ETA se mues­tra «ple­na­men­te con­ven­ci­da» de poder alcan­zar un esce­na­rio de paz y libertad

En un comu­ni­ca­do remi­ti­do a GARA, Eus­ka­di Ta Aska­ta­su­na tras­la­da a la ciu­da­da­nía vas­ca sus refle­xio­nes acer­ca del «impor­tan­te momen­to» que vive Eus­kal Herria. Los acon­te­ci­mien­tos de los últi­mos meses y, sobre todo, los resul­ta­dos de las elec­cio­nes fora­les y muni­ci­pa­les de mayo supo­nen, a su jui­cio, «un hito en este nue­vo tiem­po que empie­za a abrir­se, y demues­tran que hay moti­vos para la ilu­sión y la esperanza».

«Ple­na­men­te con­ven­ci­da de que exis­te la opor­tu­ni­dad para cons­truir un esce­na­rio de paz y liber­tad», la orga­ni­za­ción arma­da rati­fi­ca su dis­po­si­ción «para pro­fun­di­zar» en el camino empren­di­do. «En ese sen­ti­do, lla­ma­mos a todos los agen­tes a que tra­ba­jen por la solu­ción y, entre todos, abra­mos espa­cios para el diá­lo­go y la nego­cia­ción». Y, espe­cial­men­te, se diri­ge a la base social y mili­tan­cia de la izquier­da aber­tza­le para que «siga tra­ba­jan­do con fir­me­za, con su habi­tual humil­dad y gene­ro­si­dad y con el alien­to que dan los avan­ces producidos».

La orga­ni­za­ción arma­da con­si­de­ra que la actual situa­ción no pue­de enten­der­se sin tener en cuen­ta «la ejem­plar lucha que ha man­te­ni­do este país duran­te tan­tos años». A su enten­der, esa lucha, carac­te­ri­za­da por «la resis­ten­cia y la cons­truc­ción de los cimien­tos que nos hacen ser un pue­blo», ha gene­ra­do unas con­se­cuen­cias polí­ti­cas: que Eus­kal Herria «siga con vida», que «no hayan podi­do esta­bi­li­zar el mar­co de divi­sión impues­to», que la mayo­ría de la ciu­da­da­nía vas­ca abo­gue por una reso­lu­ción demo­crá­ti­ca del con­flic­to, y que «en la actua­li­dad, fren­te a los pro­yec­tos de sumi­sión de Espa­ña y Fran­cia, la úni­ca alter­na­ti­va real sea la independencia».

Pro­si­gue el comu­ni­ca­do seña­lan­do que la izquier­da aber­tza­le empren­dió hace dos años una pro­fun­da refle­xión con el obje­to de con­cre­tar una «estra­te­gia efi­caz para rom­per el blo­queo que los esta­dos pre­ten­dían impo­ner». Un pro­ce­so en el que la auto­crí­ti­ca ha teni­do un peso impor­tan­te y que ha deri­va­do en una ini­cia­ti­va uni­la­te­ral para dar un giro a la situa­ción y abrir un nue­vo tiempo.

«Ahí se sitúan las pro­pues­tas, las movi­li­za­cio­nes popu­la­res, las ini­cia­ti­vas empren­di­das por ETA o las alian­zas teji­das y las tareas desa­rro­lla­das con­jun­ta­men­te entre dis­tin­tos sec­to­res en estos últi­mos meses», agre­ga la orga­ni­za­ción armada.

«Cre­di­bi­li­dad y adhesión»

Cen­su­ra que los pasos dados por la izquier­da aber­tza­le fue­ran pre­sen­ta­dos como signo de «inca­pa­ci­dad y resig­na­ción» por aque­llos que que­rían «man­te­ner la situa­ción de blo­queo, como si de una vez fue­ran a meter­la en el redil des­pués de haber­la moli­do a palos».

Para ETA, se ha tra­ta­do de una acti­tud «mez­qui­na» que pre­ten­día «ero­sio­nar la cre­di­bi­li­dad de la izquier­da aber­tza­le y ali­men­tar su divi­sión. Pero por enci­ma de las agre­sio­nes y las tra­bas, la fir­me deter­mi­na­ción por man­te­ner su apues­ta ha otor­ga­do cre­di­bi­li­dad a la izquier­da aber­tza­le, y des­pués tam­bién una amplia adhesión».

La orga­ni­za­ción arma­da cree que la estra­te­gia de blo­queo de los esta­dos se está res­que­bra­jan­do. «La situa­ción ha cam­bia­do de raíz a con­se­cuen­cia de la ini­cia­ti­va de la izquier­da aber­tza­le y de la refle­xión rea­li­za­da por otros sec­to­res. Las fuer­zas sobe­ra­nis­tas han recu­pe­ra­do su pro­ta­go­nis­mo e influen­cia polí­ti­ca, alum­bran­do la espe­ran­za del cam­bio en amplios sec­to­res popu­la­res y ofre­cien­do una opción para la acu­mu­la­ción de fuerzas».

Ese hecho y los pasos que en estos seis meses ha dado la pro­pia ETA han pro­vo­ca­do que la idea de «la opción y la nece­si­dad de la solu­ción del con­flic­to polí­ti­co» se haya con­so­li­da­do tan­to en Eus­kal Herria como fue­ra de nues­tras fron­te­ras, indi­ca el comu­ni­ca­do. Por con­tra, apun­ta que «obs­ti­nar­se con la cerra­zón y la repre­sión cada vez resul­ta más incom­pren­si­ble para la ciu­da­da­nía vas­ca», y es ahí don­de sitúa las impor­tan­tes movi­li­za­cio­nes cele­bra­das en los últi­mos tiempos.

Cam­bio polí­ti­co y social

En su repa­so a estos seis meses no podía fal­tar lo acon­te­ci­do en torno a la cita elec­to­ral del 22 de mayo. Tras resal­tar que la estra­te­gia repre­si­va de los esta­dos se ha carac­te­ri­za­do en la últi­ma déca­da por la ile­ga­li­za­ción y que tam­bién estos comi­cios muni­ci­pa­les y fora­les se han desa­rro­lla­do «en unas con­di­cio­nes anti­de­mo­crá­ti­cas» a cau­sa del veto a Sor­tu, ETA afir­ma que «a pesar de todo, Eus­kal Herria ha gana­do la bata­lla polí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca de la ilegalización».

La unión de los sec­to­res sobe­ra­nis­tas de izquier­das ha traí­do con­si­go «una nue­va ilu­sión y una nue­va pers­pec­ti­va. El pro­yec­to para el cam­bio polí­ti­co y social no sólo ha reca­ba­do un impor­tan­te res­pal­do por par­te de la socie­dad vas­ca, sino que aho­ra cuen­ta con un nue­vo ins­tru­men­to para su con­se­cu­ción. Hoy, Eus­kal Herria tie­ne más meca­nis­mos a su alcan­ce para tran­si­tar ese camino hacia un esce­na­rio demo­crá­ti­co y para actuar en el ámbi­to de la cons­truc­ción nacio­nal y la defen­sa de los trabajadores».

ETA con­clu­ye el comu­ni­ca­do miran­do al futu­ro. «Ade­más de hacer fren­te a los ata­ques, quie­nes cree­mos en Eus­kal Herria tene­mos una tarea bási­ca: dar pasos en la estruc­tu­ra­ción de Eus­kal Herria y pro­veer­nos de nue­vos recur­sos para el desa­rro­llo polí­ti­co, social, cul­tu­ral y eco­nó­mi­co del país».

Abo­ga por la acti­va­ción popu­lar para «derri­bar el muro de la nega­ción» ‑cree que ha que­da­do demos­tra­do que «cuan­do los ciu­da­da­nos toman la pala­bra hay capa­ci­dad sufi­cien­te para con­di­cio­nar y alte­rar la situa­ción polí­ti­ca»- y defien­de que la cons­truc­ción de la paz «es tarea de todos. Las excu­sas ya no sir­ven para no dar pasos».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.