Nepal y un muer­to muy vivo- Ando­ni Base­rri­go­rri

Ya va para 20 años que más de un lis­to y una lis­ta pro­cla­mo a los 4 vien­tos que el comu­nis­mo había muer­to. Pobre y cutre men­ti­ra, no pue­de morir lo que no ha naci­do.

El comu­nis­mo no pue­de aun morir, por­que sigue sien­do un sue­ño, una ilu­sión, una espe­ran­za en una huma­ni­dad que ya esta har­ta de no encon­trar un nor­te que nos de sen­ti­do a una vida lle­na de frus­tra­cio­nes. Todas esas frus­tra­cio­nes a las que nos refe­ri­mos, o al menos un por­cen­ta­je muy alto están oca­sio­na­das por un sis­te­ma de explo­ta­ción, el capi­ta­lis­mo, que al ser humano no aca­ba de dig­ni­fi­car.

No nos dig­ni­fi­ca, por­que no nos pro­por­cio­na un tra­ba­jo con unas con­di­cio­nes de ejer­cer­lo míni­ma­men­te dig­nas y que ello des­em­bo­que en poder acce­der al dere­cho a la vivien­da, al ocio y otras muchas cosas a las que todos los seres huma­nos, por el hecho de ser­lo tene­mos dere­cho.

No hay cami­nos inter­me­dios, no nos enga­ñe­mos. La alter­na­ti­va al capi­ta­lis­mo es el socia­lis­mo y que este abra camino a la posi­bi­li­dad de acce­der al comu­nis­mo. Nepal, a los 20 años de la caí­da de URSS y otras expe­rien­cias socia­lis­tas, insis­te en una idea irre­nun­cia­ble, a una idea que no es una qui­me­ra sino como dijo la cama­ra­da Rosa Luxem­bur­go, la úni­ca alter­na­ti­va a la bar­ba­rie.

No es alter­na­ti­va la sali­da islan­de­sa, por­que no se plan­tea la rup­tu­ra con el capi­ta­lis­mo. Se limi­ta a tra­tar de que el capi­ta­lis­mo no sea tan malo y que cier­tos des­ajus­tes los paguen los que lo han oca­sio­na­do, es decir cier­tos ban­que­ros y polí­ti­cos corrup­tos. Pero la demo­cra­cia bur­gue­sa y el sis­te­ma opre­sor capi­ta­lis­ta, tie­ne una tre­men­da capa­ci­dad de rege­ne­rar­se y de crear solu­cio­nes a sus pro­ble­mas con­cre­tos, por lo que no tar­da­ra en posi­bi­li­tar que la explo­ta­ción pro­si­ga en la isla nor­te­ña euro­pea.

No es alter­na­ti­va la famo­sa movi­da del 15‑M. Ellos y ellas lo dicen ade­más. “No somos anti­sis­te­ma, el sis­te­ma esta en nues­tra con­tra” Este ilus­tra­ti­vo lema se pudo leer en Bil­bo en una car­tu­li­na, que a mas de uno y una hizo abrir los ojos.

Pues mirad cha­va­li­tos y cha­va­li­tas. Yo si soy anti sis­te­ma y amu­cha hon­ra que decía mi abue­la. Soy anti­sis­te­ma y no voy uni­for­ma­do con boni­tas cami­se­tas de a 26 euros con esfin­ges del Che o del coman­dan­te Mar­cos. Soy anti­sis­te­ma y eso no me hace entrar en nin­gu­na tri­bu urba­na, ni pre­su­mir de una lucha que me dura­ra ape­nas unos años has­ta que papa esta­do me reco­lo­que en algu­na mul­ti­na­cio­nal, me entram­pe e una hipo­te­ca y ese mero hecho me intro­duz­ca has­ta los tué­ta­nos en el engra­na­je capi­ta­lis­ta y empie­ce a meter horas extras y a ir a mi libro como diría Paco Umbral.

Soy anti­sis­te­ma, al igual que lo es Fidel y lo fue el Che o Maru­lan­da. Como lo son tan­tos y tan­tas per­so­nas que no tie­ne un duro para com­prar­se CDs de músi­ca alter­na­ti­va y sobre­vi­ven con lo jus­to en ciu­da­des afri­ca­nas o sel­vas lati­no­ame­ri­ca­nas y luchas a pie de cam­po con­tra el capi­ta­lis­mo con los méto­dos que con­si­de­ran opor­tu­nos. Ellos y ellas jamás se pro­cla­ma­ran, gen­tes de paz. Y es que los capi­ta­lis­tas tam­po­co se pro­cla­man como gen­tes de paz sino que se lo pre­gun­ten a las per­so­nas ase­si­na­das todos los días en Colom­bia, o al her­mano Facun­do Cabral. No, el impe­ria­lis­mo y el capi­ta­lis­mo no han renun­cia­do a la lucha arma­da para defen­der sus pri­vi­le­gios, ni lo hará jamás. ¿Otro ejem­plo? ¿Cuán­tas cria­tu­ras ha ase­si­na­do la ban­da cri­mi­nal OTAN en Libia?

Yo si, lo pro­cla­mo a los cua­tro vien­tos, soy anti­sis­te­ma y en eso me parez­co a las per­so­nas que diri­gen los des­ti­nos de Nepal. Esta mis­ma sema­na han pro­cla­ma­do el socia­lis­mo en el país asiá­ti­co y han deja­do en paños meno­res a tan­to inte­lec­tual peque­ño bur­gués y tan­to char­la­tán que últi­ma­men­te como hace 20 años, hablan de la impo­si­bi­li­dad del socia­lis­mo. El socia­lis­mo es posi­ble y no solo posi­ble, es nece­sa­rio e impres­cin­di­ble. Eso o la bar­ba­rie.

Nepal esta más cer­ca de la liber­tad que los cam­pa­men­tos del 15‑M o Islan­dia. ¿La alter­na­ti­va a tan­ta podre­dum­bre…? El socia­lis­mo

Ando­ni Base­rri­go­rri

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *