#Spa­nish Revo­lu­tion: La Revo­lu­ción Infan­til del Indi­vi­dua­lis­mo – Niko­las Stolp­kin

No nos debie­ra cos­tar enten­der las expre­sio­nes de “indig­na­ción” que no hace mucho se han pro­du­ci­do en Espa­ña. Son expre­sio­nes de indi­vi­duos que han sido mol­dea­das sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te por un sis­te­ma que pro­du­ce a bor­bo­to­nes valo­res como la indi­vi­dua­li­dad, el egoís­mo, la com­pe­ti­ti­vi­dad, etc. Tam­po­co es para sor­pren­der­se si lo que más encon­tra­mos entre los que se mani­fies­tan es la expre­sión de la indi­vi­dua­li­dad. Tan­to así que podría­mos defi­nir­la den­tro del con­cep­to de “ideo­lo­gías de la indi­vi­dua­li­dad”, al enjam­bre de ideas par­ti­cu­la­res pro­pias de las deno­mi­na­das “tri­bus urba­nas” que tan­to repro­du­ce el sis­te­ma capi­ta­lis­ta para ampliar de algún modo la gama de mer­ca­dos, des­de la eta­pa con­tra-cul­tu­ral a la eta­pa cul­tu­ral.
 
Lo impor­tan­te a des­ta­car aquí es que en el fon­do dichas mani­fes­ta­cio­nes han sido diri­gi­das con­tra un mode­lo eco­nó­mi­co en par­ti­cu­lar. La gen­te no ha sali­do por otra cosa. Se pue­de cap­tar en el aire cier­to has­tío hacia el mode­lo eco­nó­mi­co usu­re­ro. Lo que no vemos, ni se ha vis­to has­ta el momen­to, no es otra cosa que la CONFRONTACIÓN explí­ci­ta con­tra ese mode­lo.
 
Podría­mos, ade­más, defi­nir­la (estas mani­fes­ta­cio­nes) como la PROLONGACIÓN más sua­ve de lo que mucho antes empe­zó en Gre­cia. Sólo que aquí se ha copia­do el fon­do, no la for­ma. La for­ma fue copia­da en Egip­to con la toma de la pla­za Tah­rir. Por lo que la hace dis­tin­ta a las mani­fes­ta­cio­nes pro­du­ci­das en el Magreb y Medio Orien­te. Y es dicha for­ma y fon­do que hoy se pue­da estar repli­can­do en varios paí­ses euro­peos, con la ilu­sión de que pue­da fun­cio­nar y hacer caso a sus deman­das como “fun­cio­nó” supues­ta­men­te en Túnez y Egip­to.
 
En Espa­ña no se bus­ca echar aba­jo a sus gober­nan­tes, aquí se bus­ca mani­fes­tar su har­taz­go con un par­ti­cu­lar mode­lo eco­nó­mi­co: el mode­lo capi­ta­lis­ta, que ha deja­do caer poco a poco el Esta­do de Bien­es­tar.
 
Cues­ta creer el que se auto-pro­cla­ma­ran “indig­na­dos” y no usa­ran un míni­mo de vio­len­cia. Lo que hace pen­sar que si no son vio­len­tos enton­ces es por­que no están deses­pe­ra­dos, y si no están deses­pe­ra­dos es por­que ver­da­de­ra­men­te nun­ca han esta­do indig­na­dos. Cla­ra­men­te lo que alcan­za­mos a ver es una “indig­na­ción Light”, peque­ño bur­gués.
 
Rene­gar de la vio­len­cia es con­tra­na­tu­ral. La vio­len­cia es par­te con­na­tu­ral del ser humano. Repri­mir esa con­di­ción sería como repri­mir nues­tra pro­pia sexua­li­dad.
 
La vio­len­cia no está rele­ga­da al pasa­do como tam­po­co la explo­ta­ción de las cla­ses domi­nan­tes bur­gue­sa. Por tan­to, pen­sar que ideo­lo­gías que cues­tio­nan el pro­pio sis­te­ma son cues­tio­nes del pasa­do sería una estre­chez del pen­sa­mien­to y al mis­mo tiem­po sería como rene­gar la explo­ta­ción mis­ma capi­ta­lis­ta… ¡¡¡Ya qui­sie­ran las cla­ses domi­nan­tes el que no exis­tie­ra ideo­lo­gía algu­na que cues­tio­na­ra su pro­pio sis­te­ma, y mucho menos que fue­ra al cho­que con­tra ella. Para su pro­pa­gan­da ideo­ló­gi­ca, todo pen­sa­mien­to que esté en con­fron­ta­ción con su pro­pio sis­te­ma es un pen­sa­mien­to des­fa­sa­do!!!
 
Vivi­mos y cre­ce­mos rodea­dos de vio­len­cia. Pero en mayor par­te de una vio­len­cia sutil que se pre­sen­ta ante noso­tros de mane­ra ino­cen­te, y en el fon­do está para indu­cir­nos a un com­por­ta­mien­to que bene­fi­cia los intere­ses par­ti­cu­la­res de una cla­se usu­re­ra domi­nan­te. Pue­de que no se refle­je mucho esa vio­len­cia ante indi­vi­duos sin CONCIENCIA del hecho en par­ti­cu­lar, sin embar­go vio­len­ta a los indi­vi­duos que están en pleno cono­ci­mien­to de dichas suti­le­zas.
 
En cam­bio, el paci­fis­mo no es con­na­tu­ral al ser humano es sen­ci­lla­men­te una dis­ci­pli­na inven­ta­da por el mis­mo, como tan­tas otras.
 
Cier­tas cir­cuns­tan­cias y natu­ra­le­za hacen al hom­bre. Lle­va­mos den­tro a un ase­sino, un pedó­fi­lo, un vio­la­dor, un homo­se­xual, un sui­ci­da, un muje­rie­go, un loco, etc. Pero dichas con­duc­tas pue­den acti­var­se según cier­tas cir­cuns­tan­cias, o bien pue­den estar domi­na­das por la natu­ra­le­za par­ti­cu­lar, pro­pia de cada ser. Pero es más un impul­so de la natu­ra­le­za pro­pia de cada ser que un impul­so de la con­cien­cia.
 
El ser humano es equi­li­bris­ta por natu­ra­le­za, cui­da cada paso que da, por lo gene­ral, pero siem­pre está el peli­gro de caer en vacíos pro­fun­dos o no tan pro­fun­dos, pero vol­vien­do muchas veces a reto­mar; otros sim­ple­men­te no reto­man el camino más y se que­dan en las pro­fun­di­da­des de cier­tos vacíos.
 
Tam­po­co hay que obviar el hecho mis­mo de que el ser humano en la actua­li­dad está tan­to o más con­tro­la­do a como lo ha esta­do antes den­tro del pro­pio sis­te­ma de explo­ta­ción. La cla­ses domi­nan­tes jun­to a la cre­cien­te de su poder han per­fec­cio­na­do siem­pre las for­mas de con­trol, des­de la anti­güe­dad, para no ver­se jamás ame­na­za­dos por los que viven sos­te­nien­do ese poder. Y dichas for­mas varían según los nive­les de poder que estén en jue­go o a los nive­les de acce­si­bi­li­dad del desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co. El alto desa­rro­llo del con­trol en las socie­da­des podría de algún modo con­tes­tar a la debi­li­dad en cuan­to a la orga­ni­za­ción o a las orga­ni­za­cio­nes pre­sen­tes.
 
 
 
Movi­mien­to 15‑M y su dan­tes­ca inge­nui­dad pro­duc­to de la inma­du­rez polí­ti­ca
 
Las mani­fes­ta­cio­nes pro­du­ci­das en Espa­ña, par­ti­cu­lar­men­te seña­la­da como el “Movi­mien­to 15‑M”, ha ado­le­ci­do de una inge­nui­dad dan­tes­ca, pro­duc­to qui­zá de “mucha tele” o qui­zá del bom­bar­deo sis­te­má­ti­co del pen­sa­mien­to bur­gués.
 
Ha dado la impre­sión, des­de un prin­ci­pio, de que­rer sin­to­ni­zar su des­con­ten­to con el des­con­ten­to que se pro­du­je­ra tan­to en Túnez como en Egip­to. Pero des­gra­cia­da­men­te se encon­tra­ron con unos Medios que no les hacían mucho caso ni le daban mucha impor­tan­cia más que para uti­li­zar­los en bene­fi­cio de los intere­ses de la cla­se polí­ti­ca domi­nan­te.
 
Lo que con­sue­la un poco es que, con seme­jan­tes ejem­plos, fácil­men­te pode­mos ver los intere­ses capi­ta­lis­tas encar­na­do en los Gran­des Medios de Difu­sión Masi­va. ¿Cuál sería el com­por­ta­mien­to de los Gran­des Medios si estas mis­mas mani­fes­ta­cio­nes se pro­du­je­ran en Cuba o Vene­zue­la? ¿Ten­drían el mis­mo tra­to como ha suce­di­do con las mani­fes­ta­cio­nes en Espa­ña?
 
¿Se salió a la calle a lle­nar las pla­zas espa­ño­las con la inge­nui­dad de que habían de tener el mis­mo nivel de aten­ción pres­ta­da en Túnez y Egip­to? ¿Espe­ra­ban que con el nivel de con­vo­ca­to­ria alcan­za­do el pre­si­den­te de EEUU, Barack Oba­ma, y su infal­ta­ble eco, la Unión Euro­pea, le lla­ma­ra la aten­ción al gobierno de Zapa­te­ro para que pudie­ra hacer refor­mas den­tro de su “demo­cra­cia”?
 
 
Oda al Indi­vi­dua­lis­mo
 
Cla­ra­men­te los acam­pa­dos de Espa­ña no han teni­do la fuer­za sufi­cien­te como para con­vo­car a una Huel­ga Gene­ral y para­li­zar a todo un país, ya que sin la cla­se obre­ra espa­ño­la sim­ple­men­te, como ya se ha dicho, segui­rán sien­do unos “niños mima­dos”; y cla­ra­men­te ASÍ jamás se podrían cons­ti­tuir en una fuer­za polí­ti­ca (tra­du­ci­do en un Par­ti­do), y por­que ade­más sus pro­pios genes “apo­lí­ti­cos” no se los per­mi­te. ¡¡¡Son los ele­men­tos OPORTUNISTAS los que más qui­sie­ran que se tra­du­je­ra todo aque­llo en una nue­va fuer­za polí­ti­ca para ELLOS con­du­cir!!!
 
Al auto-pro­cla­mar­se “apar­ti­dis­tas”, sin ideo­lo­gía con­cre­ta y no estar repre­sen­ta­dos por nin­gún par­ti­do polí­ti­co u orga­ni­za­ción tra­di­cio­nal o con madu­rez polí­ti­ca, auto­má­ti­ca­men­te se auto-eri­gen como una fuer­za indi­vi­dua­lis­ta más que polí­ti­ca, y al mis­mo tiem­po se gana la aver­sión de las orga­ni­za­cio­nes ya madu­ras con ideas polí­ti­cas más estruc­tu­ra­das, ya que podrían ver en ello un dejo de inma­du­rez polí­ti­ca con los que difí­cil­men­te se podría tra­ba­jar seria­men­te.
 
Ha sido un cra­so error no dejar espa­cio a las orga­ni­za­cio­nes hechas y dere­chas par­ti­ci­par jun­to con sus emble­mas y sólo per­mi­tir que se pue­dan mani­fes­tar indi­vi­dua­li­da­des, ya que las mis­mas orga­ni­za­cio­nes habrían de dar más serie­dad e inclu­so más dina­mis­mo a las Asam­bleas, las cua­les se lle­nan de gen­te des­co­no­ci­da que difí­cil­men­te se podría hacer un segui­mien­to interno ante algu­na sos­pe­cha.
 
Tuvie­ron la opor­tu­ni­dad en un prin­ci­pio de tras­pa­sar el ejem­plo de estar bien orga­ni­za­dos. En cam­bio, en un mal pro­ce­der, siguie­ron dan­do el ejem­plo de no estar bien orga­ni­za­dos. En otras pala­bras: les que­dó muy gran­de el tra­je para dimi­nu­to cuer­po.
 
Lamen­ta­ble­men­te allí ha dado la impre­sión de que no han esta­do los des­em­plea­dos, los inmi­gran­tes, los obre­ros, los sin­di­ca­tos, orga­ni­za­cio­nes de estu­dian­tes, etc. Más ha dado la impre­sión de estar peque­ños bur­gue­ses jugan­do a ser “revo­lu­cio­na­rios” y a que­rer dar­se el lujo de estar repre­sen­tan­do a todo el pue­blo espa­ñol, tenien­do sufi­cien­te tiem­po para mal­gas­tar­lo en cosas que no les habría de lle­var a nin­gún par­te.
 
Más ha pare­ci­do una con­gre­ga­ción hedion­da a neo-hip­pis­mo que una con­gre­ga­ción de ver­da­de­ros indig­na­dos. Allí los pudi­mos ver día a día hacien­do sus pape­li­tos con sus rei­vin­di­ca­cio­nes, tal como si les estu­vie­ran escri­bien­do a un San­ta Claus o a los Reyes Magos, o como que­rien­do dejar sus dien­tes deba­jo de la cama, con­ven­ci­dos de que al otro día el “raton­ci­to” les iba a cum­plir sus deseos. ¿Hubie­se sido extra­ño que comen­za­ran a orde­nar que des­de sus casas pen­sa­ran en que pudie­ran cam­biar las cosas con solo uti­li­zar sus men­tes?
 
Más ha pare­ci­do ser una con­gre­ga­ción de jóve­nes que­rien­do ser par­tí­ci­pes de una “revo­lu­ción”, ilu­sio­na­dos de poder cam­biar las cosas con su mera pre­sen­cia, algo que difí­cil­men­te va a ser cam­bia­do así como así.
 
No cabe duda de que de los “indig­na­dos” sal­drían los des­ilu­sio­na­dos, los indig­na­dos de los “indig­na­dos”.
 
La fal­ta de orga­ni­za­ción en las Asam­bleas se ha debi­do a la nula pre­sen­cia de orga­ni­za­cio­nes hechas y dere­chas. Cada indi­vi­duo un voto, con voz de veto, es mucho más com­ple­jo que cada orga­ni­za­ción un voto. Ade­más es muy poco serio el tra­ba­jo de ver­ba­li­zar las ideas cuan­do no sabe­mos quién es quien al tomar la pala­bra, pri­man­do ante todo las indi­vi­dua­li­da­des y difi­cul­tan­do el reco­no­ci­mien­to de intere­ses oscu­ros que bien podría colar­se en cual­quier situa­ción de debi­li­dad orga­ni­za­cio­nal. El haber per­mi­ti­do en un prin­ci­pio la pre­sen­cia de orga­ni­za­cio­nes ya esta­ble­ci­das, les habría de haber aho­rra­do más de un dolor de cabe­za. Y al mis­mo tiem­po habría man­da­do un men­sa­je con­tun­den­te a las masas no-orga­ni­za­das para que estu­vie­sen orga­ni­za­das.
 
El “movi­mien­to 15‑M” no ha cons­ti­tui­do ras­gu­ño alguno a la cla­se polí­ti­ca domi­nan­te, y menos a la pro­pia cla­se capi­ta­lis­ta. Por lo que obvia­men­te se habría de optar por el des­gas­te del “movi­mien­to” y dejar­lo morir por su pro­pia cuen­ta. La inter­ven­ción de las fuer­zas coer­ci­ti­vas a un movi­mien­to que no repre­sen­ta ras­gu­ño alguno a la cla­se polí­ti­ca domi­nan­te qui­zá sólo ha de avi­var por un cor­to pla­zo la fuer­za del mis­mo o bien qui­zá ter­mi­nar de anu­lar lo que ya venía muer­to.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *