Las denun­cias por tor­tu­ras en Eus­kal Herria aumen­ta­ron más de un 25% en 2010- Gara

En total se pre­sen­ta­ron 132 denun­cias en 2010, fren­te a las 104 pre­sen­ta­das el año ante­rior, según reco­ge un infor­me pre­sen­ta­do hoy por la Coor­di­na­do­ra para la Pre­ven­ción y Denun­cia de la Tor­tu­ra.

AzkenEzktor.jpg
El infor­me de la CPDT se ha pre­sen­ta­do hoy en Valla­do­lid. (GARA)

BILBO-. La Coor­di­na­do­ra para la Pre­ven­ción y Denun­cia de la Tor­tu­ra (CPDT) ha pre­sen­ta­do su infor­me anual sobre la situa­ción de la tor­tu­ra y los malos tra­tos en el Esta­do espa­ñol.

En el con­jun­to del Esta­do espa­ñol, se pre­sen­ta­ron 540 denun­cias por tor­tu­ras y malos tra­tos a lo lar­go de 2010. De ellas, 132 (un 24,4%) se regis­tra­ron en Eus­kal Herria, lo que refle­ja un incre­men­to de más de un 25% res­pec­to al año ante­rior, cuan­do se con­ta­bi­li­za­ron 104 denun­cias.

En el infor­me, pre­sen­ta­do hoy en Valla­do­lid, apa­re­cen des­glo­sa­dos por cuer­po poli­cial las denun­cias pre­sen­ta­das en Hego Eus­kal Herria. Así, la Guar­dia Civil es la que mayor núme­ro de denun­cias suma (47), segui­da muy de cer­ca por la Poli­cía espa­ño­la (46). El ter­cer lugar lo ocu­pa la Ertzain­tza, con 17. El res­to que­da repar­ti­do entre las poli­cías loca­les y fun­cio­na­rios de pri­sio­nes.

Agre­sio­nes en Madrid

El pri­mer lugar del rán­king apa­re­ce Madrid, con 138 agre­sio­nes, aun­que la CPDT deta­lla a con­ti­nua­ción que esta situa­ción vie­ne dada «úni­ca­men­te en casos de per­so­nas dete­ni­das bajo el régi­men de inco­mu­ni­ca­ción», y que fue­ron tras­la­da­das a la capi­tal espa­ño­la tras haber sido arres­ta­das en Eus­kal Herria, Cata­lun­ya (que, por su par­te, acu­mu­la 67 denun­cias, y se sitúa en el cuar­to lugar) o Can­ta­bria.

La CPDT cons­ta­ta que, en 2010, «se con­fir­ma la ten­den­cia obser­va­da el año pasa­do con un aumen­to en el núme­ro de denun­cias pre­sen­ta­das por per­so­nas migran­tes y per­so­nas pre­sas», a pesar de las «difi­cul­ta­des a la hora de for­mu­lar denun­cias y temor a posi­bles repre­sa­lias» que acom­pa­ña a estos colec­ti­vos a la hora de pre­sen­tar una denun­cia con­tra un fun­cio­na­rio públi­co.

Entre los miem­bros de la CPDT, figu­ran orga­nis­mos como Salha­ke­ta, Tor­tu­ra­ren Aur­ka­ko Tal­dea, Beha­to­kia, Esku­bi­deak o Etxe­rat.

El cita­do infor­me está rea­li­za­do en base a entre­vis­tas con los denun­cian­tes, infor­ma­cio­nes faci­li­ta­das por los abo­ga­dos, reso­lu­cio­nes judi­cia­les o infor­mes de otros orga­nis­mos con­tra la tor­tu­ra, entre otras fuen­tes.

Casos no teni­dos en cuen­ta

Por ello, la Coor­di­na­do­ra, for­ma­da por dife­ren­tes orga­nis­mos de todo el Esta­do, recuer­da que aún sigue habien­do muchos casos de tor­tu­ra que siguen sin ser denun­cia­dos. Tam­po­co se reco­gen en el infor­me todas aque­llas denun­cias cuya infor­ma­ción «es insu­fi­cien­te» o «no ha podi­do ser sufi­cien­te­men­te con­tras­ta­da».

En el infor­me pre­ci­san que es enten­di­do como tor­tu­ra «todo acto que infli­ja inten­cio­na­da­men­te a una per­so­na dolo­res o sufri­mien­tos gra­ves, ya sean físi­cos o men­ta­les, con el fin de obte­ner de ella o de un ter­ce­ro infor­ma­ción o una con­fe­sión, de cas­ti­gar­la por un acto que haya come­ti­do o se sos­pe­che que ha come­ti­do, o de inti­mi­dar o coac­cio­nar a esa per­so­na o a otras, por cual­quier razón basa­da en cual­quier tipo de dis­cri­mi­na­ción, cuan­do dichos dolo­res sean infli­gi­dos por un fun­cio­na­rio públi­co u otra per­so­na en el ejer­ci­cio de fun­cio­nes públi­cas, a ins­tan­cia suya o con su con­sen­ti­mien­to». Se tra­ta de la defi­ni­ción reco­gi­da en el Pro­to­co­lo Facul­ta­ti­vo de la Con­ven­ción de la ONU con­tra la Tor­tu­ra, en vigor en el Esta­do espa­ñol des­de 1987.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *