Reco­no­ci­mien­to inter­na­cio­nal- Asier Altu­na, Tasio Erki­zia, Mili­tan­tes de la Izquier­da Abertzale

Como el res­to de los pue­blos del mun­do, Eus­kal Herria será ple­na­men­te libre por la lucha, el com­pro­mi­so y la fir­me deter­mi­na­ción de sus habi­tan­tes. Espe­rar que otros nos libe­ren es tan­to como renun­ciar a la cons­truc­ción de nues­tro futu­ro. Pero si cier­ta es esta afir­ma­ción, no lo es menos que en todos los pro­ce­sos de libe­ra­ción, el fac­tor de la soli­da­ri­dad y el reco­no­ci­mien­to inter­na­cio­nal vie­ne a resul­tar de gran trans­cen­den­cia, cuan­do no deter­mi­nan­te. Y así esta suce­dien­do tam­bién en estos momen­tos tan cru­cia­les en la his­to­ria de nues­tro pueblo.

La lla­ma­da Decla­ra­ción de Bru­se­las, rea­li­za­da en el mes de octu­bre del año 2010 por dis­tin­tas per­so­na­li­da­des de todo el mun­do, en el que se rea­li­za­ba un empla­za­mien­to tan­to a la orga­ni­za­ción arma­da vas­ca ETA como al Esta­do espa­ñol a dar pasos en aras a des­blo­quear la situa­ción y avan­zar hacia una solu­ción demo­crá­ti­ca del con­flic­to polí­ti­co entre Eus­kal Herria y el esta­do, fue un hito de enor­me trans­cen­den­cia y reper­cu­sión. Ha sido una ini­cia­ti­va que mar­ca un antes y un después.

Como es lógi­co, dicha decla­ra­ción fue pre­ce­di­da de otras muchas ini­cia­ti­vas y sigue sien­do com­ple­men­ta­da por otras que de mane­ra silen­cio­sa van labran­do el sur­co de la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal. Pero si impor­tan­te resul­ta el tra­ba­jo dis­cre­to, no es menos impres­cin­di­ble trans­mi­tir a la opi­nión públi­ca los apo­yos y reco­no­ci­mien­tos explí­ci­tos que esta­mos reci­bien­do de ins­tan­cias inter­na­cio­na­les de indu­da­ble renom­bre y repre­sen­ta­ción institucional.

Trae­mos a cola­ción esta refle­xión por el impor­tan­te reco­no­ci­mien­to que ha cono­ci­do la izquier­da aber­tza­le en el Foro de Sao Pablo cele­bra­do los días 19 a 21 de mayo en Mana­gua, un apo­yo que con el «boom» elec­to­ral ha que­da­do eclip­sa­do, pero que es una infor­ma­ción que bien mere­ce le dedi­que­mos unas bre­ves líneas para infor­mar sobre la impor­tan­cia del mis­mo y el apo­yo uná­ni­me que hemos reci­bi­do de las dis­tin­tas dele­ga­cio­nes a las que hemos podi­do acceder.

El Foro de Sao Pablo es el encuen­tro inter­na­cio­nal más impor­tan­te que cele­bran las fuer­zas polí­ti­cas de izquier­das de todo el mun­do. Tras la caí­da del muro de Ber­lín y la des­apa­ri­ción de la URSS, la izquier­da nece­si­ta­ba reor­ga­ni­zar­se para recu­pe­rar la capa­ci­dad trans­for­ma­do­ra de los pobres y explo­ta­dos de todos los paí­ses del pla­ne­ta. En un inten­to de unir fuer­zas, refle­xio­nar y crear un refe­ren­te a nivel inter­na­cio­nal, el año 1990 el Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res de Bra­sil, con Lula da Sil­va al fren­te, con­vo­có a todos los par­ti­dos de izquier­da del con­ti­nen­te ame­ri­cano para hacer fren­te al sal­va­je neo­li­be­ra­lis­mo. Des­de enton­ces, cada año se reúnen en dis­tin­tas ciu­da­des toda la izquier­da revo­lu­cio­na­ria y movi­mien­tos pro­gre­sis­tas de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, sien­do invi­ta­dos repre­sen­tan­tes de for­ma­cio­nes polí­ti­cas de izquier­das del res­to del mundo.

Año tras año vie­nen par­ti­ci­pan­do en dicho Foro, por dere­cho pro­pio, los par­ti­dos de izquier­da más repre­sen­ta­ti­vos del con­ti­nen­te ame­ri­cano; por invi­ta­ción espe­cí­fi­ca del pro­pio Foro, un gran núme­ro de par­ti­dos de Euro­pa, Asia y Áfri­ca; y en ter­cer lugar, per­so­na­li­da­des diver­sas y repre­sen­tan­tes de otros nume­ro­sos par­ti­dos por invi­ta­ción de terceros.

No es un Foro cual­quie­ra. En el mis­mo han par­ti­ci­pa­do par­ti­dos polí­ti­cos que están gober­nan­do en la actua­li­dad nada menos que en once paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, des­de Bra­sil, con 190 millo­nes de habi­tan­tes, has­ta Vene­zue­la, Cuba, Nica­ra­gua, El Sal­va­dor… Tam­bién el Fren­te Amplio de Uru­guay o el Par­ti­do Comu­nis­ta de Argen­ti­na. Jun­to a ellos esta­ban los repre­sen­tan­tes del Viet­nam o de Chi­na, así como una repre­sen­ta­ción amplia de varios par­ti­dos comu­nis­tas de Euro­pa y del pro­pio Esta­do español.

A comien­zos de este año, la izquier­da aber­tza­le reci­bió una invi­ta­ción del Fren­te San­di­nis­ta de Libe­ra­ción Nacio­nal de Nica­ra­gua, quien como anfi­trio­na del even­to nos ofre­cía la posi­bi­li­dad de acer­car­nos al Foro. No era una invi­ta­ción ofi­cial, pero era una oca­sión para intro­du­cir­nos en el movi­mien­to más impor­tan­te de la izquier­da en el mun­do. Y así, nos acer­ca­mos has­ta Mana­gua con muchos inte­rro­gan­tes y dudas sobre las posi­bi­li­da­des que se nos podía ofre­cer, pero ani­ma­dos por el men­sa­je de opti­mis­mo e ilu­sión que podía­mos trans­mi­tir sobre la nue­va situa­ción polí­ti­ca que vive nues­tro pue­blo. A la vuel­ta, pode­mos reco­no­cer que ha sido una estan­cia ple­na­men­te satis­fac­to­ria. Hemos sido muy bien reci­bi­dos y nues­tro men­sa­je ha teni­do gran receptividad.

Por una par­te, hemos logra­do que la izquier­da aber­tza­le haya par­ti­ci­pa­do en este Foro de 2011 por invi­ta­ción espe­cí­fi­ca de los orga­ni­za­do­res del mis­mo. Tras reunio­nes y entre­vis­tas con algu­nos de los pro­mo­to­res más rele­van­tes del men­cio­na­do even­to, para expli­car­les el reco­rri­do polí­ti­co de la izquier­da aber­tza­le en los últi­mos trein­ta años y de mane­ra espe­cial el pro­ce­so demo­crá­ti­co que veni­mos impul­san­do en Eus­kal Herria, logra­mos que se nos trans­mi­tie­ra la invi­ta­ción ofi­cial para par­ti­ci­par con dere­cho pro­pio en los corres­pon­dien­tes deba­tes y talle­res. Un gran paso en un momen­to polí­ti­co en los que deter­mi­na­dos par­ti­dos siguen negán­do­se a reu­nir­se con noso­tros y vetan sis­te­má­ti­ca­men­te nues­tra pre­sen­cia en los medios de comu­ni­ca­ción públi­cos. Resul­ta para­dig­má­ti­co que mien­tras par­ti­dos y orga­nis­mos de nues­tra tie­rra que se dicen de izquier­das ceden a la pre­sión de la dere­cha, los orga­ni­za­do­res de la cita más repre­sen­ta­ti­va de la izquier­da a nivel mun­dial, han enten­di­do a la pri­me­ra el dere­cho pro­pio de la izquier­da aber­tza­le a par­ti­ci­par en este impor­tan­te evento.

Por otra par­te, hemos logra­do que el Foro apro­ba­ra por una­ni­mi­dad y aplau­so calu­ro­so una reso­lu­ción de apo­yo el pro­ce­so abier­to en Eus­kal Herria y con una peti­ción expre­sa a quien com­pe­te para que se pro­ce­da a la lega­li­za­ción de Sor­tu. Las nume­ro­sas reunio­nes con las dis­tin­tas dele­ga­cio­nes, la expli­ca­ción sen­ci­lla pero cla­ra de la apues­ta ine­quí­vo­ca que la izquier­da aber­tza­le esta rea­li­zan­do por lograr una paz basa­da en la jus­ti­cia, ha sido sufi­cien­te para lograr el apo­yo entu­sias­ta de dele­ga­cio­nes como las del Fren­te Fara­bun­do Mar­tí de Sal­va­dor y el alda­bo­na­zo de par­ti­dos tan influ­yen­tes como el mayo­ri­ta­rio Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res del Bra­sil. De los repre­sen­tan­tes de par­ti­dos comu­nis­tas de Euro­pa hemos logra­do un res­pe­to y reco­no­ci­mien­to que tie­ne mucho valor para un Foro que fun­cio­na con el con­sen­so como méto­do de trabajo.

Han sido días de deba­tes y tra­ba­jo inten­so. Y, cómo no, hemos teni­do una opor­tu­ni­dad de oro para entre­vis­tar­nos con nume­ro­sas per­so­na­li­da­des y una gran mayo­ría de repre­sen­tan­tes de los par­ti­dos que par­ti­ci­pan en los dis­tin­tos gobier­nos de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be así como salu­dar bre­ve­men­te a per­so­nas tan rele­van­tes como Lula da Sil­va, ex pre­si­den­te del Bra­sil; Daniel Orte­ga, actual pre­si­den­te de Nica­ra­gua; el pre­si­den­te de la Cáma­ra de Dipu­tados de Cuba, el Sr. Alar­cón; o el his­tó­ri­co com­ba­tien­te y ex Minis­tro del Inte­rior de Nica­ra­gua, Tomas Bor­ges. Encuen­tros, salu­dos y deba­tes de una impor­tan­cia estra­té­gi­ca para abrir nue­vos cau­ces en las dis­tin­tas can­ci­lle­rias a lo lar­go y ancho del mundo.

Deba­te y refle­xio­nes que a pesar de la dis­tan­cia y las reali­da­des tan dife­ren­tes en las que nos toca tra­ba­jar, apor­tan suge­ren­cias, ideas y pro­pues­tas ple­na­men­te váli­das para esta apues­ta común de trans­for­mar radi­cal­men­te nues­tras res­pec­ti­vas sociedades.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.