Fuer­te peti­cion de car­cel para [email protected] [email protected] de Bateragune

El fis­cal del «caso Bate­ra­gu­ne» man­tie­ne la peti­ción de diez años de pri­sión para Arnal­do Ote­gi y Rafa Díez, a los que con­si­de­ra «máxi­mos diri­gen­tes» de Bate­ra­gu­ne; ha reba­ja­do de diez a nue­ve años la peti­ción para Miren Zaba­le­ta y de diez a ocho para Arkaitz Rodrí­guez y Sonia Jacin­to, mien­tras que en el caso de Txe­lui Moreno, Amaia Esnal y Mañel Serra ha reti­ra­do la acu­sa­ción. Sos­tie­ne que los encau­sa­dos «ni se des­vin­cu­lan de ETA ni pre­ten­den que deje su estra­te­gia polí­ti­co-mili­tar». La otra acu­sa­ción man­tie­ne su soli­ci­tud de 14 años para cada encau­sa­do y la defen­sa ha recla­ma­do la abso­lu­ción. El jui­cio con­clui­rá mañana.

06/​07/​2011 8:45:00

MADRID-. El fis­cal Vicen­te Gon­zá­lez-Mota con­si­de­ra que hay «prue­bas irre­fu­ta­bles» de que los acu­sa­dos, «actuan­do de for­ma orga­ni­za­ca en cone­xión con ETA», cons­ti­tu­ye­ron un «órgano de direc­ción o de orga­ni­za­ción» deno­mi­na­do Bate­ra­gu­ne, en el que Arnal­do Ote­gi y Rafa Díez tenían «un papel rele­van­te» y cuya fina­li­dad era «adap­tar la estra­te­gia polí­ti­co-mili­tar al momen­to presente».

Zaba­le­ta, Jacin­to y Rodrí­guez tam­bién for­ma­ban par­te de esa «comi­sión de direc­ción», según la Fis­ca­lía, que jus­ti­fi­ca la reba­ja de sus penas –un año menos para Zaba­le­ta y dos para Rodrí­guez y Jacin­to– por­que Ote­gi y Díez eran «los líderes».

En el caso de Mañel Serra, Amaia Esnal y Txe­lui Moreno, reti­ra la acu­sa­ción al enten­der que no se ha podi­do demos­trar que for­ma­ran par­te de Bateragune.

«Los acu­sa­dos ni se des­vin­cu­lan de ETA ni pre­ten­den que deje su estra­te­gia polí­ti­co-mili­tar», sos­tie­ne en su informe.

Ade­más, ha argu­men­ta­do que «no exis­te nin­gu­na acre­di­ta­ción docu­men­tal de que se tra­te de un pro­yec­to sin ETA».

Bate­ra­gu­ne, a su jui­cio, res­pon­día a la nece­si­dad de crear «un entra­ma­do polí­ti­co-ins­ti­tu­cio­nal que com­ple­men­ta­se las accio­nes terro­ris­tas». «Nadie ha pedi­do que des­apa­rez­ca la vio­len­cia, aun­que se ha pedi­do su cese», ha argu­men­ta­do. «Una cosa es el cam­bio de estra­te­gia y otro el aban­dono del sopor­te a ETA».

Gon­zá­lez-Mota ale­ga que las sen­ten­cias de ile­ga­li­za­ción del Tri­bu­nal Supre­mo son «la cla­ve» en el cam­bio de estra­te­gia de los encau­sa­dos, y se escu­da tam­bién en la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos que ava­ló las ile­ga­li­za­cio­nes. Ha cita­do ade­más el fallo del suma­rio 1898 como precedente.

«Eran una estruc­tu­ra, aun­que se pre­ten­día disi­mu­lar por­que sabían que la juris­pru­den­cia situa­ba esa estruc­tu­ra como terro­ris­ta», ha señalado.

Afir­ma que el obje­ti­vo final era «cam­biar el mar­co cons­ti­tu­cio­nal, pre­sio­na­do por el ejer­ci­cio de la vio­len­cia», y que el cum­pli­mien­to de ese obje­ti­vo «se puso por enci­ma de la lega­li­dad», por­que Ote­gi via­ja­ba a Lapur­di sin permiso.

«ETA hace un dise­ño, lo comu­ni­ca a tra­vés de los docu­men­tos inter­ve­ni­dos y dice lo que tie­nen que hacer», según su tesis. Entre los acu­sa­dos y la orga­ni­za­ción arma­da «había una fina­li­dad com­par­ti­da», que era «incor­po­rar­se al entra­ma­do institucional».

Así, se ha refe­ri­do a Sor­tu como un «frau­de» y un inten­to de «vol­ver a ins­cri­bir a Batasuna».

«Unos en ETA son más par­ti­da­rios de con­fron­ta­ción y otros de la nego­cia­ción, pero todos son de ETA», defiende.

Sobre el poli­cía-peri­to prin­ci­pal, ha admi­ti­do que en su decla­ra­ción tuvo muchas lagu­nas pero ha pedi­do al tri­bu­nal que valo­re que lo sus­tan­cial es que rati­fi­có su informe.

VCT man­tie­ne la peti­ción de 14 años

La acu­sa­ción popu­lar ejer­ci­da por la Aso­cia­ción Ver­de Espe­ran­za-Voces con­tra el Terro­ris­mo man­tie­ne su peti­ción de 14 años de pri­sión para los ocho encau­sa­dos, por­que entien­de que «Bate­ra­gu­ne es ETA».

Alter­na­ti­va­men­te, ha plan­tea­do para Txe­lui Moreno, Mañel Serra y Amaia Esnal una peti­ción de ocho años, si no se les con­si­de­ra «inte­gran­tes» de ETA en la con­di­ción de «diri­gen­tes».

Defen­sas

En el turno de las defen­sas, los abo­ga­dos Aran­tza Zulue­ta y Aiert Larrar­te han recla­ma­do la abso­lu­ción de Amaia Esnal y Mañel Serra. Zulue­ta ha apro­ve­cha­do ade­más para pedir al tri­bu­nal que «no entor­pez­ca» la opor­tu­ni­dad de lograr una solu­ción al conflicto.

«Entien­do que exis­ten con­di­cio­nes obje­ti­vas y sub­je­ti­vas en Eus­kal Herria, en nues­tro país, para poder abrir una nue­va fase. Creo que exis­ten con­di­cio­nes para poder resol­ver el con­flic­to en tér­mi­nos estric­ta­men­te polí­ti­cos. Seño­rías, soli­ci­to de uste­des que no entor­pez­can estas con­di­cio­nes, con reso­lu­cio­nes injus­tas sin nin­gún tipo de base jurí­di­ca», ha señalado.

La sesión de hoy ha con­clui­do con el públi­co impro­vi­san­do un «Zorio­nak zuri» para Arnal­do Ote­gi, que hoy cum­ple años. El jui­cio que­da­rá maña­na vis­to para sentencia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.