Méxi­co: Nue­vas ame­na­zas de muer­te con­tra Lydia Cacho – Cli­mac noti­cias

En Méxi­co, la impu­ni­dad ha pro­pi­cia­do que las ame­na­zas de muer­te con­tra perio­dis­tas y defen­so­ras de Dere­chos Huma­nos sean una cons­tan­te; en lo que va de este año 14 muje­res perio­dis­tas han sido agre­di­das y nin­gún caso ha sido resuel­to, según repor­ta Comu­ni­ca­ción e Infor­ma­ción de la Mujer (CIMAC), a tra­vés de su pro­gra­ma de Liber­tad de Expre­sión y Dere­chos huma­nos.
Según el infor­me 2010 sobre el esta­do de la liber­tad de expre­sión en Méxi­co, del Cen­tro de Perio­dis­mo y Éti­ca públi­ca (CEPET), en el país cada dos días una comu­ni­ca­do­ra o comu­ni­ca­dor fue agre­di­do. En ese año se regis­tra­ron 139 víc­ti­mas de las cua­les al menos 18 (13 por cien­to) fue­ron muje­res.

En diver­sos foros, perio­dis­tas han adver­ti­do del peli­gro que repre­sen­ta ejer­cer la labor perio­dís­ti­ca en el país, pero sobre todo del que repre­sen­ta la impu­ni­dad ya que si no se cas­ti­ga a los res­pon­sa­bles de las agre­sio­nes y ame­na­zas, “el men­sa­je es que pue­den vol­ver a hacer­lo y no les va a pasar nada”.

Esta situa­ción la cono­ce muy bien la perio­dis­ta y defen­so­ra de dere­chos huma­nos Lydia Cacho, quien fue ame­na­za­da de muer­te nue­va­men­te el pasa­do 14 de junio a tra­vés de su correo elec­tró­ni­co y de lla­ma­das tele­fó­ni­cas que hacen refe­ren­cia a su tra­ba­jo perio­dís­ti­co.

Por ello la orga­ni­za­ción inter­na­cio­nal Artícu­lo 19 hizo un lla­ma­do al Esta­do mexi­cano para que cum­pla cabal y efec­ti­va­men­te con la imple­men­ta­ción de las medi­das cau­te­la­res otor­ga­das en 2009 por la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos (CIDH) para pro­te­ger a la perio­dis­ta, así como para que inves­ti­gue las recien­tes ame­na­zas de mane­ra pun­tual y que se lle­ve a jui­cio y con­de­na ha los res­pon­sa­bles.

Cabe recor­dar que la CIDH pidió las medi­das para la perio­dis­ta debi­do al hos­ti­ga­mien­to y ame­na­zas de las que fue obje­to por par­te de hom­bres arma­dos des­de 2005. Des­de enton­ces, dice artícu­lo 19, las agre­sio­nes no han cesa­do y se ha podi­do cons­ta­tar que las medi­das dic­ta­das por la CIDH no han sido cum­pli­das ni en un 50 por cien­to.

En 2005 Cacho Ribei­ro publi­có el libro “Los Demo­nios del Edén, el poder que pro­te­ge a la por­no­gra­fía infan­til”, en don­de reve­ló la exis­ten­cia de una red de explo­ta­ción sexual y por­no­gra­fía infan­til que ope­ra­ba bajo la pro­tec­ción de polí­ti­cos y empre­sa­rios. Por ello fue hos­ti­ga­da, dete­ni­da, tor­tu­ra­da y ame­na­za­da.

Otra perio­dis­ta ame­na­za­da en sema­nas ante­rio­res, fue Ánge­les Maris­cal, quien fue rete­ni­da mien­tras cubría la audien­cia públi­ca del exgo­ber­na­dor de Chia­pas, Pablo Sala­zar Men­di­gu­chía.

En lo que va de este año se han regis­tra­do al menos cua­tro agre­sio­nes a perio­dis­tas en la enti­dad, quie­nes ya inter­pu­sie­ron su denun­cia, sin embar­go con­ti­núan las ame­na­zas.

Ange­les Maris­cal y su espo­so, Isaín Man­du­jano, han sido víc­ti­mas de hos­ti­ga­mien­to y ame­na­zas des­de hace cua­tro años, aho­ra éstas se han tra­du­ci­do en cam­pa­ñas de des­pres­ti­gio en redes socia­les, sin que has­ta el momen­to las auto­ri­da­des com­pe­ten­tes les hayan garan­ti­za­do la segu­ri­dad ni a su fami­lia, y el dere­cho a la liber­tad de expre­sión.

En el infor­me 2010, el CEPET seña­la que si bien la vio­len­cia gene­ra­li­za­da en el país impac­ta en el tra­ba­jo de las y los perio­dis­tas, la delin­cuen­cia orga­ni­za­da no es el úni­co agre­sor, en 33 de los 139 casos regis­tra­dos, el Ejér­ci­to, poli­cías muni­ci­pa­les, esta­ta­les, fede­ra­les, jefes poli­cía­cos y escol­tas per­so­na­les de auto­ri­da­des, fue­ron seña­la­dos por ejer­cer algún tipo de vio­len­cia con­tra las y los perio­dis­tas.
http://​www​.cimac​no​ti​cias​.com​.mx/​s​i​t​e​/​1​1​0​6​2​9​0​7​-​n​u​e​v​a​s​-​a​m​e​n​a​z​a​s​-​d​e​.​4​7​3​5​6​.​0​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *