Fre­cuen­tes embos­ca­das en Perú de la gue­rri­lla maois­ta del PCP (m‑l-m)

El núme­ro de mili­ta­res perua­nos muer­tos subió a cin­co, a raíz de un pre­sun­to ata­que en la sel­va de la región Cuz­co, come­ti­do en la vís­pe­ra de la segun­da vuel­ta pre­si­den­cial, según infor­mó el Coman­do Con­jun­to de las Fuer­zas Armadas.

Un nue­vo repor­te ofi­cial pre­ci­só que «debi­do a la gra­ve­dad de las heri­das» pro­du­ci­das duran­te un enfren­ta­mien­to de ayer falle­cie­ron dos sub­ofi­cia­les del Ejér­ci­to, que se suman a los tres sol­da­dos muer­tos en el lugar del ataque.

De acuer­do al infor­me cas­tren­se, una patru­lla del coman­do espe­cial ins­ta­la­do en el Valle de los ríos Apu­rí­mac y Ene (VRAE) que se diri­gía a cus­to­diar el pro­ce­so elec­to­ral en la loca­li­dad de Cho­que­ti­ra, dis­tri­to de Vil­ca­bam­ba, en la pro­vin­cia de La Con­ven­ción, fue ata­ca­da por los guerrilleros.

A raíz de esa embos­ca­da, se repor­ta­ron seis heri­dos, ade­más de los tres muer­tos ini­cia­les, razón por la cual se esti­ma que los lesio­na­dos son aho­ra cua­tro militares.

El coman­do con­jun­to de las fuer­zas arma­das seña­ló que se con­ti­núa con las ope­ra­cio­nes mili­ta­res para el res­ca­te de los heri­dos y eva­cua­ción de los falle­ci­dos en la zona.

La patru­lla que con­ta­ba con apro­xi­ma­da­men­te 30 inte­gran­tes Luis Puel, tenía que subir un neva­do de casi cua­tro mil metros sobre el nivel del mar para dejar el mate­rial que iba a ser des­ti­na­do a dos mesas de sufragio.

Sin embar­go, el Ejér­ci­to había soli­ci­ta­do al Jura­do Elec­to­ral Espe­cial que reti­re esas dos mesas para que estas sean envia­das a otros cen­tros edu­ca­ti­vos con mayor resguardo.

Los mili­ta­res tam­bién habrían esta­do acom­pa­ña­dos de inte­gran­tes de la Ofi­ci­na Des­cen­tra­li­za­da de Pro­ce­sos Elec­to­ra­les y del Jura­do Elec­to­ral Especial.

No se sabe el para­de­ro del mate­rial elec­to­ral que se lle­va­ba al momen­to de la emboscada.

Por otra par­te, días antes fra­ca­só una impor­tan­te ope­ra­ción con­jun­ta rea­li­za­da entre la poli­cía perua­na y el ejér­ci­to, el ope­ra­ti­vo sumó 500 efec­ti­vos uni­for­ma­dos y con­sis­tió en un ata­que noc­turno a un cam­pa­men­to del Ejér­ci­to Gue­rri­lle­ro Popu­lar, bra­zo arma­do del PCP (m‑l-) de carac­te­rís­ti­cas muy simi­la­res a las accio­nes noc­tur­nas rea­li­za­das por el ejér­ci­to de Colom­bia con­tra las FARC, lo que prue­ba la exis­ten­cia de una direc­ción mili­tar común en ambos paí­ses, pre­vi­si­ble­men­te los ser­vi­cios secre­tos norteamericanos. 

Los com­ba­tien­tes comu­nis­tas perua­nos se per­ca­ta­ron del ata­que y cuan­do la fuer­za arma­da tomó el lugar, ya no había nadie. Obvia­men­te, los com­ba­tien­tes clan­des­ti­nos se pre­pa­ra­ron para repe­ler la embos­ca­da frus­tra­da y su reapa­ri­ción ha sido letal para las fuer­zas arma­das peruanas.

El PCP (m‑l-m) está diri­gi­do por un vete­rano mili­tan­te maois­ta, Vic­tor Quis­pe Palo­mino (José), cuyo padre, mili­tan­te comu­nis­ta fue ase­si­na­do por las ron­das cam­pe­si­nas, tam­bién su madre for­mó par­te de la insu­rrec­ción arma­da y en la actu­li­dad otros her­ma­nos de Quis­pe for­man par­te del gru­po de resis­ten­tes que par­tien­do del VTAE, zona de Aya­cu­cho tie­nen capa­ci­dad de ope­rar con capa­ci­dad de replie­gue en el mis­mo Cus­co, des­min­tién­do­se así el mito de la derro­ta de la gue­rri­lla maoista.

Los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia del Perú sitúan en unos 500 com­ba­tien­tes los efec­ti­vos del par­ti­do – gue­rri­lla que recha­za la figu­ra del Pte. Gon­za­lo, al que acu­san de traición.

El eje cen­tral de su pro­pues­ta polí­ti­ca con­sis­te en el desa­rro­llo de la Gue­rra Ann­ti – impe­ria­lis­ta de Libe­ra­ción nacio­nal, en este sen­ti­do los efec­ti­vos mili­tan­tes perua­nos hicie­ron públi­ca su dis­po­si­ción a un fren­te lati­no­ame­ri­cano anti impe­ria­lis­ta de carác­ter con­ti­nen­tal, valo­ran­do posi­ti­va­men­te los pro­ce­sos de enfren­ta­mien­to con el impe­ria­lis­mo que se vie­nen pro­du­cien­do en Latinoamérica.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.