¿Gem­ma Zaba­le­ta? No, no está – Jabi Amo­rror­tu

Se pue­de hablar de las nece­si­da­des de los y las tra­ba­ja­do­ras sin escu­char a los y las tra­ba­ja­do­ras? La Con­se­je­ría de Empleo y Asun­tos Socia­les del Gobierno Vas­co pare­ce estar empe­ña­da en que sí. Y le debe gene­rar seme­jan­te des­gas­te y esfuer­zo a este orga­nis­mo públi­co que cuan­do reci­be de un comi­té de empre­sa una peti­ción de reu­nión urgen­te pare­ce que no entien­de qué quie­re decir.

La pró­xi­ma vez, seño­res y seño­ras de esta con­se­je­ría, sería intere­san­te que al menos se con­tes­ta­ra a seme­jan­te peti­ción, aun­que no se ten­ga el míni­mo inte­rés en escu­char los pro­ble­mas de los y las tra­ba­ja­do­ras, aun­que sólo sea por res­pe­to.

LAB ya avi­só que los EREs segui­rían. No de «sus­pen­sión de empleo» prin­ci­pal­men­te, aho­ra serían de «res­ci­sión de empleo», esto es, para amor­ti­zar miles de pues­tos de tra­ba­jo. El caso tris­te que hoy nos ocu­pa es Rec­ti­cel Ibé­ri­ca, anti­gua ICOA, fábri­ca his­tó­ri­ca de Legu­tio absor­bi­da por esta mul­ti­na­cio­nal ape­nas hoy hace cin­co años.

Cin­co años han bas­ta­do para des­tro­zar las con­di­cio­nes labo­ra­les del colec­ti­vo, orde­nar la pro­duc­ción en otras plan­tas del gru­po y cerrar. Efi­ca­ces sí que son estas mul­ti­na­cio­na­les.

Todo este pro­ce­so lo han vivi­do los y las tra­ba­ja­do­ras des­de la más abso­lu­ta sole­dad ins­ti­tu­cio­nal. Nadie duda que se tra­te de un atro­pe­llo social y, por supues­to, está más que cla­ro que no se dan cau­sas que lo jus­ti­fi­quen (se tra­ta de una mul­ti­na­cio­nal con gran­des bene­fi­cios, y que no duda en repar­tir jugo­sos divi­den­dos), lo que dudan los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de Legu­tio es si mere­ce la pena jugar­se su indem­ni­za­ción o jubi­la­ción en una reso­lu­ción del Minis­te­rio de Tra­ba­jo en Madrid.

Y ya sabe­mos todos cómo se las gas­tan en este órgano, no hay más que ver las colas del paro.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *