Fuer­te peti­cion de car­cel para [email protected] [email protected] de Bate­ra­gu­ne

El fis­cal del «caso Bate­ra­gu­ne» man­tie­ne la peti­ción de diez años de pri­sión para Arnal­do Ote­gi y Rafa Díez, a los que con­si­de­ra «máxi­mos diri­gen­tes» de Bate­ra­gu­ne; ha reba­ja­do de diez a nue­ve años la peti­ción para Miren Zaba­le­ta y de diez a ocho para Arkaitz Rodrí­guez y Sonia Jacin­to, mien­tras que en el caso de Txe­lui Moreno, Amaia Esnal y Mañel Serra ha reti­ra­do la acu­sa­ción. Sos­tie­ne que los encau­sa­dos «ni se des­vin­cu­lan de ETA ni pre­ten­den que deje su estra­te­gia polí­ti­co-mili­tar». La otra acu­sa­ción man­tie­ne su soli­ci­tud de 14 años para cada encau­sa­do y la defen­sa ha recla­ma­do la abso­lu­ción. El jui­cio con­clui­rá maña­na.

06/​07/​2011 8:45:00

MADRID-. El fis­cal Vicen­te Gon­zá­lez-Mota con­si­de­ra que hay «prue­bas irre­fu­ta­bles» de que los acu­sa­dos, «actuan­do de for­ma orga­ni­za­ca en cone­xión con ETA», cons­ti­tu­ye­ron un «órgano de direc­ción o de orga­ni­za­ción» deno­mi­na­do Bate­ra­gu­ne, en el que Arnal­do Ote­gi y Rafa Díez tenían «un papel rele­van­te» y cuya fina­li­dad era «adap­tar la estra­te­gia polí­ti­co-mili­tar al momen­to pre­sen­te».

Zaba­le­ta, Jacin­to y Rodrí­guez tam­bién for­ma­ban par­te de esa «comi­sión de direc­ción», según la Fis­ca­lía, que jus­ti­fi­ca la reba­ja de sus penas –un año menos para Zaba­le­ta y dos para Rodrí­guez y Jacin­to– por­que Ote­gi y Díez eran «los líde­res».

En el caso de Mañel Serra, Amaia Esnal y Txe­lui Moreno, reti­ra la acu­sa­ción al enten­der que no se ha podi­do demos­trar que for­ma­ran par­te de Bate­ra­gu­ne.

«Los acu­sa­dos ni se des­vin­cu­lan de ETA ni pre­ten­den que deje su estra­te­gia polí­ti­co-mili­tar», sos­tie­ne en su infor­me.

Ade­más, ha argu­men­ta­do que «no exis­te nin­gu­na acre­di­ta­ción docu­men­tal de que se tra­te de un pro­yec­to sin ETA».

Bate­ra­gu­ne, a su jui­cio, res­pon­día a la nece­si­dad de crear «un entra­ma­do polí­ti­co-ins­ti­tu­cio­nal que com­ple­men­ta­se las accio­nes terro­ris­tas». «Nadie ha pedi­do que des­apa­rez­ca la vio­len­cia, aun­que se ha pedi­do su cese», ha argu­men­ta­do. «Una cosa es el cam­bio de estra­te­gia y otro el aban­dono del sopor­te a ETA».

Gon­zá­lez-Mota ale­ga que las sen­ten­cias de ile­ga­li­za­ción del Tri­bu­nal Supre­mo son «la cla­ve» en el cam­bio de estra­te­gia de los encau­sa­dos, y se escu­da tam­bién en la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos que ava­ló las ile­ga­li­za­cio­nes. Ha cita­do ade­más el fallo del suma­rio 1898 como pre­ce­den­te.

«Eran una estruc­tu­ra, aun­que se pre­ten­día disi­mu­lar por­que sabían que la juris­pru­den­cia situa­ba esa estruc­tu­ra como terro­ris­ta», ha seña­la­do.

Afir­ma que el obje­ti­vo final era «cam­biar el mar­co cons­ti­tu­cio­nal, pre­sio­na­do por el ejer­ci­cio de la vio­len­cia», y que el cum­pli­mien­to de ese obje­ti­vo «se puso por enci­ma de la lega­li­dad», por­que Ote­gi via­ja­ba a Lapur­di sin per­mi­so.

«ETA hace un dise­ño, lo comu­ni­ca a tra­vés de los docu­men­tos inter­ve­ni­dos y dice lo que tie­nen que hacer», según su tesis. Entre los acu­sa­dos y la orga­ni­za­ción arma­da «había una fina­li­dad com­par­ti­da», que era «incor­po­rar­se al entra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal».

Así, se ha refe­ri­do a Sor­tu como un «frau­de» y un inten­to de «vol­ver a ins­cri­bir a Bata­su­na».

«Unos en ETA son más par­ti­da­rios de con­fron­ta­ción y otros de la nego­cia­ción, pero todos son de ETA», defien­de.

Sobre el poli­cía-peri­to prin­ci­pal, ha admi­ti­do que en su decla­ra­ción tuvo muchas lagu­nas pero ha pedi­do al tri­bu­nal que valo­re que lo sus­tan­cial es que rati­fi­có su infor­me.

VCT man­tie­ne la peti­ción de 14 años

La acu­sa­ción popu­lar ejer­ci­da por la Aso­cia­ción Ver­de Espe­ran­za-Voces con­tra el Terro­ris­mo man­tie­ne su peti­ción de 14 años de pri­sión para los ocho encau­sa­dos, por­que entien­de que «Bate­ra­gu­ne es ETA».

Alter­na­ti­va­men­te, ha plan­tea­do para Txe­lui Moreno, Mañel Serra y Amaia Esnal una peti­ción de ocho años, si no se les con­si­de­ra «inte­gran­tes» de ETA en la con­di­ción de «diri­gen­tes».

Defen­sas

En el turno de las defen­sas, los abo­ga­dos Aran­tza Zulue­ta y Aiert Larrar­te han recla­ma­do la abso­lu­ción de Amaia Esnal y Mañel Serra. Zulue­ta ha apro­ve­cha­do ade­más para pedir al tri­bu­nal que «no entor­pez­ca» la opor­tu­ni­dad de lograr una solu­ción al con­flic­to.

«Entien­do que exis­ten con­di­cio­nes obje­ti­vas y sub­je­ti­vas en Eus­kal Herria, en nues­tro país, para poder abrir una nue­va fase. Creo que exis­ten con­di­cio­nes para poder resol­ver el con­flic­to en tér­mi­nos estric­ta­men­te polí­ti­cos. Seño­rías, soli­ci­to de uste­des que no entor­pez­can estas con­di­cio­nes, con reso­lu­cio­nes injus­tas sin nin­gún tipo de base jurí­di­ca», ha seña­la­do.

La sesión de hoy ha con­clui­do con el públi­co impro­vi­san­do un «Zorio­nak zuri» para Arnal­do Ote­gi, que hoy cum­ple años. El jui­cio que­da­rá maña­na vis­to para sen­ten­cia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *