La Audien­cia Nacio­nal, cada vez más des­nu­da- Edi­to­rial de Gara

El Tri­bu­nal Supre­mo, al absol­ver a cua­tro ciu­da­da­nos vas­cos acu­sa­dos de cola­bo­rar con ETA, ha vuel­to a dejar en evi­den­cia a la Audien­cia Nacio­nal, a la que se le acu­mu­lan los des­plan­tes del alto tri­bu­nal, y que en este caso había dic­ta­do con­de­nas de entre cin­co y sie­te años de pri­sión. El fallo es con­tun­den­te, al citar la «paten­te» fal­ta de prue­bas para sos­te­ner la acu­sa­ción y denun­ciar el «défi­cit de garan­tías» pro­du­ci­do duran­te la inco­mu­ni­ca­ción.

En este sen­ti­do, hay que recor­dar las denun­cias de malos tra­tos que suce­die­ron a la ope­ra­ción en la que fue­ron dete­ni­das estas cua­tro per­so­nas. El Supre­mo repro­cha al juez ins­truc­tor San­tia­go Pedraz que no aten­die­ra la denun­cia de Mertxe Alco­cer y que no inda­ga­ra la cau­sa de los trau­ma­tis­mos que pre­sen­ta­ba. El ponen­te Per­fec­to Andrés Ibá­ñez, quien lla­ma la aten­ción sobre el hecho de que la decla­ra­ción poli­cial se pro­du­jo en régi­men de inco­mu­ni­ca­ción y que hubo una denun­cia de malos tra­tos, no se anda por las ramas y acu­sa a Pedraz de «degra­dar» su decla­ra­ción judi­cial. Asi­mis­mo, cri­ti­ca que no se cum­plie­ra la orden de gra­bar todo lo que ocu­rrie­ra duran­te la inco­mu­ni­ca­ción y con­clu­ye que, al no cum­plir­se esa orden, ese régi­men espe­cial de deten­ción sufrió «un défi­cit de garan­tías toda­vía mayor que el que ya inevi­ta­ble­men­te incor­po­ra por su pro­pia natu­ra­le­za». Esta fra­se, como el con­jun­to del fallo, pue­de tener un gran valor en la lucha con­tra esa lacra que es la tor­tu­ra.

Tam­po­co pasa des­aper­ci­bi­do que el tri­bu­nal que con­de­nó a los aho­ra absuel­tos estu­vie­ra enca­be­za­do por Ange­la Muri­llo, quien ya ha sido des­au­to­ri­za­da en ante­rio­res oca­sio­nes, como cuan­do revo­ca­ron una con­de­na suya con­tra Arnal­do Ote­gi por mos­trar una par­cia­li­dad mani­fies­ta en el jui­cio. Fallos como el de ayer des­nu­dan a esta jue­za y a la pro­pia Audien­cia Nacio­nal, que se mues­tra como lo que es: un tri­bu­nal espe­cial en el que a los vas­cos se apli­ca el dere­cho penal del enemi­go y que debe ser des­man­te­la­do cuan­to antes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *