Libia: Sobre los vale­do­res de la plu­to­cra­cia occi­den­tal- JM Alvarez

A Alber­to Arce, ex coope­ran­te en Gaza, le ha esco­ci­do un artícu­lo sobre esa Libia de las asam­bleas de tri­bus, que no de Gada­fi aun­que éste siem­pre ha sido, según los tiem­pos y las cir­cuns­tan­cias, y con for­mas que pue­den gus­tar o no, un con­no­ta­do anti­im­pe­ria­lis­ta, razón por la cual la bur­gue­sía sue­le per­so­na­li­zar­lo (es una estra­te­gia vie­ja) para agi­gan­tar la ima­gen de “tirano”.

En un escri­to publi­ca­do en kaos, Arce- que como casi todos los coope­ran­tes de Gaza son vis­tos con rece­lo por los pales­ti­nos que les escu­pen de vez en cuan­do, qué pin­tan allí si es su mun­do occi­den­tal quien los masa­cra- rea­li­za una defen­sa del fotó­gra­fo Manu Bra­bo sin con­si­de­rar que éste ingre­só clan­des­ti­na­men­te en Libia, irres­pe­tan­do su legis­la­ción, en una demos­tra­ción de des­pre­cio y pre­po­ten­cia inhe­ren­te a la supues­ta supe­rio­ri­dad de la “civi­li­za­ción” occidental.
Tam­bién Arce afir­ma que la arti­lle­ría de Gada­fi dis­pa­ró con­tra los mani­fes­tan­tes, algo que hoy nadie sos­tie­ne, denun­cia que des­cu­brió un ins­tru­men­to de tor­tu­ra en un sótano de Mis­ra­ta y aun­que nadie sepa quién lo usa­ba, da por sen­ta­do que “era de Gada­fi” (segu­ro que si dedi­ca­ra a bus­car­los en Espa­ña encon­tra­ría más de uno) y de paso, lla­ma “revo­lu­cio­na­rios” a los gru­pos terro­ris­tas for­ma­dos por trai­do­res y mer­ce­na­rios a suel­do, pese a que has­ta la orga­ni­za­ción bur­gue­sa, Human Right Watch los acu­se de gra­ves vio­la­cio­nes de los dere­chos humanos.
Nos recuer­da a los dis­cre­pan­tes que cuan­do el movi­mien­to 15‑M pidió más demo­cra­cia y liber­tad (absur­do: es impo­si­ble pedir “más” de aque­llo que no exis­te) “nues­tro esta­do no envió a una divi­sión aco­ra­za­da con arti­lle­ría pesa­da y ame­tra­lla­do­ras a dis­pa­rar con­tra la mul­ti­tud reu­ni­da en la Puer­ta del Sol” . Eso es cier­to. “Su” esta­do, de momen­to, sólo envía avio­nes de gue­rra y tan­ques a matar civi­les en Libia y Afga­nis­tán. Aña­de que en Espa­ña hubo cier­ta repre­sión poli­cial, “bru­tal para nues­tros están­da­res euro­peos”. Otro deta­lle de arro­gan­cia occi­den­tal: Euro­pa explo­ta, ase­si­na y saquea en el Ter­cer Mun­do. Esos son sus estándares.
No creo que igno­re que la agre­sión con­tra Libia comen­zó a ges­tar­se el día que Gada­fi le dijo al pue­blo libio que no temie­ra expe­ri­men­tar nue­vas for­mas de gobierno, tras pro­po­ner, no impo­ner, la nacio­na­li­za­ción del petró­leo, repar­tir los bene­fi­cios entre todos los libios y denun­ciar que había que aca­bar con la corrup­ción de cier­tos minis­tros que hoy están en el otro bando.
Apo­yan­do sus dis­la­tes han sur­gi­do voces de aque­llos que hicie­ron cau­sa común con los medios ofi­cia­lis­tas. Arce les echa­ba un cable y había que apro­ve­char­lo. Esas voces reco­mien­dan igno­rar a “los tipos de izquier­das des­fa­sa­dos”. Si eso va por noso­tros, res­pon­de­mos que sí, que somos tipos de izquier­da, pero para nada des­fa­sa­dos, por­que el capi­ta­lis­mo ha devuel­to a la huma­ni­dad al siglo XIX; por tan­to se dan las con­di­cio­nes para que no varie­mos un ápi­ce nues­tros plan­tea­mien­tos revolucionarios.
Los inter­na­cio­na­lis­tas revo­lu­cio­na­rios apo­ya­mos y apo­ya­re­mos, a todos los pue­blos que enfren­ten agre­sio­nes de las poten­cias impe­ria­lis­tas, agre­sio­nes que se pro­du­cen en el con­tex­to de la cri­sis final del capi­ta­lis­mo que gene­ra riva­li­da­des y con­tra­dic­cio­nes entre los agre­so­res, que pug­nan por sacar la mayor taja­da del saqueo, razón por la que adop­tan dife­ren­tes estra­te­gias. Bas­ta con ver las acti­tu­des dis­pa­res de EEUU y Fran­cia en el caso de Libia.
Oja­lá no hubie­ra tira­nos en el mun­do y oja­lá sus pue­blos pudie­ran des­ha­cer­se de todos, con­clu­ye Arce. Esta­mos de acuer­do. Vamos a comen­zar por los tira­nue­los de la plu­to­cra­cia española.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.