Afga­nis­tán es la señal de ago­ta­mien­to eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar de EE.UU.- James Petras

Comen­ta­rios para Radio Cen­te­na­rios del soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano, Prof. James Petras des­de su jar­dín ubi­ca­do en la ciu­dad Bingham­ton en el esta­do de Nue­va York. Lunes 18 de julio de 2011. www​.radio36​.com​.uy

Chury: Bien. Petras ¿en qué temas estás tra­ba­jan­do? Escu­cha­mos tu aná­li­sis.

Petras: En pri­mer lugar Afga­nis­tán, por­que hay noti­cias muy intere­san­tes en este momen­to. En pri­me­ra ins­tan­cia, los noti­cie­ros dicen que Esta­dos Uni­dos y la OTAN están reti­ran­do tro­pas de una pro­vin­cia y entre­gan­do el poder a los fun­cio­na­rios afga­nos. La pro­vin­cia se lla­ma Bami­yán y es una de las más pobres del país, don­de hay menos con­flic­to. Pero este reti­ro de tro­pas no repre­sen­ta la con­so­li­da­ción del poder, por­que en pri­mer lugar los tali­ba­nes están ata­can­do a los prin­ci­pa­les fun­cio­na­rios del gobierno cola­bo­ra­dor de Hamid Kar­zai, un gobierno títe­re de EE.UU. Su her­mano fue ase­si­na­do hace una sema­na, ante­ayer ase­si­na­ron al prin­ci­pal ase­sor de Kar­zai, Jan Moha­mad en Kabul, en su pro­pia casa.

Todo indi­ca que mien­tras en las pro­vin­cias de menor impor­tan­cia las fuer­zas de la OTAN están tra­tan­do de jus­ti­fi­car el reti­ro, en reali­dad debe­rían reco­no­cer que están en un pro­ce­so de derro­ta. Y la derro­ta es efec­ti­va por­que las tro­pas de Espa­ña, Ita­lia y Fran­cia tam­bién empie­zan a reti­rar sus fuer­zas. Lo que tene­mos que ver en esta situa­ción, es que en menos de un año Afga­nis­tán va a pasar a manos de los tali­ba­nes y los Esta­dos Uni­dos sólo se van a que­dar con algu­nas islas, con sus for­ta­le­zas pero con pocas posi­bi­li­da­des de re lan­zar una ofen­si­va. La derro­ta en Afga­nis­tán es la señal de que toda la aven­tu­ra lan­za­da hace diez años está en un pro­ce­so de desin­te­gra­ción.

Afga­nis­tán es la señal de ago­ta­mien­to eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar de los Esta­dos Uni­dos. Con la quie­bra del Teso­ro, con el tre­men­do aumen­to de la deu­da y con un gran défi­cit, Washing­ton no pue­de sos­te­ner más esta gue­rra que le cues­ta mil millo­nes de dóla­res cada sema­na. Esa es una cosa que la gen­te debe saber.

Mien­tras tan­to, Washing­ton está en seis gue­rras actual­men­te: Afga­nis­tán, Irak y Pakis­tán, a lo que se suma últi­ma­men­te Yemen, Libia y Soma­lía; prin­ci­pal­men­te a par­tir de ata­ques aéreos y ope­ra­cio­nes de lo que lla­man fuer­zas espe­cia­les, que son coman­dos de ase­si­nos espe­cial­men­te pre­pa­ra­dos. Tene­mos una mul­ti­pli­ca­ción de gue­rras por un lado; por otro lado, el dete­rio­ro interno de los Esta­dos Uni­dos y ter­ce­ro, el reco­no­ci­mien­to de que la gue­rra en Afga­nis­tán no es sos­te­ni­ble. En poco tiem­po lo mis­mo va a pasar en Irak. Y ya hay cues­tio­na­mien­tos inter­nos sobre la gue­rra en Libia.

El impe­rio mili­tar pro­duc­to de las pro­yec­cio­nes mili­ta­ris­tas y la influen­cia sio­nis­ta de los pri­me­ros años del nue­vo mile­nio ha sido una catás­tro­fe y pue­de tener efec­tos inter­nos pro­fun­dos, pre­ci­sa­men­te por­que la deu­da acu­mu­la­da no es sos­te­ni­ble. Está pro­vo­can­do los recor­tes de pro­gra­mas socia­les más gra­ves que hemos vis­to en los últi­mos 60 años. Dete­rio­ro interno, des­con­ten­to de la gen­te, cre­ci­mien­to de la ultra dere­cha: ese es el cua­dro que se reco­no­ce hoy en la reali­dad nor­te­ame­ri­ca­na

Chury: Gene­ral­men­te las gue­rras las pagan los paí­ses emer­gen­tes, en este caso uno ve que Euro­pa y Esta­dos Uni­dos están enfren­tan­do una gran cri­sis. Aho­ra, ¿serán los paí­ses del sur los que paga­rán final­men­te la cri­sis del expan­sio­nis­mo capi­ta­lis­ta?

Petras: Chury, en este caso ten­go que dis­cre­par, por­que los paí­ses por lo menos emer­gen­tes –habla­mos de Bra­sil y otros como Chi­na, India- han mos­tra­do auto­no­mía y dina­mis­mo eco­nó­mi­co por­que han teni­do la capa­ci­dad de abrir nue­vos víncu­los de comer­cio e inver­sio­nes entre ellos. Chi­na es la nue­va fuer­za moto­ra para las expor­ta­cio­nes en Amé­ri­ca Lati­na –Argen­ti­na, Bra­sil, Uru­guay, Chi­le, Perú. Y a par­tir de ese dina­mis­mo, han pro­vo­ca­do un gran cre­ci­mien­to en los últi­mos sie­te años.

Aho­ra, debe­mos dis­cu­tir el tipo de mode­lo que está pro­vo­can­do este dina­mis­mo. Algu­nos refie­ren a un mode­lo extrac­ti­vo, es decir extraen las rique­zas mine­ras, agrí­co­las (soja y otros pro­duc­tos); y el dina­mis­mo tie­ne el efec­to de crear un cre­ci­mien­to muy res­pe­ta­ble sobre el Pro­duc­to Interno Bru­to. Reci­be bue­nos pre­cios y hay alta deman­da. Pero en gene­ral este tipo de desa­rro­llo es inten­si­vo en capi­tal. Es decir, uti­li­za poca mano de obra y tie­ne otras defi­cien­cias.

Por ejem­plo en el caso de los ingre­sos y el cre­ci­mien­to, hay mucho flu­jo de dine­ro espe­cu­la­ti­vo, lo que lla­man dine­ro calien­te que está entran­do en estos paí­ses que están sobre­va­lo­ran­do la mone­da. Como con­se­cuen­cia están per­ju­di­can­do las expor­ta­cio­nes manu­fac­tu­re­ras y otros sec­to­res eco­nó­mi­cos por­que no son com­pe­ti­ti­vos. Y como este desa­rro­llo es muy des­igual entre los pro­duc­tos agro­mi­ne­ra­les y el sec­tor manu­fac­tu­ra está gene­ran­do una cri­sis en la diver­si­fi­ca­ción de la eco­no­mía, que es cada vez más depen­dien­te de los pro­duc­tos agro­mi­ne­ra­les. Este des­equi­li­brio pue­de tener enor­mes con­se­cuen­cias por­que indi­ca que si hay un cam­bio en el mer­ca­do mun­dial con rela­ción a la deman­da de mer­can­cía, estos paí­ses pue­den caer en una pro­fun­da rece­sión.

Segun­do, el cre­ci­mien­to de este tipo está con­cen­tran­do los ingre­sos. Los sec­to­res no meti­dos en el agro mine­ral, los ser­vi­cios finan­cie­ros y el sec­tor espe­cu­la­ti­vo, son mal afec­ta­dos, no tie­nen posi­bi­li­da­des de cre­cer en rela­ción con la rique­za que el país está gene­ran­do. Por ejem­plo, en Uru­guay, Argen­ti­na y Bra­sil, han baja­do las cifras de pobre­za según los datos ofi­cia­les. ¿Pero qué sig­ni­fi­ca eso? Que la gen­te que antes sufría pobre­za extre­ma, aho­ra está sobre­vi­vien­do; pero en rela­ción con la rique­za aho­ra están rela­ti­va­men­te peor que antes, por­que el país está cre­cien­do a 5, 6 o 7% y los ingre­sos de los pobres que­dan arri­ba de la línea de pobre­za, pero mucho más aba­jo de la tasa de cre­ci­mien­to de los sec­to­res aco­mo­da­dos. Enton­ces, la des­igual­dad está cre­cien­do, la pobre­za está bajan­do, pero la vida de sobre­vi­ven­cia no es una vida decen­te.

El sala­rio míni­mo tam­po­co cre­ce al mis­mo rit­mo que la con­cen­tra­ción de la rique­za. Este pro­ce­so extrac­ti­vo diná­mi­co está gene­ran­do una pola­ri­za­ción social entre los sec­to­res; pue­de ser el 20% o 30% que tie­ne algu­na cone­xión con los sec­to­res diná­mi­cos bene­fi­cia­dos y un 60 o 70% que está rela­ti­va­men­te per­ju­di­ca­do. No pode­mos decir que hay una pros­pe­ri­dad gene­ra­li­za­da. Lo que vemos es que el mode­lo extrac­ti­vo ha aumen­ta­do la vul­ne­ra­bi­li­dad, ha baja­do la diver­si­dad de la eco­no­mía y ha crea­do un sec­tor de sobre­vi­vien­tes, que antes se lla­ma­ban pobre­za, pero aho­ra sobre viven enci­ma de la línea de pobre­za… aun­que no por mucho.

Chury: Exce­len­te tu aná­li­sis Petras. Sabes que aquí en el sur esta­mos vivien­do esa reali­dad que tan bien aca­bas de diag­nos­ti­car. Así que, te segui­mos escu­chan­do.

Petras: Quie­ro men­cio­nar en rela­ción con eso dos cosas. Para com­pen­sar la des­igual­dad, los gobier­nos han faci­li­ta­do el cré­di­to de con­su­mo para sec­to­res impor­tan­tes de emplea­dos y tra­ba­ja­do­res. Pero ese aumen­to de con­su­mis­mo en fun­ción de prés­ta­mos gene­ra tam­bién una enro­me deu­da en la mayo­ría de las fami­lias. Pue­den com­prar elec­tró­ni­ca, con­ge­la­do­res, tele­vi­so­res, etc. pero cada vez más una cre­cien­te par­te de sus ingre­sos van a pagar las deu­das. Mien­tras tan­to, el atra­so en el pago de las tar­je­tas de cré­di­to y otros, indi­ca que esta­mos lle­gan­do al ago­ta­mien­to de la posi­bi­li­dad de vivir mejor acu­mu­lan­do deu­da. Eso es sim­ple­men­te un mejo­ra­mien­to muy pro­ble­má­ti­co y coyun­tu­ral.

Aho­ra quie­ro pasar a otro pun­to, el últi­mo por hoy, que es la cri­sis en Ingla­te­rra, que es polí­ti­ca y pro­fun­da, a par­tir de la empre­sa de Mur­doch y los medios de comu­ni­ca­ción sen­sa­cio­na­lis­ta que mane­ja. Eso no es sim­ple­men­te escu­chas tele­fó­ni­cas e inter­ven­ción en la vida per­so­nal. Lo que impli­ca es la cri­sis total del Esta­do poli­cial, es cri­sis del Esta­do. Por­que des­cu­brie­ron que el jefe de Scotland Yard esta­ba con­tra­ta­do, asa­la­ria­do, como con­sul­tor y sabía de las inter­ven­cio­nes ile­ga­les del impe­rio Mur­doch. Sabía que esta­ban vio­lan­do la ley y le ofre­cía pro­tec­ción.

No es sólo Scotland Yard, que es la éli­te poli­cial de Ingla­te­rra, sino que tam­bién la poli­cía metro­po­li­ta­na esta­ba impli­ca­da, faci­li­tan­do la inter­ven­ción a dife­ren­tes ciu­da­da­nos y tam­bién a polí­ti­cos de toda índo­le. Eso mues­tra la corrup­ción y cola­bo­ra­ción entre los medios y la poli­cía, y la vio­la­ción de los dere­chos cons­ti­tu­cio­na­les. Es una cri­sis cons­ti­tu­cio­nal y es una indi­ca­ción no sólo del esta­do poli­cía­co que ope­ra sino de la pro­fun­di­dad de la corrup­ción en ins­ti­tu­cio­nes sagra­das.

En las pelí­cu­las siem­pre reci­bi­mos la ima­gen lim­pia de Scotland Yard y la inte­gri­dad del ser­vi­cio civil de Ingla­te­rra. Aho­ra des­cu­bri­mos que el nivel de corrup­ción es algo simi­lar a lo que ocu­rre en las repú­bli­cas bana­ne­ras de Cen­troa­mé­ri­ca, don­de la poli­cía se ven­de a cual­quie­ra ante la posi­bi­li­dad de mejo­rar sus ingre­sos. Y la corrup­ción no sólo toca a la poli­cía, pues el Pri­mer Minis­tro Came­ron man­tu­vo vein­ti­séis encuen­tros en un año con Mur­doch. Y no sólo dis­cu­tien­do de polí­ti­ca, ima­gino que hay más pro­ba­bi­li­da­des de que Mur­doch, a par­tir de sus inter­ven­cio­nes tele­fó­ni­cas, esta­ba trans­mi­tien­do infor­ma­ción para faci­li­tar la polí­ti­ca del Pri­mer Minis­tro. Esta cri­sis va a hacer tem­blar toda la ins­ti­tu­cio­na­li­dad ingle­sa, pese a que inten­tan tirar una man­ta sobre el asun­to. Came­ron está en peli­gro de ver­se for­za­do a renun­ciar.

Chury: Petras, cada vez que pasa algo en el nor­te, aquí reper­cu­te nega­ti­va­men­te. Me refie­ro al tema eco­nó­mi­co, tan­to en Esta­dos Uni­dos como en Euro­pa, don­de hubo agi­ta­ción en estos días.

Petras: Es muy gra­ve en el sen­ti­do que tene­mos un 20% de la mano de obra des­ocu­pa­da o tra­ba­jan­do menos de diez horas por sema­na. Es decir 1 de cada 5 tra­ba­ja­do­res está des­em­plea­do o sub­em­plea­do. Tene­mos un sis­te­ma eco­nó­mi­co que está total­men­te estan­ca­do y no gene­ra fuen­tes de tra­ba­jo. Tene­mos un sis­te­ma fis­cal en abso­lu­ta ban­ca­rro­ta, que nece­si­ta cada año billo­nes de dóla­res para com­pen­sar el défi­cit fis­cal. Están todos los nive­les de des­equi­li­brios aquí que nos per­mi­ten decir que hay una cri­sis del sis­te­ma que no encuen­tra una sali­da sin pro­fun­di­zar la cri­sis para todos los sec­to­res socia­les, menos para el 5% más rico.

Lo que está sobre la mesa entre la ultra dere­cha y Oba­ma es el gra­do de recor­tes en los prin­ci­pa­les pro­gra­mas de Salud, de Pen­sio­nes, de Jubi­la­cio­nes y de Sala­rios. El gobierno de Oba­ma recha­za la posi­bi­li­dad de intro­du­cir impues­tos serios que pue­den afec­tar a los super ricos; han recha­za­do recor­tes en el pre­su­pues­to mili­tar por­que sos­tie­nen seis gue­rras. No hay sali­da den­tro de la con­fi­gu­ra­ción polí­ti­ca para una solu­ción que por lo menos pro­te­ja los pro­gra­mas míni­mos y gene­re empleo.

Esa es la situa­ción, sin exa­ge­rar, sin decir que todo va a caer en uno o seis meses… pero esta­mos entran­do en un túnel sin sali­da. Hay que reco­no­cer eso. En el gra­do que esta cri­sis se pro­fun­di­ce debe tener algu­nas reper­cu­sio­nes para los paí­ses en Asia que depen­den de las expor­ta­cio­nes a los Esta­dos Uni­dos. Y eso pue­de impac­tar tam­bién en Ame­ri­ca Lati­na el pró­xi­mo año, por­que si Asia empie­za a bajar las expor­ta­cio­nes, va a bajar tam­bién las impor­ta­cio­nes de Amé­ri­ca Lati­na.

Hay un trián­gu­lo que debe­mos reco­no­cer, por­que a pesar de la auto­no­mía que han logra­do desa­rro­llar los paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos con sus nue­vos socios comer­cia­les en Asia, a su vez Asia tam­bién ha tra­ta­do de diver­si­fi­car sus pro­duc­cio­nes hacia el mer­ca­do interno y no depen­der tan­to de las expor­ta­cio­nes. Pero en todo caso hay sufi­cien­tes víncu­los y depen­den­cia para decir que la cri­sis que empie­za otra vez en Esta­dos Uni­dos, pue­de tener impac­to glo­bal.

Chury: Petras, hemos lle­ga­do al final. Te agra­dez­co muchí­si­mo el escla­re­ci­mien­to, el aná­li­sis de temas real­men­te impor­tan­tes. Te man­do un abra­zo en nom­bre de la audien­cia y la pro­me­sa de reen­con­trar­nos el pró­xi­mo lunes.

Petras: Has­ta el pró­xi­mo lunes, y debe­mos sen­tir­nos con­ten­tos que el dic­ta­dor Bor­da­berry ha deja­do el mun­do y ha deja­do una pobre heren­cia, pero por lo menos tene­mos que recor­dar que por fin la jus­ti­cia mar­cha­ba sobre las vio­la­cio­nes con­tra el pue­blo uru­gua­yo.

Extrac­ta­do por La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *