Segun­da bofe­ta­da a Ber­lus­co­ni- Gor­ka Larra­bei­ti

Gran ale­gría ayer en Ita­lia cuan­do se supo que se había alcan­za­do el quó­rum (50% más uno de los ciu­da­da­nos con dere­cho a voto) en el cuá­dru­ple refe­rén­dum abro­ga­ti­vo sobre ges­tión de ser­vi­cios públi­cos (agua, trans­por­te, resi­duos), tari­fas del ser­vi­cio hídri­co, ener­gía nuclear y legí­ti­mo impe­di­men­to para el Pre­si­den­te del Con­se­jo de Minis­tros y para sus minis­tros, que habría per­mi­ti­do a Ber­lus­co­ni elu­dir las salas judi­cia­les en los pro­ce­sos pena­les en los que está impu­tado con el pre­tex­to de sus debe­res ins­ti­tu­cio­na­les. Vota­ron alre­de­dor de 27 millo­nes y medio de ita­lia­nos, es decir, alre­de­dor del 55% de los ciu­da­da­nos con dere­cho a voto. Y de estos, el 95% más o menos vota­ron cua­tro veces Sí (1). Un resul­ta­do aplas­tan­te.

Es muy difí­cil alcan­zar el quó­rum en un refe­rén­dum abro­ga­ti­vo. Hacía 15 años que no suce­día en Ita­lia, y esta vez el gobierno de Ber­lus­co­ni hizo de todo para impe­dir­lo: con­vo­có el refe­rén­dum en un domin­go de junio hacien­do que no coin­ci­die­ra con las recien­tes elec­cio­nes muni­ci­pa­les pese a que des­pil­fa­rró de este modo más de 300 millo­nes de euros; ensor­de­ció con la arti­lle­ría mediá­ti­ca de las tele­vi­sio­nes de Sil­vio Ber­lus­co­ni la infor­ma­ción sobre el refe­rén­dum; y por si fue­ra poco, tra­tó de apro­bar una mora­to­ria tem­po­ral de la ener­gía nuclear para que el refe­rén­dum sobre esta cues­tión no se rea­li­za­ra jun­to con las otras tres cues­tio­nes.

Dicen que Fukushi­ma ha sido la cla­ve que expli­ca este exita­zo de par­ti­ci­pa­ción. Dicen tam­bién que se ha tra­ta­do de un voto polí­ti­co con­tra Ber­lus­co­ni. En quin­ce días, Il Cava­lie­re ha enca­ja­do dos derro­tas estre­pi­to­sas en las urnas. Pri­me­ro, en las elec­cio­nes admi­nis­tra­ti­vas, cuan­do per­dió ciu­da­des sim­bó­li­cas como Milán o Nápo­les. Aho­ra, los ita­lia­nos lo des­obe­de­cen en masa acu­dien­do a las urnas cuan­do él había invi­ta­do a “ir a la pla­ya” el domin­go pasa­do. De poco le han ser­vi­do a Ber­lus­co­ni los ardi­des para que este refe­rén­dum no alcan­za­ra el quó­rum. “Esta­mos har­tos de reci­bir bofe­ta­das. Aho­ra dic­ta­re­mos la agen­da”, avi­só Rober­to Cal­de­ro­li, minis­tro de la Liga Nor­te, par­ti­do sin el cual Ber­lus­co­ni no podría seguir gober­nan­do. Se tam­ba­lea el gobierno Ber­lus­co­ni, y , como es lógi­co, los par­ti­dos de la opo­si­ción piden en blo­que la dimi­sión del actual Pre­si­den­te del Con­se­jo de Minis­tros y la con­vo­ca­to­ria inme­dia­ta de elec­cio­nes polí­ti­cas.

Pero el sig­ni­fi­ca­do de esta vic­to­ria va más allá de la inme­dia­tez y la actua­li­dad polí­ti­ca de la bofe­ta­da a Ber­lus­co­ni o del oca­so del ber­lus­co­nis­mo por dos moti­vos. En pri­mer lugar, por­que es un triun­fo de un refe­rén­dum pro­mo­vi­do des­de aba­jo sin más medios que la movi­li­za­ción popu­lar en la red y en las pla­zas. Es ver­dad que el par­ti­do Ita­lia de los Valo­res se hizo pro­mo­tor de la reco­gi­da de fir­mas nece­sa­ria para pedir el refe­rén­dum, pero fue­ron los movi­mien­tos por el agua públi­ca y con­tra la ener­gía nuclear los que se movi­li­za­ron pri­me­ro. En segun­do lugar, por­que lo que esta­ba en jue­go, es decir, el agua, la ener­gía, el ambien­te y la jus­ti­cia son bie­nes públi­cos que son de todos por­que no son de nadie, y una mayo­ría trans­ver­sal ha deci­di­do que deben seguir sién­do­lo. Este refe­rén­dum reve­la deseo de par­ti­ci­pa­ción, hui­da del egoís­mo, y vuel­ta a lo común. Nichi Ven­do­la, líder del par­ti­do Izquier­da, Eco­lo­gía y Liber­tad, (SEL) sin­te­ti­za así la situa­ción actual: “Hoy gana la Ita­lia de los bie­nes comu­nes y pier­de la Ita­lia de los lob­bies”.

Según Giu­sep­pe di Rita (1), pre­si­den­te del CENSIS (Cen­tro de Estu­dios de Inver­sio­nes Socia­les), una fun­da­ción que publi­ca todos los años un infor­me socio­eco­nó­mi­co sobre el Esta­do ita­liano, se está cerran­do un ciclo polí­ti­co basa­do en la sub­je­ti­vi­dad que comen­zó en los años 60 y alcan­zó su cénit con el ber­lus­co­nis­mo. Un ciclo que ha pro­du­ci­do gran “males­tar social” en esta últi­ma fase por­que la socie­dad huye ya del mode­lo “todo es mío” y vuel­ve a unir­se, a con­gre­gar­se. El yo, eje del libe­ris­mo que pre­ten­de domi­nar aún el mun­do, está dejan­do de ser el cen­tro del mun­do por­que sólo con­du­ce a «for­mas de agre­si­vi­dad difu­sa o de depen­den­cia auto­le­si­va (ano­re­xia, buli­mia, uso de dro­gas). Y en situa­cio­nes fami­lia­res exas­pe­ran­tes, a deli­tos vio­len­tos».

Dice di Rita: “Hoy se empie­za a per­ci­bir que la sole­dad y el indi­vi­dua­lis­mo no son una aven­tu­ra de poten­cia sino de depre­sión. La des­re­gu­la­ción de las pul­sio­nes es un pro­duc­to del ego­cen­tris­mo, de una cul­tu­ra que hace del yo el prin­ci­pio del mun­do, por aña­di­du­ra en una fase en la que esca­sean reco­no­ci­mien­tos socia­les”.

Y mien­tras Ber­lus­co­ni, que reci­bió ayer a Netan­yahu, seguía hacien­do chis­tes sobre el bun­ga bun­ga, inten­tan­do des­viar la aten­ción de la derro­ta y cen­trán­do­la otra vez en su per­so­na, Ita­lia se des­pier­ta y nos da un ale­grón. Se va aca­ban­do el yo. Vuel­ve el otro, vuel­ve lo común.

Notas:

1. Ver datos exac­tos: http://​refe​ren​dum​.interno​.it/​r​e​f​e​r​e​n​d​u​m​/​R​F​0​0​0​.​htm

2. Entre­vis­ta de Ida Domi­ni­jan­ni a Giu­sep­pe di Rita. «Il len­to sipa­rio sulla Secon­da Repub­bli­ca», Il Mani­fes­to, 8 – 6‑2011, p.7

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *