Rajoy ani­ma a uti­li­zar las leyes con­tra Bil­du «sin demo­ra ni com­ple­jos» – Inaki Iriondo

El pre­si­den­te del Gobierno espa­ñol, José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro, pasó ayer de pun­ti­llas por la «cues­tión vas­ca» en su últi­mo dis­cur­so en un deba­te del esta­do de la nación espa­ño­la. Ape­nas una men­ción al man­te­ni­mien­to de la «estra­te­gia anti­te­rro­ris­ta» y la alu­sión a que el Eje­cu­ti­vo «vela­rá por el res­pe­to a todos los dere­chos fun­da­men­ta­les de los ciu­da­da­nos y de sus repre­sen­tan­tes en las ins­ti­tu­cio­nes democráticas».

El pre­si­den­te del PP, Mariano Rajoy, tam­po­co le dedi­có mucho más tiem­po, pero sí mayor con­tun­den­cia. Mos­tró su dis­cre­pan­cia con la deci­sión del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal des­de la con­vic­ción de que «está­ba­mos ante una nue­va tram­pa de ETA para vol­ver a colar­se en la vida ins­ti­tu­cio­nal». Una con­vic­ción que, según dijo, era com­par­ti­da por las FSE, la Fis­ca­lía, la Abo­ga­cía del Esta­do y el Tri­bu­nal Supre­mo y que «no se fun­da en el pre­jui­cio, sino en la expe­rien­cia y el sen­ti­do común».

Des­de la tri­bu­na de ora­do­res del Con­gre­so, Rajoy ase­gu­ró que «esa con­vic­ción se está vien­do con­fir­ma­da por los hechos. Han vuel­to la inti­mi­da­ción, la chu­le­ría y el des­pre­cio a la ley a los ayun­ta­mien­tos y a las dipu­tacio­nes vascas».

En ese ins­tan­te recor­dó la vigen­cia de la Ley de Par­ti­dos y ape­ló a las refor­mas lega­les que que «per­mi­ten deter­mi­nar la incom­pa­ti­bi­li­dad sobre­ve­ni­da de aque­llos repre­sen­tan­tes ele­gi­dos que incu­rran en con­duc­tas incom­pa­ti­bles con la demo­cra­cia». Y pro­cla­mó que «a esos ins­tru­men­tos hay que acu­dir, sin demo­ras ni com­ple­jos, en cuan­to haya cau­sa obje­ti­va para ello, algo que ‑por lo vis­to estos días- pue­de ya haber sucedido».

Rajoy ins­tó al Gobierno a «que per­ma­nez­ca muy vigi­lan­te y no con­tem­po­ri­ce ni pase por alto los hechos con­su­ma­dos». «Hemos modi­fi­ca­do la ley ‑expli­có- para que no se sal­gan con la suya. El Gobierno, con sus hechos, les debe hacer saber que los demó­cra­tas no les vamos a pasar ni una chu­le­ría, ni una ame­na­za, ni una vul­ne­ra­ción de la Ley». Lue­go no vol­vió a hablar del tema en todo el debate.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.