Eguz­ki denun­cia la nue­va subi­da del 5% en el pre­cio de los bille­tes de tren de cer­ca­nías y media distancia

Es lo que suce­dió la sema­na pasa­da, cuan­do el Gobierno anun­ció que, a par­tir del 7 de julio, que­da­rá sus­pen­di­da la prohi­bi­ción de que los vehícu­los cir­cu­len a una velo­ci­dad máxi­ma supe­rior a los 110 km/​h, por lo que podrán hacer­lo de nue­vo a 120. El impac­to de esta noti­cia hizo que que­da­ra en la som­bra la suer­te que iban a correr otras medi­das que, como la de la limi­ta­ción de la velo­ci­dad máxi­ma, el Gobierno adop­tó en febre­ro den­tro del lla­ma­do Plan de Aho­rro Ener­gé­ti­co. Y la suer­te que ha corri­do una de ellas, la de reba­jar el pre­cio de los bille­tes de tren de cer­ca­nías y media dis­tan­cia un 5%, que noso­tros valo­ra­mos en su día como espe­cial­men­te intere­san­te, no ha podi­do ser peor, pues el Gobierno ha deci­di­do no pro­rro­gar­la más allá del mes de junio. Es decir, A PARTIR DE MAÑANA, 1 DE JULIO, LOS BILLETES DE TREN DE CERCANÍAS Y MEDIA DISTANCIA SERÁN UN 5% MÁS CAROS.

Eguz­ki con­si­de­ra que se tra­ta de UNA TOMADURA DE PELO. La medi­da bus­ca­ba ofi­cial­men­te con­tri­buir a redu­cir el con­su­mo de com­bus­ti­ble fomen­tan­do el uso del trans­por­te públi­co. Por lo vis­to, aho­ra que el barril de petró­leo ya no está tan caro como en febre­ro, YA NO ES NECESARIO NI AHORRAR COMBUSTIBLE NI FOMENTAR EL TRANSPORTE PÚBLCIO. Por otra par­te, las subi­das en las tari­fas de RENFE se han soli­do jus­ti­fi­car en el incre­men­to del pre­cio de los com­bus­ti­bles. Sin embar­go, en esta oca­sión, LA SUBIDA SE PRODUCE PARADÓJICAMENTE CUANDO BAJA EL PRECIO DE LOS COMBUSTIBLES.

La deci­sión no sólo es denun­cia­ble por tra­tar­se de una mues­tra más de la polí­ti­ca errá­ti­ca que carac­te­ri­za al Gobierno espa­ñol en el ámbi­to de la ener­gía, el trans­por­te y, en gene­ral, en todo lo rela­cio­na­do con el medio ambien­te, sino, sobre todo, por­que CASTIGA LOS BOLSILLOS DE LOS CIUDADANOS ECONÓMICAMENTE MÁS HUMILDES, que son pre­ci­sa­men­te los usua­rios más habi­tua­les del ser­vi­cio de cer­ca­nías (muje­res, estu­dian­tes, jubi­la­dos, tra­ba­ja­do­res inmigrantes…).

Habrá quien mini­mi­ce la impor­tan­cia de esta subi­da argu­men­tan­do que, en reali­dad, no hace sino retro­traer­nos a los pre­cios de prin­ci­pios de 2011. Sin embar­go, con­vie­ne recor­dar que RENFE HA IMPUESTO EN LOS ÚLTIMOS TRES AÑOS SUBIDAS DESORBITADAS, MUY POR ENCIMA DEL IPC, QUE EN CONJUNTO LLEGAN AL 17,4% (2009, +6,3%; 2010, +6% + 2% de IVA; 2011, +3,1%).

En el caso de los usua­rios de los tre­nes de cer­ca­nías de RENFE EN GIPUZKOA, EL CASTIGO ES DOBLE, pues sopor­tan un ser­vi­cio con esta­cio­nes semi­aban­do­na­das, acce­sos peli­gro­sos, barre­ras arqui­tec­tó­ni­cas casi infran­quea­bles en los apea­de­ros (muchos de ellos caren­tes de ser­vi­cios públi­cos), fre­cuen­cias que no han mejo­ra­do en las dos últi­mas déca­das, etcé­te­ra. Es decir, UN SERVICIO MANIFIESTAMENTE MEJORABLE.

Los lla­ma­mien­tos ins­ti­tu­cio­na­les a hacer un mayor uso del trans­por­te públi­co, en detri­men­to del vehícu­lo pri­va­do, son incom­pa­ti­bles con deci­sio­nes como este nue­vo incre­men­to del pre­cio de los bille­tes de tren.

En el caso con­cre­to de la línea de RENFE en Gipuz­koa, esos lla­ma­mien­tos deben lle­var apa­re­ja­das medi­das para mejo­rar las fre­cuen­cias, los tiem­pos, los ser­vi­cios, la acce­si­bi­li­dad, la segu­ri­dad… y, por supues­to, unas tari­fas que hagan más atrac­ti­vo el uso del tren.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.