El Movi­mien­to proAm­nis­tia aler­ta de los incon­tro­la­dos y su impunidad

Esta sema­na se han cono­ci­do en Nafa­rroa varios hechos que nos hablan de la impu­ni­dad que rodea a las agre­sio­nes y ame­na­zas de incon­tro­la­dos con­tra mili­tan­tes independentistas.

Por una par­te, es cla­mo­ro­so el silen­cio del PSN ante la con­de­na a su con­ce­jal de Uhar­te Kol­do Gar­cía Iza­gui­rre, que agre­dió a un menor de edad en san­fer­mi­nes por lle­var una cami­se­ta inde­pen­den­tis­ta. Si en 1996 Kol­do Gar­cía fue indul­ta­do por el Gobierno de Aznar de su con­de­na a dos años, cua­tro meses y un día por gol­pear a un opo­si­tor al ver­te­de­ro de Aran­gu­ren, en estos días ha sido el PSN el que le ha indul­ta­do de nue­vo ante su últi­ma agre­sión. El mis­mo PSN que expe­dien­ta a José Luis Uriz por dedi­car el txu­pi­na­zo de Ata­rra­bia a Ote­gi, el mis­mo PSN que exi­ge label demo­crá­ti­co a los par­ti­dos aber­tza­les, aho­ra está ampa­ran­do a un con­ce­jal que ha sido juz­ga­do por agre­sio­nes has­ta en cua­tro ocasiones.

Por otra par­te, ayer cono­cía­mos que varios incon­tro­la­dos gol­pea­ron a un cama­re­ro del bar Ezpa­la en Itu­rra­ma (Iru­ñea), el sába­do de la sema­na pasa­da. Es el enési­mo ata­que que sufren en este bar, y que­re­mos aler­tar del repun­te de agre­sio­nes fas­cis­tas que se están pro­du­cien­do en Nafa­rroa en los últi­mos años.

Ante esta situa­ción, la úni­ca mane­ra de dete­ner estas agre­sio­nes es aca­bar con la impu­ni­dad que las rodea. Para ello, es impres­cin­di­ble la denun­cia de todos estos hechos. No vamos a per­mi­tir que estos ele­men­tos –poli­cías, escol­tas, incon­tro­la­dos…- coar­ten nues­tro dere­cho a vivir libres y en paz en Eus­kal Herria, no vamos a per­mi­tir que ame­dren­ten a la juventud.

Por lo tan­to, lla­ma­mos a todos los sec­to­res pro­gre­sis­tas de Nafa­rroa a alzar la voz ante estos actos de vio­len­cia, para rom­per el man­to de impu­ni­dad que les rodea, pro­te­ger a las víc­ti­mas de estos incon­tro­la­dos y erra­di­car de una vez estas prác­ti­cas mafio­sas de nues­tras calles.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.