Cua­li­fi­ca­das voces se alzan con­tra la euro­or­den y su apli­ca­ción a Auro­re Martin

Cua­li­fi­ca­das voces se alzan con­tra la euro­or­den y su apli­ca­ción a Auro­re Martin Imprimir E-mail
Cualificadas voces se alzan contra la euroorden y su aplicación a Aurore Martin

La deci­sión de apli­car la euro­or­den a Auro­re Mar­tin ha sus­ci­ta­do el recha­zo de nume­ro­sas per­so­na­li­da­des y colec­ti­vos, tan­to de Eus­kal Herria como del pro­pio Esta­do fran­cés. Ade­más, dece­nas de elec­tos se han acti­va­do, como en raras oca­sio­nes, para denun­ciar la «moti­va­ción polí­ti­ca» que se escon­de tras el pro­ce­di­mien­to. Han lan­za­do un lla­ma­mien­to a par­ti­ci­par este sába­do, en Bia­rritz, en la jor­na­da don­de se exi­gi­rá el res­pe­to de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos. Des­de que se abrió el pro­ce­di­mien­to de la euro­or­den con­tra Auro­re Mar­tin, hace ocho meses, nume­ro­sos colec­ti­vos, elec­tos y agen­tes socia­les y polí­ti­cos han ido sumán­do­se a la denun­cia de dicha medi­da, con­ven­ci­dos de que se tra­ta de una fla­gran­te vul­ne­ra­ción de los de- rechos polí­ti­cos y civiles.

Sin embar­go, una vez que la Cor­te de Casa­ción (Tri­bu­nal Supre­mo) con­fir­mó en diciem­bre la deci­sión del Tri­bu­nal de Pau, y en par­ti­cu­lar des­de que la mili­tan­te aber­tza­le deci­die­ra escon­der­se para evi­tar su entre­ga a Madrid, los apo­yos se han multiplicado.

En las últi­mas sema­nas, cua­li­fi­ca­das voces vas­cas y tam­bién del Esta­do fran­cés se han incor­po­ra­do a la lis­ta de fir­man­tes del mani­fies­to del 30 de mayo que, más allá del caso de Mar­tin, cri­ti­ca la euro­or­den «con moti­va­ción polí­ti­ca» y exi­ge res­pe­to a la liber­tad de opi­nión y al dere­cho a mili­tar polí­ti­ca­men­te de cual­quier ciudadano.

Así, más de 150 elec­tos de ca-si todo el espec­tro polí­ti­co han rea­li­za­do un lla­ma­mien­to espe­cial a sus homó­lo­gos a unir fuer­zas y par­ti­ci­par acti­va­men­te en las dife­ren­tes ini­cia­ti­vas, en espe­cial la que se desa­rro­lla­rá el pró­xi­mo sába­do en la Halle d’I­raty de Bia­rritz (pró­xi­mo al aeropuerto).

Elec­tos locales

Entre los elec­tos loca­les, des­ta­ca la recien­te adhe­sión del dipu­tado de la cir­cuns­crip­ción vas­co-bear­ne­sa, Jean Las­sa­lle (MoDem), que mani­fes­tó no com- pren­der la apli­ca­ción de la euro­or­den, máxi­me «en un con­tex­to de pro­ce­so de paz», según dijo. Aña­dió que si no fue­ra por­que tie­ne otro com­pro­mi­so, este sába­do par­ti­ci­pa­ría en la jor­na­da de Biarritz.

El con­se­je­ro gene­ral de UMP, Max Bris­son, tam­bién ha excu­sa­do su asis­ten­cia por encon­trar­se en el extran­je­ro. En este caso, tam­po­co ha que­ri­do fir­mar el mani­fies­to por encon­trar­lo «dema­sia­do acu­sa­to­rio res­pec­to al Esta­do», aun­que en su día dejó cla­ro su des­acuer­do con la deci­sión con­tra la mili­tan­te de Batasuna.

En la mis­ma línea, otro elec- to local, el con­se­je­ro cen­tris­ta Jean-Jac­ques Las­sa­rre, tam­po­co ha rubri­ca­do el docu­men­to pero «lamen­ta» el dic­ta­men con­tra Mar­tin «en un momen­to en el que se obser­van dife­ren­tes sig­nos de recom­po­si­ción de la vida polí­ti­ca y social» en Eus­kal Herria. Por obli­ga­cio­nes de su car­go, no acu­di­rá al acto del sába­do, al igual que Frantxua Mai­tia (con­se­je­ro regio­nal del PS), que se opo­ne a la euro­or­den con­tra la zube­ro­ta­rra si bien no se posi­cio­nó en el caso de los jóve­nes ence­rra­dos en Izpura.

Otros elec­tos socia­lis­tas (Kot­te Eze­na­rro, Marie-Chris­ti­ne Ara­gon y Syl­via­ne Alaux), cen­tris­tas (Jean-René Etche­ga­ray), de UMP (Jean Cas­teings), de Euro­pe Eco­lo­gie (Ali­ce Lei­zia­ge­zahar), alcal­des y dece­nas de con­ce­ja­les, sí se han mos­tra­do con- tun­den­tes con­tra la euroorden.

A nivel esta­tal, per­so­na­li­da­des de dife­ren­tes ten­den­cias polí­ti­cas han sus­cri­to el mani­fies­to. Entre ellas des­ta­can varios euro­dipu­tados, tres dipu­tados fran­ce­ses (uno de ellos es André Valli­ni, del PS) y una senadora.

Han estam­pa­do su fir­ma tam­bién diez escri­to­res, varios sin­di­ca­lis­tas y máxi­mos repre­sen­tan­tes de cono­ci­das orga­ni­za- cio­nes de defen­sa de los dere­chos huma­nos, como la Liga de Dere­chos Huma­nos y la Fede­ra­ción Inter­na­cio­nal de Dere­chos Humanos.

18 de JUNIO
El Colec­ti­vo con­tra la Euro­or­den con­si­de­ra que este 18 de junio será un pun­to de infle­xión en la bata­lla con­tra la euro­or­den y, en gene­ral, con­tra las leyes de excep­ción, así como en favor de los dere­chos civi­les y políticos.

ya no se ocultará
Auro­re Mar­tin anun­ció hace unos días su inten­ción de vol­ver a la vida públi­ca nor­mal, aun a sabien­das de que pue­de ser dete­ni­da, entre­ga­da a Madrid y encar­ce­la­da. Per­ma­ne­ce escon­di­da des­de el 17 de diciem­bre pasado.

El Sin­di­ca­to de la Magis­tra­tu­ra obser­va una des­via­ción de la ley
El pres­ti­gio­so dia­rio «Le Mon­de» publi­có ayer un artícu­lo de opi­nión de Matthieu Bon­due­lle y Patrick Hen­riot, secre­ta­rio gene­ral y secre­ta­rio nacio­nal, res­pec­ti­va­men­te, del Sin­di­ca­to de la Magis­tra­tu­ra, en el que ana­li­zan el caso de Auro­re Martin.

Tras repa­sar los hechos y dejar cla­ro que en el dos­sier con­tra la mili­tan­te aber­tza­le no hay «nada que pue­da entrar en la cali­fi­ca­ción de terro­ris­mo ‑muy exten­sa, por cier­to-», se pre­gun­tan «cómo ha sido posi­ble lle­gar a una situa­ción tan absur­da como per­ver­sa» al haber acep­ta­do la Jus­ti­cia fran­ce­sa la peti­ción de entre­ga de la Audien­cia Nacional.

Los repre­sen­tan­tes del sin­di­ca­to, que agru­pa al 30% de los magis­tra­dos del Esta­do fran­cés, con­si­de­ran que «en nom­bre de las nece­si­da­des de la coope­ra­ción con otros Esta­dos» se están «aban­do­nan­do los prin­ci­pios más esenciales».

Cri­ti­can que aun­que en su crea­ción en 2002 el pro­ce­di­mien­to iba a orien­tar­se a «com­ba­tir mejor la cri­mi­na­li­dad trans­fron­te­ri­za», los esta­dos «des­via­ron rápi­da­men­te» el obje­ti­vo y no esta­ble­cie­ron «el coro­la­rio indis­pen­sa­ble, la cons­ti­tu­ción de un ver­da­de­ro espa­cio judi­cial euro­peo» con las con­si­guien­tes garan­tías de pro­tec­ción de los dere­chos y libertades.

Denun­cian que la «mala» uti­li­za­ción del pro­ce­di­mien­to con­vier­te a la euro­or­den en una «peli­gro­sa here­jía» y afir­man que Auro­re Mar­tin «no ha vul­ne­ra­do la ley fran­ce­sa» y que «debe­ría gozar, en Fran­cia como en cual­quier par­te, de la liber­tad de opi­nión y expre­sión que cons­ti­tu­ye uno de los bie­nes más pre­cia­dos de las democracias».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.