El Movi­mien­to proAm­nis­tia aler­ta de los incon­tro­la­dos y su impu­ni­dad

Esta sema­na se han cono­ci­do en Nafa­rroa varios hechos que nos hablan de la impu­ni­dad que rodea a las agre­sio­nes y ame­na­zas de incon­tro­la­dos con­tra mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tas.

Por una par­te, es cla­mo­ro­so el silen­cio del PSN ante la con­de­na a su con­ce­jal de Uhar­te Kol­do Gar­cía Iza­gui­rre, que agre­dió a un menor de edad en san­fer­mi­nes por lle­var una cami­se­ta inde­pen­den­tis­ta. Si en 1996 Kol­do Gar­cía fue indul­ta­do por el Gobierno de Aznar de su con­de­na a dos años, cua­tro meses y un día por gol­pear a un opo­si­tor al ver­te­de­ro de Aran­gu­ren, en estos días ha sido el PSN el que le ha indul­ta­do de nue­vo ante su últi­ma agre­sión. El mis­mo PSN que expe­dien­ta a José Luis Uriz por dedi­car el txu­pi­na­zo de Ata­rra­bia a Ote­gi, el mis­mo PSN que exi­ge label demo­crá­ti­co a los par­ti­dos aber­tza­les, aho­ra está ampa­ran­do a un con­ce­jal que ha sido juz­ga­do por agre­sio­nes has­ta en cua­tro oca­sio­nes.

Por otra par­te, ayer cono­cía­mos que varios incon­tro­la­dos gol­pea­ron a un cama­re­ro del bar Ezpa­la en Itu­rra­ma (Iru­ñea), el sába­do de la sema­na pasa­da. Es el enési­mo ata­que que sufren en este bar, y que­re­mos aler­tar del repun­te de agre­sio­nes fas­cis­tas que se están pro­du­cien­do en Nafa­rroa en los últi­mos años.

Ante esta situa­ción, la úni­ca mane­ra de dete­ner estas agre­sio­nes es aca­bar con la impu­ni­dad que las rodea. Para ello, es impres­cin­di­ble la denun­cia de todos estos hechos. No vamos a per­mi­tir que estos ele­men­tos –poli­cías, escol­tas, incon­tro­la­dos…- coar­ten nues­tro dere­cho a vivir libres y en paz en Eus­kal Herria, no vamos a per­mi­tir que ame­dren­ten a la juven­tud.

Por lo tan­to, lla­ma­mos a todos los sec­to­res pro­gre­sis­tas de Nafa­rroa a alzar la voz ante estos actos de vio­len­cia, para rom­per el man­to de impu­ni­dad que les rodea, pro­te­ger a las víc­ti­mas de estos incon­tro­la­dos y erra­di­car de una vez estas prác­ti­cas mafio­sas de nues­tras calles.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *