Por una edu­ca­ción de cali­dad, no a los recor­tes y no a las impo­si­cio­nes – LAB Irakaskuntza

El pac­to PSOE-PP que lle­va dos años en el gobierno no ha hecho más que daño a la edu­ca­ción. Es sufi­cien­te con ana­li­zar el reco­rri­do que han rea­li­za­do Celaá y los sin­di­ca­tos CCOO-UGT.

Hace un año el gobierno y estos dos sin­di­ca­tos fir­ma­ron en mino­ría un acuer­do labo­ral del pro­fe­so­ra­do depen­dien­te de la admi­nis­tra­ción res­tric­ti­vo y ambi­guo. En este acuer­do había muchas reduc­cio­nes y si el de has­ta enton­ces era malo este es aún peor. Enton­ces lo pre­vi­mos y denun­cia­mos que este acuer­do trae­ría con­se­cuen­cias gra­ves a la cali­dad de la edu­ca­ción y a las con­di­cio­nes labo­ra­les de los y las tra­ba­ja­do­ras. Nos con­si­de­ra­ban catas­tro­fis­tas pero por des­gra­cia el tiem­po nos ha dado la razón.

La pri­me­ra con­se­cuen­cia la vimos en las lis­tas de los pues­tos de tra­ba­jo del cur­so 2010 – 2011, subie­ron los ratios, endu­re­cie­ron los cri­te­rios a la hora de crear los gru­pos… y eso deri­vó en la des­apa­ri­ción de muchos pues­tos de tra­ba­jo dejan­do en la calle a mucha gen­te que has­ta aho­ra con­se­guía pla­zas de cur­so ente­ro. Ade­más los nue­vos meca­nis­mos que han impues­to a la hora de repar­tir los pues­tos de comien­zo de cur­so, es decir, las adju­di­ca­cio­nes tele­má­ti­cas han empeo­ra­do las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los/​as que han con­se­gui­do la pla­za. Los cien­tos de des­pi­dos que ha supues­to este acuer­do labo­ral, que pode­mos con­si­de­rar como un ERE ocul­to, han traí­do el empeo­ra­mien­to de las con­di­cio­nes labo­ra­les de la gen­te que ha podi­do man­te­ner la pla­za, suma­do al daño que han oca­sio­na­do a la cali­dad de la edu­ca­ción. El empeo­ra­mien­to en las con­di­cio­nes de las sus­ti­tu­cio­nes (se cubren a par­tir del 5º día en la mayo­ría de los casos), ha supues­to que nuestros/​as alumnos/​as pier­dan miles de horas dán­do­le más impor­tan­cia a la polí­ti­ca de aho­rro de la admi­nis­tra­ción que a la cali­dad edu­ca­ti­va de nuestros/​as alumnos/​as. Cla­ro y cru­do ejem­plo de todo esto son las 120000 horas que han per­di­do nues­tros alum­nos y alum­nas y los 1500 con­tra­tos de un mes que se han perdido.
El modo que han uti­li­za­do para fir­mar el nue­vo acuer­do labo­ral, pac­ta­do e impues­to con la mino­ría sin­di­cal, es el mis­mo que ha uti­li­za­do este gobierno para impo­ner los tres mar­cos en los cua­les quie­re basar el sis­te­ma edu­ca­ti­vo: tri­lin­güe, víc­ti­mas y Esko­la 2.0. Sin nin­gún pro­yec­to edu­ca­ti­vo, son tres pro­yec­tos con intere­ses par­ti­dis­tas, el tri­lin­güis­mo sin hacer un buen aná­li­sis de la situa­ción del Eus­ka­ra y cas­te­llano, está basa­do en un ata­que con­tra el Eus­ka­ra, el de las víc­ti­mas para res­pon­der a sus ideas polí­ti­cas y Esko­la 2.0 rea­li­za­do para la foto­gra­fiar en la pren­sa, depri­sa y para mos­trar que son moder­nos. Estos tres pro­yec­tos tie­nen estas carac­te­rís­ti­cas en común: fal­ta de pla­ni­fi­ca­ción, intere­ses per­so­na­les, dejan de lado la cali­dad y los pro­yec­tos edu­ca­ti­vos, impues­tos sin con­sul­tar­lo con la comu­ni­dad edu­ca­ti­va, estos pro­yec­tos no res­pon­den a la situa­ción edu­ca­ti­va y socio­lin­güís­ti­ca del lugar.

Con este pano­ra­ma comen­za­mos este cur­so esco­lar, y dada la preo­cu­pa­ción y res­pon­sa­bi­li­dad que nos supo­nía este esce­na­rio creí­mos que era nece­sa­rio com­par­tir y denun­ciar con la opi­nión públi­ca todo esto. Por ello en octu­bre dimos una rue­da de pren­sa denun­cian­do todas las reper­cu­sio­nes ya pre­sen­tes de esta ges­tión desas­tro­sa e intere­sa­da. Tam­bién comen­za­mos a hacer con­tac­tos y accio­nes con­jun­tas con la mayo­ría sin­di­cal, una cam­pa­ña con­ti­nua de comu­ni­ca­ción con los cen­tros y pro­fe­so­res y pro­fe­so­ras median­te el con­ta­dor de horas per­di­das, hemos ido reco­pi­lan­do reali­da­des del día a día de los cen­tros, … En diciem­bre, la mayo­ría sin­di­cal pusi­mos en mar­cha una diná­mi­ca de denun­cia en los cen­tros, y en enero hici­mos una huel­ga gene­ral en con­tra de la refor­ma de la pen­sio­nes. El males­tar de los cen­tros ha ido a más y que­dan­do en evi­den­cia, debi­do a las reduc­cio­nes e impo­si­cio­nes comen­ta­das. Y este males­tar tuvo su mayor refle­jo en las elec­cio­nes sin­di­ca­les. Los sin­di­ca­tos que han apo­ya­do la polí­ti­ca de reduc­cio­nes e impo­si­cio­nes y el depar­ta­men­to mis­mo fue­ron cas­ti­ga­dos en las urnas, y en cam­bio los sin­di­ca­tos que hemos denun­cia­do una y otra vez esta ver­gon­zo­sa ges­tión hemos reci­bi­do un amplio res­pal­do y apoyo.

Los resul­ta­dos de las elec­cio­nes sin­di­ca­les tenían y tie­nen un men­sa­je cla­ro: la exi­gen­cia que se le hace al Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción de que retro­ce­da y cam­bie el rum­bo que ha toma­do. Y por si no se hubie­ran dado por ente­ra­dos, así se lo hici­mos saber al depar­ta­men­to que diri­ge Isa­bel Celaá, exi­gién­do­le que sus­pen­da este con­ve­nio labo­ral que se basa en la pre­ca­ri­za­ción del tra­ba­jo y que hace que la cali­dad de la edu­ca­ción sufra daños muy gra­ves, y que pare los pro­yec­tos impues­tos para con­sen­suar­los con los tra­ba­ja­do­res y las tra­ba­ja­do­ras y dife­ren­tes agen­tes de la edu­ca­ción. Has­ta la fecha, y como siem­pre, no hemos reci­bi­do res­pues­ta algu­na. Ade­más, siguien­do con su polí­ti­ca de reduc­cio­nes y pre­ca­ri­za­ción, han pues­to sobre la mesa una nor­ma­ti­va que pre­ca­ri­za­ra aun más las con­di­cio­nes labo­ra­les y expec­ta­ti­vas del colec­ti­vo de sus­ti­tu­tos y sustitutas.

Es evi­den­te el enfa­do del pro­fe­so­ra­do. Tam­po­co atien­den a nin­gu­na nego­cia­ción ni con los sin­di­ca­tos ni con nadie. Las movi­li­za­cio­nes y las pro­tes­tas las apla­can con repre­sión. El últi­mo ejem­plo de ello es el 26 de mayo, ese día la mayo­ría sin­di­cal hici­mos una pro­tes­ta pací­fi­ca en la Dele­ga­ción de Edu­ca­ción de Bil­bao, y su res­pues­ta fue man­dar a la Ertzain­tza que nos sacó vio­len­ta­men­te del lugar. Mien­tras tan­to las con­di­cio­nes labo­ra­les van a peor, las car­gas de tra­ba­jo son cada vez mayo­res, cada vez hay menos recur­sos y la cali­dad de la ense­ñan­za sufre día a día un dete­rio­ro alarmante.

Y tal como empe­za­mos el cur­so lo esta­mos fina­li­zan­do. En las elec­cio­nes sin­di­ca­les se ha vis­to refle­ja­do cla­ra­men­te que los tra­ba­ja­do­res y las tra­ba­ja­do­ras están en con­tra de la ges­tión de esta admi­nis­tra­ción. Y la legi­ti­mi­dad polí­ti­ca en la que se escu­da­ban ha que­da­do en entre­di­cho des­pués de las elec­cio­nes polí­ti­cas de este mayo. Este depar­ta­men­to de edu­ca­ción con Celaá al fren­te ha per­di­do toda legi­ti­mi­dad y cre­di­bi­li­dad, pues todo lo que hace es en con­tra de los intere­ses de los tra­ba­ja­do­res y las tra­ba­ja­do­ras, impo­ne sus cri­te­rios basa­dos en la pre­ca­ri­za­ción y la pér­di­da de dere­chos laborales.

Basán­do­nos en esta cru­da reali­dad ya invi­ta­mos al depar­ta­men­to de edu­ca­ción a que dé un giro de 180º en su ges­tión. La res­pues­ta del depar­ta­men­to ha sido frus­tran­te, toda­vía esta­mos espe­ran­do una reu­nión bila­te­ral con Isa­bel Celaa en la que que­ría­mos con­tras­tar nues­tras posi­cio­nes, pero vis­to lo vis­to que no cuen­te con noso­tros y nosotras.

LAB no esta dis­pues­to a resig­nar­se ante esta situa­ción. Que­re­mos alum­nos y alum­nas eus­kal­du­nes y plu­ri­lin­gües, pero no plu­ri­lin­gües que des­co­noz­can el idio­ma de su país. Que­re­mos un sis­te­ma edu­ca­ti­vo de cali­dad que res­pon­da a las nece­si­da­des y los retos que le plan­tea la socie­dad, sin caer en el jue­go de los titu­la­res de pren­sa bur­dos y baratos.

Este Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción sólo crea con­flic­tos. Y duran­te éste cur­so se ha vis­to cla­ra­men­te refle­ja­do esto y LAB no pue­de ni quie­re acep­tar esta des­fa­cha­tez. No esta­mos dis­pues­tos a dejar a mer­ced de los cálcu­los e intere­ses par­ti­dis­tas a nues­tros alum­nos y alum­nas e hijos e hijas. El res­pal­do reci­bi­do nos exi­ge la res­pon­sa­bi­li­dad de encon­trar y con­se­guir cam­bios. La socie­dad debe saber lo que está suce­dien­do en el Sis­te­ma Edu­ca­ti­vo. El Depar­ta­men­to debe de escu­char y res­pon­der el males­tar que hay en la comu­ni­dad edu­ca­ti­va. Celaá tie­ne razón en una cosa, el con­flic­to no es la mejor rece­ta para crear un ambien­te edu­ca­ti­vo idó­neo, por eso El Depar­ta­men­to de edu­ca­ción si no es capaz, si no quie­re ó si no tie­ne volun­tad para afron­tar los retos del Sis­te­ma Edu­ca­ti­vo una for­ma con­sen­sua­da con la comu­ni­dad edu­ca­ti­va, ya sabe lo que tie­ne que hacer.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.