Con­tra los jui­cios polí­ti­cos y en apo­yo de los miem­bros de la Izquier­da Aber­tza­le encau­sa­dos – Nación Anda­lu­za

El pasa­do 27 de Junio dio comien­zo en la Audien­cia nacio­nal un nue­vo jui­cio polí­ti­co a 8 mili­tan­tes de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta vas­ca. Una vez más, se pre­tex­ta la lucha anti­te­rro­ris­ta para cri­mi­na­li­zar la disi­den­cia y tra­tar de aca­bar con el movi­mien­to polí­ti­co y social a favor de la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria. Ese es el sig­ni­fi­ca­do real de la polí­ti­ca del “todo es ETA”, pre­ten­der que­bran­tar la volun­tad de un pue­blo que no se doble­ga. Que man­tie­ne en alto la ban­de­ra de sus dere­chos nacio­na­les y socia­les.

La per­vi­ven­cia de ese ana­cro­nis­mo his­tó­ri­co lla­ma­do Espa­ña le resul­ta cada vez más difí­cil de man­te­ner a los pode­res fác­ti­cos que lo idea­ron para ase­gu­rar­se su fin­ca penin­su­lar e insu­lar de explo­ta­ción inten­si­va de pue­blos y cla­ses tra­ba­ja­do­ras. Ante lo cual, el espa­ño­lis­mo res­pon­de de la úni­ca mane­ra que sabe, median­te la impo­si­ción y la repre­sión. Espa­ña y demo­cra­cia son tér­mi­nos anta­gó­ni­cos. Los esta­dos espa­ño­les siem­pre han sur­gi­do y se han man­te­ni­do de for­ma for­za­da, median­te la razón de la fuer­za, a tra­vés de la coac­ción, ya que nun­ca han deten­ta­do la fuer­za de la razón. Por eso el Esta­do Espa­ñol es el pri­me­ro intere­sa­do en la per­pe­tua­ción del con­flic­to. Nun­ca ha aspi­ra­do real­men­te a la paz sino a la ren­di­ción y el some­ti­mien­to incon­di­cio­nal de los pue­blos, por­que sólo así es capaz de man­te­ner su uni­dad esta­tal obli­ga­to­ria.

La estra­te­gia espa­ño­lis­ta de impo­ner a tra­vés la vio­len­cia y la repre­sión ins­ti­tu­cio­nal su reac­cio­na­rio nacio­na­lis­mo impe­ria­lis­ta, no se redu­ce sólo a Eus­kal Herria. Muchos lucha­do­res de otros pue­blos, de defen­so­res de los dere­chos de pue­blos bajo su yugo, han sido dete­ni­dos, enjui­cia­dos y con­de­na­dos, tam­bién anda­lu­ces, por unas leyes y unas ins­ti­tu­cio­nes cuya meta es impo­si­bi­li­tar y silen­ciar toda expre­sión polí­ti­ca y social opo­si­to­ra. Como en los mejo­res tiem­pos de su ante­ce­sor, éste régi­men neo­fran­quis­ta ha ini­cia­do una esca­la­da del auto­ri­ta­ris­mo median­te legis­la­cio­nes res­tric­ti­vas de las ya en sí esca­sas liber­ta­des tole­ra­das, como la Ley de Par­ti­dos, cuyo espí­ri­tu repre­sor es seme­jan­te al de la Ley de Res­pon­sa­bi­li­da­des Polí­ti­cas fran­quis­ta, y de ins­tru­men­tos de per­se­cu­ción de deli­tos de opi­nión, como la actual Audien­cia Nacio­nal, con­ti­nua­ción ideo­ló­gi­ca del Tri­bu­nal de Orden Públi­co fran­quis­ta. Nor­ma­ti­vas lega­les y tri­bu­na­les de excep­ción cuya exis­ten­cia es incom­pa­ti­ble con cual­quier míni­ma demo­cra­cia.

Por todo ello, Nación Anda­lu­za exi­ge que se aca­be con la fal­sa del Jui­cio polí­ti­co ini­cia­do con­tra los miem­bros de la Izquier­da Aber­tza­le: Arnal­do Ote­gi, Rafa Díez, Sonia Jacin­to, Miren Zaba­le­ta, Arkaitz Rodrí­guez, Mañel Serra, Amaia Esnal y Txe­lui Moreno, y apo­ya­mos su libre abso­lu­ción. Su con­ti­nua­ción y la con­de­na de é[email protected] sería la prue­ba de todo lo afir­ma­do. Así mis­mo, que­re­mos hacer lle­gar nues­tra soli­da­ri­dad a los encau­sa­dos, al Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co y su izquier­da inde­pen­den­tis­ta, ejem­plos de cohe­ren­cia, dig­ni­dad y resis­ten­cia inque­bran­ta­ble en la lucha por la liber­tad.

Hace­mos un lla­ma­mien­to a todos los anda­lu­ces con con­cien­cia nacio­nal y de cla­se, no sólo a que mani­fies­ten su apo­yo y soli­da­ri­dad tan­to con los ochos encau­sa­dos como con el pue­blo Tra­ba­ja­dor vas­co, sino tam­bién su opo­si­ción al man­te­ni­mien­to de la situa­ción. Ni un día más sin la dero­ga­ción de todas las nor­ma­ti­vas cer­ce­na­do­ras de los más ele­men­ta­les dere­chos y liber­ta­des. Ni un día más con tri­bu­na­les y jui­cios polí­ti­cos.

¡Gora Eus­kal Herria aska­tu eta socia­lis­tak!

¡Viva Anda­lu­cía libre y socia­lis­ta!

¡Por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo para todos los pue­blos

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *