Por enci­ma de zar­zas y matas, a la liber­tad volan­do sobre la Audien­cia Nacio­nal

Edi­to­ria­la

Boltxe Kolek­ti­boa

El tiem­po de los tri­bu­na­les de la inqui­si­ción a ambos lados de la muga lle­ga a su fin. En Madrid, el jui­cio Bate­ra­gu­ne ha ele­va­do a la máxi­ma cate­go­ria de jui­cio polí­ti­co la far­sa de la Audien­cia Nacio­nal y los cuer­pos de uni­for­ma­dos varios. Ote­gi les ha dado, como se sue­le decir, sopas con hon­da. Y así ha sido, los obser­va­do­res inter­na­cio­na­les se han que­da­do absor­tos ante los ale­ga­tos de la fis­ca­lía que, ha equi­vo­ca­do el suma­rio Bate­ra­gu­ne con los jui­cios a los moris­cos. Solo le ha que­da­do seña­lar con el dedo a los impu­tados y espe­tar­les aque­llo de …¿renun­ciais a Sata­nás?.

Espa­ña retro­ce­de y retro­ce­de mucho. Las posi­cio­nes aber­tza­les ya han dado un alda­bo­na­zo en las elec­cio­nes muni­ci­pa­les, aho­ra hay que pre­pa­rar­se para las auto­nó­mi­cas y gene­ra­les. Bil­du es una coa­li­ción lla­ma­da a hacer his­to­ria, que a nadie le que­pa duda algu­na. La mito­lo­gia vas­ca atri­bu­ye a las entra­ña­bles bru­jas vas­cas la fra­se ¡por enci­ma de las zar­zas y matas, van las bru­jas!. Nun­ca via­ja­ron en esco­bas a nin­gún lado, pero fue­ron con­de­na­das y ase­si­na­das.

Nues­tra socie­dad no es una socie­dad medie­val, no cree­mos en las bru­jas y acu­sa­mos de ase­si­nos a los inqui­si­do­res, pero des­de el jui­cio de Bur­gos en 1970 has­ta aquí la Izquier­da Aber­tza­le ha logra­do con­ver­tir el Auto de Fé inte­gris­ta impe­rial espa­ñol en un jui­cio polí­ti­co en toda regla a los caci­ques de la Inqui­si­ción espa­ño­la, hoy here­de­ros del 18 de julio en el que nos encon­tra­mos.

Va lle­gan­do el turno de la socie­dad vas­ca y de la Comi­sión Inter­na­cio­nal de media­ción, se les aca­ba el tiem­po a los impe­ria­les de Madrid y a sus alia­dos jaco­bi­nos del Nor­te, las calles vas­cas y sus ins­ti­tu­cio­nes, no serán mudas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *