Aho­ra, la esté­ti­ca- Glo­ria Rekarte

La Direc­ti­va del Hér­cu­les ya se había per­ca­ta­do de que el por­te­ro de la Real al que pre­ten­dían, gas­ta­ba esté­ti­ca aber­tza­le, pero en su afán de encon­trar alguien para la por­te­ría, no le die­ron mayor impor­tan­cia. Has­ta que la mara­bun­ta se adue­ñó de las redes socia­les y de la pren­sa cana­lles­ca ame­na­zan­do con comer­se los cimien­tos del Rico Pérez si no se ponía coto a la tro­pe­lía. Se puso. A pesar de los pesa­res, el Hér­cu­les, no quie­re dañar la ima­gen per­so­nal del por­te­ro. Qué loa­ble. Así que dejan esa labor en manos de «El Mun­do», que, mien­tras inci­de en que el club ali­can­tino ale­ga­rá ofi­cial­men­te fal­ta de acuer­do eco­nó­mi­co, repar­te sedan­tes entre la indig­na­da y cris­pa­da afi­ción, des­gra­nan­do, en negri­ta para que no pasen des­aper­ci­bi­dos, los ver­da­de­ros moti­vos de la rup­tu­ra del com­pro­mi­so: el fut­bo­lis­ta vas­co no solo no vis­te como Cris­tiano Ronal­do sino que, ade­más, tie­ne a su padre pre­so y dis­per­sa­do y él mis­mo «ha par­ti­ci­pa­do en varios actos rei­vin­di­ca­ti­vos de la izquier­da aber­tza­le y fir­ma­do mani­fies­tos en favor del acer­ca­mien­to de los pre­sos a las cár­ce­les del País Vas­co». Bien, cris­par deter­mi­na­dos áni­mos no pare­ce muy difí­cil en estos momen­tos, mucho menos cuan­do al nacio­na­lis­mo espa­ñol le vie­nen bien todas las fobias que pue­da azuzar.

Hablan­do de fobias, eso de «esté­ti­ca aber­tza­le», me dejó bien intri­ga­da y he corri­do a infor­mar­me en foros y blogs. He encon­tra­do abun­dan­te y pro­li­jo mate­rial; se ve que el tema ayu­da al des­aho­go. Y la ver­dad, vis­to el esfuer­zo que tan­tos se han toma­do, me sabe mal decir­les que esos per­so­na­jes que con tan­to deta­lle típi­co y tópi­co des­cri­ben, no son aber­tza­les: son secretas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.