La izquier­da aber­tza­le arro­lla al régi­men en todos los cam­pos, están tocados.

Edi­to­ria­la

Boltxe Kolek­ti­boa

Bil­du abrió la fun­ción y aho­ra, es el jui­cio deno­mi­na­do Bate­ra­gu­ne el terreno en el que se com­prue­ban las acu­sa­cio­nes pere­gri­nas a los mili­tan­tes y diri­gen­tes aber­tza­les. Sin duda algu­na el movi­mien­to de ETA ha roto el dis­cur­so supre­ma­cis­ta del espa­ño­lis­mo, el PSOE no se defi­ne por la dure­za extre­ma que exije a gri­tos su socio, el PP pero no ha asu­mi­do ni medio bien su bata­ca­zo en Eus­kal Herria.

Mien­tras tan­to, tam­bién Ipa­rral­de se con­vier­te en suje­to prin­ci­pal de la vida polí­ti­ca vas­ca, defen­dió la Cáma­ra Agra­ria para Ipa­rral­de con deci­sión y la jus­ti­cia fran­ce­sa no se atre­vió a la agre­sión fron­tal con­tra las rei­vin­di­ca­cio­nes aber­tza­les y pro­gre­sis­tas del nor­te de nues­tro país, men­ción espe­cial mere­ce la tram­pa en que Sarc­kozy y los suyos han caí­do al asu­mir el secues­tro polí­ti­co de Auro­re Mar­tin fre­na­do en seco por la res­pues­ta popular.

La izquier­da vas­ca ile­ga­li­za­da, con EA y Alter­na­ti­ba han ele­va­do el lis­tón del dis­cur­so y la ges­tión para la que se apres­tan en medio de la con­fu­sión de Madrid y el pate­tis­mo del últi­mo show en la Audien­cia Nacional.

En ella Ote­gi, Rafa Díez y sus com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros han vuel­to a dejar las cosas en su sitio, los rela­tos poli­cia­les son como siem­pre paté­ti­cos y has­ta la jue­za Muri­llo es cons­cien­te de que este tiem­po polí­ti­co no ríe las gra­cias de otras vis­tas en las que ha ope­ra­do como el bra­zo ton­to de la AVT y el PP.

Todo apun­ta a que Ote­gi podrá dispu­tar al can­di­da­to jel­ki­de en las pró­xi­mas elec­cio­nes vas­con­ga­das el silllón de Aju­ria Enea a nada que Bil­du lo haga como quie­nes les hemos vota­do espe­ra­mos. El des­em­pleo, la pobre­za, son la reali­dad acu­cian­te de los barrios obre­ros, espe­ra­mos mucho de su ges­tión, desea­mos que quie­nes votan al PNV,IU,PSOE sin vivir del régi­men se vean refle­ja­dos en el tsu­na­mi independentista.

Cues­tión apar­te es Ara­lar, recha­zan­do gober­nar con Bil­du en Gipuz­koa y repu­dia­do por el PSN en su últi­mo inten­to por la pin­za NaBai – PSN con­tra UPN. Ara­lar se está equi­vo­can­do, pero la for­ma­ción de Zaba­le­ta sabrá que hace, no olvi­de a pesar de todo el vara­pa­lo del 22 – M, sobra rece­lo y sober­bia en la peque­ña for­ma­ción que un día cre­yó que las bases de la izquier­da aber­tza­le corre­rían hacia sus can­di­da­tu­ras dan­do la espal­da a ETA jus­to cuan­do es la pro­pues­ta de la orga­ni­za­ción Arma­da la que ha posi­bi­li­ta­do de mane­ra uni­la­te­ral el comien­zo del final del unio­nis­mo electoral. 

Cerra­mos la sema­na con el show de los dos gobier­nos bicé­fa­los sali­dos de la debi­li­dad espa­ño­lis­ta: en Lakua y Nafa­rroa se dan la mano PP y PSOE con el adve­ne­di­zo UPN de socio nece­sa­rio debi­do a la debi­li­dad naba­rra del PP, se acu­chi­llan en Madrid y fide­li­zan lo que que­da de su esplen­dor en Hego Eus­kal Herria cuan­do la cuen­ta atrás del unio­nis­mo en esta par­te del país es ya un hecho, del sin­di­cal antes y del polí­ti­co, ahora.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.