Ni des­po­tis­mo ni estu­pi­dez entien­den de razo­nes – Fede de los Ríos

No pien­so que lo que Occi­den­te entien­de por razón des­de hace 25 siglos deba regir cada minu­to de nues­tras vidas y expli­car cada uno de los fenó­me­nos coti­dia­nos a los que asis­ti­mos, las más de las veces impá­vi­dos. ¡Qué pesa­dez! ¡Qué vida más invi­vi­ble e imbe­bi­ble! A dón­de iría a parar la lite­ra­tu­ra, otra for­ma de expli­car lo que suce­de. La poe­sía care­ce­ría de sen­ti­do y deseos y pasio­nes serían un com­pen­dio de manua­les de ins­truc­ción dic­ta­dos por los terri­bles seres que se deno­mi­nan pro­fe­sio­na­les. El sexo vería­se redu­ci­do a un repe­ti­ti­vo mete­sa­ca o a un fro­te-fro­te cansino.

¿Dón­de que­da­ría el cabrón del incons­cien­te, por otra par­te tan crea­ti­vo? Curio­sa­men­te, no enten­de­ría­mos la mayor par­te de los chis­tes deno­mi­na­dos inte­li­gen­tes. Exis­ten ámbi­tos, como la éti­ca y la polí­ti­ca, en los que la lla­ma­da razón debe diri­gir las accio­nes huma­nas y otros en los que la direc­ción de las mis­mas debe que­dar en manos de lo desea­ble, lo agra­da­ble e inclu­so lo pasio­nal, sin per­der de vis­ta en nin­gún momen­to «lo razonable».

¿A san­to de qué vie­ne esta estú­pi­da pero­ra­ta?, se pre­gun­ta­rá el sufri­do lec­tor. Pues bien, a la terri­ble sen­sa­ción de has­tío que ha ani­da­do en mi alma des­de que el PSOE ocu­pa el Gobierno de Espa­ña. ¿Enton­ces el PP mejor? ¡No! en mane­ra algu­na. Su ser­vi­cio al Capi­tal y su con­cep­ción auto­ri­ta­ria de Esta­do no dis­ta mucho de ser igual. Pero para las demos­tra­cio­nes irra­cio­na­les de la dere­cha nacio­nal-cató­li­ca, por su per­sis­ten­cia en el tiem­po, esta­mos más pre­pa­ra­dos y cau­san hila­ri­dad. Pero la irra­cio­na­li­dad apli­ca­da a la Polí­ti­ca en estos neo­li­be­ra­les del PSOE resul­ta exasperante.

Ayer no podía via­jar a más de 110 kiló­me­tros por hora. Era deli­to. Hoy sí. Por­que lo dice la auto­ri­dad. ¿Qui­zás la medi­da adop­ta­da el 7 de mar­zo has­ta el 30 de junio no pro­du­jo el bene­fi­cio bus­ca­do? Nada de eso, el Gobierno ase­gu­ra que hemos aho­rra­do, en tiem­pos de cri­sis, can­ti­dad en com­bus­ti­ble y, sobre todo, en vidas huma­nas. ¿Habre­mos sali­do de la cri­sis? O bien, ¿sal­dre­mos más fácil­men­te si somos menos y esos menos des­pil­fa­rran más com­bus­ti­ble? ¿Alguien pue­de dar razón de a qué res­pon­den seme­jan­tes medi­das? ¿Se tra­ta, sin más, de tocar las góna­das al per­so­nal? ¿De demos­trar que pue­den hacer lo que les ven­ga en gana y lo con­tra­rio? ¿Son tan imbé­ci­les como ase­ve­ra Rajoy?

Como el mayor pro­ble­ma es la cri­sis eco­nó­mi­ca y el des­em­pleo, las medi­das a adop­tar son la dona­ción de dine­ro públi­co a la Ban­ca (así el pre­pa­ra­dí­si­mo Rodri­go Rato, el direc­tor del FMI que no se ente­ró de la cri­sis, y el res­to de direc­ti­vos de Ban­kia y Ban­ca Cívi­ca cobra­rán 10 millo­nes de euros al año. ¿Cívi­ca? La hos­tia de cívi­ca, así se lo gas­ten en medi­ci­nas y tana­to­rios); las pri­va­ti­za­cio­nes, la reduc­ción de con­tra­tos en los ser­vi­cios socia­les, la pre­ca­rie­dad de los pues­tos de tra­ba­jo y la fle­xi­bi­li­dad y aba­ra­ta­mien­to de los despidos.

La sin­ra­zón en Nafa­rroa lle­ga al paro­xis­mo. Como el PSN ha ido per­dien­do votos por su no dis­tan­cia­mien­to de UPN, aho­ra matri­mo­nian. Como en el 37 Falan­ge y Requeté.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.