Pasa­ban Vas­ca Uni­ver­sal, esta­fa gene­ral – Iña­ki Uriar­te

Hace unos días coin­ci­dien­do con la lógi­ca eufo­ria colec­ti­va por el incues­tio­na­ble y rotun­do triun­fo de Bil­du en Eus­kal Herria se ha con­ce­di­do el pre­mio, en len­gua espa­ño­la, deplo­ra­ble gro­se­ría, Vas­co Uni­ver­sal 2010 que patro­ci­na el gobierno rapi­ña autó­no­mo vas­con­ga­do en cola­bo­ra­ción con Caja Labo­ral a la mon­ta­ñe­ra tolo­sa­rra Edur­ne Pasa­ban.

Para el jura­do han sido deter­mi­nan­tes los “gran­des valo­res” que trans­mi­te, su “admi­ra­ble tra­yec­to­ria” depor­ti­va y que como emba­ja­do­ra sim­bó­li­ca ha lle­va­do el nom­bre de Euka­di “por todo el pla­ne­ta”. Sobre lo segun­do es evi­den­te su enor­me meri­to­rio y en cuan­to a los valo­res hay que dis­cer­nir mucho más de acuer­do al títu­lo del pre­mio. Las recien­tes decla­ra­cio­nes suyas sobre una dis­cu­sión con otro ante­rior pre­mia­do (2000) Juan(ito) Oiar­za­bal “Las crí­ti­cas que me ha hecho Jua­ni­to hacen mucho daño al alpi­nis­mo espa­ñol que no es así.” Y con­ti­nua­ba rema­tan­do con la magis­tral pro­cla­ma “los espa­ño­les tene­mos mala fama, siem­pre esta­mos con follo­nes”. El nom­bre de Eus­ka­di o la iku­rri­ña no ha apa­re­ci­do nun­ca en su indu­men­ta­ria y la pren­sa del pla­ne­ta cuan­do se ha refe­ri­do a ella siem­pre ha sido la esca­la­do­ra espa­ño­la, ya que tam­po­co se ha preo­cu­pa­do de des­men­tir­lo o corre­gir­lo. Por lo tan­to es un pre­mio intrín­se­ca­men­te fal­so, no se con­ci­be ser espa­ño­la y vas­ca a la vez. El gobierno del PPSOE ha cap­ta­do ense­gui­da su opor­tu­nis­mo para tener algu­na cre­di­bi­li­dad.

Esta aris­tó­cra­ta del mon­ta­ñis­mo, muy apre­cia­da en Espa­ña por su entu­sias­mo por el país y las ins­ti­tu­cio­nes veci­nas, se ha con­ver­ti­do en una depor­tis­ta mediá­ti­ca y mer­can­til encu­brien­do a empre­sas de dudo­sa índo­le eco­ló­gi­ca como Ende­sa o anti­vas­cas, TVE y ensal­za­da por el gru­po Vocen­to. Con esta pose de doci­li­dad tan cal­cu­la­da eco­nó­mi­ca­men­te es ya fir­me aspi­ran­te al pre­mio Prín­ci­pe de Astu­rias, un galar­dón a famo­sos para aumen­tar el popu­lis­mo del hol­ga­zán hijo del jefe de las fuer­zas arma­das espa­ño­las quien entre­ga los diplo­mas y apa­re­ce en la foto­gra­fía.

Pasa­ban por su divis­mo ha embru­te­ci­do la espi­ri­tua­li­dad de un depor­te de equi­po sien­do la antí­te­sis del reco­no­ci­do esfuer­zo esca­la­dor, ele­gan­cia depor­ti­va, sobrie­dad cele­bra­ti­va, boi­cot mediá­ti­co y repre­sión polí­ti­ca de otros muchos mon­ta­ñe­ros eus­kal­du­nes que han hecho inclu­so mayo­res méri­tos des­de hace déca­das con los medios dis­po­ni­bles enton­ces. Recor­de­mos, Acon­ca­gua, 1976 con Juan Igna­cio Loren­te y Ángel Rosen inclui­da iku­rri­ña y cer­co poli­cial para incau­tar el docu­men­tal, o la Eus­kal Expe­di­zioa con Mar­tín Zaba­le­ta coro­nan­do el Eve­rest en 1980 con iku­rri­ña y otros que­ri­dos sím­bo­los anti­nu­clea­res y de ETA en el lugar más cer­cano al cie­lo, negan­do rotun­da­men­te a pre­gun­tas de la pren­sa que fue­se espa­ñol, u otros que han crea­do admi­ra­bles ins­ti­tu­cio­nes bené­fi­cas, Iñu­rra­te­gi.

Es pre­ci­so recor­dar que la fama pro­pi­cia la vani­dad y ambas con­ver­ti­das en ego­la­tría con­du­cen a la sober­bia. Pasa­ban, para evi­tar­se un fati­go­so des­cen­so en mayo de 2009 no titu­beó en aca­pa­rar el heli­cóp­te­ro que en Kang­chen­jun­ga nece­si­ta­ba urgen­te­men­te Koke Lasa de la expe­di­ción Men­diak eta Herriak, en gra­ve esta­do por un ende­ma pul­mo­nar ponien­do en ries­go la vida del vale­ro­so esca­la­dor por su capri­cho­sa como­di­dad.

Su pasión por la natu­ra­le­za con­tras­ta con su silen­cio sobre la heca­tom­be pai­sa­jís­ti­ca y medio ambien­tal que el pro­yec­to del TAV ori­gi­na en la geo­gra­fía vas­ca.

Estos pre­mios, como otros muchos, tie­nen ins­tin­to polí­ti­co, publi­cis­ta popu­lis­ta; cada año se meri­tan reite­ra­da­men­te a los mejo­res depor­tis­tas en todos los ámbi­tos posi­bles, muni­ci­pal, terri­to­rial, nacio­nal, dan­do la impre­sión que con asa­la­ria­dos del depor­te y coci­ne­ros obten­dre­mos la sal­va­ción como nación.

Como suge­ren­cia los pró­xi­mos can­di­da­tos, aun­que no sean vas­cos, pero se le asi­mi­la intere­sa­da­men­te podrían ser el fut­bo­lis­ta Llo­ren­te que hace poco en un deli­rio de sin­ce­ri­dad ha exal­ta­do ”La selec­ción espa­ño­la es lo más gran­de que hay”. Tam­bién el ciclis­ta de Eus­kal­tel Samuel Sán­chez a suel­do de las des­me­su­ra­das sub­ven­cio­nes dipu­tacio­nes y de la com­pa­ñía tele­fó­ni­ca que dedi­ca su cam­pa­ña casi exclu­si­va­men­te al Tour y lue­go de comen­ta­ris­ta para la COPE, esa mise­ra­ble emi­so­ra que dia­ria­men­te escu­pe odio a todo lo vas­co. Asi­mis­mo cum­pli­ría el per­fil desea­do de una can­di­da­ta Rosa Diez Gon­zá­lez cono­ci­da por sus des­pil­fa­rros y escán­da­los en su des­gra­cia­da fun­ción de con­se­je­ra de Turis­mo en el espa­ño­li­zan­te gobierno de Ardan­za, can­ti­ne­ra del Gal, que lle­go a ser euro­dipu­tada, es decir via­ja­da muy reco­no­ci­da en dicha ins­ti­tu­ción por su capa­ci­dad inte­lec­tual, su impron­ta de mujer vas­ca y su difu­sión de nues­tra tie­rra. Pro­ba­ble­men­te sea nece­sa­rio crear una Aso­cia­ción de Víc­ti­mas del Depor­tis­mo (sic), ya no va de una, y que tan opí­pa­ra­men­te son remu­ne­ra­das para sus fes­te­jos.

Por cier­to, ¿alguien se acor­da­rá algu­na vez, a títu­lo pós­tu­mo, de Dolo­res Iba­rru­ri, (1895−1989) Pasio­na­ria como la gran mujer vas­ca figu­ra indis­cu­ti­ble de ran­go inter­na­cio­nal? ¿Y de los Ballets Vas­cos de Olae­ta? O de la reha­bi­li­ta­ción de la cate­dral Andra Mari de Gas­teiz (2000−2012) con su pro­gra­ma Abier­to por Obras de enor­me reper­cu­sión cul­tu­ral inter­na­cio­nal, Pre­mio Espe­cial de la Unión Euro­pea 2002 en Patri­mo­nio Cul­tu­ral, que ha lle­ga­do inclu­so has­ta el Vati­cano.

No sor­pren­de mucho este pre­mio sien­do el copa­tro­ci­na­dor Caja Labo­ral, Eus­ka­di­ko Kutxa en minús­cu­las. Una enti­dad que con todos los bene­fi­cios que obtie­ne des­de hace dema­sia­dos años ha deser­ta­do de todo com­pro­mi­so con la cul­tu­ra, sólo les intere­sa el depor­te y lo popu­lis­ta más banal. Ni una sim­ple sala de expo­si­cio­nes en toda Eus­kal Herria.

Arqui­tec­to

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *