La izquier­da aber­tza­le arro­lla al régi­men en todos los cam­pos, están toca­dos.

Edi­to­ria­la

Boltxe Kolek­ti­boa

Bil­du abrió la fun­ción y aho­ra, es el jui­cio deno­mi­na­do Bate­ra­gu­ne el terreno en el que se com­prue­ban las acu­sa­cio­nes pere­gri­nas a los mili­tan­tes y diri­gen­tes aber­tza­les. Sin duda algu­na el movi­mien­to de ETA ha roto el dis­cur­so supre­ma­cis­ta del espa­ño­lis­mo, el PSOE no se defi­ne por la dure­za extre­ma que exije a gri­tos su socio, el PP pero no ha asu­mi­do ni medio bien su bata­ca­zo en Eus­kal Herria.

Mien­tras tan­to, tam­bién Ipa­rral­de se con­vier­te en suje­to prin­ci­pal de la vida polí­ti­ca vas­ca, defen­dió la Cáma­ra Agra­ria para Ipa­rral­de con deci­sión y la jus­ti­cia fran­ce­sa no se atre­vió a la agre­sión fron­tal con­tra las rei­vin­di­ca­cio­nes aber­tza­les y pro­gre­sis­tas del nor­te de nues­tro país, men­ción espe­cial mere­ce la tram­pa en que Sarc­kozy y los suyos han caí­do al asu­mir el secues­tro polí­ti­co de Auro­re Mar­tin fre­na­do en seco por la res­pues­ta popu­lar.

La izquier­da vas­ca ile­ga­li­za­da, con EA y Alter­na­ti­ba han ele­va­do el lis­tón del dis­cur­so y la ges­tión para la que se apres­tan en medio de la con­fu­sión de Madrid y el pate­tis­mo del últi­mo show en la Audien­cia Nacio­nal.

En ella Ote­gi, Rafa Díez y sus com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros han vuel­to a dejar las cosas en su sitio, los rela­tos poli­cia­les son como siem­pre paté­ti­cos y has­ta la jue­za Muri­llo es cons­cien­te de que este tiem­po polí­ti­co no ríe las gra­cias de otras vis­tas en las que ha ope­ra­do como el bra­zo ton­to de la AVT y el PP.

Todo apun­ta a que Ote­gi podrá dispu­tar al can­di­da­to jel­ki­de en las pró­xi­mas elec­cio­nes vas­con­ga­das el silllón de Aju­ria Enea a nada que Bil­du lo haga como quie­nes les hemos vota­do espe­ra­mos. El des­em­pleo, la pobre­za, son la reali­dad acu­cian­te de los barrios obre­ros, espe­ra­mos mucho de su ges­tión, desea­mos que quie­nes votan al PNV,IU,PSOE sin vivir del régi­men se vean refle­ja­dos en el tsu­na­mi inde­pen­den­tis­ta.

Cues­tión apar­te es Ara­lar, recha­zan­do gober­nar con Bil­du en Gipuz­koa y repu­dia­do por el PSN en su últi­mo inten­to por la pin­za NaBai – PSN con­tra UPN. Ara­lar se está equi­vo­can­do, pero la for­ma­ción de Zaba­le­ta sabrá que hace, no olvi­de a pesar de todo el vara­pa­lo del 22 – M, sobra rece­lo y sober­bia en la peque­ña for­ma­ción que un día cre­yó que las bases de la izquier­da aber­tza­le corre­rían hacia sus can­di­da­tu­ras dan­do la espal­da a ETA jus­to cuan­do es la pro­pues­ta de la orga­ni­za­ción Arma­da la que ha posi­bi­li­ta­do de mane­ra uni­la­te­ral el comien­zo del final del unio­nis­mo elec­to­ral. 

Cerra­mos la sema­na con el show de los dos gobier­nos bicé­fa­los sali­dos de la debi­li­dad espa­ño­lis­ta: en Lakua y Nafa­rroa se dan la mano PP y PSOE con el adve­ne­di­zo UPN de socio nece­sa­rio debi­do a la debi­li­dad naba­rra del PP, se acu­chi­llan en Madrid y fide­li­zan lo que que­da de su esplen­dor en Hego Eus­kal Herria cuan­do la cuen­ta atrás del unio­nis­mo en esta par­te del país es ya un hecho, del sin­di­cal antes y del polí­ti­co, aho­ra.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *