Pasa­ban Vas­ca Uni­ver­sal, esta­fa gene­ral – Iña­ki Uriarte

Hace unos días coin­ci­dien­do con la lógi­ca eufo­ria colec­ti­va por el incues­tio­na­ble y rotun­do triun­fo de Bil­du en Eus­kal Herria se ha con­ce­di­do el pre­mio, en len­gua espa­ño­la, deplo­ra­ble gro­se­ría, Vas­co Uni­ver­sal 2010 que patro­ci­na el gobierno rapi­ña autó­no­mo vas­con­ga­do en cola­bo­ra­ción con Caja Labo­ral a la mon­ta­ñe­ra tolo­sa­rra Edur­ne Pasaban.

Para el jura­do han sido deter­mi­nan­tes los “gran­des valo­res” que trans­mi­te, su “admi­ra­ble tra­yec­to­ria” depor­ti­va y que como emba­ja­do­ra sim­bó­li­ca ha lle­va­do el nom­bre de Euka­di “por todo el pla­ne­ta”. Sobre lo segun­do es evi­den­te su enor­me meri­to­rio y en cuan­to a los valo­res hay que dis­cer­nir mucho más de acuer­do al títu­lo del pre­mio. Las recien­tes decla­ra­cio­nes suyas sobre una dis­cu­sión con otro ante­rior pre­mia­do (2000) Juan(ito) Oiar­za­bal “Las crí­ti­cas que me ha hecho Jua­ni­to hacen mucho daño al alpi­nis­mo espa­ñol que no es así.” Y con­ti­nua­ba rema­tan­do con la magis­tral pro­cla­ma “los espa­ño­les tene­mos mala fama, siem­pre esta­mos con follo­nes”. El nom­bre de Eus­ka­di o la iku­rri­ña no ha apa­re­ci­do nun­ca en su indu­men­ta­ria y la pren­sa del pla­ne­ta cuan­do se ha refe­ri­do a ella siem­pre ha sido la esca­la­do­ra espa­ño­la, ya que tam­po­co se ha preo­cu­pa­do de des­men­tir­lo o corre­gir­lo. Por lo tan­to es un pre­mio intrín­se­ca­men­te fal­so, no se con­ci­be ser espa­ño­la y vas­ca a la vez. El gobierno del PPSOE ha cap­ta­do ense­gui­da su opor­tu­nis­mo para tener algu­na credibilidad.

Esta aris­tó­cra­ta del mon­ta­ñis­mo, muy apre­cia­da en Espa­ña por su entu­sias­mo por el país y las ins­ti­tu­cio­nes veci­nas, se ha con­ver­ti­do en una depor­tis­ta mediá­ti­ca y mer­can­til encu­brien­do a empre­sas de dudo­sa índo­le eco­ló­gi­ca como Ende­sa o anti­vas­cas, TVE y ensal­za­da por el gru­po Vocen­to. Con esta pose de doci­li­dad tan cal­cu­la­da eco­nó­mi­ca­men­te es ya fir­me aspi­ran­te al pre­mio Prín­ci­pe de Astu­rias, un galar­dón a famo­sos para aumen­tar el popu­lis­mo del hol­ga­zán hijo del jefe de las fuer­zas arma­das espa­ño­las quien entre­ga los diplo­mas y apa­re­ce en la fotografía.

Pasa­ban por su divis­mo ha embru­te­ci­do la espi­ri­tua­li­dad de un depor­te de equi­po sien­do la antí­te­sis del reco­no­ci­do esfuer­zo esca­la­dor, ele­gan­cia depor­ti­va, sobrie­dad cele­bra­ti­va, boi­cot mediá­ti­co y repre­sión polí­ti­ca de otros muchos mon­ta­ñe­ros eus­kal­du­nes que han hecho inclu­so mayo­res méri­tos des­de hace déca­das con los medios dis­po­ni­bles enton­ces. Recor­de­mos, Acon­ca­gua, 1976 con Juan Igna­cio Loren­te y Ángel Rosen inclui­da iku­rri­ña y cer­co poli­cial para incau­tar el docu­men­tal, o la Eus­kal Expe­di­zioa con Mar­tín Zaba­le­ta coro­nan­do el Eve­rest en 1980 con iku­rri­ña y otros que­ri­dos sím­bo­los anti­nu­clea­res y de ETA en el lugar más cer­cano al cie­lo, negan­do rotun­da­men­te a pre­gun­tas de la pren­sa que fue­se espa­ñol, u otros que han crea­do admi­ra­bles ins­ti­tu­cio­nes bené­fi­cas, Iñurrategi.

Es pre­ci­so recor­dar que la fama pro­pi­cia la vani­dad y ambas con­ver­ti­das en ego­la­tría con­du­cen a la sober­bia. Pasa­ban, para evi­tar­se un fati­go­so des­cen­so en mayo de 2009 no titu­beó en aca­pa­rar el heli­cóp­te­ro que en Kang­chen­jun­ga nece­si­ta­ba urgen­te­men­te Koke Lasa de la expe­di­ción Men­diak eta Herriak, en gra­ve esta­do por un ende­ma pul­mo­nar ponien­do en ries­go la vida del vale­ro­so esca­la­dor por su capri­cho­sa comodidad.

Su pasión por la natu­ra­le­za con­tras­ta con su silen­cio sobre la heca­tom­be pai­sa­jís­ti­ca y medio ambien­tal que el pro­yec­to del TAV ori­gi­na en la geo­gra­fía vasca.

Estos pre­mios, como otros muchos, tie­nen ins­tin­to polí­ti­co, publi­cis­ta popu­lis­ta; cada año se meri­tan reite­ra­da­men­te a los mejo­res depor­tis­tas en todos los ámbi­tos posi­bles, muni­ci­pal, terri­to­rial, nacio­nal, dan­do la impre­sión que con asa­la­ria­dos del depor­te y coci­ne­ros obten­dre­mos la sal­va­ción como nación.

Como suge­ren­cia los pró­xi­mos can­di­da­tos, aun­que no sean vas­cos, pero se le asi­mi­la intere­sa­da­men­te podrían ser el fut­bo­lis­ta Llo­ren­te que hace poco en un deli­rio de sin­ce­ri­dad ha exal­ta­do ”La selec­ción espa­ño­la es lo más gran­de que hay”. Tam­bién el ciclis­ta de Eus­kal­tel Samuel Sán­chez a suel­do de las des­me­su­ra­das sub­ven­cio­nes dipu­tacio­nes y de la com­pa­ñía tele­fó­ni­ca que dedi­ca su cam­pa­ña casi exclu­si­va­men­te al Tour y lue­go de comen­ta­ris­ta para la COPE, esa mise­ra­ble emi­so­ra que dia­ria­men­te escu­pe odio a todo lo vas­co. Asi­mis­mo cum­pli­ría el per­fil desea­do de una can­di­da­ta Rosa Diez Gon­zá­lez cono­ci­da por sus des­pil­fa­rros y escán­da­los en su des­gra­cia­da fun­ción de con­se­je­ra de Turis­mo en el espa­ño­li­zan­te gobierno de Ardan­za, can­ti­ne­ra del Gal, que lle­go a ser euro­dipu­tada, es decir via­ja­da muy reco­no­ci­da en dicha ins­ti­tu­ción por su capa­ci­dad inte­lec­tual, su impron­ta de mujer vas­ca y su difu­sión de nues­tra tie­rra. Pro­ba­ble­men­te sea nece­sa­rio crear una Aso­cia­ción de Víc­ti­mas del Depor­tis­mo (sic), ya no va de una, y que tan opí­pa­ra­men­te son remu­ne­ra­das para sus festejos.

Por cier­to, ¿alguien se acor­da­rá algu­na vez, a títu­lo pós­tu­mo, de Dolo­res Iba­rru­ri, (1895−1989) Pasio­na­ria como la gran mujer vas­ca figu­ra indis­cu­ti­ble de ran­go inter­na­cio­nal? ¿Y de los Ballets Vas­cos de Olae­ta? O de la reha­bi­li­ta­ción de la cate­dral Andra Mari de Gas­teiz (2000−2012) con su pro­gra­ma Abier­to por Obras de enor­me reper­cu­sión cul­tu­ral inter­na­cio­nal, Pre­mio Espe­cial de la Unión Euro­pea 2002 en Patri­mo­nio Cul­tu­ral, que ha lle­ga­do inclu­so has­ta el Vaticano.

No sor­pren­de mucho este pre­mio sien­do el copa­tro­ci­na­dor Caja Labo­ral, Eus­ka­di­ko Kutxa en minús­cu­las. Una enti­dad que con todos los bene­fi­cios que obtie­ne des­de hace dema­sia­dos años ha deser­ta­do de todo com­pro­mi­so con la cul­tu­ra, sólo les intere­sa el depor­te y lo popu­lis­ta más banal. Ni una sim­ple sala de expo­si­cio­nes en toda Eus­kal Herria.

Arqui­tec­to

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.