Infor­me Trans­for­ma Espa­ña: «Orga­ni­zar el caos», hacia la Revo­lu­ción neo­li­be­ral (y el 15‑M como excu­sa)- Antiimperialista

«La mani­pu­la­ción cons­cien­te e inte­li­gen­te de los hábi­tos y opi­nio­nes orga­ni­za­dos de las masas es un ele­men­to de impor­tan­cia en la socie­dad demo­crá­ti­ca. Quie­nes mani­pu­lan este meca­nis­mo ocul­to de las socie­dad cons­ti­tu­yen el gobierno invi­si­ble que deten­ta el ver­da­de­ro poder que rige el des­tino de nues­tro país» (Edward L Ber­nays, padre de la Inge­nie­ría Social neoliberal)
«Un prín­ci­pe que quie­re hacer gran­des cosas nece­si­ta apren­der a enga­ñar» (Maquia­ve­lo, Discursos)
20110623014530-punset-everis.jpg (Una opi­nión de ANTIMPERIALISTA) Adver­ten­cia (en cla­ve sar­cás­ti­ca): Se reco­mien­da abs­te­ner­se de la lec­tu­ra de este artícu­lo a todas aque­llas per­so­nas que siguen per­ci­bien­do el 15‑M como un fenó­meno inde­pen­dien­te y popu­lar y no como un pro­duc­to más de inge­nie­ría social crea­do e impul­sa­do por la oli­gar­quía diri­gen­te, pues su idea­lis­mo o su inge­nui­dad les impe­di­rá com­pren­der aná­li­sis como éste, des­car­na­da­men­te rea­lis­tas y cons­cien­tes del alto poder de mani­pu­la­ción de dicha oligarquía.
En el siguien­te artícu­lo, no per­de­ré más tiem­po en demos­trar que el 15‑M (a esca­la local) y el movi­mien­to de lo indig­na­dos (a esca­la inter­na­cio­nal) no son más que meros pro­duc­tos de inge­nie­ría social neo­li­be­ral des­ti­na­dos a crear un esta­do de opi­nión públi­ca deter­mi­na­do (males­tar social y deman­da de cam­bios) pues esto es algo que creo que ha que­da­do sobra­da­men­te pro­ba­do ya en ante­rio­res artícu­los (pro­pa­gan­da masi­va del fenó­meno a tra­vés de los dife­ren­tes apa­ra­tos mediá­ti­cos, apo­yo y cola­bo­ra­cio­nis­mo de las ins­ti­tu­cio­nes esta­ta­les y de per­so­nas vin­cu­la­das al esta­blish­ment, uti­li­za­ción de estra­te­gias pro­pias del mar­ke­ting empre­sa­rial…), y que, cada vez, se hace más evi­den­te para todas aque­llas per­so­nas libres de pre­jui­cios y creen­cias ideo­ló­gi­cas varias (un ejem­plo es el recien­te apo­yo al 15‑M del mul­ti­mi­llo­na­rio juga­dor de balon­ces­to de los Ánge­les Lakers, Pau Gasol).
Aquí, tan sólo me ocu­pa­ré ya de ana­li­zar los obje­ti­vos bus­ca­dos por la oli­gar­quía diri­gen­te con todo este dra­ma, repre­sen­ta­do en tres actos (la cri­sis fue el pri­me­ro, las revuel­tas de los indig­na­dos el segun­do y el plan­tea­mien­to de refor­mas y trans­for­ma­cio­nes es el ter­ce­ro o des­en­la­ce). Para ello, me basa­ré en el Infor­me Trans­for­ma Espa­ña, lan­za­do hace más de un año por la Fun­da­ción Eve­ris, y sus­cri­to por el con­jun­to de la oli­gar­quía espa­ño­la (BBVA, San­tan­der, La Cai­xa, Gru­po PRISA, Vocen­to, Rep­sol, CEPSA, Tele­fó­ni­ca, Ban­kin­ter, MAFRE, Bar­clays, Indi­tex… La lis­ta com­ple­ta la podrás encon­trar en la pag. 24) y un gru­po de supues­tos repre­sen­tan­tes de la socie­dad civil, todo ellos vasa­llos de los pri­me­ros (entre los que des­ta­ca el após­tol mediá­ti­co del 15‑M, Eduar­do Punset).
El moti­vo de acu­dir a este Infor­me es debi­do a que, si las revuel­tas de los indig­na­dos son un pro­duc­to pla­ni­fi­ca­do, crea­do e impul­sa­do por la pro­pia oli­gar­quía (como ha que­da­do en evi­den­cia), para cono­cer los obje­ti­vos que se escon­den tras este pro­yec­to, es nece­sa­rio saber la solu­ción que dicha oli­gar­quía plan­tea a deman­das simi­la­res a las plan­tea­das por los pri­me­ros (depu­ra­ción polí­ti­ca, par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na, empleo, acce­so a la vivien­da…), unas solu­cio­nes que pre­ci­sa­men­te apa­re­cen reco­gi­das en el Infor­me Trans­for­ma España.
No soy, pre­ci­sa­men­te, un exper­to cono­ce­dor del hipó­cri­ta y fal­sa­rio len­gua­je macro­eco­nó­mi­co, uti­li­za­do en el Infor­me Trans­for­ma Espa­ña, cuyo obje­ti­vo es camu­flar teo­rías y prác­ti­cas des­ti­na­das a aumen­tar el gra­do de explo­ta­ción de la espe­cie huma­na, en bene­fi­cio de una éli­te mino­ri­ta­ria (y muy posi­ble­men­te per­tur­ba­da psi­co­ló­gi­ca­men­te), pero haré un esfuer­zo. Es por ello que os ani­mo a hacer vues­tro pro­pio aná­li­sis del Infor­me Trans­for­ma Espa­ña y a sacar vues­tras pro­pias con­clu­sio­nes, pues si no son estas sal­va­jes medi­das neo­li­be­ra­les (con­te­ni­das en dicho Infor­me) las que pre­ten­den apli­car­nos, en un futu­ro a cor­to pla­zo, serán otras no muy diferentes.
Lo pri­me­ro que hace el Infor­me de la oli­gar­quía espa­ño­la es situar a la cri­sis eco­nó­mi­ca glo­bal y local en el cen­tro del deba­te y como el prin­ci­pal pro­ble­ma a resol­ver. Algo que lle­van hacien­do muy dis­ci­pli­na­da­men­te, des­de hace algún tiem­po, todos los medios de comu­ni­ca­ción de masas capi­ta­lis­tas y la mayor par­te de las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, sin­di­ca­les y socia­les. Uti­li­zan­do tér­mi­nos tea­tra­les, podría­mos decir que la cri­sis fue el pri­mer acto de este nue­vo dra­ma de la socie­dad del espec­tácu­lo, des­ti­na­do a crear sen­sa­cio­nes de alar­ma y angus­tia entre el gran públi­co, que per­mi­tan una más fácil mani­pu­la­ción del mismo.
“Y de repen­te, más tími­da­men­te en el 2007 y ya de lleno en el 2008 y 2009, lle­ga la cri­sis inter­na, al com­pás de una cri­sis glo­bal, igual­men­te dura, aun­que con ingre­dien­tes y sín­to­mas dis­tin­tos.” (pag. 11)
Con­cre­tan­do un poco más, en el apar­ta­do 2 del Infor­me, “Radio­gra­fía y diag­nós­ti­co”, tras un enga­ño­so e intere­sa­do aná­li­sis de la eco­no­mía espa­ño­la, se hace un nega­ti­vo y catas­tro­fis­ta balan­ce de la situa­ción actual, cen­tran­do las cau­sas del pro­ble­ma en el estan­ca­mien­to del mode­lo pro­duc­ti­vo, moti­va­do prin­ci­pal­men­te, según el infor­me, por la defi­cien­te capa­ci­dad de com­pe­ti­ti­vi­dad del mis­mo (la com­pe­ti­ti­vi­dad debe de ser enten­di­da aquí, como la capa­ci­dad del sis­te­ma para gene­rar un mayor gra­do de plus­va­lía, algo que sólo se con­si­gue aumen­tan­do el gra­do de explo­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res, pag. 52); la rigi­dez del mar­co pro­duc­ti­vo, situan­do a la fal­ta de fle­xi­bi­li­dad labo­ral como el fac­tor más deter­mi­nan­te de la mis­ma (esta fle­xi­bi­li­dad debe ser enten­di­da como la posi­bi­li­dad de de aumen­tar el gra­do de explo­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res, pag. 62) y la inma­du­rez del mode­lo esta­tal para solu­cio­nar todo lo ante­rior (es decir, el insu­fi­cien­te com­pro­mi­so del apa­ra­to esta­tal con un aumen­to del gra­do de explo­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res, pag 73).
Sin­te­ti­zan­do un poco, el aná­li­sis de la oli­gar­quía espa­ño­la sitúa el ori­gen del “pro­ble­ma” del siguien­te modo: el mode­lo pro­duc­ti­vo basa­do en la explo­ta­ción de los seres huma­nos se ha estan­ca­do, debi­do, prin­ci­pal­men­te, a la rigi­dez del mar­co pro­duc­ti­vo, que no per­mi­te mayo­res gra­dos de explo­ta­ción y al mode­lo de Esta­do, que no cola­bo­ra lo sufi­cien­te en dicha explotación.
Para solu­cio­nar el “pro­ble­ma”, la oli­gar­quía plan­tea en su infor­me una serie de pro­pues­tas, que con toda segu­ri­dad serán las que ter­mi­nen por apli­car­se en la ter­ce­ra par­te del dra­ma (el des­en­la­ce). Unas pro­pues­tas que, camu­fla­das bajo un len­gua­je enga­ño­so e hipó­cri­ta (len­gua­je que nada tie­ne que envi­diar a la neo­len­gua pen­sa­da por Geor­ge Orwell en su dis­to­pía “1984”), serán pro­ba­ble­men­te pre­sen­ta­das como res­pues­tas a las deman­das popu­la­res plan­tea­das en el segun­do acto de este dra­ma (movi­mien­to de los indig­na­dos). Debi­do al carác­ter enga­ño­so y mani­pu­la­dor de tales pro­pues­tas, tra­ta­ré aquí de hacer­las lo más com­pren­si­bles que me sea posible.
Ya, en la intro­duc­ción, el Infor­me empie­za a esbo­zar la solu­ción al “pro­ble­ma”.
“La cla­ve pasa por con­ver­tir estos momen­tos de coyun­tu­ra eco­nó­mi­ca adver­sa en la opor­tu­ni­dad para la trans­for­ma­ción estruc­tu­ral y sis­té­mi­ca que le per­mi­ta ser un país ple­na­men­te adap­ta­do a las nue­vas reali­da­des de maña­na y pasa­do maña­na.” (pag. 9)
“esta cri­sis se pue­de con­ver­tir en un exce­len­te aci­ca­te a la hora de abor­dar cam­bios pro­fun­dos y múl­ti­ples con mayor con­sen­so, corres­pon­sa­bi­li­dad, humil­dad y capa­ci­dad de sacri­fi­cio. Como dijo John. F. McDon­nell, enton­ces patrón de McDon­nell Dou­glas Cor­po­ra­tion, «si ya es difí­cil que un colec­ti­vo en difi­cul­tad cam­bie, es prác­ti­ca­men­te impo­si­ble que lo haga cuan­do exhi­be todos los sig­nos exter­nos del éxi­to; sin el aci­ca­te de una cri­sis o un perio­do de gran ten­sión, la mayor par­te de los colec­ti­vos – al igual que la mayor par­te de las per­so­nas – es inca­paz de cam­biar los hábi­tos y acti­tu­des de toda una vida».” (pag. 11)
“El reto no es de evo­lu­ción, sino de trans­for­ma­ción. Se tra­ta de repen­sar y refun­dar todos los pila­res del sis­te­ma-país.” (pag. 14)
Según se des­pren­de de las ante­rio­res afir­ma­cio­nes, el obje­ti­vo es una espe­cie de revo­lu­ción sis­té­mi­ca, que trans­for­me las actua­les estruc­tu­ras. Un hecho impor­tan­te, a tener en cuen­ta, en las ante­rio­res decla­ra­cio­nes, es que el pro­pio Infor­me reco­no­ce, con total des­ca­ro, que la mis­ma cri­sis es una gran “opor­tu­ni­dad” para afron­tar cam­bios estruc­tu­ra­les, que estos gran­des oli­gar­cas con­si­de­ran nece­sa­rios para “solu­cio­nar la cri­sis” (en este infor­me, la fal­sa­ria idea “solu­cio­nar la cri­sis”, debe ser enten­di­da como “aumen­tar los bene­fi­cios empre­sa­ria­les”), y que de otra mane­ra serían impo­si­bles de poner en prác­ti­ca. Es decir, el Infor­me aca­ba reco­no­cien­do que la actual cri­sis es bene­fi­cio­sa para desa­rro­llar los obje­ti­vos bus­ca­dos por estas éli­tes finan­cie­ras (otro cla­ro indi­cio de la auto­pro­vo­ca­ción de la cri­sis, jun­to al de su difu­sión masi­va a tra­vés de los medios de comu­ni­ca­ción de masas capitalistas).
Estos cam­bios o trans­for­ma­cio­nes sis­té­mi­cas serían pues­tos en prác­ti­ca, más o menos, de la siguien­te forma.
“El hecho de tra­tar­se en muchos casos de retos estruc­tu­ra­les, los aso­cia irre­me­dia­ble­men­te con cam­bios len­tos y pro­lon­ga­dos en el tiem­po. Esto refuer­za, si cabe toda­vía más, la urgen­cia de ini­ciar­los cuan­to antes.” (pag.15)
Con esta idea, se pre­ten­de blin­dar, a lo lar­go de los años, los cam­bios y refor­mas que se intro­du­ci­rán de gol­pe, con la excu­sa de que se tra­ta de un pro­ce­so lar­go. Es decir, tras la fal­sa idea de un pro­ce­so lar­go, se escon­de la inten­ción de que los cam­bios intro­du­ci­dos de gol­pe, no sean toca­dos en mucho tiempo.
“Por el carác­ter sis­té­mi­co de los cam­bios a aco­me­ter, este momen­to de opor­tu­ni­dad úni­co para Espa­ña exi­ge un con­sen­so y corres­pon­sa­bi­li­dad sóli­dos entre el máxi­mo de fuer­zas polí­ti­cas del país y la Socie­dad Civil.” (pag.15)
Según esta últi­ma afir­ma­ción, la oli­gar­quía reco­no­ce que es nece­sa­rio un con­sen­so masi­vo (o su esce­ni­fi­ca­ción) para la con­se­cu­ción de estas trans­for­ma­cio­nes revo­lu­cio­na­rias. Esto es debi­do a la nece­si­dad de hacer pasar como “deman­das popu­la­res”, otra cosa que no son más que medi­das “impues­tas” o “indu­ci­das”. Con este obje­ti­vo (aun­que ellos, como es natu­ral, no quie­ran reco­no­cer­lo) debe ser enten­di­do el impul­so de fenó­me­nos socia­les de masas, como el 15‑M o movi­mien­to de los indig­na­dos, que recla­man trans­for­ma­cio­nes revo­lu­cio­na­rias. Esto ser­vi­rá para jus­ti­fi­car la intro­duc­ción de cam­bios sis­té­mi­cos (aun­que éstos ter­mi­nen yen­do en una direc­ción muy dife­ren­te a la pre­ten­di­da por los indig­na­dos), con el con­sen­so social nece­sa­rio. Un ejem­plo, para com­pren­der esto, es el fenó­meno del terro­ris­mo, con el que se jus­ti­fi­ca el cre­ci­mien­to del esta­do poli­cial, bajo la excu­sa de la lucha con­tra el terro­ris­mo, pero que final­men­te se aca­ba uti­li­zan­do para con­tro­lar más a todo el con­jun­to de la sociedad.
Es decir, tras la apa­rien­cia de un pro­ce­so de lar­ga dura­ción de cam­bios y refor­mas sis­té­mi­cas que res­pon­den a unas supues­tas deman­das popu­la­res, se escon­de un gol­pe de Esta­do en toda regla, por par­te de los «mer­ca­dos».
Otra idea gene­ral que se des­pren­de, tras la lec­tu­ra total del Infor­me, es la de la inten­ción de una com­ple­ta supe­di­ta­ción de la eco­no­mía espa­ño­la a la eco­no­mía global.
El Infor­me, ade­más de una ideo­lo­gía radi­cal­men­te neo­li­be­ral, en la que el valor prin­ci­pal es la obten­ción del máxi­mo bene­fi­cio eco­nó­mi­co, a expen­sas de lo que sea, y en la que se con­si­de­ra al ser humano como un autó­ma­ta, mero pro­duc­tor de valor (plus valor), está impreg­na­do por una visión cla­ra­men­te glo­ba­lis­ta. En este sen­ti­do, pro­po­ne la total supe­di­ta­ción de Espa­ña a la eco­no­mía neo­li­be­ral glo­ba­lis­ta, en la que se supe­di­ta­rán los intere­ses par­ti­cu­la­res de las nacio­nes a unos supues­tos intere­ses glo­ba­les, regi­dos por los prin­ci­pios de la eco­no­mía neo­li­be­ral. En otras pala­bras, se pro­po­ne supe­di­tar a una dic­ta­du­ra tota­li­ta­ria, al ser­vi­cio de los intere­ses pri­va­dos de las cor­po­ra­cio­nes mul­ti­na­cio­na­les, los intere­ses del con­jun­to de la pobla­ción española.
“Cuan­do el mode­lo-país está ali­nea­do con las reglas de jue­go del entorno glo­bal, y se movi­li­zan ade­cua­da­men­te los vec­to­res de cre­ci­mien­to y com­pe­ti­ti­vi­dad sos­te­ni­ble des­de una pers­pec­ti­va social, empre­sa­rial y finan­cie­ra, el desa­rro­llo resul­tan­te tie­ne poten­cial de “mila­gro” socio­eco­nó­mi­co.” (pag.14)
“La cons­truc­ción de un nue­vo sis­te­ma-país “sano” ha de lle­var­se a cabo tam­bién siem­pre miran­do hacia afue­ra, hacia un mun­do lleno de opor­tu­ni­da­des y glo­bal­men­te conec­ta­do e inter­de­pen­dien­te. Las nue­vas reglas de jue­go han demos­tra­do pri­me­ro que, en el mapa glo­bal, nin­gún país está ya solo, para lo bueno y para lo malo; y segun­do que lo local es impor­tan­te pero siem­pre como par­te de un todo-país y un todo-mun­do. Obse­sio­nar­se con cerrar arti­fi­cial­men­te un país al res­to del mun­do o “mirar­se al ombli­go”, son, a medio y lar­go pla­zo, un hara­ki­ri en toda regla. Al con­tra­rio, hay que poner todo el énfa­sis en des­cu­brir cómo abrir inte­li­gen­te y pro­ve­cho­sa­men­te el país al mun­do” (pag. 87)
Para lle­var a la prác­ti­ca las ante­rio­res pro­pues­tas gene­ra­les (revo­lu­ción del sis­te­ma, para adap­tar­lo a una eco­no­mía neo­li­be­ral glo­ba­lis­ta), el Infor­me pro­po­ne una serie de medi­das más concretas.
– Bús­que­da de la máxi­ma ren­ta­bi­li­dad en el pro­ce­so de explo­ta­ción del ser humano. Bús­que­da del explo­ta­do per­fec­to: adap­ta­ble, mol­dea­ble y dis­pues­to siem­pre al ser­vi­cio de los intere­ses de las cor­po­ra­cio­nes capitalistas.
“Cabe repen­sar pues todo el mode­lo de crea­ción y ges­tión del talen­to y cono­ci­mien­to de las per­so­nas que com­po­nen una socie­dad, des­de el núcleo fami­liar has­ta el entorno pro­fe­sio­nal y post-pro­fe­sio­nal, pasan­do por el Sis­te­ma Edu­ca­ti­vo y las comu­ni­da­des socia­les.” (pag. 17, 96)
“la cla­ve pasa por crear un ver­da­de­ro mer­ca­do del talen­to trans­pa­ren­te, jus­to, fle­xi­ble, proac­ti­vo y diná­mi­co, con una fuer­te movi­li­dad geo­grá­fi­ca, sec­to­rial y orga­ni­za­ti­va, y abier­to a importar/​exportar talen­to con el res­to del mun­do.” (pag.18, 97)
Con­ver­sión del indi­vi­duo en per­fec­tos autó­ma­tas (pag. 53, ven­ta­na para la inte­li­gen­cia colectiva)
– Aumen­to de los nive­les de com­pe­ti­ti­vi­dad para con­se­guir mejo­res resul­ta­dos eco­nó­mi­cos. La úni­ca for­ma de con­se­guir esto, en una socie­dad regi­da por los prin­ci­pios de la eco­no­mía neo­li­be­ral, es aumen­tan­do el gra­do de explo­ta­ción de la cla­se obre­ra (aumen­tar las horas de tra­ba­jo y redu­cir los suel­dos), no hay otra.
“La com­pe­ti­ti­vi­dad es, al mis­mo tiem­po, el ingre­dien­te cla­ve y la con­se­cuen­cia bási­ca de la ecua­ción eco­nó­mi­ca de un país.” (pag. 18, 97)
– Des­apa­ri­ción del Esta­do del Bien­es­tar, tal y como lo enten­de­mos has­ta aho­ra, es decir, des­apa­ri­ción de los dere­chos socia­les, en aras de su privatización.
“en cual­quier núcleo social, una per­cep­ción com­ple­ta por par­te de los miem­bros del qué, por­qué y cuán­to de los usos y dis­fru­tes, con­du­ce rápi­da­men­te a la defi­ni­ción del mejor (más útil, efec­ti­vo y efi­cien­te) con­jun­to de acti­vos para el bien­es­tar, tan­to indi­vi­dual como colec­ti­vo, que se pue­de per­mi­tir el núcleo social en cues­tión.” (pag. 19, 98)
En otras pala­bras, sólo dis­fru­ta­rá de dere­chos socia­les aquél que se los pue­da pagar.
– Remo­de­la­ción del sis­te­ma finan­cie­ro actual para abrir nue­vos cam­pos a la eco­no­mía espe­cu­la­ti­va (inter­net, eco­lo­gía, etc), es decir, a la eco­no­mía basa­da en la ven­ta de un pro­duc­to por enci­ma de su valor real.
“El con­cep­to de capi­tal finan­cie­ro inte­li­gen­te que se plan­tea aquí se cimien­ta en una racio­na­li­za­ción y pro­fe­sio­na­li­za­ción de agen­tes e ins­tru­men­tos, una cone­xión con todos los agen­tes y usua­rios poten­cia­les (inclu­yen­do colec­ti­vos muy peque­ños y sin­gu­la­res, en par­ti­cu­lar todos aque­llos rela­cio­na­dos con la Eco­no­mía del Cono­ci­mien­to), todo ello com­bi­na­do con una mayor capa­ci­dad de regu­la­ción y auto-regu­la­ción para detec­tar y anti­ci­par­se a ano­ma­lías, exce­sos y bur­bu­jas. (pag.19, 98)
– Trans­for­ma­ción del actual mode­lo de admi­nis­tra­ción públi­ca en aras de una mayor cen­tra­li­za­ción y, por lo tan­to, de un mayor con­trol totalitario.
“La ver­te­bra­ción del apa­ra­to públi­co en múl­ti­ples ámbi­tos de actua­ción (geo­gra­fías, com­pe­ten­cias, inter­me­dia­rios, etc.) y su con­cep­ción here­da­da, en muchos aspec­tos, de un pasa­do ya cadu­co, obli­gan a una revi­sión pro­fun­da del papel, alcan­ce, orga­ni­za­ción, mode­lo de pres­ta­ción y ámbi­to de pro­xi­mi­dad de las Admi­nis­tra­cio­nes Públi­cas.” (pag. 20, 99)
– Poner a dis­po­si­ción de los intere­ses de las cor­po­ra­cio­nes finan­cie­ras y, por lo tan­to, a los valo­res neo­li­be­ra­les más sal­va­jes, a todo el país.
“la estra­te­gia y ges­tión de la mar­ca-país debe dejar de ser una acti­vi­dad cola­te­ral, arte­sa­nal e indi­vi­dual, para con­ver­tir­se en con­di­ción nece­sa­ria de toda estra­te­gia de crea­ción y pro­yec­ción de valor de un país.” (pag. 20, 99)
– Ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción de todo lo ante­rior, es decir, ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción de la Revo­lu­ción neoliberal.
“defi­ni­ción de un nue­vo plano estra­té­gi­co esta­ble y cla­ro en el que se des­en­vuel­van los gran­des ejes de trans­for­ma­ción estruc­tu­ral del país. Este plano esta­ble­ce­rá guías de medio y lar­go pla­zo ins­ti­tu­cio­na­li­za­das, que tras­cien­dan a ciclos elec­to­ra­les” (pag. 21, 100)
– Trans­for­ma­ción del mode­lo par­ti­ci­pa­ti­vo de los ciu­da­da­nos en la socie­dad, hacia un mode­lo tec­no­tró­ni­co (basa­do en las tele­co­mu­ni­ca­cio­nes) fácil­men­te con­tro­la­ble y manipulable.
“una nue­va Socie­dad Civil debe emer­ger y encon­trar su nue­va misión, iden­ti­dad y voz. Para ello, com­bi­na­rá mate­ria­li­za­cio­nes más con­ven­cio­na­les y “físi­cas”, con nue­vas for­mas más inno­va­do­ras y “vir­tua­les”. (pag. 21, 100)
El Infor­me aca­ba hacien­do un lla­ma­mien­to a la urgencia.
“El hecho de tra­tar­se en muchos casos de retos estruc­tu­ra­les, los aso­cia irre­me­dia­ble­men­te con cam­bios len­tos y pro­lon­ga­dos en el tiem­po. Esto refuer­za, si cabe toda­vía más, la urgen­cia de ini­ciar­los cuan­to antes.” (pag. 105)
Por lo cual, es muy pro­ba­ble que en bre­ve, vea­mos los pri­me­ros pasos de esta nue­va Revo­lu­ción neo­li­be­ral. De momen­to, el pasa­do 21 de junio, el Con­gre­so espa­ñol apro­bó por una­ni­mi­dad, estu­diar las pro­pues­tas del 15‑M.
Por últi­mo, el Infor­me ter­mi­na advir­tién­do­nos sobre un futu­ro duro e incierto.
“Cul­mi­nar la trans­for­ma­ción reque­ri­rá en efec­to de un pro­ce­so lar­go, extre­ma­da­men­te lar­go en el tiem­po, en el que se ten­drá que aco­me­ter una apa­ren­te­men­te inter­mi­na­ble lis­ta de accio­nes y reac­cio­nes. ¿Impa­cien­cias y des­áni­mos? Los habrá y muchos.” (pag. 107)
Sin duda, en un futu­ro pró­xi­mo, asis­ti­re­mos a nue­vas repre­sen­ta­cio­nes tea­tra­les, dise­ña­das e impul­sa­das por la inge­nie­ría social neo­li­be­ral, con el obje­ti­vo de apun­ta­lar su Revo­lu­ción, y en las que los ciu­da­da­nos repre­sen­ta­re­mos, como siem­pre, el papel más duro y doloroso.
Bibliografía:
Infor­me Trans­for­ma Espa­ña: http://www.transformaespaña.es/images/stories/Informe_te.pdf

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.