Mi gas­to mili­tar es cul­pa de los que no gas­tan – Gue­rra Eter­na

Gasto de DefensaGas­to de Defen­sa 

En uno de sus últi­mos dis­cur­sos, Robert Gates ha inci­di­do en una que­ja recu­rren­te de los secre­ta­rios de Defen­sa nor­te­ame­ri­ca­nos. Los euro­peos no gas­tan el dine­ro sufi­cien­te en defen­sa y en esas con­di­cio­nes el futu­ro de la OTAN es cuan­do menos dudo­so.

En el pasa­do tenía la preo­cu­pa­ción y lo expre­sa­ba abier­ta­men­te de que la OTAN se con­vir­tie­ra en una alian­za de dos nive­les: entre miem­bros que se espe­cia­li­zan en accio­nes “sua­ves”, huma­ni­ta­rias, de desa­rro­llo, man­te­ni­mien­to de la paz, y que solo hablan de tareas, y a la vez rea­li­zan las “duras” misio­nes de com­ba­te con aque­llos que están dis­pues­tos a seguir­los y son capa­ces de pagar el pre­cio y sopor­tar las car­gas de los com­pro­mi­sos de la Alian­za, y aque­llos que dis­fru­tan de los bene­fi­cios de la mem­bre­sía en la OTAN – ya se tra­te de garan­tías de segu­ri­dad o la sede del cuar­tel gene­ral -, pero no quie­ren com­par­tir los ries­gos y los cos­tos. Esto ya no es un preo­cu­pa­ción hipo­té­ti­ca. Tene­mos esta situa­ción aquí. Y es inacep­ta­ble.

Como los sol­da­dos japo­ne­ses que se que­da­ron en Fili­pi­nas sin saber que la gue­rra no había ter­mi­na­do, Washing­ton se nie­ga a admi­tir que la gue­rra fría aca­bó con el fin de la URSS. La OTAN ha que­da­do como una anti­gua­lla con la que man­te­ner las rela­cio­nes entre EEUU y Euro­pa en temas de defen­sa. Sir­ve para algu­nas cosas, pero como alian­za glo­bal chi­rría por todas las cos­tu­ras.

La defen­sa ante un enemi­go común y pode­ro­so per­mi­te pasar por enci­ma de con­tra­dic­cio­nes inter­nas, limi­ta­cio­nes pre­su­pues­ta­rias e intere­ses nacio­na­les dife­ren­tes, aun­que no nece­sa­ria­men­te incom­pa­ti­bles. Sin ese rival, el futu­ro de la orga­ni­za­ción es som­brío. La ape­la­ción a la ‘gue­rra con­tra el terro­ris­mo’ resul­ta­ba de entra­da ridí­cu­la. ¿Divi­sio­nes de infan­te­ría con­tra orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas? Los paí­ses occi­den­ta­les pue­den cola­bo­rar a tra­vés de sus ser­vi­cios de inte­li­gen­cia para enfren­tar­se a gru­pos con­cre­tos, como Al Qae­da por ejem­plo, pero eso no es sufi­cien­te para armar una estra­te­gia.

Lue­go, los paí­ses euro­peos des­cu­bren que el ata­que del 11‑S sir­ve no ya para derro­car a un régi­men tali­bán que ha dado cober­tu­ra a Al Qae­da sino para jus­ti­fi­car una gue­rra que dura ya más que la Segun­da Gue­rra Mun­dial y que sólo ha per­mi­ti­do crear un Esta­do clien­te las­tra­do por la corrup­ción y que no pue­de sobre­vi­vir por sí solo. Un Esta­do en el que el 97% de su PIB depen­de de una mane­ra u otra del gas­to occi­den­tal en la gue­rra y de los fon­dos apor­ta­dos por la comu­ni­dad de donan­tes.

¿Segu­ri­dad colec­ti­va o una ele­gan­te for­ma de impo­ner un esta­do de gue­rra per­ma­nen­te?

Gates quie­re hacer­nos creer que el astro­nó­mi­co gas­to mili­tar de EEUU se debe a que Euro­pa no apor­ta lo sufi­cien­te para sos­te­ner el entra­ma­do de segu­ri­dad occi­den­tal. Eso pue­de ser­vir para callar a algún con­gre­sis­ta des­pis­ta­do de su país, pero no mucho más. Nada que ver des­de lue­go con el com­ple­jo mili­tar indus­trial que se ocu­pa de dejar cla­ro que cada sis­te­ma arma­men­tís­ti­co de últi­ma gene­ra­ción es abso­lu­ta­men­te fun­da­men­tal en la segu­ri­dad del país.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *