ves en el cam­pa­men­to de verano de la AUF que se desa­rro­lla en Utø­ya, don­de escu­chó la peti­ción de que Norue­ga reco­noz­ca al Esta­do pales­tino. Allí el minis­tro reco­rrió el cam­pa­men­to orga­ni­za­do por Eskil Peder­sen, diri­gen­te de la AUF (Reuters).

El miér­co­les pasa­do, Eskil Peder­sen afir­mó que la Liga Juve­nil de Tra­ba­ja­do­res (AUF) quie­re que Norue­ga impon­ga un embar­go eco­nó­mi­co uni­la­te­ral a Israel.

«La Liga Juve­nil de Tra­ba­ja­do­res ten­drá una polí­ti­ca más acti­va en Orien­te Pró­xi­mo y tene­mos que reco­no­cer a Pales­ti­na. “El dine­ro solo es dine­ro”, aho­ra tene­mos que impul­sar el pro­ce­so de paz hacia otra sen­da», decla­ró Peder­sen.

Las accio­nes de BDS (boi­cot, des­in­ver­sión y san­cio­nes) fue­ron apo­ya­das en enero de 2006 por la Minis­tra de Eco­no­mía (http://​www​.elre​loj​.com/​a​r​t​i​c​l​e​.​p​h​p​?​i​d​=​1​6​385) y se han hecho efec­ti­vas en reti­ra­da de inver­sio­nes. Con­cre­ta­men­te, el 23 de agos­to de 2010 Norue­ga comu­ni­có que el Fon­do de Petró­leo Norue­go (Nor­way Oil Fund) reti­ra­ba sus inver­sio­nes de la com­pa­ñía cons­truc­to­ra inter­na­cio­nal Dan­ya Cebus, que per­te­ne­ce al fon­do de inver­sio­nes Afri­ca-Israel. En pala­bras de la Minis­tra de Eco­no­mía « “El Con­se­jo de Éti­ca enfa­ti­za que la cons­truc­ción en los asen­ta­mien­tos de los terri­to­rios ocu­pa­dos cons­ti­tu­ye una vio­la­ción de la Con­ven­cion de Gine­bra rela­ti­va a la Pro­tec­ción de Civi­les en Tiem­po de Gue­rra,” seña­ló. “Varias reso­lu­cio­nes del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das y opi­nio­nes del Tri­bu­nal Inter­na­cio­nal de Jus­ti­cia han con­clui­do que la cons­truc­ción en los asen­ta­mien­tos israe­líes en los terri­to­rios ocu­pa­dos pales­ti­nos está prohi­bi­da bajo esta Con­ven­ción,” dijo el minis­tro de Eco­no­mía Sigb­joern John­sen en una decla­ra­ción ». (http://​www​.noc​tur​nar​.com/​f​o​r​u​m​/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​4​2​7​2​1​6​-​f​o​n​d​o​-​n​o​r​u​e​g​o​-​r​e​t​i​r​a​-​i​n​v​e​r​s​i​o​n​e​s​-​d​e​-​c​o​m​p​a​n​i​a​s​-​i​s​r​a​e​l​i​e​s​.​h​tml)

La reti­ra­da de inver­sio­nes tam­bién se ha exten­di­do al nego­cio de armas, y en sep­tiem­bre de 2009 se can­ce­ló la inver­sión en Elbit, empre­sa arma­men­tís­ti­ca israe­lí (http://www.haaretz.com/news/israel-summons-norway-envoy-to-protest-divestment-from-arms-firm‑1.8535). Y no sólo han veta­do la ven­ta de armas a Israel, sino que en junio de 2010 la Minis­tra de Euca­ción norue­ga hizo un lla­ma­mien­to inter­na­cio­nal para que esta pos­tu­ra de boi­cot a las empre­sas arma­men­tís­ti­cas israe­líes fue­se com­par­ti­da por el res­to de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal (http://​www​.swe​dish​wi​re​.com/​n​o​r​d​i​c​/​4​8​0​9​-​n​o​r​w​a​y​-​c​a​l​l​s​-​f​o​r​-​b​o​y​c​o​t​t​-​o​n​-​a​r​m​s​-​t​o​-​i​s​r​ael), ante el ase­si­na­to por par­te de Israel de nue­ve acti­vis­tas tur­cos en el ata­que a la Flo­ti­lla.

El boi­cot norue­go está apo­ya­do masi­va­men­te por la pobla­ción y, según fuen­tes israe­líes, en el año 2010 el 40 por cien­to de los norue­gos y norue­gas se nega­ban a com­prar pro­duc­tos israe­líes (http://www.ynetnews.com/articles/0.7340.L‑3898052.00.html)

Apo­yo al pue­blo pales­tino

Si Norue­ga ha des­ta­ca­do en el boi­cot a Israel, tam­bién lo ha hecho en decla­rar y reco­no­cer a al Esta­do pales­tino. El 19 de Julio el pre­si­den­te pales­tino Mah­moud Abbas visi­tó Norue­ga y el Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res norue­go, Jonas Gahr Stø­re, decla­ró al infor­ma­ti­vo de TV2 que Norue­ga está dis­pues­ta a reco­no­cer al Esta­do pales­tino. Esas pala­bras son las que repi­tió duran­te la char­la de Utø­ya: «Esta­mos dis­pues­tos a reco­no­cer al Esta­do pales­tino. Estoy a la espe­ra del tex­to con­cre­to de la reso­lu­ción que los pales­ti­nos van a pre­sen­tar ante la Asam­blea Gene­ral de Nacio­nes Uni­das en el mes de Sep­tiem­bre» (fuen­te: http://​english​.ruvr​.ru/​2​0​1​1​/​0​7​/​1​9​/​5​3​4​0​8​5​5​7​.​h​tml).

En oto­ño se espe­ra que el pre­si­den­te pales­tino Mah­mound Abbas expon­ga la cues­tión ante Nacio­nes Uni­das, don­de pedi­rá el ingre­so en la orga­ni­za­ción y el reco­no­ci­mien­to del Esta­do pales­tino según las fron­te­ras ante­rio­res a la gue­rra de 1967 y con capi­tal en Jeru­sa­lén Este. Ni Esta­dos Uni­dos ni Euro­pa apo­yan la crea­ción de un Esta­do pales­tino inde­pen­dien­te.

Ade­más, al ex Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res, Kare Willoch, le han rega­la­do hace poco un pasa­por­te pales­tino y expre­só su apo­yo a los pales­ti­nos y su situa­ción: «Me he dado cuen­ta de la muy gra­ve injus­ti­cia a la que ha sido some­ti­do el pue­blo pales­tino y que real­men­te todo el mun­do occi­den­tal tie­ne su res­pon­sa­bi­li­dad en ello» (fuen­te: http://​the​fo​reig​ner​.no/​p​a​g​e​s​/​n​e​w​s​/​a​b​b​a​s​-​t​o​-​m​e​e​t​-​n​o​r​w​e​g​i​a​n​-​f​o​r​e​i​g​n​-​m​i​n​i​s​t​er/).

Reac­cio­nes de Israel

Israel no igno­ra estas accio­nes. De hecho, el 15 de noviem­bre de 2010 la pren­sa israe­lí publi­có que «Norue­ga inci­ta al odio con­tra noso­tros» (fuen­te: ynet​news​.com), lo que dio lugar a un gra­ve con­flic­to diplo­má­ti­co. Israel acu­só al gobierno norue­go de finan­ciar y fomen­tar la ins­ti­ga­ción des­ca­ra­da con­tra Israel. En ese caso la que­ja era por la finan­cia­ción y par­ti­ci­pa­ción de Norue­ga en la difu­sión de obras que infor­man del sufri­mien­to de la infan­cia en Gaza.

Este era el tex­to com­ple­to de la noti­cia:

    Según infor­mes reci­bi­dos por el Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res en Jeru­sa­lén, el muni­ci­pio de Trondheim finan­cia un via­je a Nue­va York para los estu­dian­tes que inter­vie­nen en la obra Monó­lo­gos de Gaza, «que tra­ta del sufri­mien­to de los niños de Gaza como con­se­cuen­cia de la ocu­pa­ción israe­lí».
    La obra, escri­ta por un pales­tino de Gaza, se pre­sen­ta­rá en la sede de Nacio­nes Uni­das. La fun­ción se suma a una expo­si­ción de un artis­ta norue­go exhi­bi­da en Damas­co, Bei­rut y Amán con la cola­bo­ra­ción de las emba­ja­das de Norue­ga en Siria, LíbanoJor­da­nia.
    La expo­si­ción mues­tra a bebés pales­ti­nos muer­tos jun­to a cas­cos del Ejér­ci­to de Israel que recuer­dan a los cas­cos de los sol­da­dos nazis y una ban­de­ra israe­lí empa­pa­da en san­gre.
    Los norue­gos tam­bién con­tri­bu­yen a dis­tri­buir en fes­ti­va­les de cine de todo el mun­do un docu­men­tal titu­la­do Tears of Gaza («Lágri­mas de Gaza»). Según el Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res, la pelí­cu­la tam­bién tra­ta del sufri­mien­to de los niños de Gaza sin men­cio­nar a Hamas, los cohe­tes dis­pa­ra­dos en Israel y el dere­cho de este últi­mo a defen­der­se.
    En la pelí­cu­la apa­re­cen habi­tan­tes de Gaza can­tan­do Itbah al-Yahud, pero la tra­duc­ción norue­ga dice «masa­crad a los israe­líes» en lugar de «masa­crad a los judíos».
    Ade­más, se ha publi­ca­do hace poco un libro escri­to por dos médi­cos norue­gos que fue­ron los úni­cos extran­je­ros en Gaza que con­ce­die­ron entre­vis­tas duran­te la Ope­ra­ción Plo­mo Fun­di­do. El libro, que acu­sa a los sol­da­dos del Ejér­ci­to de Israel de matar deli­be­ra­da­men­te a muje­res y niños, es un éxi­to de ven­tas en Norue­ga y ha sido calu­ro­sa­men­te reco­men­da­do nada menos que por el minis­tro norue­go de Asun­tos Exte­rio­res, Jonas Gahr Stø­re.
    La emba­ja­da israe­lí en Norue­ga ha pro­tes­ta­do enér­gi­ca­men­te con­tra la impli­ca­ción de las auto­ri­da­des en la demo­ni­za­ción de Israel. «La polí­ti­ca ofi­cial y mani­fies­ta de Norue­ga habla de com­pren­sión y recon­ci­lia­ción –dijo el domin­go por la noche una auto­ri­dad israe­lí – , pero des­de la gue­rra de Gaza, Norue­ga se ha con­ver­ti­do en una super­po­ten­cia en lo que se refie­re a expor­tar mate­rial mul­ti­me­dia orien­ta­do a des­le­gi­ti­mar a Israel mien­tras emplea el dine­ro de los con­tri­bu­yen­tes norue­gos a pro­du­cir y difun­dir esos mate­ria­les».
    Daniel Ava­lon, vice-minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res, ha decla­ra­do en una reu­nión con miem­bros del par­la­men­to norue­go que «este tipo de acti­vi­dad ale­ja las posi­bi­li­da­des de recon­ci­lia­ción y favo­re­ce una radi­ca­li­za­ción de la posi­ción pales­ti­na que les impi­de nego­ciar».
    Los norue­gos han res­pon­di­do a las crí­ti­cas israe­líes dicien­do que el gobierno apo­ya la liber­tad de expre­sión y que no inter­ven­drá para alte­rar el con­te­ni­do de obras de arte.

Fuen­te; http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L‑3984621,00.html

La pren­sa israe­lí ha publi­ca­do más artícu­los des­ta­can­do que las rela­cio­nes entre ambos Esta­dos no pasan defi­ni­ti­va­men­te por su mejor momen­to. Hay que aña­dir que Norue­ga siem­pre ha man­te­ni­do con­ver­sa­cio­nes con Hamas des­de que se for­mó un gobierno de uni­dad en 2007, dis­tan­cián­do­se así de la pos­tu­ra esta­dou­ni­den­se y euro­pea (http://www.norway.org.ps/News_and_events/Press_Release/Facts_about_Norway%E2%80%99s_position_with_regard_to_Hamas/) y moles­tan­do pro­fun­da­men­te a Israel, como era de espe­rar (http://​news​.bbc​.co​.uk/​2​/​h​i​/​6​4​7​0​6​6​9​.​stm).

Las malas rela­cio­nes se vuel­ven a poner de mani­fies­to en las decla­ra­cio­nes del pro­pio Pre­si­den­te de Israel, Simon Peres, quien en mayo de 2011 dijo que dia­lo­gar con Hamas es apo­yar a esta orga­ni­za­ción terro­ris­ta, a lo que Jonas Gahr Stø­re ‑Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res norue­go- res­pon­dió: «con­de­na­mos a las orga­ni­za­cio­nes que están impli­ca­das en el terro­ris­mo, pero Norue­ga con­si­de­ra que tener unas lis­tas en las que incluir a una orga­ni­za­ción para cali­fi­car­la de terro­ris­ta no sir­ve a nues­tros obje­ti­vos» (http://​www​.new​si​nen​glish​.no/​2​0​1​1​/​0​5​/​0​6​/​p​e​r​e​s​-​c​r​i​t​i​c​i​z​e​s​-​n​o​r​w​a​y​-​o​n​-​h​a​m​as/).

Pare­ce que son los norue­gos quié­nes están ponien­do sobre la mesa la «defi­ni­ción de terro­ris­mo», una sim­ple eti­que­ta que da nom­bre a unas lis­tas y con­de­na inme­dia­ta­men­te a millo­nes de per­so­nas a un blo­queo geno­ci­da o a un ata­que mor­tí­fe­ro.

Curio­sa­men­te, el «terro­ris­ta» norue­go acu­sa­do de esta masa­cre, Anders Beh­ring Brei­vik, está sien­do seña­la­do como titu­lar de un blog lla­ma­do «Fjord­man» y sus men­sa­jes lle­van tiem­po apa­re­cien­do con enla­ces en Jihad Watch y Gates of Vien­na http://​www​.wakeup​from​yours​lum​ber​.com/​b​l​o​g​/​j​o​e​b​l​o​w​/​z​i​o​n​i​s​t​s​-​a​d​m​i​t​-​b​r​e​i​v​i​k​-​f​j​o​r​d​m​a​n​-​b​r​e​i​v​i​k​-​r​i​g​h​t​i​s​t​-​m​a​s​s​-​m​u​r​d​e​r​e​r​-​a​t​l​a​s​-​s​h​r​u​g​g​e​d​-​c​o​n​t​r​i​but). Si esto es así, el blog de Fjord­man mues­tra que Brei­vic sería un extre­mis­ta neo­con que odia a los inmi­gran­tes y espe­cial­men­te a los musul­ma­nes y, ade­más pro-israe­lí; véa­se el blog, «por qué la lucha de Israel tam­bién es nues­tra lucha» (http://​vlad​te​pes​blog​.com/​?​p​=​2​1​434).

Podría ser que, al final, los ten­tácu­los del Esta­do de Israel no estén tan lejos de esta matan­za; al fin y al cabo no habría sido la pri­me­ra que come­ten ni, lamen­ta­ble­men­te, será la últi­ma. Eso sí, la Liga Juve­nil de Tra­ba­ja­do­res Norue­ga (AUF), el Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res norue­go y su gobierno al com­ple­to han reci­bi­do un tre­men­do gol­pe.

Jus­ta­men­te quie­nes más se han posi­cio­na­do en el recha­zo a la polí­ti­ca geno­ci­da de Israel hacia el pue­blo pales­tino son quié­nes más sufren, pre­via­men­te adver­ti­dos por Israel de su «tre­men­da osa­día»… algo que en el len­gua­je israe­lí sig­ni­fi­ca que se pagan las con­se­cuen­cias.

*María José Lera es pro­fe­so­ra de la Uni­ver­si­dad de Sevi­lla y Ricar­do Gar­cía Pérez es tra­duc­tor.

Rebe­lión ha publi­ca­do este artícu­lo con el per­mi­so del autor median­te una licen­cia de Crea­ti­ve Com­mons, res­pe­tan­do su liber­tad para publi­car­lo en otras fuen­tes.

La visión del mun­do de Anders Brei­vik, el ase­sino de 85 jóve­nes en la isla de Uto­ya, se fun­da según múl­ti­ples indi­cios en la isla­mo­fo­bia, el anti mar­xis­mo y el racis­mo.

El canal TV2 de Ber­gen ase­gu­ra­ba ano­che tener con­fir­ma­ción poli­cial de que Brei­vik es el autor de un mani­fies­to de 1.500 pági­nas publi­ca­do en Inter­net, con el pseu­dó­ni­mo Andrew Ber­wik, poco antes de la explo­sión de la bom­ba que el vier­nes mató en Oslo a sie­te per­so­nas.

Según TV2, Brei­vik es tam­bién autor de un vídeo de 12 minu­tos ya reti­ra­do del por­tal You​Tu​be​.com en el que ilus­tra la his­to­ria de los tem­pla­rios y denun­cia una supues­ta inva­sión de Euro­pa por par­te de cre­yen­tes musul­ma­nes. La poli­cía de la capi­tal norue­ga se nega­ba ayer a comen­tar si el mamo­tre­to pre­sun­ta­men­te escri­to por Brei­vik y titu­la­do 2082, una decla­ra­ción de inde­pen­den­cia euro­pea fue una de las prue­bas encon­tra­das por los agen­tes duran­te su regis­tro de la gran­ja del dete­ni­do. Los repor­te­ros de TV2 con­sul­ta­dos por este perió­di­co lo sos­te­nían así esta madru­ga­da.

En el vídeo pre­sun­ta­men­te edi­ta­do por el autor de la matan­za se enun­cian una serie de ame­na­zas con­tra los musul­ma­nes y con­tra lo que se des­cri­be como “éli­tes mul­ti­cul­tu­ra­lis­tas de Euro­pa”, que se habrían nega­do a “trans­fe­rir el poder” a la “revo­lu­ción con­ser­va­do­ra”. Así que “la car­ni­ce­ría que se ave­ci­na” hará que la II Gue­rra Mun­dial “parez­ca un pic­nic”. Fir­ma como caba­lle­ro tem­pla­rio y ter­mi­na ponien­do una fecha para lo que con­si­de­ra que será la “últi­ma apor­ta­ción” escri­ta: un par de horas antes de que deto­na­ra la bom­ba que des­tro­zó el cen­tro de Oslo. Según diver­sos medios norue­gos, el abo­ga­do de Brei­vik, Geir Lip­pes­tad, tam­bién dio cre­di­bi­li­dad a estas publi­ca­cio­nes.

“Los jóve­nes le supli­ca­ban, él dis­pa­ra­ba”

No doble­gar­se, man­te­ner­se uni­dos, evi­tar el mie­do. Es pron­to para saber si las con­sig­nas del Gobierno norue­go cala­rán entre los ciu­da­da­nos. Dema­sia­do viva esta­ba ayer la sacu­di­da por los 92 muer­tos. El país ama­ne­ció con el horror de que al menos 85 de sus jóve­nes habían sido ase­si­na­dos a san­gre fría en un cam­pa­men­to de verano en la isla de Uto­ya.

Tras el bom­ba­zo que mató a sie­te per­so­nas en el cen­tro de Oslo y des­pués de las pri­me­ras noti­cias de que la inusi­ta­da masa­cre había sido per­pe­tra­da por un norue­go, las infor­ma­cio­nes sumie­ron en la estu­pe­fac­ción al país escan­di­na­vo: el ultra­de­re­chis­ta Anders Beh­ring Brei­vik deto­nó la bom­ba de Oslo para ase­si­nar con­ciu­da­da­nos y ata­car al Gobierno, pero sobre todo como manio­bra de dis­trac­ción para eje­cu­tar al mayor núme­ro posi­ble de 700 ado­les­cen­tes con­vo­ca­dos a Uto­ya por el Par­ti­do Labo­ris­ta. Pri­me­ro les reu­nió -”acer­ca­ros ten­go infor­ma­ción impor­tan­te”, les dijo- y lue­go tuvo 90 minu­tos para recrear­se en la matan­za. “Este es vues­tro últi­mo día, os voy a matar a todos, hijos del dia­blo”, gri­tó.

“Los mata­ba como a perros”, con­ta­ba tem­blan­do Edvard For­nes, de 16 años, uno de los super­vi­vien­tes de la masa­cre, que se encon­tra­ba ayer aco­gi­do jun­to con otros en Sund­vo­llen, el pue­blo situa­do fren­te a la isla del horror.

La cara del mucha­cho al expli­car el espan­to del que fue tes­ti­go se corres­pon­de bien con el apa­ren­te esta­do de Norue­ga. Con los bra­zos caí­dos, la acti­tud cor­tés y la mira­da hun­di­da tras unos pár­pa­dos a media asta, que ape­nas expre­sa­ba otra cosa que abso­lu­to pas­mo, Edvard For­nes fue expli­can­do en un exce­len­te inglés cómo sobre­vi­vió a la matan­za de sus 85 com­pa­ñe­ros de acam­pa­da. El chi­co no vio más que a un pis­to­le­ro y no le cabe duda de que el tipo que le apun­tó con un rifle es el mis­mo cuya foto ha publi­ca­do la poli­cía: Anders Beh­ring Brei­vik. “Solo que aho­ra lle­va el pelo mucho más cor­to”, comen­tó.

Edvard sal­vó su vida cru­zan­do a nado los 700 metros que sepa­ran Uto­ya de tie­rra fir­me. Pese a su com­ple­xión atlé­ti­ca, pue­de decir­se que tuvo suer­te, por­que el agua está muy fría y el ase­sino siguió dis­pa­ran­do sobre los mucha­chos que huían a nado.

- ¿Cuán­tos ami­gos per­dió en la matan­za?

- Toda­vía no los he con­ta­do.

For­nes acom­pa­ña esta res­pues­ta de un ges­to estoi­co. Pue­de que vaya a ser el pri­mer paso de la ingen­te labor que tie­ne por delan­te para dige­rir el horror vivi­do. Una labor más com­pli­ca­da aún de la que aguar­da a sus con­ciu­da­da­nos de la pací­fi­ca Norue­ga que no vie­ron la masa­cre con sus pro­pios ojos.

El pis­to­le­ro fue dete­ni­do el mis­mo vier­nes. Según Svei­nung Sponheim, segun­do jefe de la poli­cía de Oslo, Brei­vik, de 32 años, con­fe­só ayer que había esta­do en Uto­ya y que había dis­pa­ra­do. Su abo­ga­do, Geir Lip­pes­tad, decla­ró en varios medios norue­gos, que su clien­te creía que sus accio­nes eran “atro­ces” pero “nece­sa­rias”.

Sobre sus moti­vos no hay más que cába­las. Se sabe, de momen­to, que man­te­nía con­tac­tos con gru­pos de ultra­de­re­cha norue­gos. Tam­bién, que dis­fru­ta­ba de una licen­cia de armas para pis­to­las y rifles auto­má­ti­cos. Ata­via­do con un uni­for­me de poli­cía, se valió de la impos­tu­ra para per­pe­trar la matan­za en Uto­ya. Según expli­ca­ron las auto­ri­da­des, Brei­vik tie­ne una peque­ña empre­sa agrí­co­la para la cual se cree que pudo com­prar el fer­ti­li­zan­te arti­fi­cial del que pro­ba­ble­men­te se sir­vió para fabri­car la bom­ba de Oslo y los arte­fac­tos que se han encon­tra­do en la isla de Uto­ya.

No está muy cla­ro cómo fue arres­ta­do: según la tele­vi­sión norue­ga NRK, la poli­cía lo redu­jo median­te gases lacri­mó­ge­nos que lan­zó des­de el aire. Otras fuen­tes indi­can que él mis­mo dio por ter­mi­na­da la fae­na y se entre­gó volun­ta­ria­men­te a las fue­zas del orden.

La isla de Uto­ya se encuen­tra muy pró­xi­ma a la carre­te­ra que bor­dea el lago Tyrif­jor­den para unir Oslo con Ber­gen, la segun­da ciu­dad norue­ga. Un gru­po de luga­re­ños comen­ta­ba ayer en Sund­vo­llen que, en cuan­to escu­cha­ron que el aten­ta­do con bom­ba en Oslo tenía un segun­do acto en la peque­ña isla, supie­ron que su autor era un norue­go. No es Uto­ya un des­tino cono­ci­do fue­ra del país. Su minús­cu­la exten­sión y su esca­sa infra­es­truc­tu­ra ‑un puña­do de edi­fi­cios y un embar­ca­de­ro- limi­ta su uso a las acam­pa­das juve­ni­les que cada año cele­bran allí las Juven­tu­des del Par­ti­do Labo­ris­ta (AP), las fuer­za polí­ti­ca que gobier­na Norue­ga des­de 2005. Ayer por la tar­de, las aguas del Tyrif­jor­den refle­ja­ban el gris del cie­lo vis­tas des­de la peque­ña loca­li­dad de Sund­vo­llen.

En este idí­li­co pue­blo jun­to al lago se con­gre­ga­ban los super­vi­vien­tes de la matan­za, que, alo­ja­dos en varios hote­les cus­to­dia­dos estre­cha­men­te por la poli­cía, pres­ta­ban decla­ra­ción y espe­ra­ban a que sus padres los reco­gie­ran para lle­var­los a casa. El pri­mer minis­tro de Norue­ga, Jens Stol­ten­berg, visi­tó la loca­li­dad para reu­nir­se con las víc­ti­mas. Habló de “tra­ge­dia nacio­nal” y de algo nun­ca vis­to des­de la II Gue­rra Mun­dial.

En Norue­ga actúan gru­pos de ultra­de­re­cha que alcan­za­ron rela­ti­va fuer­za hacia fina­les del siglo pasa­do. Estas orga­ni­za­cio­nes radi­ca­les, sin embar­go, fue­ron per­dien­do apo­yos a medi­da que los gana­ba el popu­lis­ta Par­ti­do del Pro­gre­so, que en 2005 se con­vir­tió en la segun­da fuer­za polí­ti­ca en el Par­la­men­to de Oslo (Stor­ting). Pese a que el ase­sino de Uto­ya com­par­te según diver­sos indi­cios muchos pun­tos de vis­ta con el par­ti­do ‑como el que vin­cu­la al par­ti­do Labo­ris­ta con “el mar­xis­mo inter­na­cio­nal”-, actos como los del vier­nes supo­nen una abso­lu­ta nove­dad en la tran­qui­la Norue­ga.

Los inves­ti­ga­do­res no des­car­ta­ban ayer que Brei­vik con­ta­ra con algún cóm­pli­ce. Algu­nos tes­ti­gos dije­ron haber vis­to a dos hom­bres en la isla. No así For­nes, que lo tuvo “a diez metros de dis­tan­cia”. Cuan­do los mucha­chos huían des­pa­vo­ri­dos de las balas, el fal­so poli­cía les gri­ta­ba: “Venid a jugar con­mi­go” y “no seáis tími­dos”. Cuan­do des­cu­bría a alguno escon­di­do, Brei­vik lo mata­ba. For­nes con­ta­ba cómo encon­tró a un gru­po de chi­cos para­pe­ta­dos en el cam­po, “que le supli­ca­ron una y otra vez que les deja­ra vivir, pero él dis­pa­ró sobre ellos una y otra vez.”

La casa del joven super­vi­vien­te For­nes, adon­de se lo lle­vó su madre res­ca­tán­do­lo de los repor­te­ros, se encuen­tra en Mo i Rana, muy al nor­te de Uto­ya. En los alre­de­do­res del lago Tyrif­jor­den, toma­do por la pren­sa, no para­ba ayer de llo­ver. La poli­cía mon­ta­ba guar­dia en los hote­les don­de se alo­ja­ban los jóve­nes y alre­de­dor de la isla, que ape­nas se podía vis­lum­brar des­de la ori­lla de Sund­vo­llen. El vivo pai­sa­je ver­de con­tras­ta con el rojo que tra­di­cio­nal­men­te eli­gen los norue­gos para pin­tar sus casas de made­ra con teja­dos a dos aguas.

Oslo esta­ba a su vez toma­da por el Ejér­ci­to. Sus menos de medio millón de habi­tan­tes com­par­ten la per­ple­ji­dad del super­vi­vien­te y obser­van las tareas de recons­truc­ción con una apa­ren­te impa­si­bi­li­dad que les hace pare­cer turis­tas en su pro­pia capi­tal, que des­de el vier­nes ya no es la mis­ma. La zona des­tro­za­da por la bom­ba es de difí­cil acce­so, por­que los ser­vi­cios de res­ca­te siguen bus­can­do cadá­ve­res entre los escom­bros. Así que la gen­te se arre­mo­li­na ante las cin­tas poli­cia­les, des­de don­de sacan fotos y obser­van cómo entran y salen los camio­nes de obras. Hom­bres y muje­res jóve­nes, embu­ti­dos en uni­for­mes mili­ta­res y fuer­te­men­te arma­dos, guar­dan las calles y los edi­fi­cios más impor­tan­tes. No tie­nen aspec­to ame­na­za­dor. Como For­nes, se dejan foto­gra­fiar con estoi­cis­mo.

Estas ban­das no se prohi­ben en la Euro­pa del Impe­ria­lis­mo. Como ayer, el mon­truo cre­ce y des­pués solo que­da la vio­len­cia extre­ma, la gue­rra, la muer­te. Es su Euro­pa. Boltxe Kolek­ti­boa


Los aten­ta­dos en Oslo, sin pre­ce­den­tes por la moda­li­dad en la que se lle­va­ron a cabo y cuyos moti­vos has­ta aho­ra no están cla­ros, recuer­dan a otros ata­ques efec­tua­dos por la extre­ma dere­cha.

Por la inten­si­dad de la defla­gra­ción que des­tru­yó los edi­fi­cios de Oslo y por la incli­na­ción polí­ti­ca de ultra­de­re­cha de sus ata­can­tes, el pri­me­ro que se pue­de recor­dar es el aten­ta­do de Oklaho­ma, el peor ocu­rri­do Esta­dos Uni­dos antes de los ata­ques a las Torres Geme­las el 11 de sep­tiem­bre de 2001.

Una explo­sión des­tru­yó el Edi­fi­cio Federl Alfred P. Murrah en Oklaho­ma City el 19 de abril de 1995, y mató a 168 per­so­nas, entre ellas 19 niños.

Por el aten­ta­do fue seña­la­do como cul­pa­ble un ex com­ba­tien­te de la Gue­rra del Gol­fo, Timothy McVeigh, de 26 años y de extre­ma dere­cha, quien fue con­de­na­do y eje­cu­ta­do en 2001.

Ade­más, las imá­ge­nes de los niños con lágri­mas que sobre­vi­vie­ron a los dis­pa­ros en la isla de Uto­ya recuer­dan los casos de dis­pa­ros y vio­len­cia en las escue­las.

El más famo­so de esos casos fue el del cole­gio secun­da­rio Colum­bi­ne en la loca­li­dad de Colo­ra­do, el 20 de abril de 1999, en el que murie­ron 15 chi­cos, inclui­dos los dos asal­tan­tes.

El ata­que, con­ta­do en el fil­me del direc­tor esta­dou­ni­den­se Michael Moo­re, ins­pi­ró lue­go a Mat­ti Saa­ri, un joven de 22 años que en sep­tiem­bre de 2008 mató a 10 per­so­nas en una escue­la de Fin­lan­dia.

En otro con­tex­to polí­ti­co, pero siem­pre con ins­pi­ra­ción ultra­de­re­chis­ta, se pro­du­jo el 25 de febre­ro de 1994 el aten­ta­do de Hebron.

El colono judío Baruch Golds­tein, liga­do al movi­mien­to ultra­na­cio­na­lis­ta y racis­ta “Kach”, apa­re­ció de mane­ra abrup­ta en la Tum­ba de los Patriar­cas, don­de abrió fue­go con­tra los fie­les pales­ti­nos reu­ni­dos para la ora­ción de los vier­nes, lo que cau­só 29 muer­tos y dece­nas de heri­das.

Vol­vien­do a Esta­dos Uni­dos, hace sólo seis meses se pro­du­jo un aten­ta­do en Tuc­son, Ari­zo­na, con­tra un gru­po de per­so­nas que asis­tían a un acto de los demó­cra­tas y que cos­tó la vida de seis per­so­nas.

Tam­bién en ese caso, el autor fue un joven de 22 años.

Según los últi­mos datos ofi­cia­les, des­de 2000 en Esta­dos Uni­dos el núme­ro de gru­pos de ins­pi­ra­ción xenó­fo­ba y racis­ta aumen­ta­ron en un 60 por cien­to, pasan­do de 600 a más de mil. (Con infor­ma­ción de ANSA)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *