El ase­sino es un cris­tiano de ultra dere­cha norue­go

Ander Behring Breivik
Foto del face­bock del ase­sino


La matan­za de Norue­ga, suce­di­da en Oslo y la isla de Uto­ya, podría haber sido obra de una sola per­so­na, Anders Beh­ring Brei­vik, un norue­go de 32 años al que la Poli­cía de ese país ha seña­la­do como un radi­cal de dere­chas, anti­mu­sul­mán, cuyas creen­cias polí­ti­cas le podrían haber lle­va­do a come­ter estos actos con­tra el par­ti­do gober­nan­te, el Labo­ris­ta.
Duran­te el regis­tro de su apar­ta­men­to, las auto­ri­da­des han encon­tra­do un kilo de explo­si­vos y dos uni­for­mes de Poli­cía. Según el canal de tele­vi­sión norue­go “TV2”, Brei­vik ya habría sido dete­ni­do en el año 2001 por pose­sión de armas y explo­si­vos.
El pre­sun­to autor de los ata­ques se auto­de­fi­ne como nacio­na­lis­ta y cris­tiano en varios foros de Inter­net. El dia­rio “VG”, prin­ci­pal medio escri­to de Norue­ga, ha reve­la­do que Anders Beh­ring Brei­vik es autor de nume­ro­sos artícu­los en la web Docu​ment​.no en los que se cri­ti­ca al Islam y al inter­na­cio­na­lis­mo. Los medios de comu­ni­ca­ción tam­bién han reci­bi­do las iras del pre­sun­to terro­ris­ta por no ser sufi­cien­te­men­te crí­ti­cos con la reli­gión islá­mi­ca.
Brei­vik, que tam­bién se movía por las redes socia­les, con­ta­ba con una cuen­ta en Twit­ter y otra en Face­book. La de Twit­ter sólo con­tie­ne un men­sa­je, con fecha 17 de julio del 2011 que reza­ba: «Una per­so­na con una creen­cia equi­va­le a la fuer­za de 100.000 que sólo tie­nen intere­ses», una cita del filó­so­fo inglés del siglo XIX John Stuart Mill. En su per­fil de Face­book ase­gu­ra ser el due­ño de una empre­sa que se dedi­ca al cul­ti­vo de vege­ta­les. Pre­ci­sa­men­te hoy se ha cono­ci­do que Beh­ring com­pró seis tone­la­das de fer­ti­li­zan­tes que, según la Poli­cía, podrían ser uti­li­za­dos como explo­si­vo. Se decla­ra admi­ra­dor de Wins­ton Chur­chill y del tenien­te Max Manus, miem­bro de la resis­ten­cia norue­ga a la ocu­pa­ción nazi duran­te la Segun­da Gue­rra Mun­dial.
Mien­tras tan­to, la poli­cía norue­ga bus­ca a un posi­ble cóm­pli­ce de Anders Beh­ring. Según infor­ma­cio­nes de la tele­vi­sión públi­ca NRL y de la agen­cia de noti­cias NTB, la poli­cía basa esa hipó­te­sis en decla­ra­cio­nes de tes­ti­gos pre­sen­cia­les.
Este hecho mues­tra a don­de vie­ne con­du­cien­do la per­mi­si­vi­dad con el terro­ris­mo fas­cis­ta al que el capi­tal mima en toda Euro­pa, como en tiem­pos del III Reich, el mons­truo cre­ce y maña­na, pue­de ser tar­de.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *