Afga­nis­tán es la señal de ago­ta­mien­to eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar de EE.UU.- James Petras

Comen­ta­rios para Radio Cen­te­na­rios del soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano, Prof. James Petras des­de su jar­dín ubi­ca­do en la ciu­dad Bingham­ton en el esta­do de Nue­va York. Lunes 18 de julio de 2011. www​.radio36​.com​.uy

Chury: Bien. Petras ¿en qué temas estás tra­ba­jan­do? Escu­cha­mos tu análisis.

Petras: En pri­mer lugar Afga­nis­tán, por­que hay noti­cias muy intere­san­tes en este momen­to. En pri­me­ra ins­tan­cia, los noti­cie­ros dicen que Esta­dos Uni­dos y la OTAN están reti­ran­do tro­pas de una pro­vin­cia y entre­gan­do el poder a los fun­cio­na­rios afga­nos. La pro­vin­cia se lla­ma Bami­yán y es una de las más pobres del país, don­de hay menos con­flic­to. Pero este reti­ro de tro­pas no repre­sen­ta la con­so­li­da­ción del poder, por­que en pri­mer lugar los tali­ba­nes están ata­can­do a los prin­ci­pa­les fun­cio­na­rios del gobierno cola­bo­ra­dor de Hamid Kar­zai, un gobierno títe­re de EE.UU. Su her­mano fue ase­si­na­do hace una sema­na, ante­ayer ase­si­na­ron al prin­ci­pal ase­sor de Kar­zai, Jan Moha­mad en Kabul, en su pro­pia casa.

Todo indi­ca que mien­tras en las pro­vin­cias de menor impor­tan­cia las fuer­zas de la OTAN están tra­tan­do de jus­ti­fi­car el reti­ro, en reali­dad debe­rían reco­no­cer que están en un pro­ce­so de derro­ta. Y la derro­ta es efec­ti­va por­que las tro­pas de Espa­ña, Ita­lia y Fran­cia tam­bién empie­zan a reti­rar sus fuer­zas. Lo que tene­mos que ver en esta situa­ción, es que en menos de un año Afga­nis­tán va a pasar a manos de los tali­ba­nes y los Esta­dos Uni­dos sólo se van a que­dar con algu­nas islas, con sus for­ta­le­zas pero con pocas posi­bi­li­da­des de re lan­zar una ofen­si­va. La derro­ta en Afga­nis­tán es la señal de que toda la aven­tu­ra lan­za­da hace diez años está en un pro­ce­so de desintegración.

Afga­nis­tán es la señal de ago­ta­mien­to eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar de los Esta­dos Uni­dos. Con la quie­bra del Teso­ro, con el tre­men­do aumen­to de la deu­da y con un gran défi­cit, Washing­ton no pue­de sos­te­ner más esta gue­rra que le cues­ta mil millo­nes de dóla­res cada sema­na. Esa es una cosa que la gen­te debe saber.

Mien­tras tan­to, Washing­ton está en seis gue­rras actual­men­te: Afga­nis­tán, Irak y Pakis­tán, a lo que se suma últi­ma­men­te Yemen, Libia y Soma­lía; prin­ci­pal­men­te a par­tir de ata­ques aéreos y ope­ra­cio­nes de lo que lla­man fuer­zas espe­cia­les, que son coman­dos de ase­si­nos espe­cial­men­te pre­pa­ra­dos. Tene­mos una mul­ti­pli­ca­ción de gue­rras por un lado; por otro lado, el dete­rio­ro interno de los Esta­dos Uni­dos y ter­ce­ro, el reco­no­ci­mien­to de que la gue­rra en Afga­nis­tán no es sos­te­ni­ble. En poco tiem­po lo mis­mo va a pasar en Irak. Y ya hay cues­tio­na­mien­tos inter­nos sobre la gue­rra en Libia.

El impe­rio mili­tar pro­duc­to de las pro­yec­cio­nes mili­ta­ris­tas y la influen­cia sio­nis­ta de los pri­me­ros años del nue­vo mile­nio ha sido una catás­tro­fe y pue­de tener efec­tos inter­nos pro­fun­dos, pre­ci­sa­men­te por­que la deu­da acu­mu­la­da no es sos­te­ni­ble. Está pro­vo­can­do los recor­tes de pro­gra­mas socia­les más gra­ves que hemos vis­to en los últi­mos 60 años. Dete­rio­ro interno, des­con­ten­to de la gen­te, cre­ci­mien­to de la ultra dere­cha: ese es el cua­dro que se reco­no­ce hoy en la reali­dad norteamericana

Chury: Gene­ral­men­te las gue­rras las pagan los paí­ses emer­gen­tes, en este caso uno ve que Euro­pa y Esta­dos Uni­dos están enfren­tan­do una gran cri­sis. Aho­ra, ¿serán los paí­ses del sur los que paga­rán final­men­te la cri­sis del expan­sio­nis­mo capitalista?

Petras: Chury, en este caso ten­go que dis­cre­par, por­que los paí­ses por lo menos emer­gen­tes –habla­mos de Bra­sil y otros como Chi­na, India- han mos­tra­do auto­no­mía y dina­mis­mo eco­nó­mi­co por­que han teni­do la capa­ci­dad de abrir nue­vos víncu­los de comer­cio e inver­sio­nes entre ellos. Chi­na es la nue­va fuer­za moto­ra para las expor­ta­cio­nes en Amé­ri­ca Lati­na –Argen­ti­na, Bra­sil, Uru­guay, Chi­le, Perú. Y a par­tir de ese dina­mis­mo, han pro­vo­ca­do un gran cre­ci­mien­to en los últi­mos sie­te años.

Aho­ra, debe­mos dis­cu­tir el tipo de mode­lo que está pro­vo­can­do este dina­mis­mo. Algu­nos refie­ren a un mode­lo extrac­ti­vo, es decir extraen las rique­zas mine­ras, agrí­co­las (soja y otros pro­duc­tos); y el dina­mis­mo tie­ne el efec­to de crear un cre­ci­mien­to muy res­pe­ta­ble sobre el Pro­duc­to Interno Bru­to. Reci­be bue­nos pre­cios y hay alta deman­da. Pero en gene­ral este tipo de desa­rro­llo es inten­si­vo en capi­tal. Es decir, uti­li­za poca mano de obra y tie­ne otras deficiencias.

Por ejem­plo en el caso de los ingre­sos y el cre­ci­mien­to, hay mucho flu­jo de dine­ro espe­cu­la­ti­vo, lo que lla­man dine­ro calien­te que está entran­do en estos paí­ses que están sobre­va­lo­ran­do la mone­da. Como con­se­cuen­cia están per­ju­di­can­do las expor­ta­cio­nes manu­fac­tu­re­ras y otros sec­to­res eco­nó­mi­cos por­que no son com­pe­ti­ti­vos. Y como este desa­rro­llo es muy des­igual entre los pro­duc­tos agro­mi­ne­ra­les y el sec­tor manu­fac­tu­ra está gene­ran­do una cri­sis en la diver­si­fi­ca­ción de la eco­no­mía, que es cada vez más depen­dien­te de los pro­duc­tos agro­mi­ne­ra­les. Este des­equi­li­brio pue­de tener enor­mes con­se­cuen­cias por­que indi­ca que si hay un cam­bio en el mer­ca­do mun­dial con rela­ción a la deman­da de mer­can­cía, estos paí­ses pue­den caer en una pro­fun­da recesión.

Segun­do, el cre­ci­mien­to de este tipo está con­cen­tran­do los ingre­sos. Los sec­to­res no meti­dos en el agro mine­ral, los ser­vi­cios finan­cie­ros y el sec­tor espe­cu­la­ti­vo, son mal afec­ta­dos, no tie­nen posi­bi­li­da­des de cre­cer en rela­ción con la rique­za que el país está gene­ran­do. Por ejem­plo, en Uru­guay, Argen­ti­na y Bra­sil, han baja­do las cifras de pobre­za según los datos ofi­cia­les. ¿Pero qué sig­ni­fi­ca eso? Que la gen­te que antes sufría pobre­za extre­ma, aho­ra está sobre­vi­vien­do; pero en rela­ción con la rique­za aho­ra están rela­ti­va­men­te peor que antes, por­que el país está cre­cien­do a 5, 6 o 7% y los ingre­sos de los pobres que­dan arri­ba de la línea de pobre­za, pero mucho más aba­jo de la tasa de cre­ci­mien­to de los sec­to­res aco­mo­da­dos. Enton­ces, la des­igual­dad está cre­cien­do, la pobre­za está bajan­do, pero la vida de sobre­vi­ven­cia no es una vida decente.

El sala­rio míni­mo tam­po­co cre­ce al mis­mo rit­mo que la con­cen­tra­ción de la rique­za. Este pro­ce­so extrac­ti­vo diná­mi­co está gene­ran­do una pola­ri­za­ción social entre los sec­to­res; pue­de ser el 20% o 30% que tie­ne algu­na cone­xión con los sec­to­res diná­mi­cos bene­fi­cia­dos y un 60 o 70% que está rela­ti­va­men­te per­ju­di­ca­do. No pode­mos decir que hay una pros­pe­ri­dad gene­ra­li­za­da. Lo que vemos es que el mode­lo extrac­ti­vo ha aumen­ta­do la vul­ne­ra­bi­li­dad, ha baja­do la diver­si­dad de la eco­no­mía y ha crea­do un sec­tor de sobre­vi­vien­tes, que antes se lla­ma­ban pobre­za, pero aho­ra sobre viven enci­ma de la línea de pobre­za… aun­que no por mucho.

Chury: Exce­len­te tu aná­li­sis Petras. Sabes que aquí en el sur esta­mos vivien­do esa reali­dad que tan bien aca­bas de diag­nos­ti­car. Así que, te segui­mos escuchando.

Petras: Quie­ro men­cio­nar en rela­ción con eso dos cosas. Para com­pen­sar la des­igual­dad, los gobier­nos han faci­li­ta­do el cré­di­to de con­su­mo para sec­to­res impor­tan­tes de emplea­dos y tra­ba­ja­do­res. Pero ese aumen­to de con­su­mis­mo en fun­ción de prés­ta­mos gene­ra tam­bién una enro­me deu­da en la mayo­ría de las fami­lias. Pue­den com­prar elec­tró­ni­ca, con­ge­la­do­res, tele­vi­so­res, etc. pero cada vez más una cre­cien­te par­te de sus ingre­sos van a pagar las deu­das. Mien­tras tan­to, el atra­so en el pago de las tar­je­tas de cré­di­to y otros, indi­ca que esta­mos lle­gan­do al ago­ta­mien­to de la posi­bi­li­dad de vivir mejor acu­mu­lan­do deu­da. Eso es sim­ple­men­te un mejo­ra­mien­to muy pro­ble­má­ti­co y coyuntural.

Aho­ra quie­ro pasar a otro pun­to, el últi­mo por hoy, que es la cri­sis en Ingla­te­rra, que es polí­ti­ca y pro­fun­da, a par­tir de la empre­sa de Mur­doch y los medios de comu­ni­ca­ción sen­sa­cio­na­lis­ta que mane­ja. Eso no es sim­ple­men­te escu­chas tele­fó­ni­cas e inter­ven­ción en la vida per­so­nal. Lo que impli­ca es la cri­sis total del Esta­do poli­cial, es cri­sis del Esta­do. Por­que des­cu­brie­ron que el jefe de Scotland Yard esta­ba con­tra­ta­do, asa­la­ria­do, como con­sul­tor y sabía de las inter­ven­cio­nes ile­ga­les del impe­rio Mur­doch. Sabía que esta­ban vio­lan­do la ley y le ofre­cía protección.

No es sólo Scotland Yard, que es la éli­te poli­cial de Ingla­te­rra, sino que tam­bién la poli­cía metro­po­li­ta­na esta­ba impli­ca­da, faci­li­tan­do la inter­ven­ción a dife­ren­tes ciu­da­da­nos y tam­bién a polí­ti­cos de toda índo­le. Eso mues­tra la corrup­ción y cola­bo­ra­ción entre los medios y la poli­cía, y la vio­la­ción de los dere­chos cons­ti­tu­cio­na­les. Es una cri­sis cons­ti­tu­cio­nal y es una indi­ca­ción no sólo del esta­do poli­cía­co que ope­ra sino de la pro­fun­di­dad de la corrup­ción en ins­ti­tu­cio­nes sagradas.

En las pelí­cu­las siem­pre reci­bi­mos la ima­gen lim­pia de Scotland Yard y la inte­gri­dad del ser­vi­cio civil de Ingla­te­rra. Aho­ra des­cu­bri­mos que el nivel de corrup­ción es algo simi­lar a lo que ocu­rre en las repú­bli­cas bana­ne­ras de Cen­troa­mé­ri­ca, don­de la poli­cía se ven­de a cual­quie­ra ante la posi­bi­li­dad de mejo­rar sus ingre­sos. Y la corrup­ción no sólo toca a la poli­cía, pues el Pri­mer Minis­tro Came­ron man­tu­vo vein­ti­séis encuen­tros en un año con Mur­doch. Y no sólo dis­cu­tien­do de polí­ti­ca, ima­gino que hay más pro­ba­bi­li­da­des de que Mur­doch, a par­tir de sus inter­ven­cio­nes tele­fó­ni­cas, esta­ba trans­mi­tien­do infor­ma­ción para faci­li­tar la polí­ti­ca del Pri­mer Minis­tro. Esta cri­sis va a hacer tem­blar toda la ins­ti­tu­cio­na­li­dad ingle­sa, pese a que inten­tan tirar una man­ta sobre el asun­to. Came­ron está en peli­gro de ver­se for­za­do a renunciar.

Chury: Petras, cada vez que pasa algo en el nor­te, aquí reper­cu­te nega­ti­va­men­te. Me refie­ro al tema eco­nó­mi­co, tan­to en Esta­dos Uni­dos como en Euro­pa, don­de hubo agi­ta­ción en estos días.

Petras: Es muy gra­ve en el sen­ti­do que tene­mos un 20% de la mano de obra des­ocu­pa­da o tra­ba­jan­do menos de diez horas por sema­na. Es decir 1 de cada 5 tra­ba­ja­do­res está des­em­plea­do o sub­em­plea­do. Tene­mos un sis­te­ma eco­nó­mi­co que está total­men­te estan­ca­do y no gene­ra fuen­tes de tra­ba­jo. Tene­mos un sis­te­ma fis­cal en abso­lu­ta ban­ca­rro­ta, que nece­si­ta cada año billo­nes de dóla­res para com­pen­sar el défi­cit fis­cal. Están todos los nive­les de des­equi­li­brios aquí que nos per­mi­ten decir que hay una cri­sis del sis­te­ma que no encuen­tra una sali­da sin pro­fun­di­zar la cri­sis para todos los sec­to­res socia­les, menos para el 5% más rico.

Lo que está sobre la mesa entre la ultra dere­cha y Oba­ma es el gra­do de recor­tes en los prin­ci­pa­les pro­gra­mas de Salud, de Pen­sio­nes, de Jubi­la­cio­nes y de Sala­rios. El gobierno de Oba­ma recha­za la posi­bi­li­dad de intro­du­cir impues­tos serios que pue­den afec­tar a los super ricos; han recha­za­do recor­tes en el pre­su­pues­to mili­tar por­que sos­tie­nen seis gue­rras. No hay sali­da den­tro de la con­fi­gu­ra­ción polí­ti­ca para una solu­ción que por lo menos pro­te­ja los pro­gra­mas míni­mos y gene­re empleo.

Esa es la situa­ción, sin exa­ge­rar, sin decir que todo va a caer en uno o seis meses… pero esta­mos entran­do en un túnel sin sali­da. Hay que reco­no­cer eso. En el gra­do que esta cri­sis se pro­fun­di­ce debe tener algu­nas reper­cu­sio­nes para los paí­ses en Asia que depen­den de las expor­ta­cio­nes a los Esta­dos Uni­dos. Y eso pue­de impac­tar tam­bién en Ame­ri­ca Lati­na el pró­xi­mo año, por­que si Asia empie­za a bajar las expor­ta­cio­nes, va a bajar tam­bién las impor­ta­cio­nes de Amé­ri­ca Latina.

Hay un trián­gu­lo que debe­mos reco­no­cer, por­que a pesar de la auto­no­mía que han logra­do desa­rro­llar los paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos con sus nue­vos socios comer­cia­les en Asia, a su vez Asia tam­bién ha tra­ta­do de diver­si­fi­car sus pro­duc­cio­nes hacia el mer­ca­do interno y no depen­der tan­to de las expor­ta­cio­nes. Pero en todo caso hay sufi­cien­tes víncu­los y depen­den­cia para decir que la cri­sis que empie­za otra vez en Esta­dos Uni­dos, pue­de tener impac­to global.

Chury: Petras, hemos lle­ga­do al final. Te agra­dez­co muchí­si­mo el escla­re­ci­mien­to, el aná­li­sis de temas real­men­te impor­tan­tes. Te man­do un abra­zo en nom­bre de la audien­cia y la pro­me­sa de reen­con­trar­nos el pró­xi­mo lunes.

Petras: Has­ta el pró­xi­mo lunes, y debe­mos sen­tir­nos con­ten­tos que el dic­ta­dor Bor­da­berry ha deja­do el mun­do y ha deja­do una pobre heren­cia, pero por lo menos tene­mos que recor­dar que por fin la jus­ti­cia mar­cha­ba sobre las vio­la­cio­nes con­tra el pue­blo uruguayo.

Extrac­ta­do por La Haine

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.