El Gobierno colom­biano decre­ta una ver­gon­zo­sa Ley de impu­ni­dad, que favo­re­ce a más de 25.000 para­mi­li­ta­res

Noti­mun­do
El masi­vo indul­to es la cul­mi­na­ción con éxi­to del plan uri­bis­ta de dejar sin cas­ti­go las más horren­das masa­cres, tor­tu­ras, des­apa­ri­cio­nes, des­pla­za­mien­to y des­po­jo de tie­rras.

El pasa­do 28 de junio el pre­si­den­te San­tos regla­men­tó la Ley 1424, por medio del Decre­to 2244 de 2011, la cual garan­ti­za la más abe­rran­te impu­ni­dad sobre las demen­cia­les masa­cres, tor­tu­ras, des­apa­ri­cio­nes, des­pla­za­mien­to y des­po­jo de tie­rras, entre otros crí­me­nes, come­ti­dos por la estra­te­gia para­mi­li­tar del Esta­do.

Esta nue­va ley es el com­ple­men­to per­fec­to de la pri­me­ra coar­ta­da uri­bis­ta de impu­ni­dad y lega­li­za­ción de la estra­te­gia para­mi­li­tar mal lla­ma­da Ley de Jus­ti­cia y Paz, la cual en seis años de vigen­cia sólo ha con­de­na­do la asom­bro­sa suma de cua­tro cri­mi­na­les.

En ese mis­mo perio­do de tiem­po estas estruc­tu­ras bene­fi­cia­rias del simu­la­do indul­to ase­si­na­ron o des­apa­re­cie­ron a más de 207.000 per­so­nas, según un infor­me de la Fis­ca­lía cono­ci­do en enero de este año. (1)

El gobierno, sin el menor rubor, nie­ga que se tra­te de un indul­to argu­men­tan­do que los bene­fi­cia­rios de la ley paga­ran sus peca­dos pero sin ir un solo día a la cár­cel.

Con argu­men­tos que ofen­den la inte­li­gen­cia, Ale­jan­dro Eder, de la Alta Con­se­je­ría para la Rein­te­gra­ción argu­men­tó que “del com­pro­mi­so con el pro­ce­so de rein­te­gra­ción, con la socie­dad y con la paz depen­de la liber­tad de cada una de las per­so­nas des­mo­vi­li­za­das, la ver­dad con­ta­da por ellos será com­pi­la­da en el Cen­tro de Memo­ria His­tó­ri­ca crea­do por la Ley de Vic­ti­mas, con­tri­bu­yen­do así a la cons­truc­ción de una visión inte­gral de la his­to­ria del país”.

Con la nue­va ley de impu­ni­dad se debe­rán sus­pen­der las órde­nes de cap­tu­ra y las eje­cu­cio­nes de las con­de­nas que se estén lle­van­do a cabo en los tri­bu­na­les de jus­ti­cia.

Otros argu­men­tos fala­ces que esgri­me el gobierno hacién­do­los ver como ‘con­di­cio­nes’ para acce­der a los bene­fi­cios de la nue­va ley, son:

Estar acti­vos o cul­mi­nar for­mal­men­te el pro­ce­so de rein­te­gra­ción que lide­ra la Alta Con­se­je­ría Pre­si­den­cial para la Rein­te­gra­ción, no haber incu­rri­do en deli­tos con pos­te­rio­ri­dad a su des­mo­vi­li­za­ción, fir­mar un papel en el que se com­pro­me­te a con­tri­buir con la ver­dad his­tó­ri­ca y la repa­ra­ción.

Es ilu­so pen­sar que los cri­mi­na­les a quie­nes se les ha garan­ti­za­do incon­di­cio­nal­men­te la impu­ni­dad de sus atro­ci­da­des van a con­tar­le volun­ta­ria­men­te la ver­dad al país. Por el con­tra­rio, la ley esti­mu­la la pro­li­fe­ra­ción de las estruc­tu­ras cri­mi­na­les que saben de ante­mano que el tra­ba­jo sica­rial al ser­vi­cio de mul­ti­na­cio­na­les, gana­de­ros, pal­mi­cul­to­res, terra­te­nien­tes, mili­ta­res, empre­sa­rios y nar­co­tra­fi­can­tes, entre otros bene­fi­cia­rios de la estra­te­gia para­mi­li­tar, va a gozar de impu­ni­dad.

Fte: http://​noti​mun​do2​.blogs​pot​.com/​2​0​1​1​/​0​6​/​p​a​r​a​u​r​i​b​i​s​m​o​-​g​o​b​i​e​r​n​o​-​f​i​r​m​o​-​v​e​r​g​o​n​z​o​s​a​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *