Los impe­ria­lis­tas no tie­nen legi­ti­mi­dad para hablar de terro­ris­mo irra­cio­nal- JM Alvarez

¡Cómo due­le cuan­do ocu­rre en car­ne pro­pia! Occi­den­te está de luto: Lamen­tos, pésa­mes y soli­da­ri­dad entre los “demó­cra­tas”. En Norue­ga se han pro­du­ci­do dos ata­ques terro­ris­tas que han pro­vo­ca­do un núme­ro des­co­no­ci­do de muertos.

No voy a entrar en teo­rías cons­pi­ra­do­ras, pero aho­ra que se cono­ce “algo” sobre los dos aten­ta­dos de Oslo y si se con­fir­ma la auto­ría, me pre­gun­to, sin pre­ten­der jus­ti­fi­car nada: ¿Qué hace Norue­ga en Afga­nis­tán? ¿Y qué hacen sus avio­nes de com­ba­te en Libia?
Los pue­blos gober­na­dos por los impe­ria­lis­tas saben (como ya suce­die­ra en Espa­ña y Rei­no Uni­do) que pue­den ser vic­ti­mas ino­cen­tes de ata­ques indis­cri­mi­na­dos, tan indis­cri­mi­na­dos como los que rea­li­za Occi­den­te; por tan­to deben opo­ner­se rotun­da­men­te a esas inter­ven­cio­nes mili­ta­res de saqueo.

Dice el can­di­da­to socia­lis­ta a la pre­si­den­cia espa­ño­la, Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba que el terro­ris­mo siem­pre es irra­cio­nal. De esa irra­cio­na­li­dad sabe mucho el pue­blo libio, masa­cra­do por la OTAN.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.