Hon­du­ras, dos años después…y la lucha sigue- Ida Garberi

“Ni nos sui­ci­da­re­mos con con­ce­sio­nes cobar­des y entre­guis­tas, ni nos auto­des­trui­re­mos, ni renun­cia­re­mos a nues­tra inde­pen­den­cia, ni renun­cia­re­mos a nues­tra sóli­da uni­dad, ni renun­cia­re­mos a la espe­ran­za, ni renun­cia­re­mos a las opor­tu­ni­da­des que la vida nos ha dado de cons­truir nues­tro des­tino sin impor­tar­nos las difí­ci­les con­di­cio­nes de hoy. ¡Y para arre­ba­tar­nos lo que tene­mos, ten­drán que exter­mi­na­mos, si es que pue­den exterminarnos!»
Fidel Cas­tro Ruz

Estoy empe­zan­do esta cró­ni­ca el 5 de julio, sé que no podré escri­bir­la solo en un día, Hon­du­ras sigue hirién­do­me el alma, aho­ra de nue­vo per­ci­bo mi cora­zón san­gran­do, hoy se cum­plen dos años, no del gol­pe en sí mis­mo, sino de la muer­te del que se con­si­de­ra el pri­mer már­tir, (de hecho ya el 28 de junio de 2009 la comu­ni­dad les­bia­na, gay, bise­xual y tran­se­xual, pagó con la vida de dos de sus miem­bros) Isis Obed Muri­llo, un joven que sólo tenía la cul­pa de apo­yar has­ta las últi­mas con­se­cuen­cias al pre­si­den­te de su país, en aquel momen­to, ele­gi­do demo­crá­ti­ca­men­te, Manuel Zela­ya Rosales.

Todos recor­da­mos la fre­né­ti­ca espe­ra del avión que retor­na­ba al pre­si­den­te exi­lia­do a su país, fue­ron momen­tos de mucha ten­sión, que al final deja­ron el cuer­po de Isis Obed en la pis­ta, mien­tras el avión, sin poder tocar sue­lo, se ale­ja­ba en el horizonte.
Hoy el esce­na­rio es com­ple­ta­men­te dife­ren­te, Mel está de regre­so en Hon­du­ras, con lás­ti­ma a un cos­to muy alto, por un acuer­do oscu­ro y cri­ti­ca­do, el Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar se está con­vir­tien­do en un par­ti­do polí­ti­co, el Fren­te Amplio de Resis­ten­cia Popu­lar, que par­ti­ci­pa­rá en las elec­cio­nes de 2013, des­pués de una aca­lo­ra­da y con­tro­ver­ti­da reu­nión, este 26 de junio de 2011.

Esta con­gre­ga­ción revo­có por com­ple­to la deci­sión de la asam­blea del 26 de febre­ro de 2011, don­de los dele­ga­dos y las dele­ga­das del pue­blo habían deci­di­do no par­ti­ci­par en las elec­cio­nes y que la prio­ri­dad era la auto-con­vo­ca­to­ria de una asam­blea cons­ti­tu­yen­te, con el fin de res­ta­ble­cer en el país un orden demo­crá­ti­co, que sigue sien­do vio­la­do por la polí­ti­ca de per­se­cu­ción y muer­te del pre­si­den­te de fac­to ase­sino, Pepe Lobo.

Des­de el regre­so de Mel a su país a fina­les de mayo de 2011, Lla­nis­ca Lugo, inves­ti­ga­do­ra del Cen­tro Memo­rial Mar­tin Luther King (CMLK) aquí en La Haba­na, me infor­mó que el CMLK había deci­di­do apo­yar la lucha del pue­blo de Hon­du­ras en su con­me­mo­ra­ción más impor­tan­te, dos años des­pués del terri­ble gol­pe del 28 de junio de 2009. Cuan­do me invi­ta­ron a la Casa del ALBA en La Haba­na, a expo­ner mi expe­rien­cia de sie­te meses de con­vi­ven­cia codo a codo con la Resis­ten­cia de Hon­du­ras, en apo­yo al Comi­té de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos de Hon­du­ras (COFADEH) en su enco­mia­ble tra­ba­jo en defen­sa de los dere­chos huma­nos, me sen­tí muy satis­fe­cha de poder, una vez más, poner mi gota de agua en el océano denun­cian­do los horro­res que está vivien­do el pue­blo hondureño.

El día 27 de junio, empe­zó la jor­na­da de soli­da­ri­dad con Hon­du­ras con la pro­yec­ción del docu­men­tal “Semi­llas de Liber­tad”, de la direc­to­ra bra­si­le­ña Clau­dia Jar­dim: en el deba­te que siguió a la obra, casi todos los pre­sen­tes demos­tra­ron sus impre­sio­nes por el cora­je del pue­blo de Hon­du­ras, que toda­vía se enfren­ta hoy, sin temor y de for­ma pací­fi­ca, a los fusi­les sofis­ti­ca­dos de los gori­las en el poder; armas sumi­nis­tra­das por los ami­gos “del nor­te vio­len­to y bru­tal”, como José Mar­tí defi­nía los EE.UU.

El día 28, comen­za­mos con el himno de Hon­du­ras, modi­fi­ca­do por la tro­va­do­ra Kar­la Lara, de Artis­tas en Resis­ten­cia, segui­do de los nom­bres de algu­nos y algu­nas már­ti­res, mien­tras los pre­sen­tes gri­ta­ban emo­cio­na­dos «¡Pre­sen­te!»; se escu­chó el spot en con­tra de la mili­ta­ri­za­ción, en con­me­mo­ra­ción del Día Inter­na­cio­nal orga­ni­za­do por un gru­po de orga­ni­za­cio­nes hon­du­re­ñas del FNRP; Lla­nis­ca dio la bien­ve­ni­da y leyó un men­sa­je com­ba­ti­vo y lleno de fuer­za que venía de la tie­rra de Lem­pi­ra e Ise­la­ka, escri­to por la líder indí­ge­na Ber­ta Cáce­res, del Con­se­jo Cívi­co de Orga­ni­za­cio­nes Popu­la­res e Indí­ge­nas de Hon­du­ras (COPINH). Ber­ta nos había infor­ma­do que ellos, jun­to con otros gru­pos con­tra­rios a la mili­ta­ri­za­ción, ese mis­mo día iban a recor­dar la fecha fatí­di­ca del gol­pe de 2009 mani­fes­tán­do­se fren­te a la base yan­ki de Soto Cano en Hon­du­ras: lamen­ta­ble­men­te tuve que infor­mar­les a los pre­sen­tes, que los mani­fes­tan­tes pací­fi­cos habían sido ata­ca­dos y gol­pea­dos seve­ra­men­te por sol­da­dos y poli­cías a sólo una hora antes del comien­zo de nues­tra acti­vi­dad, así que nadie se pudo con­fun­dir, mien­tras deja­ban heri­das en la piel de los insur­gen­tes, el gol­pe de Esta­do sigue fir­me­men­te arrai­ga­do en el sistema.

Se con­ti­nuó con la con­fe­ren­cia “Hon­du­ras: La Resis­ten­cia de un pue­blo”, don­de habla­ron con­mi­go, Bien­ve­ni­do Rojas Sil­va, perio­dis­ta cubano que estu­vo en el país antes del gol­pe, com­par­tien­do con los médi­cos cuba­nos en Hon­du­ras, que a menu­do están some­ti­dos a situa­cio­nes extre­mas, pero siem­pre capa­ces de enfren­tar todas las difi­cul­ta­des de for­ma enco­mia­ble, para dar salud y espe­ran­za, de que otro mun­do es posi­ble; Joel Suá­rez, coor­di­na­dor del CMLK, que hizo un exelen­te resu­men de los recien­tes acon­te­ci­mien­tos polí­ti­cos en el país, comen­tan­do un articu­lo de Tomas Andino Men­cia, dele­ga­do en el asem­blea del FNRP del 26 de junio por el Espa­cio Refun­da­cio­nal; des­pués Joel expre­só su preo­cu­pa­ción por los recien­tes acuer­dos fir­ma­dos, y deseó a Hon­du­ras mucha sabi­du­ría, en la elec­ción de la sen­da a seguir y la espe­ran­za de que even­tua­les divi­sio­nes no inte­rrum­pan el camino has­ta la vic­to­ria final del pueblo.

Siguie­ron pre­gun­tas, lec­tu­ra de poe­sías, y pala­bras de agra­de­ci­mien­to a los pre­sen­tes por par­te de algu­nos hon­du­re­ños estu­dian­tes de la Facul­tad de Medi­ci­na de La Haba­na, que con sus lágri­mas con­fir­ma­ron que Ernes­to Che Gue­va­ra, una vez más tenía razón, cuan­do dijo que la soli­da­ri­dad es la ter­nu­ra de los pueblos.

Tam­bién, por un momen­to, todos los cora­zo­nes estu­vie­ron uni­dos en un ges­to muy sim­bó­li­co, mien­tras los asis­ten­tes escri­bían men­sa­jes de apo­yo y cari­ño en un lien­zo que será envia­do a los Artis­tas en Resis­ten­cia y encen­dían velas, como prue­ba tan­gi­ble de nues­tro apo­yo y nues­tra pre­sen­cia en la lucha de Hon­du­ras por la paz, la jus­ti­cia y la igualdad.

La últi­ma par­te de la jor­na­da fue un con­cier­to de Can­tos de Todos, un pro­yec­to diri­gi­do por el tro­va­dor cubano Vicen­te Feliú, fun­da­dor de la Nue­va Tro­va Cuba­na, que estu­vo acom­pa­ña­do, en esta cele­bra­ción musi­cal para Hon­du­ras, por las gui­ta­rras de los jóve­nes cuba­nos Ale­jan­dro Gon­zá­lez y Rey Mon­tal­vo; el famo­so tro­va­dor de Cien­fue­gos, Láza­ro Gar­cía; el joven vene­zo­lano José Ale­jan­dro Pare­des y el súper cono­ci­do gru­po Mon­ca­da, que cerró el home­na­je a la Resis­ten­cia con un inol­vi­da­ble “Has­ta siem­pre, Comandante”.

Como un puen­te de amor entre Cuba y Hon­du­ras, des­pués de nues­tras pala­bras en el panel y antes de escu­char a los tro­va­do­res, oímos una gra­ba­ción de la tro­va­do­ra hon­du­re­ña Kar­la Lara, dele­ga­da en su país de Can­to de Todos (y de Todas, como siem­pre le gus­ta evi­den­ciar a Kar­la), que no pudo estar físi­ca­men­te pre­sen­te en Cuba, por­que pre­fi­rió man­te­ner­se cer­ca de su pue­blo y acom­pa­ñar­lo a la mani­fes­ta­ción con­tra las bases mili­ta­res: tris­te­men­te ella tam­bién fue ata­ca­da y gasea­da por los gori­las asesinos.

Kar­la con­clu­ye su men­sa­je dicien­do: “Gra­cias al pue­blo cubano que abra­za nues­tra lucha en resis­ten­cia, que cele­bra jun­to a nues­tras muje­res y hom­bres en resis­ten­cia dos años de cons­tan­cia, de amor, de lucha, de refun­da­ción y que sue­ña lo que no ha vis­to, lo que no ha podi­do ser, lo que se con­vier­te, como dice la poe­ta nica­ra­güen­se, en mari­po­sas, en sueños”.

Pero yo fui más dura y preo­cu­pa­da, ter­mi­né mi inter­ven­ción con una cita de Sófo­cles sobre la impu­ni­dad, este mons­truo que per­si­gue, en muchos rin­co­nes del mun­do, el camino de los revo­lu­cio­na­rios y las revo­lu­cio­na­rias de bue­na volun­tad, qui­se lan­zar esta mal­di­ción, para agi­tar­nos y des­per­tar­nos: “Un Esta­do don­de que­den impu­nes la inso­len­cia y la liber­tad de hacer­lo todo, ter­mi­na por hun­dir­se en el abismo”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.